GP de Gran Bretaña F1 2019

Oda a la Fórmula 1 con victoria de Hamilton en Gran Bretaña

Hamilton le birla el liderato a Bottas con una parada bajo coche de seguridad

Sainz aprovecha el Safety-Car para reclamar la victoria de la zona media

Verstappen y Leclerc, protagonista de un duelo antológico durante media carrera

Vettel falla al verse superado por Verstappen, echa al holandés del podio

AmpliarLewis Hamilton, victorioso en el GP de Gran Bretaña F1 2019 - SoyMotorLewis Hamilton, victorioso en el GP de Gran Bretaña F1 2019

Lewis Hamilton se ha alzado con la victoria en el GP de Gran Bretaña de la temporada 2019 de Fórmula 1, su sexto triunfo en la pista de Silverstone. El británico ha sacado petróleo de una parada bajo el coche de seguridad para arrebatarle a su compañero Valtteri Bottas el liderato de la prueba, una de las mejores que se recuerdan en tiempos recientes fruto de innumerables adelantamientos, accidentes y peleas en pista.

El Safety-Car también ha sido milagroso para Carlos Sainz, que era séptimo tras salir decimotercero porque en aquel instante todavía no había hecho su pit-stop. El español aprovechó la neutralización para visitar el Pit-Lane sin perder posición, lo que le ha permitido conservar el liderato de la zona media. Con el devenir de la prueba ha escalado otro puesto para terminar sexto.

Uno de los grandes protagonistas del día ha sido Max Verstappen, que ha protagonizado un mano a mano frenético con Charles Leclerc durante la primera mitad de la carrera que ha evocado la mejor carrera de karting. El holandés ha adelantado más tarde a Sebastian Vettel para inmiscuirse en el podio, pero éste ha perdido el punto de frenada y ha impactado contra el Red Bull, privándolo así de ese resultado. El alemán ha recibido una sanción de diez segundos.

Valtteri Bottas salía desde la Pole Position en el GP de Gran Bretaña. El piloto finlandés había superado por seis milésimas de segundo a su compañero Lewis Hamilton, que le acompañaba en la primera fila. El británico tenía la oportunidad de conseguir la que podía ser su sexta victoria en Silverstone, que le serviría para desempatar con Jim Clark y Alain Prost para escribir un nuevo récord en los libros de historia.

Puede que el sábado Mercedes consiguiese un doblete, pero su dominio en vuelta rápida no había sido tan acusado como indicaban los augurios. De hecho, Charles Leclerc se quedó a 79 milésimas de dar la campanada. El monegasco encaraba el domingo armado con un juego del neumático blando que le situaba en una estrategia distinta a sus rivales, que partían con el medio. Salía tercero. Max Verstappen se clasificó cuarto, justo al lado del piloto al que le arrebató la victoria en Austria con un adelantamiento memorable en la antepenúltima vuelta.

La tercera fila de la parrilla tenía como inquilino preferente a Pierre Gasly, deseoso de espantar los fantasmas en el mismo escenario donde en 2016 se reencontró con la victoria en la GP2 después de tres años de sequía. Justo detrás del Red Bull, la sorpresa del sábado: Sebastian Vettel. El alemán tan sólo pudo ser sexto, seis décimas más lento que Leclerc, condicionado por la falta de confianza en su monoplaza en el momento de la verdad.

El primer coche de la zona media era el Renault de Daniel Ricciardo, que partía séptimo después de batir al McLaren de Lando Norris por cuatro exiguas centésimas en la Q3. Menos fortuna tuvo Carlos Sainz, que tan sólo pudo ser decimotercero. El MCL34 del español perdió rendimiento entre la Q1 y la Q2, y su tiempo fue insuficiente para salvar el corte. Paradojalmente, su registro de la primera criba le hubiera bastado para colarse entre los diez primeros. Tocaba remontar, aunque con libertad de elección de neumáticos.

El jueves, toda la familia de la Fórmula 1 se reunió para rendir un sentido homenaje a Charlie Whiting. El director de carrera perdió la vida en marzo en la previa del GP de Australia y ésta era la primera vez que la categoría reina regresaba a su Inglaterra natal, de ahí la idoneidad del momento. Sebastian Vettel pronunció un discurso en nombre de toda la parrilla, en el que se refirió a Whiting como el “guardián” de los pilotos y le agradeció su incansable labor por mejorar la seguridad del deporte.

Otro de los nombres propios del fin de semana era Frank Williams, el fundador del equipo Williams, que celebraba medio siglo de dedicación a la Fórmula 1. Sus pilotos y su coche no le daban la mejor de las alegrías, pero Lewis Hamilton puso su granito de arena regalándole dos vueltas rápidas a Silverstone –recién reasfaltado y renovado hasta 2024– como copiloto en un Mercedes-AMG S 63 Cabrio. Frank ya había estado en el centro de un tributo la semana anterior en el popular Festival de Goodwood.

Por tercera vez esta temporada y por primera desde el GP de China, Dirección de Carrera no impuso penalizaciones en parrilla. Lewis Hamilton, Sebastian Vettel, Sergio Pérez, George Russell y Robert Kubica recurrieron al segundo MGU-K del curso, y Lando Norris al tercer motor de combustión y tercer turbocompresor. Dado que los cambios estaban dentro de los límites permitidos, ninguno recibió sanción.

Los compuestos disponibles para el fin de semana eran el C1, el C2 y el C3, identificados como el neumático duro, el medio y el blando respectivamente. Para aquellos que comenzaron con el blando –Ferrari–, Pirelli recomendó dos tandas de 13 vueltas con la goma roja y llegar al final con la de color blanco. Para quienes empezaron con el medio –Mercedes, Red Bull–, la sugerencia era dar 15 vueltas, luego hacer una tanda de 13 con blandos para terminar con duros.

En la parrilla de salida, después de la ceremonia del podio, el equipo Red Bull detectó un problema con las platinas del alerón trasero del coche de Max Verstappen. Los mecánicos los sustituyeron a contrarreloj y consiguieron dejar el monoplaza preparado para tomar parte en la carrera.

gp-gran-bretana-f1-2019-carrera-salida-2-soymotor.jpg

 

Salida. Valtteri Bottas reaccionó a la perfección y no dio opción a Lewis Hamilton, que se conformó con la segunda posición. Charles Leclerc también estuvo atinado para contener a Max Verstappen. Por detrás, Sebastian Vettel aprovechó una reacción muy lenta por parte de Pierre Gasly para arrebatarle la quinta posición sin oposición.

Carlos Sainz firmó una buena salida para escalar dos posiciones de golpe –los dos Alfa Romeo– y ser undécimo. Su compañero Lando Norris también estuvo inspirado. El británico asumió el liderato de la zona media con un adelantamiento de mérito sobre Daniel Ricciardo, con quien negoció un paralelo desde Copse hasta certificar la maniobra en el complejo de Maggots y Becketts.

Quienes sí estuvieron más nerviosos fueron los dos coches del equipo Haas, que se tocaron en la curva 5. Romain Grosjean y Kevin Magnussen tuvieron que hacer una visita imprevista al Pit-Lane, lo que esencialmente comprometió sus opciones en el resto de la carrera. De hecho, Magnussen abandonó en la vuelta 8 y Grosjean lo hizo tres giros después.

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas se batían en duelo. Lewis probó un exterior en Stowe en la tercera vuelta, pero no resultó. En el siguiente paso por meta lo intentó en la recta de Wellington. Su presión surtió efecto: Valtteri se pasó en la frenada y Lewis le arrebató la posición por el exterior en la curva 7. Pero Bottas no se rindió: obtuvo mejor tracción y recuperó el timón con un adelantamiento por el interior en Copse.

Después de este duelo, Bottas y Hamilton enterraron el hacha por un instante para tratar de abrir hueco con sus perseguidores. Charles Leclerc no podía seguirles y cedía tres segundos en siete vueltas. El monegasco contenía como podía a Max Verstappen, que parecía tener más ritmo y buscaba su oportunidad. Sebastian Vettel estaba a menos de dos segundos de éste, pero era más lento.

Por detrás todo seguía estable. Carlos Sainz era undécimo a 1,5 segundos de Alexander Albon, que marcaba la entrada de la zona de puntos. El madrileño contaba a priori con la superioridad del neumático medio, que podía darle la oportunidad de atacar a los que le precedían cuando entrase en juego la degradación del compuesto blando.

En la vuelta 11, Max Verstappen atacó a Charles Leclerc en Stowe, sin éxito. Lo intentó de nuevo en el siguiente paso por meta, en la curva 4, pero el monegasco aguantó el pulso. Sebastian Vettel aprovechó sus disquisiciones para meterse en el rebufo y tirar un ataque en la curva 6, pero Max se defendió. En la vuelta 12, Pierre Gasly adelantó a Vettel en la curva 3 para reclamar la quinta posición.

Gasly inauguró la veda de las paradas en boxes en la vuelta 12 para poner el neumático duro. Leclerc y Verstappen hicieron su pit-stop en el siguiente giro. Entraron pegados, pero los mecánicos de Red Bull fueron más rápidos y eso propició que el holandés le ganara la posición a su rival. Sin embargo, en el siguiente giro, Max se fue largo en la curva 4 y Charles recuperó la cuarta posición de la carrera.

gp-gran-bretana-f1-2019-carrera-boxes-f1-soymotor.jpg

 

Los favoritos se hicieron esperar. Valtteri Bottas paró en la vuelta 16 cuando tenía una ventaja de 1,5 segundos sobre Lewis Hamilton. El finlandés montó un segundo juego del compuesto medio, lo que delató su intención de cumplir una estrategia de dos paradas.

Max Verstappen no cesaba en su presión. El holandés era una pesadilla para Charles Leclerc, con quien protagonizaba una pelea que parecía sacada de una carrera de karting. Siempre presente en sus retrovisores en la curva tres, el holandés atacaba sistemáticamente en la curva 3, en Wellington y en Stowe. Pero Leclerc contaba con un plus de velocidad punta por la superioridad del motor Ferrari, lo que le permitía aferrarse con uñas y dientes a la cuarta posición, no sin que Verstappen se quejase de que se moviera en frenada.

En la vuelta 21, Dirección de Carrera decretó un coche de seguridad. Antonio Giovinazzi estaba en una puzolana tras perder el Alfa Romeo en la curva 16. La reacción de Lewis Hamilton fue inmediata: entró en boxes para poner duros y se reincorporó por delante de Valtteri Bottas, a quien le birló el liderato del Gran Premio merced a la neutralización de la prueba.

Quien también paró fue Sebastian Vettel, que puso duros para desbancar a su compañero Charles Leclerc. La no-reacción de la Scuderia le costó tres posiciones: con Vettel, con Pierre Gasly y con Max Verstappen. “¿Cómo demonios hemos perdido la posición?”, preguntaba luego por radio. Verstappen entró en la misma vuelta que Vettel para así quitarse de encima un hueso duro de roer.

El Safety-Car fue salvador para Carlos Sainz, que en aquel instante lideraba la zona media porque todavía no había hecho su pit-stop. Como la vuelta era más lenta en esas condiciones, el español pudo cambiar neumáticos sin renunciar al séptimo puesto. Regresó al asfalto justo por delante de su compañero Lando Norris, que era quien ostentaba el liderato antes del caos.

La bandera verde volvió a ondear en la vuelta 24. Lewis Hamilton controló el tempo para aguantar en el liderato, con Valtteri Bottas y Sebastian Vettel justo detrás. En la curva 16, Charles Leclerc se tiró un exterior con Max Verstappen para birlarle el interior en la paella de entrada a meta. El monegasco le devolvió la jugada de Austria, asfixiándole fuera de la pista para adelantarle. La estrategia no dio resultado, porque el Red Bull mantuvo el pedal a fondo y recuperó el quinto puesto en la recta de meta.

Hamilton y Bottas hicieron un cambio de ritmo, y así llegaron al ecuador de la prueba –la vuelta 26– con un margen de seis segundos sobre el resto. En la 27, Max Verstappen tiró de DRS para adelantar a su compañero Pierre Gasly. El holandés ya era cuarto y tenía en su punto de mira al Ferrari de Vettel, el último coche del podio, que estaba a menos de dos segundos.

El intercambio de posiciones entre los Red Bull propició que Gasly pasase a estar inmediatamente bajo el ataque de Leclerc, aunque éste no conseguía acercarse lo suficiente. El gran beneficiado de la situación era Verstappen, que ponía tierra de por medio con su rival para tomar aire para el resto de la carrera.

A todo esto, Carlos Sainz permanecía impasible. El madrileño aprovechaba sus neumáticos nuevos para abrir un hueco de dos segundos con Lando Norris en la vuelta 33. El británico se quejaba, sabedor de que la estrategia y la casuística había jugado en su contra. En su DRS tenía a Daniel Ricciardo, líder de la zona media en la parrilla de salida, que había caído hasta el noveno puesto.

Hamilton teñía de púrpura la tabla de tiempos, ya en su salsa. El líder tenía dos segundos sobre Bottas y diez sobre Vettel, cuya mayor preocupación era mantener a raya a Verstappen. En la vuelta 36, Leclerc recuperó el quinto puesto con un adelantamiento por el exterior sobre Gasly en la curva 3. La labor de contención del francés dio resultado, porque el siguiente Red Bull estaba a 4,5 segundos.

gp-gran-bretana-f1-2019-carrera-1-f1-soymotor.jpg

 

La pugna entre Sebastian Vettel y Max Verstappen terminó en accidente. El Red Bull lo adelantó limpiamente en Stowe en la vuelta 37, pero el Ferrari perdió el punto de frenada en la curva 16. Lo embistió por detrás. Los dos coches acabaron en la puzolana, pero pudieron regresar a la carrera. Max lo hizo por detrás de Gasly, pero con el coche en buen estado. Sebastian sí tuvo que hacer un pit-stop para cambiar el alerón delantero.

La colisión no sólo catapultó a Charles Leclerc al podio –con 1,5 segundos sobre Gasly, 7,2 sobre Verstappen–, sino que también permitió que Carlos Sainz escalara al sexto puesto. Dirección de Carrera abrió una investigación, que resolvió con una penalización de tiempo de 10 segundos para Sebastian Vettel.

El accidente entre los dos aspirantes al podio sirvió para que Lewis Hamilton y Valtteri Bottas se desentendieran definitivamente del resto, abriendo un hueco superior a los 20 segundos que les permitió tener una parada gratis. Llamaron a Lewis, pero éste no entró. Valtteri sí lo hizo en la vuelta 45 para poner blandos y salvar el punto de la vuelta rápida.

En los últimos compases de la carrera, la atención se trasladó a la pelea de la zona media. Carlos Sainz se defendió con uñas y dientes ante la ofensiva de Daniel Ricciardo, que le presionó hasta la bandera a cuadros. El madrileño cruzó la línea de meta en sexta posición para certificar un triunfo a todas luces inesperado.

Lewis Hamilton se regaló el lujo de marcar la vuelta rápida en la última vuelta de la carrera, la mejor forma posible de conseguir la que era su sexta victoria en el GP de Gran Bretaña. El inglés desempataba así con Jim Clark y Alain Prost para erigirse en el piloto más fructífero de la historia de este Gran Premio.

Valtteri Bottas entró segundo. El finlandés lo hizo todo bien, pero el coche de seguridad condenó una victoria que había empezado a trabajar a fuego lento desde el sábado. Su acompañante en el podio sería Charles Leclerc, que se redimía del Safety-Car con una tercera posición que no hubiera sido tal de no ser por el accidente entre Sebastian Vettel y Max Verstappen.

 

lewis-hamilton-victoria-silverstone-2-2019-f1-soymotor.jpg

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
141 comentarios
Imagen de Hakkinen

[#137 GoProst] Llevaba ruedas duras desde la vuelta 15 o así. Iba en las lonas. Un poco como le pasó a Sainz en Canadá.

¿Alguien sabe qué pasó con Albon en la última vuelta? cayó del 10mo al 12do lugar en la última vuelta y no lo mostraron.

  • 1
  • 0
Imagen de cljonyram1099

[#104 Cayuco] jajajajajja...que chistoso, si Ferrari no tuviera motor Ferrari no seria Ferrari. Si en esta carrera Redbull fue superior a Ferrari, es por el paquete completo Chasis+Aerodinámica+Motor y lo mismo Ferrari...Lee tu comentario de nuevo esta para la frase del año de Soymotor.com

#101 Muy bien resumido,hoy el Redbull tenia mejor rendimiento que el Ferrari,si Ferrari se le quita su motor entonces ya lo tendriamos que colocar con la zona media

  • 0
  • 1
Imagen de cljonyram1099

Que manera de dar pelea el motor Honda. ¡Que bien!

  • 0
  • 1
Imagen de DaniellaF1

También para destacar (además del tremendo el carrerón) el ambiente y la pasión por la F1 en Silverstone. Gradas llenas viviendo al máximo la F1... espectacular!

  • 2
  • 0
Imagen de GoProst

¿Alguien sabe qué pasó con Albon en la última vuelta? cayó del 10mo al 12do lugar en la última vuelta y no lo mostraron.

  • 1
  • 0
Imagen de Hakkinen

[#116 James] No sé que 4 carreras iba a ganar si Ferrari apenas ha podido pelear 3.

#111 joer que pesadilla, pero esto es siempre así? Vete tomar algo meu, vive un poco...retardo en la vuelta drfinitiva de la q3? Y Gasly también?? A ver oh...que sí que hoy el Red Bull era muy competitivo, que lo que en las enlazadas ganaba lo perdía en las rectas, pero mira lo digo de otro modo, y es sólo mi opinión eh, a ver si consigo que se entienda bien y no provocar irritaciones...Verstappen con el Ferrari iría mínimo segundo en el mundial con 4 carreras ganadas

  • 1
  • 1
Imagen de Hakkinen

Pasando a los pilotos y equipos, Mercedes otro día paseandose en la oficina. Pero hoy era el día, los astros se habían alineado y por lo menos las flechas plateadas nos regalado un duelo vibrante al inicio.
/
Verstappen y Leclerc de nuevo SIENDO la Fórmula 1. Adelantamiento del año de Charles sobre Gasly, a la vieja usanza. Qué pilotazos y cuánta hambre, se pueden comer los años 20 ellos solos. Estas batallas pueden ser el preludio de algo muy grande. Ferrari ha vuelto a engendrar otro horror estratégico aunque al final Vettel le ha dado el podio a Charles. Lo que Ferrari te quita, Ferrari te lo da.
/
Vettel llevaba un par de carreras muy enchufado pero este fin de semana ha sido ir de mal en peor. Por detrás de Gasly en quali y de nuevo, superado en el cuerpo a cuerpo en el que no ha aguantado ni una curva a Verstappen. El holandés le ha dado un repaso de como adelantar y el alemán otra vez termina chocando. Ya van demasiadas veces como para pensar que es algo puntual.
/
Gasly, por cierto, da la cara por fin. Sigue sin estar ni cerca de Verstappen pero ha dado la talla ante Leclerc y luego se ha mantenido en el tren de cabeza. Brotes verdes.
/
Fin de semana agridulce en Woking. Las papayas han vuelto a ser el 4o equipo pero Norris de nuevo se encuentra a la diosa fortuna dándole la espalda. Por otro lado, Renault consigue estar en condiciones de pelear con McLaren y Ricciardo por poco no le levanta la P6 a Sainz. El español pone tierra de por medio en la general.
/
Finalmente, otro trabajo bien hecho de Kimi que sin que nadie se enterara, ha cruzado la meta octavo.
/
Haas... el esperpento contínua. Siguen siendo el mismo chiste de siempre. Grosjean rompe el alerón saliendo de boxes en los libres, su patrocinador no es trigo limpio y tiene guerras internas y como no podía ser de otra forma, se han chocado los dos brutos que tienen como pilotos. Novenos en el mundial. Poco castigo me parece.

  • 2
  • 2
Imagen de huercant

Red bull honda se esta acercando a ser el segundo equipo. Si galsy hubiera estado a la altura, podrian serlo ya. Grandes luchas hoy, esto si es F1

  • 3
  • 2
Imagen de Hakkinen

¡Carrera HISTÓRICA! Ha tenido de todo: luchas arriba, en el podio, en los puntos, choques, polémica, safety car, estrategia. Solo ha faltado la lluvia y habría sido el desmadre. Carrera completísima, en las que un nuevo aficionado va a probar todas las situaciones posibles en un gran premio. Hacía muchísimo que no estaba dando saltos en el sofá durante 1 hora y media. Un clásico instantaneo.

  • 2
  • 0
Imagen de trócola

Hay clase media entre el 3º y el 10. Favorece el annus horribilis de Vettel, el resurgir espectacular de Honda-RB/ RB-Honda. McLR pueden pelear por llegar entre el 5 y el 10. Gasly resucitado con el cogotazo que le dio Marco. Y arriba ganan los adelantados. Vettel 16, mirando atrás quedó el 22 en el GP 13 del 2012. Nada del otro mundo, excepto que se pueden adelantar con más agresividad y a ver si vuelven las puzolanas (sin grúa) y los repostajes. Buenas noches y buena suerte.

  • 2
  • 1

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP