GP de Gran Bretaña F1 2019

TÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en Silverstone 2019

AmpliarTÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en Silverstone F1 2019TÉCNICA: el funcionamiento de los frenos en Silverstone F1 2019

La Fórmula 1 regresa a Silverstone –Gran Bretaña–, donde el Campeonato Mundial debutó en el lejano 1950, para la 10ª cita del Mundial 2019.

El Silverstone Circuit ya ha acogido 52 carreras del Mundial de Fórmula 1, pero solo nueve en su configuración actual. 

No obstante la introducción, en los años Sesenta, de varias curvas con vistas a reducir la velocidad, el año pasado la pole fue realizada con un promedio de velocidad de 246,910 kilómetros hora, por encima de los 244,571 kilómetros hora de 1983. ​ 

En la pista abundan las curvas veloces, tanto que en diez de ellas los monoplaza ni siquiera tienen que utilizar los frenos. Las frenadas realmente arduas son sólo un par, y ambas se deben a modificaciones de la pista realizadas en estos últimos treinta años.​

Pero debido a las bajas energías presentes podría producirse la vitrificación –glazing– del material de fricción si lloviera o las temperaturas bajaran de golpe. ​ 

Frente a estas condiciones meteorológicas, el carbono de los discos y de las pastillas efectivamente puede enfriarse excesivamente y no garantizar más la fricción necesaria para poder efectuar las frenadas a que los pilotos están acostumbrados.​

Según los técnicos de Brembo, que han clasificado las 21 pistas del Mundial utilizando una escala de 1 a 5, el Silverstone Circuit cabe en la categoría de los circuitos menos desafiantes para los frenos.​

​La pista británica se apunta un índice de dificultad 2, igual que aquél atribuido a Suzuka y Le Castellet.

10_uk_0.gif

La labor de los frenos durante el GP

LA LABOR DE LOS FRENOS DURANTE EL GP

En cada vuelta los frenos son utilizados siete veces. ​En total, se utiliza el sistema de frenos durante 12,7 segundos por vuelta, lo que equivale al 12 por ciento de la duración de la carrera. ​También en la desaceleración media influyen las pocas frenadas fuertes: el valor medio por vuelta es de 3,2 G, debido a la curva 7 y a la curva 13, ya que en ambas curvas la desaceleración media no llega ni a 2 G. ​ 

Todo esto se traduce en una energía disipada frenando que es realmente modesta en comparación con la de otras pistas: 120 kilovatios hora, la mitad de los circuitos de Bakú y Monaco. ​Desde la salida hasta la bandera de cuadros, cada piloto aplica una fuerza total, sobre el pedal del freno, de 30 toneladas. 

 

LAS FRENADA MÁS ARDUAS 

De las siete frenadas del Silverstone Circuit, dos están clasificadas como arduas para los frenos, mientras que una es de dificultad mediana y cuatro son ligeras. La más dura para el sistema de frenos es aquella de la curva 3: los monoplaza llegan a 319 kilómetros hora y, en tan solo 2,44 segundos, bajan a 123 kilómetros hora. 

Para lograrlo los pilotos aplican una fuerza de 152 kilogramos sobre el pedal del freno y están sujetos a una desaceleración de 4,8 G. Durante la frenada, los coches recorren 133 metros. ​

En cambio, la desaceleración es de 5 G en la curva 16: la frenada es más larga en cuanto a espacio –112 metros– y en cuanto a tiempo –2,35 segundos– pero la fuerza sobre el pedal, para pasar de 295 kilómetros hora a 109 kilómetros hora, es de tan 'solo' 152 kilogramos.​

En Brooklands –curva 6– los monoplaza llegan a 329 kilómetros hora, pero entran en la curva a 166 kilómetros hora después de utilizar los frenos durante 2,42 segundos. La desaceleración es de 4 G.

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Alfa Romeo Sauber
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP