CARLOS SAINZ

El largo y tortuoso camino de Carlos Sainz hasta Ferrari

AmpliarEl largo y tortuoso camino de Carlos Sainz hasta Ferrari - SoyMotor.comCarlos Sainz en 2001

Carlos Sainz estará sentado el próximo año al volante de un Fórmula 1 potencialmente ganador. Será el año de su llegada a Ferrari, tras una trayectoria de cinco temporadas en la categoría reina –seis cuando recale en Maranello–, que le han llevado a escalar peldaños hasta conseguir un coche capaz de ganar, de estar regularmente en el podio e incluso poder luchar por el título.

Sainz no lo tendrá fácil. Primero porque la Scuderia, con todo lo que representa, siempre es un hogar difícil para un piloto, de gran presión. Pero también porque será el compañero de un piloto algo más joven que él, Charles Leclerc, que es hoy en día la apuesta de futuro del equipo y el equipo de Maranello quiere evitar revivir rencillas internas como las vividas el año pasado entre el propio Leclerc y el saliente Sebastian Vettel o las mucho más dolorosas entre Gilles Villeneuve y Didier Pironi, que acabaron en tragedia.

Sainz, seguro, llegará al equipo con humildad, con ganas de trabajar, decidido a aclimatarse, a aportar puntos para el Campeonato de Constructores pero también, a buen seguro, con voluntad de aprovechar la mínima oportunidad para asomar la cabeza en la 'azotea de mando'.

No estamos hablando de un piloto cualquiera, sino de un superviviente. Carlos ha superado, en su ascenso hacia el Cavallino, una carrera plagada de situaciones difíciles, imbricadas, en las que más de uno ha sucumbido y que él, de forma silenciosa, ha hecho lo que dicen todos los pilotos en apuros: "De ésta saldremos más fuertes". Claro, sólo unos pocos lo consiguen.

sainz-eurocup-2011-soymotor.jpg

Sainz, en la Eurocup en 2011

'Júnior' o 'Carletes', como lo llamábamos en sus comienzospor respeto a su padre –uno de los mejor pilotos de rallies de la historia, el mejor según una reciente encuesta entre aficionados y periodistas de todo el mundo–, se convirtió en Carlos Sainz a secas hace ya años, vuela en la Fórmula 1 con propulsión propia y no a velocidad de crucero, sino en plena aceleración, adquiriendo velocidad y altura.

Al principio hubo quien pensó que Carlos era uno más de los que arrancan con éxito por el apellido y el impulso paterno. Un piloto de billetera, como tantas veces le han llamado. Se quiera o no, esto es algo consustancial a este deporte. En este caso, lo más importante del apoyo paterno fueron los contactos y, sobre todo, la experiencia de un padre que siempre supo aprender de los pocos errores que cometió y de moverse en equipos donde, pese a su aura y éxitos, muchas veces no era el 'ojito derecho' del que manda. Carlos Jr. supo aprovechar todas y cada una de estas oportunidades y empaparse de la experiencia paterna. Una de las lecciones más importantes, como le dijo a Cristóbal Rosaleny en una entrevista en 2014, resume la competición del motor en una frase: "O comes o te comen".

Lo ha vivido en sus carnes. El ascenso hasta la cumbre no ha sido nada fácil. Durante algunos años corrió en varias categorías diferentes al mismo tiempo, saltó de coche en coche y se aclimató a diversos campeonatos. Puede que esa situación le impidiese brillar con más fulgor, pero sin duda fue importante para el momento actual: tuvo una experiencia de saber qué necesita cada coche por encima de lo habitual y, sobre todo, supo adaptar su pilotaje a las necesidades del vehículo. Sin casi test –aunque puedas tardar dos o tres carreras en lograrlo– esto es una habilidad clave para lograr resultados.

El mismo año fue campeón de la Fórmula Renault 2.0 NEC y subcampeón de la Fórmula Renault 2.0 Eurocup. Sufrió en la Fórmula 3 porque aunque ambos coches eran Dallara, el del europeo y el del británico eran más distintos de lo que parecía, y tenía que cambiar de partitura casi de semana en semana. Un par de peldaños después, tocando casi siempre varias teclas, logró algo que ni Sebastian Vettel ni Daniel Ricciardo –curiosamente los dos hombres que han protagonizado con él la historia del año– pudieron conseguir: ganar las World Series by Renault.

2014-world-series-sainz.jpg

Sainz en las World Series by Renault en 2014

Pese a ello, entró en la F1 de una forma más complicada que los otros dos. Vettel llevaba muchos kilómetros de test cuando lo hizo. Ricciardo, antes de mostrarse en Toro Rosso, se fogueó en HRT, coche de cola del pelotón pero que le dio la experiencia mínima imprescindible en un momento en el que los test ya estaban limitados.

En la F1, Sainz ha sido todo un superviviente. De hecho, el Dr. Marko lo había descartado pese al exigido título de las World Series. Sólo la huida de Vettel a Ferrari –tras verse superado por Ricciardo, por cierto– y el ascenso de Daniil Kvyat dejaron un asiento vacío que cayó en manos de Carlos. No se le apreció entonces como la opción brillante de futuro del equipo porque consideraban que les bastaba Max Verstappen.

En su primer año, los abandonos le lastraron: siete retiradas, la mayoría por fallo técnico. Pero, por el contrario, puntuó en sus dos primeros Grandes Premios y en siete de las 12 pruebas que acabó. Es cierto que Max logró muchos más puntos que Carlos, pero en clasificación Sainz lo superó en diez de las 19 carreras y en carrera, quedó nueve veces por delante de su rival, que le superó en sólo siete; en las otras tres abandonaron ambos. Pero el exuberante Verstappen y la atención mediática que merecidamente se le dispensaba eclipsaron los logros, eso no tan merecidamente.

En su segunda temporada sólo abandonó en cuatro ocasiones y puntuó en 11, lo que le llevó a conseguir 46 puntos, sólo tres por debajo de lo que había hecho el año anterior Verstappen, que se consideraba irrepetible. Y con un Toro Rosso peor que el del año anterior, lastrado por la unidad de potencia Ferrari de la temporada anterior.

En su tercer año en Red Bull, y pese a que Franz Tost, Christian Horner y Helmut Marko decían que los datos –telemétricos y de crono, de resultados– de Carlos apenas diferían de los de Max, el español tuvo claro que el ascenso al primer equipo le estaba casi vetado; Ricciardo tenía volante asegurado, difícilmente Marko lo querría ver junto a Max después de las fricciones en su año de debut y, sobre todo, era su tercera temporada en Toro Rosso, lo que casi cerraba su ciclo en Faenza.

Sainz llevaba motor Renault y en Renault estaban descontentos de los resultados de Jolyon Palmer, así que los Sainz jugaron bien sus cartas y forzaron una salida hacia el rombo. En Toro Rosso, donde era ya líder del equipo frente a Kvyat, dejaría su volante a Pierre Gasly. En plena vorágine de rumores de su paso a Renault, Sainz realizó una machada en Singapur, donde acabó cuarto, a las puertas del podio, lo que 'despertó' a muchos y empezó a cambiar la percepción pública sobre el madrileño, que nunca fue mala pero quizá estaba cubierta por un velo de escepticismo.

sainz-karting-2005-soymotor.jpg

Carlos Sainz, con su padre en 2005 durante un fin de semana de karting

Al saltar a Renault, aseguró la continuidad en F1 y, sobre todo, saltar a un equipo de fábrica, lo que a priori le daba más posibilidades de subir a la categoría A en lugar que mantenerse en la B. Y también le servía colocarse frente al líder del equipo, Nico Hülkenberg, a quien siempre se la había considerado un campeón mundial en potencia. Sainz fue clave para lograr el sexto puesto de Renault en el Campeonato de Constructores y se alternó con Hülkenberg como mejor clasificado.

Todo parecía bien encarado en Renault. Empezó el año con dificultades con un coche que necesitaba un estilo de conducción completamente distinto al de Carlos. Con su mencionada capacidad de adaptación, poco a poco igualó las prestaciones de Nico y la directiva apreciaba su trabajo, pero entonces llegó un cambio inesperado en el guión. Por una parte, Fernando Alonso decidió dejar la F1 y, por otra, el equipo de Woking no quería seguir con Stoffel Vandoorne, todo al tiempo que Ricciardo exploraba posibilidades fuera de Red Bull. Renault tenía contrato con Hülkenberg para 2019 y tener un ganador de Grandes Premios en sus filas era atractivo e interesante. Sainz supo leer la carambola, aprovechó de nuevo la oportunidad… ¡y saltó a McLaren antes de quedarse sin asiento!

El momento no pudo ser mejor. Pese a haber sido casi farolillo rojo en 2018, McLaren había encontrado la senda del crecimiento y Carlos no sólo se hizo claramente con el liderazgo del equipo, sino que dominó con autoridad entre los pilotos que llevaban coches de la zona media de parrilla. Arrasó entre éstos e incluso superó a Gasly y Alex Albon que hicieron media temporada con Red Bull y otra media con Toro Rosso, para acabar sexto en el Mundial de Pilotos. Casi dobló en puntos a cualquier otro piloto de un equipo B. Y, por si fuera poco, en Brasil sumó su primer podio, amén de otros tres Top 5.

De repente, de ser un piloto más, Sainz pasó a ser un valor de mercado, la revelación de 2019, un piloto a tener en cuenta. En clasificación es bueno, pero su punto fuerte es la carrera: se acostumbró a salir muy bien el pasado año y después mantener un ritmo machacón que, en ocasiones, le permitió incluso compensar elecciones tácticas quizá no muy afortunadas.

Una vez más Sainz ha sabido leer la partida. Acceder a un equipo puntero es su única opción para aspirar a las victorias y sus cualidades encajan perfectamente con las necesidades de la Scuderia Ferrari. Los de Maranello lo saben y le han colocado como principal alternativa a Vettel desde hace muchos meses. No son opiniones, sino hechos. Llega así a la estructura con más historia y leyenda de la Fórmula 1, después de haber sorteado mil requiebros para llegar hasta aquí y mantenerse. Nadie dijo que fuera a ser fácil. No lo es para nadie.

Ahora, lo que venga está en sus manos… primero querrá despedirse de McLaren ofreciendo a los de Woking buenos resultados, a poco que el coche lo permita. El siguiente escollo se llama Leclerc, pero después de leer este artículo, ¿alguien lo cree imposible?

pole-spa-2013-gp3-sainz.jpg

Blancafort, Sainz y Rosaleny tras la Pole de Carlos en Spa, en GP3, en 2013

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ferrari
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
18 comentarios
Imagen de Christian Gallardo
Carlos va a fracasar en Ferrari como el último Español que corrió para ellos. Si lo trajeron es para hacerle segunda a Charles. Sainz es un oportunista, su único podio fue de rebote. Al final es un buen chollo: barato, con patrocinio de Movistar, Galicia, su padre.....y sin suficiente talento para realmente incomodar a Leclerc.
  • 0
  • 1
Imagen de Wingman
El camino es el mismo que el de Fernando, pero con matices. Faenza,Enstone,Woking,Maranello.
  • 0
  • 0
Imagen de MazinguerF
Es estupendo que Carlos pilote para Ferrari ahora para ser perfecto debería traer su cuenta de 7 millones de euros que tributa en Mali hacia España y demostrar que se merece el apoyo real y sincero del aficionado español.
  • 1
  • 1
Imagen de RaúlH
[#14 RaúlH] Brundle, sorry xD
#12 Desde luego. y ojo que lo que Bundle decía y parecía imposible, esta a un solo paso de ser totalmente real //www.marca.com/motor/formula1/2020/05/13/5ebbbc3622601d6d3f8b462c.html
  • 0
  • 0
Imagen de RaúlH
[#12 CrystalHelmet] Desde luego. y ojo que lo que Bundle decía y parecía imposible, esta a un solo paso de ser totalmente real //www.marca.com/motor/formula1/2020/05/13/5ebbbc3622601d6d3f8b462c.html
Sí, de hecho lo de Ricciardo ya es oficial por McLaren (me gusta el fichaje, cómo no), pero no hubiera sido la primera vez que algo que se da por hecho se tuerce a última hora, y me parecía un poco arriesgada la actitud de los medios dándolo por cerrado :)
  • 0
  • 0
Imagen de SeiyaSagitario
[#11 coche_rojo] Bueno acabo de ver lo de Ricciardo , así que seguramente si ya este prácticamente hecho
#7 #8 En RTVE afirman que el contrato se firmó ayer. Todo lo demás es parafernalia, la decisión ya está tomada por ambas partes.
  • 2
  • 0
Imagen de CrystalHelmet
Sí, de hecho lo de Ricciardo ya es oficial por McLaren (me gusta el fichaje, cómo no), pero no hubiera sido la primera vez que algo que se da por hecho se tuerce a última hora, y me parecía un poco arriesgada la actitud de los medios dándolo por cerrado :)
  • 2
  • 0
Imagen de coche_rojo
[#7 Thor GT] [#8 SeiyaSagitario] En RTVE afirman que el contrato se firmó ayer. Todo lo demás es parafernalia, la decisión ya está tomada por ambas partes.
#1 Totalmente pueden terminar pegados, esperen confirmación oficial. Porque para Sainz tampoco es una decisión fácil
#6 eso no es oficial, oficial es cuando lo diga carlos o ferrari
  • 1
  • 0
Imagen de SeiyaSagitario
[#3 coche_rojo] Si igual tiene asteriscos esa oferta, Ferrari es Ferrari es difícil de rechazar, pero tener en cuenta que Ferrari le ofrecerá un contrato de escudero. Es ahi donde Mclaren debe hacerle la psicológica
#1 Hoy he leido que Mclaren está contraofertando. Carlos, pese a tenerlo muy avanzado con Ferrari, quiere darles la oportunidad de escuchar su propuesta. Pero parece que va a ser solo una mera formalidad y por respeto. Mclaren no puede ofrecerle a Sainz ahora mismo, el proyecto deportivo que le ofrece Ferrari. Sí probablemente más dinero, pero no creo que Sainz se mueva por dinero.
  • 1
  • 0
Imagen de RaúlH
https://www.elmundo.es/deportes/formula-1/2020/05/14/5ebbcfad21efa01c098b4579.html Algunos compañeros lo hacen oficial con datos de duración de contrato.
  • 1
  • 0

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP