PRIMERA PRUEBA

Seat León 2022: probamos el nuevo 1.5 TSI de 130 caballos

Disponible en gasolina, Diesel, 'mild-hybrid', híbrido enchufable y GNC

Está a la venta con dos carrocerías: cinco puertas y familiar

AmpliarSeat León 2022: probamos el nuevo 1.5 TSI de 130 caballos - SoyMotor.comSeat León 2022: probamos el nuevo 1.5 TSI de 130 caballos

El Seat León es el compacto de la marca española, y con la presente alcanza su cuarta generación. Cuenta con diferentes opciones mecánicas, incluida una híbrida enchufable, que se mueven entre 110 y 204 caballos. Su precio de salida es de 26.090 euros.

El actual Seat León supone la cuarta generación del modelo compacto de la firma española. Entre sus alternativas destacan adversarios como el BMW Serie 1, el Hyundai i30, el Ford Focus, el Kia Ceed, el Mazda3, el Opel Astra, el Toyota Corolla y el Volkswagen Golf.

Se vende con dos carrocerías, la compacta de cinco puertas y la familiar, conocida oficialmente como Sportstourer. Desaparece de la oferta la opción de tres puertas.

El nuevo Seat León ha obtenido la máxima puntuación de cinco estrellas en las pruebas de choque de EuroNCAP en sus dos carrocerías. Para ello, ha logrado un 92% en la categoría de ocupantes adultos, un 88% en ocupantes niños, un 71% para los usuarios de la vía vulnerables y un 80% en los asistentes de seguridad.

 

PRUEBA SEAT LEÓN SPORTSTOURER

 

SEAT LEÓN: EXTERIOR

Las medidas del compacto de origen español son las siguientes: 4,37 metros de longitud, 1,80 metros de anchura y 1,46 metros de altura. Su batalla es de 2,69 metros.

El Seat León se caracteriza por un diseño minimalista que prioriza la funcionalidad y huye de lo frívolo o superficial. En palabras del equipo de diseño de la marca, la nueva generación del compacto deja entrever las líneas maestras que seguirán las próximas novedades de la compañía.

Esa simplicidad pasa por una evolución de la línea de diseño que se introdujo con la tercera generación, toda vez que ésta se confirmó como un auténtico superventas. En el tren delantero, la novedad más evidente está en la parrilla, que adopta la misma forma que la estrenada Seat Tarraco.

El grupo óptico es más afilado y las tomas de aire inferior cambian su disposición, pero en esencia persisten en los principios básicos del modelo anterior. El lateral pierde el nervio del travesaño de las puertas y hace más sutil el que se extiende entre la vertical de las ruedas delanteras y la posición del conductor, consiguiendo un resultado menos anguloso.

Existen algunas diferencias estéticas entre los acabados a la venta.

El híbrido enchufable tiene la toma de carga justo encima del neumático delantero izquierdo.

seat-leon-fr-2.jpg

seat_leon_2020_2_0.jpg

 

SEAT LEÓN: INTERIOR

Si el exterior del Seat León es esencialmente continuista, su interior sí alberga novedades interesantes que profundizan en la intención de la marca de hacer de éste su primer vehículo 'completamente conectado'.

Hace una apuesta firme por la digitalización, que se concreta en una pantalla de 8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento que como opción puede ser de 10 y un nuevo panel de instrumentos de 10,25 pulgadas para el conductor, conocido como Seat Digital Cockpit. La pantalla del sistema multimedia aglutina todas las funciones del vehículo. Adquirir soltura en su manejo requiere tiempo, aunque su funcionamiento no dista del de una tablet. Además se pueden personalizar los accesos directos para facilitar el uso diario.

A pesar de que esta solución permite un diseño más limpio que el de la anterior generación, no resulta tan útil como cabría esperar. Cualquier cambio requiere desviar la atención de la carretera más tiempo del deseado, climatización incluida. En este sentido hay una tira de botones táctiles justo debajo de la pantalla que permiten acceder a ella de una forma más rápida, pero la falta de una respuesta háptica al manipularla le resta efectividad. Esta tira tampoco está iluminada, con lo que utilizarla por la noche es una quimera. Desde aquí también se puede cambiar el volumen del equipo de audio, aunque encontramos los mismos problemas. Es mucho más útil usar los mandos dispuestos en el volante para este fin.

El Seat León integra un nuevo asistente de voz que se activa con un simple ‘hola hola’ y que permite controlar varios parámetros del vehículo sin quitar las manos del volante en ningún momento.

La configuración de cinco puertas cuenta con un maletero de 380 litros, como en la tercera generación. La Sportstourer se eleva hasta los 620 litros, lo que representa una ganancia de más de 30. La versión de GNC se queda en 300 litros, mientras que el híbrido enchufable no pasa de los 270.

seat-leon-2020-interior-soymotor.jpg

 

SEAT LEÓN: EQUIPAMIENTO

Seat ha modificado la gama comercial del León en junio de 2022 para hacerla más simple. Desde entonces sólo se venden los acabados Style y FR, que suponían ya el 85% de las ventas.

El Style incluye faros EcoLed, asistente de salida involuntaria de carril, asistente de frenada automática de emergencia con detección de peatones y ciclistas, control de velocidad de crucero, el sistema de llamada de emergencia, el detector de fatiga y siete airbags. También vienen de serie el sistema Full Link inalámbrico –Android Auto y Apple CarPlay–, el cargador inalámbrico para el teléfono, la pantalla de infoentretenimiento de 8,25 pulgadas, el sistema Seat Connect –que permite realizar gestiones del vehículo en remoto desde el teléfono–, el volante multifunción deportivo en cuero y el climatizador, entre otras cosas.

Sobre este acabado se puede adquirir el paquete Style XL por 250 euros, que añade el asistente de aparcamiento automático, el cuadro de instrumentos Digital Cockpit –de serie en versiones de GNC–, o el climatizador de tres zonas, entre otros elementos.

Por encima está el acabado FR, que ofrece los faros full led con luz trasera infinita, Control de Chasis Adaptativo, el selector de modos de conducción Seat Drive Profile, la pantalla de infoentretenimiento de 10 pulgadas y el climatizador de tres zonas.

Sobre este acabado se pueden añadir dos paquetes. El FR XL cuesta 200 euros y añade elementos como el Park Assist, cámara de visión trasera, control de crucero adaptativoy predictivo, asistente de luces automáticas, reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulo muerto, sistema de alerta de tráfico posterior y el sistema de advertencia de apertura de puertas a los pasajeros. Por su parte, el paquete FR XXL, que vale 410 euros, suma el asistente de atascos y asistente de emergencia.

Desde la actualización de gama de 2022 el acabado FR es compatible con el motor de gasolina de 130 caballos.

Más adelante llegarán los paquetes XS y XM, que ofrecerán un equipamiento de serie bastante completo según la marca para los clientes que busquen un precio más asequible.

seat_leon_2020_3.jpg

 

SEAT LEÓN: MECÁNICA

El Seat León está disponible con un amplio abanico de motorizaciones. El comprador puede escoger entre gasolina, Diesel, GNC, 'mild-hybrid' e híbrido enchufable, cada uno con unas características y prestaciones singulares.

Los modelos asociados a una transmisión automática DSG reciben la tecnología shift-by-wire. Eso implica que el selector del cambio no está conectado mecánicamente a la caja de cambios, sino que envía una señal electrónica.

Ofrece tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport, además de opciones de personalización.

En gasolina, cuenta con un motor 1.0 TSI que entrega 110 caballos y uno de 1.5 litros que se sitúa de 130. Todos estos propulsores se asocian de serie a un cambio manual de seis velocidades.

En Diesel, entrega 115 o 150 caballos que proceden de un motor 2.0 TDI. La variante más prestacional se ofrece con transmisión manual o automática. La versión familiar puede incluir también tracción total con este último propulsor. Las unidades TDI cuentan con AdBlue para reducir las emisiones de NOx.

En GNC o gas, el León cuenta con un motor de 1.5 litros TGI que se sitúa en 130 caballos y 200 Newton metro. Para ello dispone de tres tanques con capacidad para 17,3 kilos, lo que le proporciona una autonomía de 440 kilómetros. En caso de quedarse sin gas el motor recurre a la gasolina gracias a un depósito de nueve litros de capacidad. El cambio es manual de seis marchas o DSG en el caso de la versión de cinco puertas y siempre DSG en la familiar. El cambio automático tiene siete velocidades. El consumo de gas homologado varía entre 3,7 y 4,3 kilos cada 100 kilómetros. La aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora la consigue entre 9,6 y 9,9 segundos, mientras que su velocidad punta es de 203 kilómetros/hora. Las emisiones están siempre por debajo del umbral de los 120 gramos de CO2 por kilómetro, de tal forma que el León TGI está exento de pagar impuesto de matriculación.

Con tecnología 'mild-hybrid' el León 2020 integra un sistema de 48 voltios en el 1.0 TSI de 110 caballos. La electrificación contribuye a la eficiencia del sistema. El coche puede desplazarse a velocidad de crucero con el motor apagado en ciertas circunstancias –no detalladas por la marca–, recuperar energía en frenada y apoyar la labor del motor con electricidad. Ambas unidades disponen de serie de cambio automático de siete marchas.

Como híbrido enchufable, el León 2020 recibe la denominación e-Hybrid combina un motor 1.4 TSI con otro eléctrico que se alimenta de una batería de iones de litio de 13 kilovatios hora. La unidad de potencia entrega 204 caballos y 350 Newton metro, además de proporcionar una autonomía eléctrica de 64 kilómetros según WLTP. La carga de la batería sólo se puede realizar a través de corriente alterna, de tal forma que para recargarla hay que emplear 3 horas y 42 minutos en una toma de 3,6 kilovatios o 5 horas y 48 minutos en una de 2,3. Esta versión del León logra acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora en 7,5 segundos. El cambio es en todo caso un DSG automático de doble embrague y seis velocidades. Tanto la carrocería de cinco puertas como la familiar están disponibles en esta opción.

seat-leon-ehybrid-soymotor.jpg

seat_leon_e-hybrid.jpg

 

SEAT LEÓN 2022 1.5 TSI 130 CV FR: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

El Seat León 2022 se pone al día cuando ya han pasado casi tres años de su presentación, pero no lo hace en su diseño, sino con un cambio significativo en su oferta de motores y un replanteamiento de la filosofía de sus diferentes niveles de equipamiento.

El cambio más evidente está en el motor: el 1.5 TSI de 150 caballos desaparece y deja paso a uno de 130 caballos de potencia que pasa a convertirse en la opción más prestacional para la gasolina sin electrificación, por encima de un 1.0 de 110 caballos.

Ésa es la única modificación. El resto de la oferta –Diesel con etiqueta C, GNC y mild-hybrid con etiqueta Eco, híbrido enchufable con etiqueta Cero– se mantiene inalterada, por lo que el León todavía puede presumir de ofrecerse en cinco tecnologías y tres etiquetas distintas.

A nivel de equipamiento, desaparecen el nivel de acceso –llamado Reference– y el más exclusivo de todos –Excellence– y se quedan las dos opciones intermedias: Style para los que busquen confort y FR para los que aprecien lo deportivo.

Volviendo al asunto de los motores: ¿por qué esta reducción de 150 a 130 caballos? Desde Seat explican que básicamente es porque se han ajustado a la demanda, que demuestra que el 75% de las ventas de compactos se sitúan por debajo del umbral de los 130 caballos. La franja de 121 a 130 es la más popular con el 38% de las ventas, de ahí que tengan tanta confianza en este propulsor.

A la postre, y esto también es evidente, pasar de 150 a 130 caballos también permite crear una mayor diferenciación con Cupra, que en sus orígenes nació como una marca de alto rendimiento pero que en tiempos recientes ha comenzado a introducir motores de 150 caballos en las versiones de acceso de sus modelos.

Dos años después de conducir el León FR de 150 caballos, la marca española nos ha vuelto a llamar para conocer el nuevo León FR de 130 caballos. Lo hemos podido conducir durante una ruta de 89 kilómetros que partía de la Zona Franca de Barcelona hasta Avinyó, atravesando la sierra del Ordal por carreteras sinuosas antes de emprender el camino de vuelta por la nacional. Una hora y media de conducción, aproximadamente.

La sensación general es que 130 caballos son más que suficientes. El coche tiene empuje y es dinámico, y en ningún momento sentimos que la reducción de potencia cambie la percepción que nos dejó el León cuando lo conocimos con el ahora desaparecido motor de 150 caballos. Y que nos hayamos quedado en un consumo de 6,4 litros en una conducción completamente despreocupada –homologa entre 5,4 y 6,2– es gratamente sorprendente.

El León FR de 130 caballos tiene una particularidad que es cada vez más rara en los tiempos que corren: un cambio manual. La irrupción de la tecnología híbrida ha propiciado que la transmisión automática se abre paso en todos los estratos del mercado, pero aquí Seat se mantiene fiel al cambio de toda la vida.

Seat no está preocupada: cree que los clientes no piden cambios automáticos, sino que simplemente los usan porque el manual está desapareciendo del mercado. Confía en que el público está preparado para comprar este coche con cambio manual, que no será del agrado de todo el mundo, pero que sí satisfará aquellas personas a las que les gusta conducir y quieren sentir un grado más de conexión con su coche. El León sí ofrece un cambio automático en su motorización Diesel de 200 caballos, la GNC, la microhíbrida y la híbrida enchufable.

El coche no cambia: el acabado FR sigue dando acceso a una gran pantalla táctil, sensores de aparcamiento y navegador, entre otras funciones. Y la sensación general es la misma que cuando probamos el León hace dos años: que todo sería un poco más intuitivo si tuviese unos pocos botones físicos en la consola central para gestionar el climatizador, en lugar de supeditarlo a una pantalla táctil que nos obliga a apartar la vista de la conducción. Aunque esta percepción no es exclusiva del León, sino que tiene más que ver con la tendencia general que sigue la industria.

La conclusión, aun así, es que la nueva motorización de 130 caballos satisfará a aquellas personas que están buscando un León con empuje que sea divertido de conducir. Un coche con un consumo mínimo, pero al mismo tiempo potencia suficiente para desenvolverse con soltura tanto en solitario como con pasajeros a bordo. Sólo las preferencias personales dirán si el cambio manual es un plus o no, pero éste bien puede ser un factor que acabe decidiendo la compra final.

 

SEAT LEÓN 2020 FR 1.5 TSI 150 CABALLOS: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Esta motorización ya no está a la venta. Lo probamos en verano de 2020.

La primera impresión que uno tiene cuando conoce en persona al nuevo Seat León 2020 es que supone un nuevo paso adelante en la transformación en la que la marca de Martorell está inmersa desde hace unos años. Su presencia estática es sobria y atractiva, sus acabados son de calidad y el comportamiento del motor lo convierte en todo un juguete. El buque insignia de la marca española es ahora más apetitoso y gana argumentos para consolidarse como la referencia de su segmento en España. Y cuando se compite con nombres como el Audi A3 o el Volkswagen Golf, decir eso ya es mucho.

La versión que nosotros hemos probado es la FR con motor de gasolina de 150 caballos de potencia, que en España está disponible desde 26.650 euros y es ligeramente más económica que sus alternativas: el Audi A3 se sitúa en 29.070 euros y el Volkswagen Golf en 29.220 euros, en ambos casos con motorizaciones de 150 caballos de gasolina. Y la sensación es que, pese a ser un poco más barato, la casa de Martorell no ha comprometido en absoluto la experiencia de conducción. Basta decir que incluye de serie una suspensión regulable en 15 puntos, de modo que los entusiastas de la conducción ágil hallarán en este coche un compañero de batallas más que competente.

Pero el León 2020 ya no tiene la imagen de irreverente de alguno de sus predecesores, sino que se acerca a sus rivales en madurez y gana un punto de aspiracional. Y eso es lo que pondrá en apuros a los conductores que quizá estaban pensando en una de sus alternativas. Huelga decir que el cliente de Seat es 10 años más joven que la media, pero que esa condición tan sólo se refleja en la conectividad interior, que es abundante y requiere de un proceso de aprendizaje para familiarizarse con ella. El resto del vehículo no tiene edad y gustará a todo aquel que disfrute de la conducción.

seat-leon-fr-3.jpg

seat-leon-fr-4.jpg

 

En nuestra primera toma de contacto no hemos tenido tiempo material para conocer y gestionar todos los parámetros configurables del vehículo, aunque sí para observar el abanico que presenta y tomar consciencia de las posibilidades de customización que ofrece. Ofrece tres modos de conducción, Eco, Normal y Sport, además de parámetros completamente configurables que permiten jugar con ajustes específicos del vehículo para ir más allá de la preparación de la marca. Por ejemplo, podemos seleccionar el modo Sport y endurecer la suspensión a nuestro gusto, o ablandarla en Normal para suavizar la travesía. Podemos hacerlo a través de la pantalla táctil central o desde el mismo volante, que también incorpora comandos para minimizar las ocasiones en las que tenemos que despegar las manos durante la conducción. Aun así, para jugar con todos los parámetros con la agilidad que permite el vehículo sí es necesario un proceso de adaptación de varios días para interiorizar todas las posibilidades.

En su comportamiento dinámico, el León 2020 se muestra fiable y equilibrado. El coche hace exactamente lo que uno quiere, aunque para sentir todo el control se hace recomendable desconectar alguna de las asistencias a la conducción que incluye, como el mantenimiento de carril, que aun así sigue siendo útil para un tipo de conductor o para las travesías largas que no requieran de emociones fuertes. Con su motor de 150 caballos, el coche rebosa empuje en cada escenario e invita a hacer más kilómetros. Desde la posición de conducción, uno de los detalles más significativos es la nueva tira de luces led que recorre todo el habitáculo de retrovisor a retrovisor. No sólo porque encapsula y representa el esfuerzo de Seat por elevar de categoría a su León 2020, sino porque a la postre se convierte en una alerta de punto ciego cuando el vehículo detecta una amenaza en sus proximidades.

El principal reto al que deberán afrontarse los propietarios del nuevo Seat León 2020 será aprender a domar su sistema digital, pues hacerlo es imprescindible para disfrutar de todas sus posibilidades. Pero es un reto que se soluciona con tiempo y adaptación, que no entraña más dificultad que el familiarizarse con el lenguaje y lógica de la compañía. Por todo lo demás, la cuarta generación del compacto español tiene todos los ingredientes necesarios para reafirmar su condición de superventas, al mismo tiempo que consigue que conductores que soñaban con vehículos teóricamente superiores se planteen si la última creación de Martorell no es lo que de verdad necesitan para disfrutar de la carretera.

 

SEAT LEÓN ST 2020 XCELLENCE 1.5 TSI 150 CABALLOS: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Esta motorización y acabados ya no están a la venta.

El Seat León ST –Sportstourer– aporta ese extra de versatilidad que puedan demandar las familias con uno o dos hijos. Desde luego resulta una compra más lógica que la de un SUV, tan de moda hoy en día, por el espacio y posibilidades que ofrece, además de por su mejor comportamiento dinámico y por su menor consumo. De hecho, durante nuestra prueba incluso nos atrevimos a meter el coche por algún camino sin asfaltar y el coche cumplió de sobra. No es su hábitat natural, desde luego, pero tampoco por completo el de los SUV a pesar de su carrocería sobreelevada, vehículos que en su mayoría adquieren compradores que no hacen un uso campero de ellos.

Todo lo dicho del interior del León 5 puertas con acabado FR es válido para este Sportstourer Xcellence. Tan sólo algunos detalles como la 'X' en la parte alta del volante o las lógicas diferencias de su exterior le delatan. En el habitáculo, por cierto, nos ha gustado especialmente la integración del avisador de ángulo muerto en la tira led que recorre tanto el frontal como parte de las puertas delanteras. En la zona más adelantada de estas últimas aparece un aviso parpadeante en color amarillo cuando hay peligro de colisión. Menos nos ha gustado el funcionamiento del sistema de mantenimiento de carril, demasiado intrusivo especialmente en carreteras de doble sentido. En algún momento incluso el coche empezó a girar antes de lo esperado por su cuenta. No obstante es una ayuda que se puede desconectar si no acabamos de llevarnos bien con ella.

Los ya mencionados modos de conducción permiten, entre otras cosas, modificar el reglaje de la dirección. Es realmente llamativa la diferencia entre los dos posibles. El normal ofrece un tacto excesivamente esponjoso que dificulta la transmisión de sensaciones especialmente en el inicio del giro, mientras que el denominado Sport muta por completo para poner a disposición del conductor una dirección muy natural y precisa. Además no cae en el defecto –desde el punto de vista del confort– de añadir un exceso de resistencia al giro, algo que sí sucede en modelos de otras marcas y segmentos.

seat_leon_st_prueba.jpg

 

La vida en el interior del Seat León ST apenas varía respecto a la versión de cinco puertas. No se han apreciado cambios significativos de espacio ni en la zona delantera ni en la trasera. En esta última, tres adultos viajarán con el espacio justo. Dos es la cantidad ideal. La gran distinción de esta versión respecto al compacto se tiene en el maletero. Su capacidad, 620 litros, supera por mucho la de cinco puertas, 380. Es además mayor que la del Golf Variant, que se queda en 611 litros. Tan sólo le superan rivales como el Kia Ceed Tourer, con 625 litros, o el Skoda Octavia Combi, con 640. Su volumen de carga es superior al del Seat Ateca, que se queda en 510. Además es más sencillo acceder al maletero del León ST por su menor altura.

Del comportamiento dinámico de este Seat León ST lo mejor que se puede decir es que no existen apenas diferencias respecto a la misma versión del cinco puertas. Además de la comentada dirección, la neutralidad en todas las fases del viraje, el buen tacto del freno y la estabilidad que muestra durante esta fase se mantienen intactas. Ni siquiera se aprecia un extra de pereza en giros cerrados, algo que pudiera ser notable si se tiene en cuenta que la versión familiar tiene una longitud de 4,64 metros por los 4,37 del compacto.

Respecto al motor, nuestra unidad de pruebas volvía a contar con el 1.5 TSI de 150 caballos sin electrificar asociado a un cambio manual de seis velocidades. La transmisión automática está disponible para esta misma unidad con apoyo 'mild-hybrid'. Se trata de un propulsor muy lineal que sólo adolece de pocos bajos, lo que obliga en ocasiones a retrasar el cambio de marcha. Una vez lanzado, corre lo necesario para este vehículo en todo momento. También es un propulsor que ofrece una buena cifra de consumo, puesto que en nuestro recorrido, que superó los 700 kilómetros, el ordenador de a bordo marcó una media de 6,4 litros a los 100 kilómetros.

 

SEAT LEÓN 2020 TGI: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Lo mejor que se puede decir del Seat León TGI es que apenas se notan diferencias respecto al TSI de 130 caballos más allá del ahorro que se deja notar en el bolsillo a la hora de repostar. El motor ofrece suficientes prestaciones como para afrontar cualquier reto que nos presente el día a día. Eso sí, hay que tener en cuenta que habrá que jugar en ocasiones con el cambio para situar el rango de revoluciones en el punto óptimo. No se trata de una mecánica con muchos bajos y hay que tenerlo en consideración.

La versión que hemos probado es la que equipa el cambio manual de seis velocidades. Su tacto es el típico de un cambio del Grupo Volkswagen, agradable y preciso. Los recorridos de la palanca no merecen crítica negativa alguna. Respecto a las unidades dotadas de cambio DSG, es válido todo lo comentado en otros vehículos del consorcio alemán, ya que éste no varía en absoluto.

El punto más interesante a comentar viene de la mano del consumo. Seat homologa entre 3,7 y 4,1 kilos de gas cada 100 kilómetros para la versión manual, una cifra a la que no parece complicado acercarse a poco que se realice una conducción eficiente. La ruta que recorrimos durante la presentación del León TGI, de unos 80 kilómetros, tuvo un poco de todo y no era especialmente benevolente de cara a ahorrar combustible. Aún así logramos obtener una cifra de 4,9 kg a los 100. De esta forma, la autonomía de 440 kilómetros que se anuncia parece bastante realista. El precio del GNC actualmente es de 0,87 euros el kilo –al menos, en Madrid–, lo que significa que se pueden llenar las tres bombonas del León –17,3 kilos de capacidad– de gas por poco más de 15 euros. Llenar los 9 litros del depósito de gasolina suplementario que incorpora este coche requiere el pago de unos 12,5 euros, algo con lo que se pueden recorrer, como máximo, 150 kilómetros. El ahorro está claro, máxime cuando la diferencia de precio entre el León TGI y su homónimo de gasolina es de unos 600 euros.

Lo que tampoco cambia, por fortuna, es el comportamiento dinámico del coche, algo lógico porque el incremento de peso no es especialmente elevado. El León con motor 1.5 TSI detiene la báscula en 1.318 kilos, mientras que el equivalente de GNC hace lo propio en 1.382. De esta forma, todos los merecidos elogios recibidos por el compacto español se mantienen vigentes en esta versión que tiene derecho a lucir la Etiqueta Eco de la DGT.

seat_leon_tgi_1.jpg

 

SEAT LEÓN: PRECIOS

El Seat León está disponible a partir de 26.090 euros con el motor de gasolina de 110 caballos y desde 26.810 euros con el de 130 caballos.

El Diesel se ofrece desde 28.540 euros con el motor de 115 caballos y desde 31.410 caballos con el de 150 caballos, que también suma un cambio automático DSG.

La motorización microhíbrida parte de 28.700 euros, ya con transmisión DSG en todas sus versiones y niveles de precio.

El híbrido enchufable cuesta un mínimo de 37.910 euros, con sus 204 caballos de potencia y transmisión automática DSG.

El León TGI de GNC parte de 32.410 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
18/11/2022 Probamos el León FR 1.5 TSI de 130 caballos.
10/06/2022 Seat actualiza la oferta comercial del León.
26/04/2021 Asistimos a la presentación nacional dinámica del Seat León TGI.
10/03/2021 El Seat León de GNC se pone a la venta.
10/12/2020 El Seat León obtiene la máxima calificación de cinco estrellas en las pruebas de EuroNCAP..
01/12/2020 Nuevas imágenes del León e-Hybrid.
13/11/2020 Vídeo de la prueba del Seat León Sportstourer.
03/11/2020 Probamos el Seat León ST con acabado Xcellence y motor TSI de 150 caballos.
02/10/2020 Seat pone a la venta la versión híbrida enchufable del León.
19/05/2020 A la venta dos nuevas versiones de acceso del Seat León 5 puertas.
21/04/2020 Vídeo de realidad virtual del interior del Seat León.
14/04/2020 Confirmados los precios del Seat León 5 puertas y Sportstourer.
02/04/2020 Seat detalla todos los asistentes a la conducción que incluye el nuevo León.
17/03/2020 Seat confirma que el León 2020 llega a los concesionarios en abril.
28/01/2020 Presentación internacional del Seat León 2020.
27/01/2020 Fotografías sin camuflaje antes de su presentación
24/01/2020 Seat publica un vídeo del León de cuarta generación camuflado.
14/01/2020 Seat publica la primera imagen del León 2020.
15/07/2019 Primeras fotografías del León 2020 en decoración de camuflaje.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
26 comentarios
Imagen de nenewapete

30K€ un Leon básico con 150CV… de risa, por no decir de pena

  • 2
  • 0
Imagen de Tonio CDMX

Es un mazda 3, que pasa Seat donde esta la innovación?

  • 4
  • 2
Imagen de Julito-kun

El diseño en sí no me disgusta, vamos que no me parece feo.
Pero ha perdido su esencia, no tiene nada distintivo, las líneas son como las de mucho otros, nada especial.

  • 2
  • 1
Imagen de TCI123

los descuentos tienen que ser enormes, luego se tendrán que quedar en 18 el mas bajo (la competencia los tiene) esos precios están muy inflados, si no es así, poco éxito les auguro.

  • 4
  • 0
Imagen de A RAS

Yo también estoy flipando con estos precios. Hace ya unos cuantos años tuve un León TDI 140 CV y nuevo con el equipamiento superior me costó sobre 14500€. Estos de Seat se han vuelto locos. Creo que van a quedar para construir respiradores, porque coches a ese precio van a vender pocos.

  • 3
  • 1
Imagen de Tony21

Me gusta pero, me parece un atraco. 24k de salida!! Yeee que es un SEAT!! En cualquier caso mi generacion (en grandes ciudades) piensa que los coches son un gasto. En realidad se pasan mas del 90% de su vida util aparcados. Los car-share son mucho mas interesantes, un dia llevas uno, otro dia otro, que no lo necesitas? no pagas, ni pagas seguro. No les queda otra que bajar los precios a este tipo de coches, de Mercedes y BMW siempre se van a vender, pero pagar 24k por un seat leon, con todos mis respetos para el que lo haga es una gilip ollez

  • 4
  • 1
Imagen de Jimmy46

Quién piensa en comprar un auto en esta época? Los departamentos de Marketing y los directivos no leen los diarios ni ven televisión?

  • 3
  • 1
Imagen de TETE42

Y esos precios?..........
Madre de dios...... Si con los descuentos etc se rebajará pero no veas...... Van en la dirección de marca premium y para eso ya tienen a cupra..... Y para la gente con "pocos" recursos....... Precios prohibitivos.... Una cosa es k arranquen en unos 17000-18000,pero k arranques en 24.000 k pasada....

  • 5
  • 0
Imagen de Hellowis

La banda del BMW ya se frota las manos...

  • 3
  • 1
Imagen de Floren

Seat León?... Si se tratara de el nuevo Seat Lanzarote, o Tigre o Seat Ornitorrinco.... o... Seat Frankestein... fueno... feo no es, pero no hay personalidad, se parece a muchos y no me recuerda ya al Seat Leon...

  • 4
  • 1

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP