COCHES

PRIMERA PRUEBA

Alpine A110 R: ponemos a prueba al rey de los A110 ¡en circuito!

alpine_a110_r_1.jpg
Jorge Morillo
0
27 Ene 2023 - 12:16
Actuales

El Alpine A110 R es la tercera versión vitaminada y la más radical que se crea a partir del A110. Comparte con el A110 GT y el A110 S potencia pero con una sensible cura de adelgazamiento.

La 'R' de su nombre significa 'Radical'.

Tiene una edición especial llamada A110 R Fernando Alonso que rinde tributo al bicampeón español. Salvo algún detalle, es idéntica al A110 R.

 

ALPINE A110 R: EXTERIOR

El Alpine A110 R mide 4,26 metros de largo, 1,41 metros de ancho y 1,25 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,42 metros.

Es 10 milímetros más bajo que el A110 S y puede acercarse todavía otros 10 milímetros más al suelo gracias a sus amortiguadores ajustables. Esta segunda posición no está homologada para circular por carretera.

Su aerodinámica está más trabajada que la de sus hermanos e incorpora de serie un alerón trasero fijo que hasta ahora sólo encontrábamos entre los opcionales del A110 S.

El diseño de dicho alerón es básicamente el mismo que el del A110 S, pero está colocado en una posición más elevada y retrasada. Los soportes también son distintos.

El coche genera 29 kilos más de agarre que en el A110 S en el tren trasero y 30 menos en el delantero. Respecto al A110 normal gana 30 kilos de carga delante y 110 detrás.

Los ingenieros de Alpine han conseguido mejorar la eficiencia aerodinámica del coche en un 5%, lo que a la postre le ayuda a conseguir 10 kilómetros/hora más de velocidad punta que sus hermanos.

El diseño del tren delantero claramente se inspira en el del A110 S, aunque el A110 R integra unas entradas de aire en el parachoques para ser más eficiente.

El difusor también ha sido revisado respecto al A110 S. Ahora es más ancho y cuenta con unas aletas más grandes y más bajas. La capa exterior está hecha en fibra de vidrio y la interior en fibra de carbono.

Un detalle verdaderamente único son los faldones laterales, que contribuyen a mejorar el flujo de aire para mejorar la eficiencia del vehículo. Son de fibra de carbono. Como curiosidad comentar que tienen una pequeña inscripción que pone 'do not walk' para recordar al conductor y al pasajero que no deben poner ahí el pie.

La fibra de carbono es precisamente la responsable del éxito de su adelgazamiento.

Su ligereza se debe en buena parte a sus llantas de carbono de 18 pulgadas, que suponen un ahorro de 12,5 kilos respecto al A110 S. Las traseras están parcialmente carenadas.

El capó motor, hecho íntegramente de fibra de carbono y con hendiduras aerodinámicas, baja otros 2,9 kilos.

En la zaga, la luneta trasera de cristal de toda la vida deja paso a una luneta cerrada de carbono.

La carrocería puede pintarse en ocho colores diferentes que requieren el pago de entre 940 y 6.290 euros. El azul mate utilizado durante la presentación del coche es el más caro de todos y es exactamente el que utiliza el monoplaza de Fórmula 1.

alpine_a110_r_3.jpg

alpine_a110_r_6.jpg

 

ALPINE A110 R: INTERIOR

El Alpine A110 R tiene capacidad para dos pasajeros.

De serie cuenta con unos nuevos asientos monocasco de fibra de carbono que llevan la firma de Sabelt. Son más cómodos de lo que puede parecer en un momento, además de ofrecer un agarre sobresaliente. Llevan un arnés de seguridad de seis puntos, de nuevo inspirado en el mundo de las carreras. Es una solución perfecta para el circuito, pero su colocación en el día a día puede resultar engorrosa.

Los nuevos asientos le permiten bajar 5 kilos respecto al A110 S.

Las puertas se abren desde dentro con unos tiradores de color rojo en un nuevo guiño al automovilismo deportivo.

Su sistema de infoentretenimiento está dotado de telemetría para monitorizar los datos del coche en sesiones en circuito. La pantalla es de 7 pulgadas y su resolución no es especialmente buena en los tiempos que corren.

El volante, que puede regularse tanto en altura como en profundidad, viene forrado en Alcantara con la señal de centrado en la parte superior. Las levas para manejar el cambio están ancladas a la columna de la dirección y no son solidarias al movimiento. Se echa en falta que se alarguen un poco más por la parte más baja, ya que al tratar de cambiar en apoyo no es posible llegar a ellas.

La ventanilla trasera se ha sustituido por una pieza opaca de menor peso. Eso hace prescindible el retrovisor interior. Tan sólo cuenta con los exteriores, que no obstante ofrecen una buena visibilidad a pesar de su reducido tamaño.

La visibilidad desde el puesto del conductor es muy buena a pesar de la escasa altura del mismo y del coche en sí.

Los mandos del climatizador son físicos. Su manejo es sencillo, pero dan la sensación de ser de bastante menor categoría que el coche en general. Ya se han utilizado en otros modelos del grupo.

La llave que Alpine entrega con el vehículo es la misma que, por ejemplo, tiene un Renault Mégane de tercera generación. Hubiese sido deseable la presencia de una llave con un diseño específico o algo similar dadas las características y el precio del coche.

El A110 R presenta dos maleteros, uno en la parte delantera y otro en la trasera. Tienen 100 y 96 litros de capacidad respectivamente.

alpine_a110_r_7.jpg

alpine-a110-r-interior-3-soymotor.jpg

 

ALPINE A110 R: EQUIPAMIENTO

El Alpine A110 R trae de serie pinzas de freno rojo, faros traseros transparentes, sistema de frenado delantero y trasero de alto rendimiento, ayuda al aparcamiento trasera, sistema multimedia con pantalla táctil, navegación, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, sistema de sonido Focal, pedales en aluminio, boomerang de los faros delanteros en negro, bandera francesa en el interior de la puerta y en los montantes de la luna trasera, reposapiés pasajero en aluminio, volante en microfibra, interior negro con ribetes grises y cielo de techo en microfibra negra dinámica.

alpine-a110-r-interior-soymotor.jpg

alpine_a110_r_8.jpg

 

ALPINE A110 R: MECÁNICA

El Alpine A110 R tiene un motor turbo de cuatro cilindros en línea y 1.8 litros. Entrega 300 caballos de potencia con un par máximo de 340 Newton metro.

Acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 3,9 segundos y alcanza una velocidad punta de 285 kilómetros/hora. Son las mejores cifras obtenidas por un A110.

La transmisión es automática de doble embrague y tiene siete velocidades.

Incluye tres modos de conducción: Normal para el día a día, Sport para circular de forma ágil por carreteras abiertas y Track para disponer de los mejores ajustes posibles para sesiones en circuito. El último de los modos es el único que tan sólo permite manejar el cambio de forma manual.

Los frenos son un aspecto importante del A110 R, porque los ingenieros de Alpine quieren que este coche sea capaz de soportar de forma confortable sesiones de rodaje en circuito. Llevan la firma de Brembo y son discos bimateriales de 320 milímetros de diámetro en ambos ejes. Se ha mejorado su refrigeración para que no desfallezcan en esfuerzos repetidos.

Alpine anuncia que la suspensión es un 10% más rígida que en el A110 S gracias a unos nuevos muelles de la suspensión.

Las barras estabilizadoras también son nuevas y proporcionan un 10% más de rigidez en el tren delantero y un 25% más en la zaga.

Su peso es de 1.082 kilos en vacío en orden de marcha mínima.

Se ofrece de serie con neumáticos semi-slick.

alpine_a110_r_4.jpg

alpine_a110_r_5.jpg

 

ALPINE A110 R: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Cinco vueltas al circuito del Jarama bastan para descubrir el carácter del Alpine A110 R. Fiero, sí, pero no tanto como para que cualquiera con ciertas dotes al volante pueda acercarse a su límite. Obviamente en él es un vehículo delicado, como todos, pero hasta entonces es tan comunicativo como predecible.

Los primeros apoyos provocan una sorpresa, y es que no es tan firme de suspensiones como se puede esperar inicialmente. Sí, es duro, pero con mesura. La razón, según los ingenieros de Alpine, es que lo limitado de su peso hace innecesario radicalizar más este punto y hacerle perder utilidad en el día a día, algo de lo que no obstante se encarga la fibra de carbono –un roce en cualquier bordillo con esas llantas y...–. Esto provoca que el A110 R se mueva cuando se le exige. En todo caso son movimientos lógicos a los que uno puede reaccionar enseguida con confianza. No hay un ápice de desestabilización ni siquiera en curvas rápidas.

Sorprende positivamente el comportamiento del tren delantero a pesar de que a los neumáticos delanteros les cueste entrar en temperatura, algo lógico si se tiene en cuenta que se trata de un deportivo de motor central. El agarre que tiene es sobresaliente. Ni un subviraje hizo acto de presencia a pesar de forzar la entrada de las curvas con vehemencia. El tacto de la dirección, además, es muy natural y directo, como ha de ser en una unidad de estas características.

El buen hacer a la hora de encarar virajes se mantiene en la parte central de la curva. Seguramente ayude a ello la posición más baja de la carrocería en la que estaba nuestra unidad de pruebas, aunque no somos capaces de valorar cómo afecta respecto a la homologada en carretera porque no lo probamos en el mismo hábitat. Por último, a la hora de dar gas la capacidad de tracción que muestra el A110 R es también brillante. Hay que descargar mucha potencia con el volante demasiado girado para que haga amago de cruzarse.

La frenada es otro de los puntos que merece todos los elogios en el A110 R. Por el tacto del pedal, deportivo pero sin ser excesivamente radical, por la contundencia y estabilidad de la misma cuando se le exige al máximo, y por la resistencia a la fatiga. Ninguna de las unidades del deportivo francés mostró signos de desgaste durante el día de pruebas en el Jarama. De hecho, nosotros saltamos a pista en el último turno y no hubo nada que hiciera pensar en problemas derivados de la acumulación de vueltas.

Contaron los responsables del proyecto que no han querido aumentar la potencia del motor respecto al dúo formado por el A110 S y el A110 GT porque no lo consideraban necesario de cara a ofrecer un comportamiento más divertido y radical. Acierto, sin duda, y una nueva muestra más de que el peso es más importante que el poderío. Los 300 caballos del motor 1.8 turbo marcan un equilibrio perfecto para poder exprimir al máximo el chasis francés. Más hubiese sido complicar las cosas de forma innecesaria. Es, además, un motor sencillo de manejar porque ofrece potencia desde muy abajo y no llega a radicalizarse en ningún momento. Como referencia, en el Jarama no hay que bajar de tercera marcha en ninguna curva.

La caja de cambios ofrece un comportamiento ciertamente adecuado cuando se opera con ella de forma manual, algo que se puede forzar en los modos Normal y Sport y que es obligatorio en el modo Track. De hecho, en este último llega al corte sin saltar automáticamente hasta la siguiente relación. Los cambios son rápidos, sin llegar a ser los mejores del mercado, y precisos. No merece tantos elogios la gestión electrónica que hace el cambio cuando funciona automáticamente, algo que probamos brevemente en carretera. En muchas ocasiones sube de marcha antes de lo que debe en busca de la mayor eficiencia. Si uno conduce en el modo Normal no supone un excesivo problema, pero con el Sport activado y ganas de divertirse las lecturas que hace a raíz de lo que se pise el acelerador no son las mejores.

En definitiva, este Alpine A110 R es un coche que ha de comprar aquel que tenga claro que va a pasar la mayor parte del tiempo en un circuito. De hecho para eso se ha concebido esta versión. Si no, cualquiera de las otras es más que suficiente para sentir el espíritu de la marca gala. Y ya de paso uno se ahorra una cantidad muy importante de dinero.

alpine_a110_r_2.jpg

 

ALPINE A110 R: PRECIOS

El Alpine A110 R está disponible en España a partir de 107.000 euros. Las primeras entregas tendrán lugar durante la primavera de 2023.

Es un precio significativamente mayor que el del A110 GT y el A110 S, que cuestan 73.500 y 75.800 euros respectivamente.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
27/01/2023 Probamos el Alpine A110 R durante su presentación internacional.
01/12/2022 Precios para España, inicio de comercialización.
04/10/2022 Presentación del Alpine A110 R.
03/10/2022 Nuevo teaser y revelación de sus primeros datos de prestaciones.
27/09/2022 Anuncio de la presentación del Alpine A110 R.
Aun no existen comentarios, danos tu opinión
Para comentar o votarInicia sesión
Últimos vídeos
Te puede interesar