COCHES

PRUEBA

Tesla Model S

Tesla Model S: probamos la versión Plaid y su 0 a 100 en 2,1 segundos - SoyMotor.com
El Tesla Model S Plaid incorpora tres motores, uno delante y dos detrás
0
01 Sep 2023 - 17:45
Actuales
Eco

El Tesla Model S es la berlina más longeva de la marca americana. Actualmente se venden dos versiones diferentes, la denominada Gran Autonomía y la llamada Plaid. Su precio de salida en nuestro mercado es de 107.490 euros.

El Tesla Model S lleva a la venta en nuestro mercado desde el año 2013. No fue hasta 2016 cuando recibió su primera gran actualización. En 2021 estrenó otra serie de modificaciones que, en todo caso, no cambiaron la esencia estética del vehículo.

Hoy en día tan sólo se venden dos versiones del coche. Iba a haber una tercera denominada Plaid+, pero Elon Musk anunció la cancelación del proyecto al considerar que con la llamada Plaid ya se cubrían las expectativas deportivas de la marca.

Entre los rivales del Model S están vehículos como el Porsche Taycan, el Audi e-tron GT o el Lucid Air.

Tesla Model S | Exterior

El Tesla Model S mide 5,02 metros de largo, 1,98 metros de ancho y 1,43 metros de alto. Su batalla es de 2,96 metros.

Los últimos cambios estrenados por la berlina americana son esencialmente unos nuevos paragolpes y nuevos diseños en las llantas. Estas últimas son de 19 pulgadas de serie, aunque como opción se puede optar por unas de 21.

Los faros son de led.

Los tiradores de las puertas permanecen enrasados hasta que el vehículo detecta nuestra presencia, momento en el que se despliegan.

Las diferencias entre la versiones Gran Autonomía y Plaid desde el punto de vista estético no son muy notorias. La que más se ve es un pequeño alerón trasero situado sobre la tapa del maletero que está hecho en fibra de carbono.

El Cx del coche es de 0,21.

Algunas de las molduras de la unidad de pruebas del Model S que hemos tenido en SoyMotor.com –versión Plaid– no estaban perfectamente alineadas, algo más habitual de lo deseable en los coches de la marca americana, que deben mejorar en lo que a terminaciones se refiere.

Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com

Tesla Model S | Interior

El Tesla Model S tiene capacidad para cinco pasajeros. El espacio que ofrece es bastante amplio tanto en la parte delantera como en la trasera salvo en la plaza central de esta última, que puede considerarse aceptable tal y como sucede también en sus rivales.

Hay tres pantallas en el interior. La primera hace las veces de cuadro de mandos y tiene un tamaño de 12,3 pulgadas. La segunda es la que se sitúa en el centro del salpicadero con 17 pulgadas, mientras que la tercera, de 8 pulgadas, aparece junto a las salidas de aire centrales traseras para que sean los ocupantes de esta zona los que la manejen. Todas ellas gozan de una excelente resolución y son prácticamente inmunes a los reflejos.

La pantalla más grande de todas es el centro neurálgico del coche. Tanto es así que desde ella han de realizarse hasta las maniobras más clásicas, tales como colocar la posición del volante a nuestro gusto o plegar los espejos retrovisores si es necesario. De hecho, hasta el sentido de la marcha se ha de seleccionar desde la pantalla, aunque para esto hay también unos mandos físicos que se ubican en la base de la consola central. Llegar a ellos no es especialmente cómodo, con lo que es preferible maniobrar desde la pantalla.

Entre la pantalla central y estos botones físicos de marcha están dos de los cuatro cargadores inalámbricos que se incluyen. Su inclinación hace que el teléfono móvil no se mueva en exceso durante la marcha.

El sistema multimedia es de fácil aprendizaje y muy intuitivo. De lo mejor de la industria. Además ofrece todo tipo de posibilidades. Desde todo lo que tiene que ver con el coche como una parte de entretenimiento prácticamente infinita. En la pantalla incluso se puede jugar a videojuegos cuando el coche está parado, ver Twitch o YouTube o, incluso, acceder a una zona en la que el humor manda hasta el punto de simular flatulencias provenientes del asiento del copiloto.

La tapicería está hecha de una especie de cuero sintético cuya calidad no es especialmente elevada. Se puede elegir su color, mientras que las molduras del interior son de madera o fibra de carbono en función de si se trata de la versión Gran Autonomía o de la Plaid.

La posición de conducción es la típica de una berlina, y desde luego más elevada que, por ejemplo, en el Porsche Taycan. A pesar de su potencia y su teórico carácter deportivo, en la versión Plaid no hay cambio en este sentido.

La unidad de pruebas que hemos tenido contaba con el volante yoke, ese que prescinde del aro tanto en la parte superior como en la inferior para obligar a una posición de las manos a las tres menos cuarto que en ningún momento llega a ser natural –hay que cogerlo siempre un poco más abajo de lo normal–. No obstante, ése es el menor de los problemas que plantea. Al ser la dirección completamente convencional –no varía su desmultiplicación– cualquier maniobra que requiera girar más de un cuarto el volante es un auténtico engorro. No son pocas las ocasiones en las que uno no sabe exactamente dónde tiene que agarrarlo. El problema es que eso, ante una situación de emergencia, puede ser la diferencia entre tener o no un accidente.

Otra cosa que no nos ha gustado es que los intermitentes se ubican en el interior del volante y no en un mando separado en la columna de la dirección. A veces cuesta encontrar exactamente dónde están. Además están situados uno encima del otro y no cada uno a un lado, una solución poco intuitiva.

El volante yoke es opcional y cuesta 250 euros.

Por suerte todo lo comentado del volante tiene fácil solución porque en el proceso de compra del Model S se puede elegir uno tradicional.

El maletero trasero es muy amplio con una capacidad de 709 litros, cifra que puede ascender hasta 1.828 si abates los asientos traseros. En la parte delantera hay un segundo maletero con 89 litros más.

Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com

Tesla Model S | Equipamiento

El equipamiento de serie del Tesla Model S es muy completo independientemente de la versión elegida. Incluye llantas de 19 pulgadas, navegador, climatizador trizona, calefacción en los cinco asientos, techo de cristal, carga inalámbrica para cuatro móviles, faros de led, cámara de visión trasera, control de crucero activo con sistema de mantenimiento de carril y un sistema de audio con 22 altavoces.

Opcionalmente se puede equipar el Autopilot mejorado por 3.800 euros, montante que permite el cambio automático de carril mediante la indicación con el intermitente por parte del conductor y disfrutar de una función que indica al conductor de forma automática cuándo tomar una salida o cambiar de carril según la ruta marcada en el navegador.

La función Full Self Driving, que a pesar de lo que su nombre indica no es un sistema autónomo total, cuesta 7.500 euros y permite que el coche reconozca semáforos o señales de stop ante las que reducir la velocidad. En el futuro recibirá mejoras que le permitirán acercarse más a la conducción autónoma real siempre y cuando la legislación del país en cuestión lo permita.

Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com

Tesla Model S | Mecánica

El Tesla Model S Gran Autonomía tiene dos motores, uno en cada eje, con 343 caballos cada uno. En total la potencia es de 670 caballos.

La batería es de 100 kilovatios hora, que se quedan en 95 netos, suficiente para anunciar una autonomía de 634 kilómetros. El consumo medio es de 17,5 kilovatios hora a los 100 kilómetros.

Esta versión acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 3,2 segundos y alcanza una velocidad punta de 250 kilómetros/hora.

El Tesla Model S Plaid tiene tres motores, uno de ellos delante con 427 caballos y dos detrás con 420 caballos cada uno. La potencia total declarada es de 1.020 caballos.

La batería es idéntica a la de la versión Gran Autonomía, sólo que en esta ocasión la autonomía máxima homologada es de 600 kilómetros.

La aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora se consigue en 2,1 segundos y la velocidad punta es de 322 kilómetros/hora. El consumo medio homologado es de 18,7 kilovatios hora a los 100 kilómetros. La cifra de aceleración se ha conseguido al utilizar un método de medida en el que el coche ya está ligeramente en marcha al empezar a contar el cronómetro. Con la forma tradicional de medir hay que sumar alguna décima de segundo.

La recarga se puede hacer a un máximo de 17 kilovatios de potencia por corriente alterna y hasta 250 kilovatios por corriente continua. Los tiempos necesarios para la recarga varían bastante en función de las condiciones. No obstante, nuestra experiencia con los Supercargadores de última generación de Tesla nos permite afirmar que, si no hay problemas, en unos 20 minutos se pueden recuperar fácilmente unos 300 kilómetros de autonomía.

El Tesla Model S Plaid permite la incorporación opcional de unos discos de freno carbocerámicos de 410 milímetros en ambos ejes, algo que intuímos necesario debido a lo pronto que aparece la fatiga en el sistema convencional cuando se conduce a cierto ritmo incluso a pesar de utilizar unas pastillas específicas.

Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com
Tesla Model S - SoyMotor.com

Tesla Model S | Impresiones de conducción

La cifra de 1.020 caballos impresiona con sólo leerla, cierto, pero hay que reconocer que el Tesla Model S Plaid tiene la capacidad de adaptarse perfectamente a cada situación del día a día. La culpa la tienen los modos de conducción, muy diferenciados entre sí y que son tres: Relax, Deportivo y Plaid –además se pueden regular a mano elementos como la respuesta del volante, la del motor, la suspensión, etcétera–.

Si uno se pone en la piel de un propietario de este modelo, lo normal es pensar que la mayoría del tiempo se va a pasar en el modo Relax. Con él activado hay potencia más que suficiente en todo momento, pero su entrega es tan progresiva como confortable. Nada que ver con lo que anuncia la ficha técnica del coche y, por tanto, muy sencillo de conducir. Ayuda a esta sensación de comodidad una suspensión que se esmera en filtrar todo lo posible las irregularidades de la carretera con éxito, pero no tanto una dirección que incluso en este modo de conducción –o con la posición más relajada activada– nos ha parecido demasiado dura. Eso sí, creemos que el contar con el volante yoke ha falseado totalmente esta información por la forma en la que obliga a cogerlo. Ya hemos hablado de ello en el apartado del interior, pero la posición de las manos nunca llega a ser natural y, desde luego, la falta de aro provoca situaciones que, además de incómodas, son peligrosas.

Por lo demás con este modo de conducción activado el Model S Plaid es una berlina eléctrica en toda regla, ideal para completar largos desplazamientos por carretera y no tanto para hacer kilómetros por vías más retorcidas. Además hay que acostumbrarse a ciertos puntos. Por ejemplo, al levantar el pie del acelerador hay un pequeño lapso de tiempo en el que el coche no empieza a detenerse, seguramente mientras se prepara para regenerar energía. Es algo que ya habíamos notado en otros eléctricos, pero no de una forma tan acusada.

Con el modo Deportivo el Model S Plaid empieza a enseñar los dientes en cuanto a su aceleración, al igual que en un reglaje de las suspensiones que se nota más firme. Pero es cuando le damos al botón –en la pantalla– Plaid cuando empezamos a saber que lo que llevamos entre manos no es algo común –y sí, empezamos, porque hasta que no se prueba el modo Pista de Pruebas no se descubre todo el pastel... y de él hablaremos más adelante–. Ojo en esta situación al pisar el acelerador después de haberlo soltado. Si no se hace de forma muy suave la entrada de potencia es tan brutal que puede ocasionar problemas. Por suerte el control de tracción del Model S funciona a la perfección y ahorra que el susto se complete, pero aún así conviene tener mucho mimo.

Tal descarga de potencia está suficientemente bien absorbida por el chasis del Model S cuando la carretera se retuerce, pero en ningún caso llega a dar la confianza que, por ejemplo, aporta un Porsche Taycan. Podemos asegurar, por tanto, que más que un deportivo a secas la versión Plaid del Model S es una berlina picante... pero una berlina al fin y al cabo. Incluso las inercias tanto en frenada como en los virajes se dejan notar más que en el modelo alemán, y eso que la versión Turbo S de éste pesa unos 100 kilos más.

Y ahora sí, llega el momento de hablar del modo estrella del Model S Plaid, denominado como decíamos Pista de Pruebas. Aunque se hace de rogar, porque una vez que se activa desde la pantalla el coche ha de preparar todo lo necesario a nivel de temperaturas y demás para que los 1.020 caballos se desplieguen sin concesión. Cuánto tarde depende del momento en el que se haga. Nosotros hemos probado el coche en una semana que hizo entre 25 y 30 grados y siempre tuvimos que esperar entre cinco y diez minutos. Eso sí, todos y cada uno de ellos merecen la pena cuando se pisa el acelerador una vez que el coche te da la señal. No hay nada igual en el mercado. El primer golpe de gas es tan violento que corta la respiración –literal, no es una exageración–, y la ganancia de kilómetros/hora es tan rápida que parece dífícil de creer. Conviene no probar este modo salvo que sea en un lugar donde se tenga muy claro que no hay obstáculos para acelerar... ni para frenar.

Lo curioso de esta aceleración es la sensación que provoca, excesivamente artificial. De nuevo hay que coger el Taycan Turbo S como referencia para explicar tal afirmación. Hacer una maniobra semejante con el modelo alemán aseguraba la misma sensación de impresión, pero permitía sentir más el coche. Por ejemplo, se llegaba a escuchar cómo los neumáticos se clavaban contra el asfalto como si lo fueran a rajar. Con el Model S Plaid no hay nada de eso. Parece la aceleración súbita de una montaña rusa como la de Ferrari Land sin un sólo sonido que te haga identificar que estás en un coche. Ni siquiera el de un control de tracción al que hay que volver a alabar. Y que nadie entienda como una crítica negativa. Simplemente es la sensación totalmente subjetiva de quién escribe.

Más objetivo hay que volverse cuando ha de hablar del uno de los grandes lunares del Tesla Model S Plaid, su sistema de frenado. En conducción normal tiene el comportamiento típico de un coche eléctrico, con un tacto de pedal, muy esponjoso, que no es capaz de transmitir bien lo que sucede a causa del sistema de regeneración de energía. A eso, en todo caso, uno puede llegar a acostumbrarse para minimizar las faltas de precisión. Lo que no es posible es evitar la pérdida de eficacia de los frenos si se conduce durante un rato a buen ritmo. La fatiga y el sobrecalentamiento aparecen más rápido de lo deseado, algo que en ningún caso debería suceder en un coche de esta potencia.

Tesla Model S | Precio

El precio del Tesla Model S Gran Autonomía empieza en 107.490 euros, mientras que la versión Plaid parte desde 132.490 euros.

Tesla Model S | Registro de actualizaciones

Fecha Actualización
01/09/2023 Probamos el Tesla Model S Plaid.
10/01/2023 El Tesla Model S Gran Autonomía se pone a la venta en España.
04/08/2022 El Tesla Model S 2022 se pone a la venta en España. Hasta ahora se vendía el previo al restyling.
26/11/2021 Se anuncia la opción de equipar frenos carbocerámicos en el Model S Plaid.
05/08/2021 Tesla sube el precio del Model S en España.
28/01/2021 Tesla presenta la versión 2021 del Model S.
30/11/2020 Sube su precio de comercialización.
24/11/2020 Amplía su autonomía.
13/10/2020 Reduce su precio en 3.000 euros.
17/06/2020 Su versión Gran Autonomía gana 15 kilómetros en ciclo NEDC.
27/05/2020 Reduce su precio en unos 5.000 euros.
21/04/2020 Más aceleración en la versión Performance.
24/09/2019 Llantas aerodinámicas.
Noticias relacionadas
Afecta a más de dos millones de vehículos en Norteamérica - SoyMotor.com
Coches

Estados Unidos sentencia a Tesla: llamada a revisión de todos los coches vendidos por los fallos de Autopilot

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras ha decidido obligar a Tesla a llamar a revisión a todos los vehículos que ha vendido en Estados Unidos. La razón es que ha encontrado claros indicios sobre el mal uso que se puede hacer del sistema Autopilot, sin que la tecnología haga lo suficiente para evitarlo. Los coches afectados son más de dos millones.

4
15 Dic 2023 - 10:30
Aún no existen comentarios, danos tu opinión
Para comentar o votarInicia sesión
Te puede interesar
Tesla Model E
Coches

Tesla Model E, Fiat Gingo o Volvo F40, otros nombres que cambiaron antes de llegar al mercado

El lío que Alfa Romeo ha sabido resolver con rapidez y acierto, al cambiar el nombre de Milano por Junior, no ha sido el único en el mundo del automóvil, donde Fiat, Volvo y hasta Tesla también han tenido que cambiar los nombres de sus coches antes de llegar al mercado. Y decimos con acierto porque, aunque el Alfa Milano, ahora Junior, no está pensado para venderse en Estados Unidos, allí existe el nefasto recuerdo del Alfa 75, llamado en ese mercado Alfa 75 ‘Milano’, un 'recuerdo de imagen' que Alfa Romeo evita con el nombre Junior.

0
19 Abr 2024 - 17:20
Últimos vídeos
Te puede interesar
F1
Carlos Sainz, Charles Leclerc y Frédéric Vasseur con el logo de HP en su indumentaria
Carlos Sainz, Charles Leclerc y Frédéric Vasseur con el logo de HP en su indumentaria

OFICIAL: Ferrari incorpora a HP como patrocinador principal y le incluirá en su nombre a partir del GP de Miami

HP ha entrado de lleno en Ferrari. El equipo incorporará a la compañía en su denominación oficial a partir del próximo Gran Premio, el de Miami, por lo que pasará a llamarse 'Scuderia Ferrari HP'. De acuerdo con las imágenes que han compartido los de Maranello en el comunicado oficial, el logo de la empresa de tecnología aparecerá en ambos coches, así como en el mono de los pilotos y la indumentaria del equipo, como se puede comprobar en el polo de Frédéric Vasseur. 

23
24 Abr 2024 - 14:51
4.000 días sin victorias en F1, pero con mucha magia - SoyMotor.com
F1

4.000 días sin victorias en F1, pero con mucha magia

La cifra puede parecer impresionante, desproporcionada, pero es real: Fernando Alonso lleva 4.000 días sin conseguir una victoria en la Fórmula 1. Muchos, especialmente los ‘cuñaos’ que no suelen ver las carreras, pensarán que el asturiano perdió ‘chispa’ después del Gran Premio de España 2013. Paparruchas. Han sido casi once años de mucha ‘magia’. Veamos.

42
24 Abr 2024 - 11:33
Xiaomi SU7 en la fábrica de la marca en Beijing - SoyMotor.com
Coches

El secreto de Xiaomi: fondos ilimitados, socios estratégicos y un plan para dominar el mercado

Un nuevo actor ha irrumpido con fuerza en la industria del motor. Y a diferencia de nombres como Tesla, Rivian o Lucid, que han intentado hacerse un hueco a partir de la ingeniería y haciendo equilibrios y malabares para encontrar la financiación necesaria para subsistir, este último tiene fondos virtualmente ilimitados para llevar a cabo su objetivo: crecer hasta convertirse en uno de los cinco mayores fabricantes de todo el planeta. Quiere conseguirlo en menos de 20 años y, para hacerlo, tiene que desbancar a una General Motors que hoy cierra el Top 5 con 6,1 millones de coches por año y multiplicar el volumen actual de fabricantes del calibre de BMW –2,5 millones–, Mercedes-Benz –2,4 millones– y Renault –2,2 millones–.

2
12 Abr 2024 - 17:25