PRUEBA A FONDO

Renault Captur 2017: urbanita infatigable

El pequeño SUV de Renault sufre un lavado de cara para mantener su imagen al día

Además cambia su gama de motores y mejora el equipamiento de serie

Probamos el nuevo motor 0.9 TCe tricilíndrico turbo, el más indicado para uso urbano

AmpliarPrueba a fondo Renault Captur - Soymotor.comEl Renault Captur da confianza en curva y ofrece una gran comodidad a los ocupantes

El Renault Captur llegó al mercado en 2013 y desde entonces no había recibido actualización alguna, por lo que este lavado de cara, aun siendo leve, se antojaba necesario para mantener al día al SUV más pequeño del fabricante francés. En SoyMotor.com lo probamos a fondo para conocer sus novedades.

Este coche ya tiene su reemplazo, el Renault Captur 2020. El segmento de los SUV pequeños y urbanos no deja de crecer en lo que llevamos de 2019, con cerca de 100.000 unidades vendidas hasta mayo. Está en plena efervescencia con la llegada de modelos como el Seat Arona, Kia Stonic o el futuro Skoda Kamiq. El atractivo de los todocaminos también es apreciado por los clientes que quieren un coche urbano, con las ventajas en cuanto a visibilidad y posición de conducción elevada que estos proponen.

galeria_captur_0.jpg

Ver galería fotos de la Prueba Renault Captur 0.9 TCe

Para no quedarse rezagado respecto a la competencia, las principales novedades a nivel estético las encontramos en los faros delanteros y traseros de leds que dan mayor personalidad al modelo. También se han rediseñado las luces diurnas, ahora con forma de C y que se adaptan al nuevo paragolpes delantero.

 

RENAULT CAPTUR: EXTERIOR

Aunque también se han hecho retoques para acentuar su estética SUV en la parrilla, en la zona de las protecciones y se ofrecen cuatro nuevas llantas de 16 ó 17 pulgadas y un techo acristalado, quizá el aspecto más destacado pasa por el gran nivel de personalización que se ofrece para este modelo en su exterior.

renault-captur-tce-90-soymotor-22_0.jpg

Además, Renault oferta dos nuevos colores 'Atacama Orange' y 'Ocean Blue', así como un color nuevo para el techo 'Platinum Grey'. Con estos nuevos tonos, el Renault Captur presenta hasta 30 combinaciones distintas para su carrocería. Además, existe de forma opcional un techo opcional de cristal fijo. En nuestra unidad el color bitono rojo-gris junto a los pasos de rueda en plásticos oscuro y algunos detalles en gris, le dan una imagen muy atractiva.

renault-captur-tce-90-soymotor-3_0.jpg

Todo ello en una carrocería que apenas supera los 4 metros de largo –4,12 para ser exáctos– y que supone el inicio de la gama SUV de Renault. Por encima encontramos el Kadjar y el Koleos. Respecto a su hermano el Clio, ofrece una estética más campera sin llegar a ser un todocamino por capacidades y técnica, muy del agrado de la fiebre SUV que inunda los mercados de todo el mundo. Nuestra unidad iba equipada con llantas bicolor de 17 pulgadas, que junto al llamativo color de las fotos, hace del Captur un modelo vistoso y una de sus principales bazas frente a rivales como el Seat Arona o el Peugeot 2008.

 

RENAULT CAPTUR: INTERIOR

El habitáculo del Renault Captur es muy similar al del Renault Clio, con el que comporte la mayoría de elementos. El salpicadero tiene como protagonista a la pantalla central de 7 pulgadas desde donde se manejan las principales funciones, si bien cuenta con controles físicos para el climatizador. Esta ausencia de mandos le da un aspecto limpio y ordenado, si bien algunos mandos, como el de la radio o la tarjeta de acceso, acusan un diseño antiguo.

renault-captur-tce-90-soymotor-10_0.jpg

Los asientos delanteros son de mullido blando y cuentan con fundas desmontables. Son cómodos aunque sujetan poco en curva. El panel de instrumentación es sencillo y sin grandes alardes. Cuenta con dos relojes analógicos para velocidad y gasolina, además de dos pequeñas pantallas, una que muestra la velocidad digitalmente y otra para el ordenador de a bordo.

Nuestro Captur contaba con un apoyabrazos delantero con compartimento, y de serie hay múltiples espacios para guardar objetos –dos para botellas junto al freno de mano, compartimiento en el salpicadero, módulo central junto al cambio, etc–. Un detalle que nos ha parecido poco práctico es la guantera. Es deslizable –como si fuera un cajón– en vez de abatible y choca con las piernas al intentar abrirla.

renault-captur-tce-90-soymotor-15_0.jpg

En la fila trasera encontramos las limitaciones de espacio propias de esta categoría urbana. Pese a que está homologado para cinco pasajeros, el puesto central de la fila trasera es testimonial, si bien para dos adultos las cotas son buenas, especialmente la de altura. La banqueta trasera es deslizable, pero en su posición más adelantada deja poco espacio para las rodillas.

Esta solución ya la emplean otros modelos como el Mitsubishi Eclipse Cross que probamos hace unas semanas. También se pueden abatir los respaldos de forma 60/40 como en la mayoría de automóviles. Además de los huecos de las puertas traseros, los ocupantes de la segunda fila tienen a su disposición un enchufe de 12 voltios y un pequeño hueco para dejar objetos entre los asientos delanteros.

renault-captur-tce-90-soymotor-5_0.jpg

El maletero cubica unos buenos 377 litros, que pueden ser 455 gracias a la banqueta trasera deslizable, al expandir en unos centímetros adicionales la longitud del espacio de carga. Si plegamos los asientos traseros, el volumen de carga asciende hasta los 1.235 litros. Sorprende por sus formas totalmente regulares, si bien cuenta con el inconveniente de una altura de carga un tanto elevada, algo habitual en modelos SUV. En nuestra unidad, el cierre del portón exigía un esfuerzo mayor de lo normal.

 

RENAULT CAPTUR: EQUIPAMIENTO

Este acabado tope Zen añade algunos elementos de serie interesantes como los faros Full led delanteros y traseros que destacan por su iluminación nocturna, llantas de 17 pulgadas, carrocería bitono, sistema multimedia R-Link –con control por voz y aplicaciones descargables–, detalles cromados exteriores e interiores y ayuda al aparcamiento trasero. Entre las opciones destacas encontramos el sistema de sonido Bose el techo acristalado fijo.

captur_android_auto_0.jpg

Ya desde el acabado medio Limited, el Captur cuenta con una dotación generosa como pantalla de 7 pulgadas, climatizador automático, acceso manos libres, llantas de aleación de 16 pulgadas, faros antiniebla, o Android Auto entre otros. Para quienes opten por el acabado de acceso a la gama denominado Life, tendrán una dotación muy completa con ayuda a arranque en pendiente, ayuda de frenada de emergencia, sistema de control de presión de neumáticos, modo Eco, retrovisores y elevalunas –los cuatro– eléctricos, pintura metalizada o luces diurnas de led.

renault-captur-tce-90-soymotor-14_0.jpg

Renault, en línea con las demandas actuales, ofrece un alto nivel de personalización exterior e interior. En este aspecto, la marca ofrece nueve colores exteriores y hasta seis paquetes distintos para su interior con tonos Marfil, Azul Océano, Caramelo, Rojo, Satinado Cromado o Brillante. Además, también se ofrecen como accesorios los umbrales de las puertas, estribos, barras laterales, umbral del maletero o cargador inalámbrico.

 

RENAULT CAPTUR: MOTORES

El renovado SUV urbano francés ofrece una amplia gama de motores compartida con el Clio, si bien en esta prueba a fondo nos centramos en la versión 0.9 TCe, siglas que corresponden al tricilíndrico turbo de gasolina. Con este motor, Renault apuesta por el downsizing, al igual que otros de sus rivales, y se ayuda de la sobrealimentación para sacar 90 caballos y 135 Newton metro de par del pequeño bloque.

Esta motorización es recomendable para su uso urbano, ya que permite alternar consumos moderados -si bien superiores a un diesel en condiciones reales- y una capacidad de respuesta destacable cuando superamos las 2.000 revoluciones. En este sentido, se comporta parecido a un motor turbodiesel, con una patada que acaba sobre las 5.000 vueltas, momento en el que no merece seguir estirando el motor.

El comportamiento es bastante lineal y se mueve bien entre el tráfico, incluso saliendo a carretera y autopista. Renault ha solventado las vibraciones características de este tipo de configuración –tres cilindros en línea– y salvo a muy bajas revoluciones y con el pedal a fondo –mejor reducir–, el agrado de uso es similar a un cuatro cilindros. Eso sí, mejor mantenerlo en todo momento en su zona buena para tener capacidad de respuesta, lo que obliga a usar el cambio más de lo habitual.

El motor pide usar el cambio y mantenerlo por encima de 2.000 revoluciones para dar lo mejor de sí

Sólo echamos en falta una sexta velocidad que permita un mayor desahogo en autopista, si bien este no es el hábitat del Captur. En quinta marcha, rodamos a 120 kilómetros/hora a 3.250 revoluciones. Por su parte, el funcionamiento de todos los mandos –embrague, dirección– es muy suave, lo que apuntala el concepto de coche cómodo. La palanca de cambios tiene un buen guiado y recorridos no demasiado largos, si bien los pedales quedan algo elevados respecto a la moqueta, por lo que conviene buscar bien la posición de conducción adecuada antes de arrancar.

En 2019 se reestructuró la oferta del Captur, que se completa con el nuevo 1.3 TCe gasolina turbo en versiones de 131 y 150 caballos y una mecánica turbodiesel 1.5 dCi de 90 caballos. Los dos últimos pueden estar asociados a una caja automática de doble embrague EDC. Renault no ofrece ninguna versión 4x4, son todas de tracción delantera.

PRESTACIONES*


RENAULT CAPTUR 0.9 TCe
90 caballos
0-50 km/h 3,6 segundos
0-100 km/h 11,4 segundos
0-201 metros (1/8 milla) 11,8 segundos 
Fuerzas G máxima en curva 0,81 G

 

RENAULT CAPTUR: COMPORTAMIENTO

Durante la prueba a fondo, el Renault Captur se ha mostrado como un urbanita infatigable. A su contenido tamaño y buen radio de giro, une una visibilidad destacable –mención especial a sus retrovisores– que facilita el tránsito de la ciudad en el día a día. Siempre tenemos una buena perspectiva de lo que sucede a nuestro alrededor y elementos como los avisadores de ángulo muerto o cámara de ayuda al aparcamiento mejoran la experiencia.

renault-captur-tce-90-soymotor-11_0.jpg

Una vez nos alejamos de la capital, el pequeño SUV muestra su cara más amable con una comodidad que invita a una conducción tranquila y relajada, si bien es necesario recurrir al cambio para lograr unas prestaciones adecuadas en incorporaciones y aceleraciones. Pese a su reducida batalla, ofrece confianza en vías rápidas como autopistas y autovías.

Cuando llegan los tramos más revirados, el Captur se balancea debido a su suspensión de tarado blando, lo que no invita a buscar los límites en cada curva. A cambio, ofrece un buen confort a todos los usuarios y filtra bien las irregularidades del asfalto. La dirección y la conducción en general ofrece un tacto más filtrado y menos preciso que algunos de sus rivales. Respecto a un Clio, es algo menos ágil debido a su carrocería elevada y mayor inercia. El comportamiento al límite es muy subvirador con unas ayudas electrónicas bastante intrusivas e que intervienen pronto.

renault-captur-tce-90-soymotor_0.jpg

En este acabado Zen contamos con unas llantas de aleación de 17 pulgadas y neumáticos 205/55 algo sobredimensionados para la potencia del vehículo a cambio de un gran empaque a nivel estético. Pese a ser las llantas más grandes que puede montar, no son de perfil demasiado bajo lo que una vez más redunda en una mayor calidad de rodadura y confort de los ocupantes. El tacto de freno es bastante asistido y no han dado signos de fatiga durante la prueba –tampoco les hemos exigido especialmente–. Los tambores traseros son algo común en esta categoría y nivel de precios si bien preferiríamos discos traseros, elemento que tampoco montan las versiones superiores de 130 y 150 caballos.

El consumo medio homologado por esta versión es de 5,4 litros a los 100 kilómetros aunque en nuestro caso a un ritmo vivo, durante los más de 500 kilómetros de prueba que hemos realizado ha sido de 7,3 litros reales de media. En condiciones reales y conduciendo con viveza, debemos de usar el cambio y mantener el motor revolucionado lo que origina un mayor consumo. 

Práctico y enfocado al uso urbano, el Captur sorprende por suavidad y comodidad

En carretera, con una media de 90 kilómetros/hora reales, el Captur 0.9 TCe ronda los 6 litros a los 100 kilómetros, medio litro menos que en autopista a velocidades legales. Es en ciudad donde, a pesar de su sistema Start-Stop de serie, podemos superar con facilidad los 6,5 litros a los 100 kilómetros homologados, especialmente en atascos o con una conducción no eficiente, donde la media real ronda los 7,5 litros. Respecto a su hermano el Renault Clio, el consumo debería ser unas décimas superior debido a su peor aerodinámica y mayor peso.

El depósito de gasolina del Captur es de 45 litros, lo que en términos de autonomía podemos rondar los 600 kilómetros. Dadas sus condiciones de coche urbano, no es un dato preocupante ya que la su utilización principal no será para largos viajes.

renault-captur-tce-90-soymotor-21_0.jpg

El Renault Captur cuenta en todas sus versiones con distintivo ambiental C verde emitido por la DGT que le permite el acceso a los centros urbanos de las grandes ciudades. Respecto a episodios de contaminación, deben ser muy graves para que el pequeño SUV tenga prohibido circular – por ejemplo en Madrid habría que llegar al nivel 4–. Al no contar de momento con ninguna versión híbrida o eléctrica, el Captur no puede obtener la etiqueta ECO ni Cero Emisiones.

 

RENAULT CAPTUR: PRECIO Y RIVALES

La versión que hemos probado con acabado Zen parte de los 18.529 euros, si bien la gama del Renault Captur arranca en los 15.400 euros –precios todos sin descuento incluido– con el mismo motor 0.9 TCe y el acabado de acceso denominado Life. A fecha de publicación de esta prueba, Renault ofrecía una promoción incluyendo financiación con el que podemos adquirir un Captur desde 13.418 euros en su acabado básico y con el mismo motor que hemos probado, lo que supone unos 2.000 euros de ahorro respecto al precio de tarifa. La versión probada, con descuento, parte de los 16.072 euros.

renault-captur-tce-90-soymotor-19_0.jpg

Las principales alternativas al Renault Captur son modelos como el Seat Arona, el Nissan Juke o el Citroën C3 Aircross entre otros. El francés es de los más cómodos del segmento y tiene un precio competitivo respecto a sus rivales. Si bien hay otros modelos que ofrecen una experiencia de conducción más entretenida debido a una suspensión y tacto general más firme.

 

RENAULT CAPTUR: CONCLUSIÓN

Renault ha dado una vuelta de tuerca a su crossover urbano que lo hace más atractivo y personalizable. Es un automóvil cómodo, práctico y con soluciones útiles para el día a día como su banqueta trasera deslizable, además de contar con una imagen renovada y juvenil. En esta versión 0.9 TCe es nuestra elección para ciudad y recorridos interurbanos.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP