PRUEBA

Mitsubishi Eclipse Cross: la importancia del legado

Mitsubishi presentó su nuevo SUV compacto en el Salón del Automóvil de Ginebra

La marca amplía así su gama, ofreciendo un SUV de diseño único, atrevido y deportivo

Mitsubishi ha publicado el listado de precios del Eclipse Cross con su llegada a España

AmpliarPrueba Mitsubishi Eclipse Cross: la importancia del legado - SoyMotor.comPrueba Mitsubishi Eclipse Cross: la importancia del legado

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó en 2018 como un SUV de aspecto coupé y mecánicas Diesel y gasolina. Heredero del legado deportivo de los tres diamantes, apuesta por el confort de marcha tanto dentro como fuera del asfalto, con versiones de tracción delantera y 4x4, que hemos probado.

Entre 1990 y 1999, Mitsubishi comercializó en España un deportivo denominado Eclipse que hizo soñar a niños, y a algunos adultos, con que algún día ellos también podrían conducir un coche capaz de hacer sombra al mismísimo sol. Hoy, casi 20 años después de que su luz se extinguiese, o su sombra, –aunque en Japón se vendió hasta 2011–, el fenómeno cosmológico ha vuelto a suceder y un nuevo Eclipse ha llegado, esta vez bajo la forma de un SUV coupé, como delata su apellido, Cross.

El nuevo Mitsubishi Eclipse Cross nace como el SUV medio de la marca japonesa, con 4,4 metros largo, 1,8 de ancho y 1,68 metros de alto. Situado entre el ASX –de 4,36 metros de largo–, con el que comparte plataforma, y el Outlander –de 4,69 metros–, muy probablemente su aparición en el segmento medio provocará que el nuevo ASX, que llegará en 2020, vea reducidas sus cotas para bajar un peldaño y competir en el incipiente segmento B-SUV con modelos como el Seat Arona y el Kia Stonic.

Por lo que al nuevo SUV coupé de Mitsubishi se refiere, aterriza en un segmento repleto de competidores y encuentra en el Seat Ateca, el Skoda Karoq y Hyundai Tucson algunos de sus rivales más fuertes. Por diseño, país de origen y tipo de comprador de la marca, podría pensarse que también deberá batirse el cobre con el Toyota C-HR, pero lo cierto es que la mecánica híbrida del otro SUV coupé japonés lo lleva a jugar en otro terreno.

mitsubishi-eclipse-cross-galeria-soymotor.jpg

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: EXTERIOR

En cuanto a su diseño, el Eclipse Cross incorpora el diseño frontal denominado Dynamic Shield, una combinación de molduras cromadas y otras negras dispuestas estratégicamente en forma de X, que ya conocemos del Outlander y el ASX 2018. Su mirada muestra atisbos de deportividad, pero su altura libre al suelo y grandes luces antiniebla revelan el segmento al que en realidad pertenece.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-06.jpg

Desde una perspectiva lateral observamos que su cintura es elevada, y la caída de su techo –de doble burbuja si no se opta por el techo solar– delata una vez más un guiño al pasado deportivo, aunque sólo sea por su diseño. En la zaga, la luneta dividida por la luz de freno, enmarcada entre los pilotos traseros, dota a este SUV de una estética singular que nos resulta familiar de otros modelos nipones. Por último, unas protecciones de plástico en los faldones y pasos de rueda tratan de aumentar la sensación de altura al suelo de este Eclipse Cross.

Como ya hemos comentado, este modelo comparte plataforma con su hermano menor, el ASX, y Mitsubishi afirma que, durante su fabricación en Nagoya –Japón–, ha empleado acero de alta resistencia a la torsión en el 55% del chasis. Para incrementar la rigidez torsional, se ha utilizado un adhesivo especial en lugar de soldadura en el sellado de la estructura lateral. Gracias a ello y los distintos sistemas de seguridad que equipa de serie ha obtenido cinco estrellas EuroNcap y un nivel de protección del 97% para el conductor, uno de los mejores datos del segmento.

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: INTERIOR

Mitsubishi ha diseñado un interior completamente nuevo para en nuevo Eclipse Cross, con un salpicadero moderno y despejado en el que sólo destaca la pantalla flotante de 7 pulgadas que corona la consola central, un diseño que incorporarán los nuevos modelos de la marca.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-07.jpg

El habitáculo es menos espacioso que algunos modelos de su competencia sin resultar claustrofóbico, y da la sensación de que estamos en un vehículo menos voluminoso de lo que es. El puesto de conducción es cómodo y cuenta con un volante regulable en altura y profundidad. Además, el apoyo para el pie izquierdo del conductor –al menos en la versión automática que hemos conducido– es mejor que en otros modelos del mismo segmento como en Nissan Qashqai. Los materiales y acabados son correctos y nos ha llamado especialmente el tacto metálico de las levas del cambio automático tras el volante.

En las plazas traseras, el Eclipse Cross cuenta con una banqueta con desplazamiento longitudinal de 20 centímetros, lo que permite ganar habitabilidad para los pasajeros o espacio en el maletero. Con la banqueta trasera en la posición más retrasada el espacio para las rodillas es amplio y la altura libre hasta el techo es suficiente para personas que midan más de 1,80 metros, a pesar de su línea de inspiración coupé; con la banqueta adelantada, la distancia hasta los respaldos de las butacas delanteras se ve reducida en gran medida, pero permite reclinar los respaldos de los pasajeros 17 grados en una proporción de 40:60. Como es habitual en la mayoría de vehículos, la plaza central es funcional pero no lo suficientemente cómoda para afrontar un viaje largo, aunque el túnel central de transmisión en la versión de tracción total es de dimensiones reducidas.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-21.jpg

El maletero cubica 378 litros con los asientos traseros en la posición más retrasada, que se amplía hasta 485 litros al desplazar la banqueta y 1.122 litros si se abaten los respaldos. La versión de tracción total ofrece 19 litros menos en todas las configuraciones, pero en ningún caso llega a ofrecer una superficie completamente plana ni enrasada con el suelo maletero al tumbarlos. La mayoría de sus competidores ofrecen mayor capacidad, pero esto encuentra su explicación en la caída de la luneta trasera. En cualquier caso, es espacio más que suficiente para transportar cuatro maletas de las que se pueden llevar en la cabina de un avión y queda hueco para las chaquetas y alguna mochila.

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: EQUIPAMIENTO

El Eclipse Cross se ofrece en cuatro niveles de equipamiento: Challenge, Spirit, Motion y Kaiteki. Todos ellos cuentan de serie retrovisores exteriores calefactables y regulables eléctricamente –que son de gran tamaño–, faros antiniebla, sistema Stop&Go, modo de conducción Eco, volante multifunción y palanca de cambio en cuero, programador de velocidad con detección de peatones y frenada de emergencia, alerta de cambio involuntario de carril, cámara de marcha atrás y climatizador.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-13.jpg

El acabado Spirit incorpora el retrovisor electrocrómico, la pantalla táctil para gestionar el equipo de sonido y el sistema de info-entretenimiento SDA, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y el 'touchpad'. Este último 'gadget' puede parecer innecesario o redundante, pero lo cierto es que, cuando se está en movimiento, resulta más fácil navegar por la pantalla de este modo, mientras que, cuando se está parado, nos resultó más cómodo trabajar directamente sobre el monitor, que requiere un cierto grado de presión sobre la pantalla para reaccionar. El Mitsubishi Eclipse Cross no cuenta con navegador ni siquiera en opción y es necesario conectarlo a un terminal móvil para acceder a la aplicación Google Maps de nuestro teléfono.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-15.jpg

Sobre esto, el acabado Motion añade el sensor de aparcamiento delantero y trasero, así como el head-up display y los faros de leds. La unidad que hemos conducido contaba con el acabado Kaiteki, el más alto de la gama, dotado de control de velocidad adaptativo, cámara de visión perimetral, detector de ángulo muerto y tráfico cruzado, asientos calefactados con ajuste eléctrico para el conductor, freno de mano automático, tapicería de cuero y techo solar.

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: MOTORES

El Mitsubishi Eclipse Cross está disponible con un propulsor gasolina turbo 1.5 DOHC de 16 válvulas y 163 caballos, que probamos en la presentación nacional, y una Diesel de 2.2 litros y 150 caballos, que también hemos conducido. Según la marca, en los próximos años se incorporará a la gama una versión electrificada, aunque no nos han especificado si será con el propulsor híbrido que ya equipa el Outlander PHEV –lo más probable–, o con algún motor eléctrico fruto de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

mitsubishi-eclipse-cross-mo_0_0.jpg

En la actualidad, sólo el motor de gasolina se puede asociar al cambio manual de 6 velocidades y la tracción delantera, además de una caja automática por variador continuo CVT con 8 relaciones de cambio preconfiguradas y modo Sport. Esta caja es de accionamiento manual desde las levas tras el volante, pero sólo está disponible con los niveles de acabado superiores, Motion y Kaiteki. La tracción integral Super All Wheel Control se ofrece tanto para el propulsor Diesel como gasolina, pero siempre asociada al acabado Kaiteki y el cambio automático y el sistema de reparto selectivo del par motor, Active Yaw Control.

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: COMPORTAMIENTO

Durante la presentación nacional del Eclipse Cross tuvimos la oportunidad de conducir el la versión gasolina con cambio automático y tracción total con el acabado superior. En vías rápidas, el motor respondió con fuerza y nos dio la sensación de que sus 163 caballos de potencia son suficientes para mover sus 1.550 kilos de peso –el de tracción delantera pesa 60 kilos menos, y 125 menos si equipa el cambio manual– a velocidades por encima de lo permitido.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-25.jpg

Respecto al cambio automático por variador, bien es cierto que los CVT no gozan de una gran reputación y que su funcionamiento puede llegar a ser algo lento y causar un ruido molesto cuando se pisa a fondo el acelerador. No obstante, también es cierto que, en este caso, Mitsubishi ha logrado resolver con bastante solvencia el deslizamiento de la correa al cambiar de 'marcha' con las levas en el volante o desde la palanca.

En una pista de tierra muy bacheada nos sorprendió el buen comportamiento de la suspensión –MacPherson en el eje delantero y multibrazo en el trasero– y el confort de marcha cuando circulamos a una velocidad elevada. En cambio, al circular a baja velocidad los movimientos de la carrocería fueron más acusados y nos dio la sensación de ser algo blanda.

Al recorrer una senda con mucha piedra suelta y atacar pendientes inclinadas, el sistema de tracción total con reparto selectivo del par hizo un buen trabajo para mitigar la pérdida de tracción en los tres modos de conducción disponibles: Snow, Auto y Gravel. No apreciamos una gran diferencia de funcionamiento al cambiar de modo de conducción al pulsar el selector junto a la palanca del cambio, pero lo cierto es que sólo circulamos por un tipo de superficie.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-30.jpg

Según nos explicaron desde la marca, el sistema es capaz de hacer un reparto de par entre ambos ejes desde un 80/20, en los modos Auto y Nieve, hasta un 40/60 en el modo Gravilla. Sí echamos en falta un sistema de control de descenso –como el que equipan algunos modelos de su competencia– que nos permitiese soltar el pie del freno sin ganar velocidad en las bajas más pronunciadas. Dado el tipo de caja de cambios, ni siquiera al seleccionar de manera manual la primera velocidad experimentamos una retención significativa al descender.

Con posterioridad también hemos conducido su versión Diesel de 148 caballos, con tracción total y cambio automático, por vías rápidas y carreteras convencionales a un ritmo ágil. Sin duda, es un coche que prima más el confort que la deportividad, lo que se aprecia en su dirección, muy asistida y poco directa, y su suspensión, blanda y con mucho recorrido.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-29.jpg

En carretera ofrece aplomo y, en ciudad o al pasar badenes, es cómodo, pero en carreteras de curvas y doble sentido no se muestra ágil y los movimientos son más lentos de lo deseable. El tacto de los frenos, de 320 milímetros en el eje delantero y 302 en el trasero, es correcto y no acusan una fatiga prematura, pero el movimiento de la carrocería no ofrece confianza para tomar las curvas con velocidad. En general es un coche subvirador en apoyo, y la tracción total y el reparto de par hacen un trabajo aceptable para mantenerlo en la curva cuando se abre el gas.

Al margen de estas apreciaciones, nos ha parecido que la mecánica Diesel de 148 caballos ofrece un empuje similar al propulsor de gasolina de 163, pero su sonoridad es algo superior. Si se circula a ritmo tranquilo pasa desapercibido pero, junto al ruido aerodinámico que proviene de los retrovisores, puede llegar a resultar molesto si elevamos el ritmo y circulamos por encima de lo legal.

Tanto la versión Diesel como la gasolina cuentan con modo Eco que disminuye la respuesta del acelerador para tratar de contener el consumo. El Diesel homologa un consumo medio de 6,9 litros a los 100 kilómetros, que logramos rebajar hasta 6 litros a los 100 en vías rápidas al circular en el límite de lo legal, y que elevamos por encima de 8 en carreteras de curvas a un ritmo ligero.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-27.jpg

Con el gasolina, tras un recorrido por autopista con cambios de ritmo para adelantar y cuatro adultos más su equipaje de mano en el coche, el ordenador de a bordo ofreció un consumo medio de 8,4 litros. Se trata de una cifra superior a los 7 litros a los 100 que homologa pero obviamente es posible rebajar este dato si se practica una conducción más eficiente. Las versiones de tracción delantera y cambio manual ofrecen un consumo homologado de 6,7 y 6,6 litros a los 100 dado su menor peso y, según suponemos, mayor eficiencia de este tipo de transmisión, pero no hemos podido comprobarlo.

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: PRECIO

La gama de precios del Mitsubishi Eclipse Cross parte de 21.850 euros con motor de gasolina, tracción delantera, cambio manual y el acabado Challenge, 23.150 con el acabado Spirit y 24.700 con motion. Si se desea contar con cambio automático, es necesario abonar 2.000 euros adicionales, y 5.450 euros más por la tracción totalEl tope de gama es el Eclipse Cross Diesel con tracción total, cambio automático y acabado Kaiteki, por 35.900 euros. Así, el SUV coupé japonés ofrece un precio inferior a del Seat Ateca, Peugeot 3008 o Hyundai Tucson con un nivel de equipamiento similar.

mitsubishi-eclipse-cross-soymotor-33.jpg

 

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS: CONCLUSIÓN

En 2018, los SUV supusieron el 41,2% del total de vehículos matriculados en España, mientras que los modelos deportivos fueron sólo el 0,2%. Tal vez los nostálgicos añoremos aquellos deportivo de los años noventa, pero lo cierto es que el mercado ya ha elegido y el Eclipse Cross, el último Mitsubishi creado de manera independiente y el primero en ser presentado antes en Europa que en Japón, no es un sacrilegio sino el heredero de un legado y un coche que ya ha iniciado esta nueva era dentro de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de pbc1967

Como que no es un sacrilegio....por supuesto que si....esa porqueria de auto no merce ese nombre.

  • 0
  • 0
Imagen de pbc1967

Esta gente de soymotor .com no se cansa de hablar estupideces, no tiene nada que ver este auto con el Mitsubhi eclipse que se vendia desde los años 90 hasta el 2011 en algunos mercados, de partia ese auto era un Hatchback deportivo liviano y agil con una suspension mas bien rigida, un vehiculo que andaba extraordinariamente bien un deportivo en toda regla, por su parte el eclipse cross actual es un SUV lento pesado desagradable de andar y poco agil en el trafico debido a su enorme tamaño, es lo mas parecido a decir que un bus urbano es deportivo, dejen de hablar estupideces ese auto es basura con todas sus letras, esta bien que estan siguiendo una tendencia pero eso no lo hace mejor auto, mitsubishi tuvo autos buenos que todos deseabamos como:
Mitsubishi 3000 GT
Mitsubishi Ecipse
MItsubishi Spyder
Mitsubishi Evolution, esos si eran autos deportivos pero no quieran meternos la mula que SUV es deportivo porque nunca lo va a ser, por peso, por tamaño, por su altura libre al suelo, por su centro de gravedad demasiado alto y iun sin numero de razones mas...dan pena queriendo vender algo que todo el mundo sabe no puede tener ninguna Herencia de un deportivo.

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP