GP Singapur F1 2019 en directo
PRIMERA PRUEBA

Mercedes-Benz EQC 2019: primera prueba del SUV eléctrico

Anuncia 416 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP

Su precio de partida en España es de 77.425 euros

AmpliarMercedes EQC 2019: nuevo modelo, nueva familia - SoyMotor.comEl Mercedes EQC es el primero de la nueva familia de vehículos eléctricos de la firma de la estrella

El nuevo Mercedes EQC ya está en España, y en SoyMotor.com lo hemos podido conducir por primera vez durante su presentación en Madrid. El SUV eléctrico de la estrella es el primer integrante de la nueva familia EQ y ya está a la venta con un precio de partida de 77.425 euros.

El Mercedes EQC ya es una realidad. Se trata del primer integrante de la nueva familia EQ de Mercedes, que estará compuesta sólo por modelos con motor totalmente eléctrico, al que seguirán la versión eléctrica de la Clase V –la EQV–, y los EQA y EQB en 2020 y 2021, respectivamente, hasta completar una gama de 10 modelos eléctricos en 2023. Con el nuevo Mercedes EQC se marca el camino que tomarán el resto de coches eléctricos de la firma, que serán de tracción total –con un motor sobre cada eje–, a excepción de la mencionada EQV. ¿Sus rivales más cercanos? El Audi e-tron y el Jaguar I-Pace.

 

MERCEDES-BENZ EQC 2020: EXTERIOR

El Mercedes EQC presenta muchas similitudes con el concepto que adelantó su llegada y, aunque conserva los aire de familia con el resto de la gama, rompe con lo visto en la marca y luce un diseño propio pero muchos menos arriesgado de lo que se esperaba. De hecho, el propio Jorg Heinermann, jefe de ventas de Mercedes, ha reconocido que el diseño del EQC es mucho más convencional que las propuesta que ofrece el Mercedes GLC, modelo con el que comparte plataforma, y que los futuros modelos ofrecerán un aspecto diferente y más agresivo.

mercedes-eqc-soymotor_2.jpg

Se puede decir que Mercedes ha jugado sobre seguro y ha impreso una imagen distintiva, pero sin entrar en excesos. Se aprecia moderno, se reconoce como un Mercedes desde cualquier ángulo, pero desprende un aire quizá demasiado neutro. Bien es cierto que no es un Mercedes convencional y se aprecia claramente en su zona trasera, donde los pilotos forman una unidad bastante delgada que ocupa todo el ancho del vehículo. Sin embargo, Robert Lesnik, diseñador del exterior del EQC, reconoce que la falta de una parrilla funcional ha provocado que se afrontarse el diseño con cierta cautela.

 

MERCEDES-BENZ EQC 2020: INTERIOR

Su habitáculo ya lo conocimos durante su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra, y destaca por una línea muy similar a la vista en el Mercedes Clase A con dos enormes pantallas de 10,25 pulgadas unidas dentro de un mismo marco. El diseño es específico del EQC y seguramente tendrá réplica en próximos 'hermanos eléctricos', con un aire tecnológico muy marcado. Mercedes asegura que se ha trabajado especialmente en el aislamiento acústico, para ofrecer un rodar lo más silencioso posible.

mercedes-eqc-soymotor_3.jpg

Ofrecerá dos líneas de equipamiento: Electric Art y AMG Line. Esta última con un talante más deportivo y detalles estéticos propios, que también llegan a su habitáculo en forma de volante AMG achatado o pedalier de aluminio. De serie contará con cosas como asistente activo de distancia –Distronic–, asistente de frenado activo o una función de conducción en retenciones.

El Mercedes EQC se posiciona como uno de los coches más avanzados de la marca, equipa sistemas como el MBUX que ya se ha visto en otros modelos como el Mercedes Clase A. Tiene una instrumentación específica con toda clase de datos –autonomía, estado de carga, flujo energético–, monta asistente por voz 'Hey. Mercedes' y funciones como la preclimatización, que permite tener una temperatura determinada antes de subir al coche o la navegación optimizada EQ, que muestra las estaciones de carga disponibles en el trayecto. Destaca el sistema 'Mercede me Charge', que incorpora función de pago en estaciones de carga para que el usuario establezca las formas de pago más cómoda y se olvide de este asunto en próximas conexiones a tomas de corriente. El maletero, por su parte, tiene una capacidad de unos 500 litros.

 

MERCEDES-BENZ EQC 2020: MOTOR

A nivel mecánico, el crossover eléctrico de Mercedes monta un tren motriz eléctrico compuesto por dos motores, un por eje, que proporcionan una potencia combinada de 408 caballos y 760 Newton metro de par. Con el prototipo, la marca anunció una autonomía de casi 500 kilómetros, que finalmente se quedan en 416 kilómetros en homologación WLTP. La energía para estos motores procede una batería de iones de litio con una capacidad de 80 kilovatios hora cuyo peso alcanza los 650 kilos. Está formada por 384 celdas, disfruta de refrigeración líquida y se ubica bajo el piso del coche. La fabrica Deutsche Accumotive, una filial del Grupo Daimler, y garantiza el 70% de su capacidad total durante un período de ocho años o durante 160.000 kilómetros.

mercedes-eqc-soymotor_7.jpg

La compañía ha realizado un diseño exhaustivo de todo lo que rodea a la batería y afirma que se han instalado una serie de protecciones para la misma. Cuenta con elementos de deformación en el bastidor y batería para absorber la máxima energía en caso de impacto, junto a una mampara protectora en la parte delantera. Por otro lado, en caso de accidente, el sistema de alto voltaje puede desconectarse automáticamente.

Mercedes ha dado datos sobre el consumo de energía, aunque insiste en que éste depende mucho de la conducción. El EQC acredita un consumo medio de 22,2 kilovatios/hora cada 100 kilómetros en ciclo WLTP, y anuncian una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 5,1 segundos, con una velocidad máxima limitada a 180 kilómetros/hora.

Incorpora un cargador refrigerado por líquido con una potencia de 7,4 kilovatios que se puede enchufar a una toma de corriente doméstica, pero con un Wallbox ofrece cargas tres veces más rápidas. La recarga puede llegar a 110 kilovatios si la toma lo permite, lo que consigue cargar hasta el 80% de la batería en 40 minutos.

mercedes-eqc-soymotor.jpg

El Mercedes EQC presenta cinco modos de conducción: Comfort, ECO, Max Range, Sport e Individual. También se ha desarrollado un curioso sistema que emite impulsos para, por ejemplo, incitar al conductor a dejar de acelerar para realizar un estilo de circulación económico. Además, el modo ECO equipa una función que indica cuándo dejar de acelerar según condiciones de circulación –aproximación a límites de velocidad, cruces o similares–.

La gestión electrónica del grupo propulsor es muy avanzada y puede adecuar el nivel de retención cuando se levanta el pie del acelerador a las condiciones de circulación. Se basa en las necesidades de recuperación de energía según cada situación, aunque también se han instalado unos mandos en el volante para que el conductor elija el nivel de retención. Son unas levas tras el volante, como las de cualquier cambio automático con función secuencial y que parece ser un recurso popular al ser usado también por otras marcas.

 

MERCEDES-BENZ EQC 2020: EQUIPAMIENTO

El equipamiento de serie del nuevo Mercedes EQC es bastante completo. Incluye el mencionado sistema multimedia MBUX, servicios de acceso remoto y servicios de navegación, navegador y Live Traffic Information, servofreno de emergencia activo, asistente de viento lateral, siete airbags, faros Multibeam led, arranque Keyless Go, portón Easy Pack y sistema de pre climatización. Éste último se puede manejar desde el sistema multimedia del vehículo o desde la aplicación para Smartphones Mercedes Me App. El sistema de navegación, por su parte, está preparado para buscar de forma sencilla e intuitiva los puntos de recarga más cercanos.

 

MERCEDES EQC EDITION 1886

El Mercedes EQC Edition 1886 es una interesante edición limitada de la que llegarán apenas una veintena de unidades a España. Tan especial es que la propia marca de la estrella ha seleccionado a los clientes que se van a llevar cada una de ellas. El número que da nombre a esta versión hace referencia al año en el que según la propia Mercedes nació el automóvil. Estéticamente se diferencia del EQC convencional en algunos detalles y en su equipamiento. Por ejemplo, la carrocería está pintada en color plata metalizado, de tal forma que la parrilla y la carcasa de los retrovisores, en negro brillante, suponen un gran contraste. Las llantas son de 20 pulgadas y la insignia '1886' tiene un marcado protagonismo.

mercedes_eqc_2.jpg

En el interior aparece una tapicería que combina el Azul Indigo y el negro, además de unos asientos en cuyo respaldo tenemos el nombre de la edición limitada. También son específicos el tapizado de la consola central y las alfombrillas. Respecto al equipamiento, el Mercedes EQC Edition 1886 cuenta con extras como el paquete Energizing, un equipo de sonido Burmester y asientos delanteros con ajuste eléctrico y función de memoria.

 

MERCEDES-BENZ EQC 2020: COMPORTAMIENTO

Hemos podido conducir el Mercedes EQC en la presentación nacional que la marca de la estrella ha llevado a cabo en Madrid. Han sido casi dos horas al volante de la Edition 1886, de la que lo primero que llama la atención llega nada más sentarse al sentarse al volante, pues todo nos resulta familiar. La firma de la estrella ha respetado la distribución de los elementos y el diseño de sus últimos lanzamientos a pesar de la condición eléctrica del EQC. Tan sólo los gráficos específicos de las dos pantallas multimedia contiguas y los detalles estéticos previamente descritos dejan claro lo especial de la propuesta.

Los primeros kilómetros al volante del Mercedes EQC confirman una de las promesas de la marca. El silencio impera en el interior del habitáculo, muy bien aislado. Ni siquiera el ruido de la rodadura se aprecia aunque circulemos a alta velocidad. También nos damos cuenta enseguida de una característica especialmente interesante, y es la gran capacidad de giro que tiene el SUV. Cuando acercamos el volante al máximo de sus posibilidades, el EQC es capaz de virar por encima de lo esperado, algo que viene bien sobre todo si tenemos en cuenta el tamaño del vehículo. Su longitud, recordemos, es de 4,76 metros.

Especial curiosidad levanta la dinámica del vehículo. ¿Cómo es capaz de comportarse un SUV que pesa nada más y nada menos que 2.495 kilos? Mercedes ha hecho un gran trabajo al respecto. Las suspensiones logran un más que correcto compromiso entre confort y estabilidad, si bien a veces el tren trasero tiende a rebotar más de la cuenta. Las inercias tampoco se notan tanto como cabría esperar, en parte también gracias al cuidado estudio aerodinámico que ha hecho el fabricante. Por el contrario, algo que no me ha dejado especialmente buena sensación es el tacto del pedal del freno. De su potencia no hay dudas, pero lo esponjoso de su pisada hace que no transmita la información de forma natural. Cuestión de acostumbrarse.

mercedes_eqc_3.jpg

El motor del Mercedes EQC tiene poderío, mucho. Son 408 caballos que, como en todos los eléctricos, entran de golpe al primer pisotón del acelerador. El SUV es capaz de asombrar en este sentido –acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 5,1 segundos–, pero no está pensado para ello. Si queremos alargar la autonomía lo máximo posible debemos realizar una conducción suave y anticipada. De esta manera obtuvimos un consumo de 29,4 kilovatios hora, cifra que se aleja de la oficial –22,2 kilovatios hora– y que reduce considerablemente la distancia a recorrer entre cargas, que según la ficha de homologación es de hasta 416 kilómetros. No obstante, en marcha podemos seleccionar con las levas situadas tras el volante la cantidad de retención que realiza el vehículo una vez levantamos el pie del acelerador, lo que deriva en una recarga en marcha que en un momento dado podemos agradecer. Existe una posición 'D Auto' en la que el sistema lo gestiona todo por nosotros, una posición 'D' que permite el planeo al no retener y tres niveles más en los que aumenta paulatinamente la recuperación. Ojo con los más elevados, pues hay que acostumbrarse a eso de que el coche frene por sí solo cuando levantamos el pie del acelerador.

El carácter del Mercedes EQC cambia en función del modo de conducción elegido. Tenemos cinco, que son Comfort, Eco, Max Range, Sport e Individual. El primero de ellos es el estándar y vuelve el vehículo más dinámico en función de lo agresivo de nuestra conducción, los dos siguientes están pensados para alargar la autonomía de las baterías y el cuarto para obtener las máximas prestaciones. El modo Individual permite ajustar diferentes parámetros del EQC a nuestros deseos.

Por último, y aunque ya se intuía, decir que el Mercedes EQC no es en ningún caso un vehículo con aspiraciones camperas. Primero por lo elevado de su peso, segundo por las llantas y neumáticos que equipa, y tercero por la disposición de su batería. Ésta se encuentra en el suelo, y si uno circula detrás de una unidad de este SUV a cierta distancia se advierte su presencia –convenientemente protegida–, lo que disminuye la altura real respecto al suelo existente.

 

MERCEDES-BENZ EQC 2020: PRECIO

El nuevo Mercedes EQC, cuya llegada a los concesionarios de la marca en España es inminente, tiene un precio de partida de 77.425 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
11/09/2019 Acudimos a su presentación dinámica.
09/05/2019 Presentación estática del Mercedes EQC.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Spingar

Frontal mas feo y Porsche por detras... Mercedes no se ha esforzado mucho...

  • 2
  • 0
Imagen de JRamiirez

En color negro como el que tiene Hamilton es espectacular!

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP