COCHES

PRIMERA PRUEBA

Mazda CX-60 2022: probamos el primer híbrido enchufable de la marca

mazda_cx-60_2022_1.jpg
Jorge Morillo
0
08 Sep 2022 - 12:12
Eco

El Mazda CX-60 es el nuevo SUV de la firma japonesa, un vehículo que estrena una mecánica híbrida enchufable con 327 caballos, la primera de este tipo para ellos y que además lo convierte en el modelo de serie más potente que jamás han lanzado. Se venderá también con motores de gasolina y Diesel de seis cilindros con hibridación ligera desde 2023. El precio de partida es de 52.115 euros para el mercado español, cifra que descenderá hasta 48.719 euros cuando llegue el propulsor de gasóleo.

Mazda es un fabricante que suele trabajar a contracorriente. Cuando la tendencia actual es a coches globales y a realizar diferentes modelos sobre las mismas plataformas, desde Japón apuestan por seguir una línea propia en la que valores como la artesanía y la calidad son una firma patente desde hace ya varios años. El nuevo Mazda CX-60 2022 llega como su nuevo buque insignia y con la intención de enfrentarse a rivales 'premium' como el Audi Q5, el BMW X3, el Mercedes-Benz GLC, el Volvo XC60 o el Lexus NX

 

Este nuevo SUV se posiciona un punto por encima del Mazda CX-5, tanto por tamaño como por precio, para ofrecer una opción a todos aquellos que quieren un Mazda pero que en actual porfolio no encontraban un vehículo de grandes dimensiones.  Aún así, Mazda tiene previsto introducir cinco nuevos crossovers, de los cuales a Europa llegará el Mazda CX-80, que contará con tres filas de asientos. Este último será en esencia un CX-60 con tres filas de asientos.

Mazda ofrece en este vehículo, como en el resto de su gama, una ampliación de la garantía hasta seis años o 150.000 kilómetros.

 

MAZDA CX-60 2022: EXTERIOR

El Mazda CX-60 mide 4,74 metros de largo, 1,89 metros de ancho, 1,68 metros de altura y tiene una distancia entre ejes de 2,87 metros.

El diseño exterior sigue la filosofía Kodo, con una carrocería limpia, casi carente de nervios, especialmente en los costados; y que le otorga una silueta característica sin recurrir a aristas ni cortes, sino a la fluidez de líneas.

Llama especialmente la atención la parrilla, no tanto por sus formas sino por su tamaño. De hecho, en vivo es la gran responsable de que el coche parezca incluso más ancho de lo que realmente es. Los detalles en negro o cromado de la misma dependen del acabado elegido.

Los faros cuentan con tecnología led y un diseño ciertamente afilado.

La versión híbrida enchufable presenta la inscripción PHEV entre la rueda y la puerta delantera.

Las llantas pueden ser de 18 hasta 20 pulgadas. La altura libre respecto al suelo varía entre 17 y 17,5 centímetros en función de la llanta seleccionada.

La parte trasera aún mantiene la esencia de los Mazda actuales pero con un diseño que da la sensación de mayor modernidad. Las ópticas prescinden de una unión entre ellas con leds.

El techo panorámico es opcional.

Diversos elementos como el color de los pasos de rueda varían en función del acabado elegido.

El CX-60 se puede pintar de ocho colores diferentes: Jet Black, Deep Crystal Blue, Sonic Silver, Platinum Quartz, Arctic White, Rhodium White, Mechine Grey y Soul Red Crystal.

mazda_cx-60-3-soymotor.jpg

mazda_cx-60-2-soymotor.jpg

 

MAZDA CX-60 2022: INTERIOR

Al abrir la puerta y acceder al interior del Mazda CX-60 se percibe una sensación de calidad y buenos acabados que nada tienen que envidiar a los de sus rivales antes nombrados. Su salpicadero es de líneas horizontales y la pantalla multimedia, que no es táctil mientras el coche está en marcha, tiene un tamaño de 12,3 pulgadas, exactamente el mismo que el cuadro de mandos.

Para operar el sistema de infoentretenimiento, compatible con Android Auto y Apple CarPlay ambos inalámbricos, se recurre a una gran ruleta y una serie de botones, colocados en la consola central –de generosa anchura– y que recuerdan al i-Drive de BMW. Desde éste se controlan todas las funciones del coche, entre las que se encuentran la activación y desactivación del head up display, que cuenta con buena resolución y la información imprescindible.

La climatización se maneja desde unos mandos físicos que quedan perfectamente a mano desde el puesto del conductor.

En general da la sensación de ser un habitáculo no tan llamativo desde el punto de vista digital como el de algunos de sus rivales. No obstante, eso hace que el manejo de los elementos más comunes sea sencillo desde el primer momento. Los mandos físicos siempre nos dejan la misma sensación, y es que suponen una ventaja desde el punto de vista de la seguridad al manipularlos en marcha.

Al acomodarse en el asiento, los ajustes se pueden realizar mediante los mandos eléctricos o bien por reconocimiento facial y autoajuste del propio coche: si el usuario opta por la primera opción le llevará un par de minutos colocarse pero terminará por conseguir una posición óptima. Si se decanta por el segundo, el coche ofrece al conductor que elija su estatura y, en función de ese parámetro, ajusta todo de manera automática. No obstante, esta última opción puede después terminar de ajustarse manualmente.

Este sistema de personalización también modifica los parámetros de posición del volante, espejos, equipo de sonido, climatizador y head-up display. Permite memorizar hasta seis perfiles diferentes.

El espacio disponible es más que amplio en la parte delantera y también en la trasera si en ella viajan dos adultos. Un tercero también puede, pero su nivel de confort lógicamente no será el mismo. Respecto al Mazda CX-5 se nota un plus de espacio. Además, el acceso a las plazas traseras es bastante cómo porque las puertas se abren hasta casi 90 grados.

Llama la atención la posición de conducción, que es más baja de lo que cabe esperar. No llega a ser la de un compacto o una berlina pero tampoco la habitual en un SUV de estas dimensiones. En todo caso la visibilidad que ofrece el CX-60 no nos ha planteado ningún problema.

El volante, con levas tras él para manejar el cambio, es completamente redondo y puede adaptarse prácticamente a cualquier conductor gracias a que se puede regular 7 centímetros en profundidad y 4,5 en altura. Tanto su acabado como el del resto del habitáculo, aún dando la sensación de cierto minimalismo, destila calidad por los cuatro costados independientemente del acabado elegido.

La capacidad de carga del maletero es de 570 litros, que aumenta a 1.148 litros con los asientos traseros plegados y 1.726 litros hasta el techo. El portón se abre de forma automática sin necesidad de usar las manos.

mazda_cx-60-6-soymotor.jpg

mazda_cx-60-5-soymotor.jpg

 

MAZDA CX-60 2022: EQUIPAMIENTO

Los acabados se dividen en cuatro: Prime Line, Exclusive Line, Takumi y Homura.

De serie en el primero de ellos ya se ofrecen elementos como faros y pilotos de led, llantas de 18 pulgadas, la pantalla de 12,3 pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay sin cables, navegador y programador de velocidad y climatizador bizona.

Exclusive Line: equipa llantas de aleación de 20 pulgadas, acceso sin llave, interior de cuero negro, head up display, asientos delanteros calefactados y ventilados con ajuste eléctrico de 10 posiciones y volante calefactado. Su precio es de 1.550 euros respecto al anterior.

Homura: tiene un color uniforme en toda la carrocería y un alerón en la parte trasera. El interior es completamente en cuero negro. Este acabado es el que aporta más deportividad. La parrilla es exclusiva con forma de nido de abeja. Es 4.000 euros más caro que el precedente.

Takumi: añade un parachoques delantero de diseño exclusivo y una parrilla en terminación negro brillante. El interior está tapizado en cuero Nappa Blanco y cuenta con diferentes detalles en madera natural. Requiere el pago de 1.550 euros extra respecto al Homura.

Se pueden seleccionar además de estos acabados unos paquetes de equipamiento denominados Comfort, Convenience & Sound, Driver Assistance y Panoramic Roof. El segundo es el que incorpora el equipo de sonido Bose de 12 altavoces y el cuarto aporta un techo panorámico de cristal de 1,06 metros de largo por 0,66 metros de ancho.

Además son varias las novedades en la seguridad activa que estrena el nuevo SUV de Mazda: un sistema de visión 360 grados que mejora la visibilidad, un asistente de intersecciones –TAP–, detección de peatones traseros –SBS-R–, mantenimiento en carril de emergencia –ELK–, asistente de velocidad inteligente –i-ACC–, alerta de salida del habitáculo –BSM Vehicle Exit Warning– y control de descenso de pendientes.

Los clientes de Mazda acceden al programa Mazda Unique Experience. Desde este 1 de septiembre la firma japonesa duplicado la garantía de toda su gama, hasta un máximo de seis años de antigüedad o 150.000 kilómetros. Además incluye la calidad garantizada, la asistencia en carretera, el vehículo de cortesía gratuito y la entrega del coche lavado, un sistema propio que agiliza las comunicaciones y gestiones entre concesionario y cliente llamado Caribou y un programa de mantenimiento gratuito asociado a Flexiopción.

El programa Mazda Unique Experience también tiene muy presente la conectividad del vehículo y permite que los técnicos del concesionario puedan efectuar diagnósticos remotos del vehículo en caso de posible avería, así como la posibilidad de recibir actualizaciones de software vía OTA para mejorar el infoentretenimiento y el funcionamiento del coche

mazda_cx-60-4-soymotor.jpg

 

MAZDA CX-60 2022: MECÁNICA

El nuevo Mazda CX-60 2022 acabará por contar con tres motorizaciones, una de gasolina, otra Diesel y un híbrido enchufable. Esta última es con la que se vende inicialmente el SUV.

La planta motriz del nuevo CX-60 PHEV está compuesta por un motor de gasolina atmosférico de cuatro cilindros y 2.5 litros de cilindrada con tecnología Skyactiv-G que desarrolla una potencia máxima de 191 caballos y por un motor eléctrico que ofrece 175 caballos. Combinados ofrecen un rendimiento de 327 caballos y un par motor de 500 Newton metro. De esta forma se convierte, según Mazda, en el coche de carretera más potente que hayan producido. Con estos datos, este SUV acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en sólo 5,8 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 200 kilómetros/hora.

El coche es capaz de recorrer 63 kilómetros en modo totalmente eléctrico siempre que no se superen los 100 kilómetros/hora. La batería tiene una capacidad bruta de 17,8 kilovatios hora. Admite una carga siempre por corriente alterna a una potencia máxima de 7,2 kilovatios. Si se utiliza, el tiempo requerido para recargarla por completo es de poco más de tres horas.

El consumo de combustible según homologación WLTP en ciclo combinado es de 1,5 litros a los 100 kilómetros mientras que  las emisiones son de 33 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.

En lo referente a las otras dos mecánicas, ambas son motores de seis cilindros con hibridación ligera de 48 voltios. En el caso del motor de gasolina es de 3.0 litros y atmosférico –denominado e-Skyactiv X–, mientras que el Diesel es de 3.3 litros –e-Skyactiv D–. Este último tendrá 200 caballos en su variante de propulsión y 254 en la de tracción total. El consumo homologado para cada una es de 4,9 y 5,3 litros a los 100 kilómeotrs.

Los tres motores están asociados a una nueva caja de cambios automática de ocho velocidades. Emplea engranajes planetarios y de embrague multidisco, pero no tiene un convertidor hidráulico de entrada, sino un embrague multidisco y un motor/generador eléctrico integrado. Al sustituir el convertidor de par por un embrague, el par del motor se transmite directamente, similar a una transmisión manual.

El híbrido enchufable es el único que sólo se vende con tracción total. Tanto la opción de gasolina como la Diesel permiten elegir entre ésta y propulsión trasera.

El CX-60 permite elegir entre diferentes modos de conducción: Normal, Sport, Off-Road, Towing y EV. Este último lógicamente es exclusivo del híbrido enchufable, mientras que el Towing está pensado para adaptar la tracción total a las necesidades que derivan de tirar de un remolque o llevar un cofre de techo.

La suspensión es independiente en las cuatro ruedas. Presenta un doble triángulo en la zona delantera y un multibrazo en la trasera.

mazda_cx-60-7-soymotor.jpg

 

MAZDA CX-60 2022: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

El Mazda CX-60 híbrido enchufable es un vehículo orientado a ofrecer el máximo confort posible. No obstante, el trabajo realizado por los ingenieros japoneses en las suspensiones ha logrado que las oscilaciones de la carrocería se minimicen notablemente. Esto permite un mayor placer de conducción y, sobre todo, una mayor sensación de seguridad a la hora de encarar curvas sin que eso afecte negativamente a la comodidad.

No obstante, donde más se disfruta el Mazda CX-60 es en autopista. Su estabilidad no merece pega alguna, como tampoco hemos encontrado puntos negativos muy notables en lo que a la insonorización del habitáculo se refiere. Tan sólo si se activa el modo Sport se percibe más de la cuenta el motor térmico, algo que en todo caso no resulta molesto.

El desempeño en modo eléctrico del vehículo es ideal para la ciudad, además con una autonomía ciertamente realista que permitirá cubrir la mayoría de desplazamientos cotidianos sin gastar gasolina. Aquí, eso sí, hay un pequeño 'pero', y es que la transición cuando se activa el motor térmico se lleva a cabo con un ápice de brusquedad prescindible. En todo caso no es algo inasumible ni mucho menos.

Respecto a las prestaciones puras y duras del motor desde luego que el CX-60 hace gala de ser el Mazda más potente de siempre. Su aceleración cuando están disponibles los 327 caballos impresiona. Y cuando la parte eléctrica flaquea, el motor térmico se basta por sí solo para que no la echemos de menos en exceso. Tanto esto como el tema de la dinámica de conducción antes descrito es de alabar en un vehículo que, como híbrido enchufable, supera las dos toneladas de peso por poco.

Merece comentario también la nueva caja de cambios que equipa este CX-60. Es eficaz y realiza las transiciones de una forma razonablemente rápida, aunque sí que se echa de menos un punto más de suavidad, especialmente cuando no se tiene activado el modo Sport.

El tacto del freno de la versión híbrida enchufable de este modelo no es del todo natural, algo que sucede en todos los vehículos electrificados al entrar en juego el sistema de regeneración de energía. Sin embargo, Mazda ha logrado que el pedal siempre responda igual, de tal forma que es complicado frenar de más o de menos por falta de sensibilidad. En otros híbridos del mercado la primera parte del recorrido del pedal apenas da la sensación de frenar y luego ésta entra de golpe. En el CX-60 el tacto es bastante firme pero siempre igual. Apenas nos costó unos kilómetros acostumbrarnos.

Nuestra prueba no fue especiamente extensa como para llevar a cabo un juicio de valor correcto acerca del consumo tanto de gasolina como eléctrico. Además se llevó a cabo en Alemania con tramos sin límite de velocidad, lo que influyó negativamente en ello. En todo caso, tras algo menos de 90 kilómetros, la media del gasto de carburante fue de 5,3 litros y la de la parte eléctrica de 23,5 kilovatios hora. Ambas cifras pueden bajarse notablemente.

mazda_cx-60_2022_2.jpg

 

MAZDA CX-60 2022: PRECIOS

El precio de partida para el Mazda CX-60 2022 en su versión híbrida enchufable es de 52.115 euros sin descuentos. Con el acabado Exclusive Line el coste inicial es de 53.665 euros, mientras que con el Homura es de 57.665. El acabado más caro es el Takumi, que parte de 59.215 euros.

El CX-60 Diesel empieza desde 48.719 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
08/09/2022 Probamos el Mazda CX-60 PHEV en su presentación internacional.
21/04/2022 Fecha de las primeras unidades del Mazda CX-60 en España.
14/03/2022 Asistimos a la presentación estática del Mazda CX-60.
08/03/2022 Presentación del Mazda CX-60.
22/02/2022 Adelantos de su interior.
08/02/2022 Confirmada su presentación para el 8 de marzo.
07/10/2021 Mazda confirma la creación del CX-60.
Aun no existen comentarios, danos tu opinión
Para comentar o votarInicia sesión
Últimos vídeos
Te puede interesar