PRUEBA A FONDO

Volkswagen T-Cross 2019: polivalencia y diseño en formato reducido

La gama arranca en 18.990 euros con motor gasolina de 95 caballos

Comparte estructura y mecánicas con el Seat Arona y está fabricado en Navarra

Probamos el 1.0 TSI de 115 caballos

AmpliarPrueba a fondo Volkswagen T-Cross 1.0 TSI Sport - Soymotor.comEl Volkswagen T-Cross permite circular fuera de asfalto gracias a su mayor altura.

Hemos probado a fondo el Volkswagen T-Cross, el primer SUV urbano de la marca alemana, que en su versión 1.0 TSI de 115 caballos y acabado Sport promete ser la más dinámica y equipada de la gama. Su precio de partida es de 22.230 euros y tiene como rivales al Seat Arona FR, Citroën C3 Aircross o Renault Captur.

Después de probar en las últimas semanas el Seat Arona, Renault Captur y Citroën C3 Aircross, hemos podido hacernos una idea de esta nueva estirpe de pequeños todocaminos que pueblan nuestras ciudades a gran ritmo. A finales de 2018 conocíamos ya todos los detalles del Volkswagen T-Cross, si bien ha sido 2019 el año de su particular estreno en el mercado nacional.

Tras la presentación de su nuevo T-Cross, la casa germana ya tiene completa su gama SUV, formada por los veteranos Touareg y Tiguan, y el SUV compacto T-Roc. Incluso han confirmado que pronto llegará también una Volkswagen T-Cross Coupé.

El nuevo B-SUV, hermano directo del Seat Arona y el Skoda Kamiqmide 4,11 metros de largo con una altura de 1,56 metros, y está diseñado sobre la variante A0 de la plataforma MQB, lo que a su vez le emparenta con el Volkswagen Polo, con el que comparte algunas mecánicas y transmisiones.

23-40-15-volkswage-t-cross-prueba-galeria-soymotor_0.jpg

Ver Galería de fotos de la prueba a fondo del VW T-Cross 1.0 TSI Sport

La receta es similar a la de sus rivales: una plataforma común con el urbano de la marca –en este caso el VW Polo–, una posición de conducción elevada y detalles de diseño que lo diferencien y permitan hacerlo único para un público que demanda una personalización del producto cada vez mayor.

En esta ocasión, y dado que el T-Cross comparte muchos componentes con su primo-hermano el Seat Ateca, esta prueba a fondo se vuelve doblemente interesante, ya que trataremos de descubrir los matices y puesta a punto que ha realizado Volkswagen para diferenciarlo del modelo español.

Se trata de un modelo fabricado en nuestro país, concretamente en la planta de la marca en Navarra –inaugura una segunda línea de producción–, toda vez que allí se ensambla el Polo, modelo con el que comparte plataforma. La planta española ha incrementado un 10% su plantilla para acoger la producción del nuevo modelo y espera aumentar su volumen de fabricación desde los 244.000 a los 350.000 vehículos anuales. 

volkswagen-t-cross-2019-992-soymotor_0.jpg

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: EXTERIOR

A pesar de ser algo subjetivo, creemos que Volkswagen se apunta un tanto en el apartado estético. Los alemanes han huido de la fórmula de un Polo SUV – como el Cross Polo de 2015– y han creado un modelo con personalidad propia. El frontal es bastante cuadrado y destaca un capó alto y el aspecto masivo gracias a los grandes antinieblas o a una parrilla de generosas dimensiones. En la zona inferior añade protectores de bajos y pasos de rueda fabricados en material plástico para darle la imprescindible estética todoterreno.

Su diseño se caracteriza por líneas cuadradas que aportan robustez y permite aprovechar al máximo el espacio interior. En el frontal no hay sorpresas, similar a lo ya visto en los últimos lanzamientos de Volkswagen, pero sí podemos hablar de novedad en la zona trasera, que logra una diferenciarse respecto al Polo gracias los nuevos grupos ópticos, y especialmente, gracias a la franja negra horizontal que los une. Recuerda ligeramente a las que ha utilizado Porsche en sus 911, siempre salvando las distancias. En esta banda se incluye el reflectante rojo obligatorio, que queda muy bien integrado en el conjunto. Destacan sus faros de leds y los 12 colores disponibles para su carrocería –con opciones bitono–, así como sus llantas de aleación de hasta 18 pulgadas.

Si hablamos de dimensiones, el Volkswagen T-Cross supera los 4,1 metros de longitud y se queda realmente cerca de su hermano mayor, el T-Roc. Este apenas mide 12 centímetros más y mantiene las pautas de diseño ya vistas en el T-Cross. Su maletero es más pequeño a cambio de una habitabilidad mayor. Sus mecánicas son también más potentes y su precio más elevado –desde 22.760 euros–.

volkswagen-t-cross-2019-97-soymotor_0.jpg

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: INTERIOR

El habitáculo del T-Cross es muy similar al del Arona que ya probamos, si bien comparando los dos acabados deportivos –FR en el Seat y Sport en el Volkswagen–, el del español nos ha parecido más atractivo. El SUV alemán gana en vistosidad gracias a la moldura central plástica con motivos futuristas, si bien no llega al nivel de calidad y presencia del cuero y Alcantara del FR. Este también es más deportivo gracias a detalles como los pespuntes en rojo, mientras que en el T-Cross echamos en falta más pasión que diferencie a esta versión Sport.

Lo que no podemos achacarle es el buen ajuste y algunos elementos que se alejan de la sobriedad de otros modelos de la familia como el Polo. Igualmente, se beneficia de la buena ergonomía de los mandos y menús de selección y de la instrumentación totalmente digital denominada Virtual Cockpit. Al igual que en el Arona, encontramos algunos plásticos duros en la zona de los mandos de las puertas que podrían ser mejores, aunque como decimos el interior es acogedor e innovador en términos de la marca.

volkswagen-t-cross-2019-8-soymotor.jpg

Los asientos delanteros disponen de un tapizado mixto en cuero y tela y tienen un buen agarre además de múltiples ajustes. Sin embargo, incluso en la posición más baja nos ha parecido que levantan de más las piernas lo que dificulta ligeramente encontrar una postura perfecta. A nivel de ergonomía sólo es achacable unas salidas de aire centrales situadas algo bajas, que dificultan orientar correctamente el flujo de la climatización. Contamos con numerosos huecos para botellas y otros objetos, una pequeña guantera central e incluso con un cajón bajo el asiento del copiloto para la documentación.

La fila trasera cuenta con tres plazas homologadas, aunque es más recomendable por anchura su uso para dos adultos. El espacio para las piernas es correcto y destaca en altura, por su complexión de todocamino. El T-Cross recurre también a los asientos traseros deslizables –hasta 14 centímetros– que permiten ajustar el espacio para ocupantes y maletero, si bien en su posición más avanzada se reduce demasiado el espacio longitudinal. Son abatibles 60/40 y también contamos con un reposabrazos central que permite acceder la maletero. Las puertas cuentan con demasiado plástico duro, por el contrario, tenemos acceso a dos tomas USB ubicadas entre los dos asientos delanteros y a un pequeño hueco portaobjetos.

La capacidad de carga del maletero es muy similar al de su primo hermano el Arona. Cuenta con 385 litros, 15 menos que aquel, si bien puede llegar a 455 litros gracias a sus asientos deslizables. Se trata de un valor destacable frente a otros competidores y que sólo es superado por el modelo español y por el líder del segmento, el C3 Aircross. Además, cuenta con unas formas regulares y rueda de repuesto estrecha bajo el piso. Para hacernos una idea, supera a modelos como el Hyundai Kona –361 litros–, el Mazda CX-3 –350 litros–, o el Peugeot 2008 –338 litros–. Sorprendentemente, su capacidad es incluso superior a su hermano mayor el T-Roc –el Golf SUV–, que cubica 20 litros menos y se queda en 365.

volkswagen-t-cross-2019-995-soymotor_0.jpg

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: EQUIPAMIENTO 

De serie este acabado Sport incluye un equipamiento muy completo entre el que destacamos elementos como la instrumentación digital Virtual Cockpit, climatizador, selector de modos de conducción, llantas de 17 pulgadas, asistente de frenada de emergencia Front Assist, control de crucero adaptativo o faros led para cruce y carretera. Algunos de estos elementos son opcionales en el Ateca FR equivalente.

La falta de apariencia deportiva que achacamos a esta versión Sport puede ser redimida gracias al paquete R-Line interior y exterior –2.175 euros– que incluye elementos como parachoques específicos, llantas de aleación ligera específicas de 17 pulgadas o elementos en negro como la rejilla del radiador. En el interior incluye un tapizado específico, pedales en acero inoxidable, logotipos R-Line o techo negro, entre otros elementos. 

Por 750 euros también puede resultar interesante el Paquete tecnología y confort que añade elementos como el acceso sin llave, la carga por inducción con interfaz de teléfono Asistente de aparcamiento automático Park Assist.

Además del acabado Sport, existen otros dos niveles de acabado disponibles: Edition y Advance. Actualmente también ser comercializa el denominado First Edition, como acabado conmemorativo por el reciente lanzamiento del modelo.

El de acceso a la gama Edition incluye de serie llantas de 16 pulgadas de aleación, 6 airbags, asistente de frenada en ciudad, el control de crucero, ordenador de a bordo, faros antiniebla o aire acondicionado. El intermedio Advance ofrece por 1.600 extra una mayor dotación de serie como climatizador, control de crucero adaptativo, faros led traseros, luces automáticas o asistente de ángulo muerto con asistente de salida del aparcamiento. 

Para los que quieran lo máximo podemos recomendarles la versión First Edition, la más cara pero también equipada y que destaca por sus posibilidades de personalización. Por aproximadamente 2.000 euros más que el Sport nos llevamos, entre otros: VW Digital Cockpit, llantas especiales de 18 pulgadas, sistema de sonido Beats –el mismo que nos gustó tanto en el Arona–, navegador, faros LED delanteros y traseros o detalles cromados exteriores. Sólo está disponible con motor 1.0 TSI de 115 caballos y en color blanco.

volkswagen-t-cross-2019-92-soymotor_0.jpg

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: MOTOR

En esta ocasión, hemos podido probar una vez más el extendido propulsor 1.0 TSI que tan bien conocemos de otros modelos del grupo Volkswagen. Se trata de un bloque tricilíndrico turbo con un litro de cilindrada y que alcanza los 115 caballos. Existe también otra versión de este motor con 95 caballos, así como el conocido 1.6 TDI de 4 cilindros con idéntica potencia. Se espera para finales de 2019 una versión aún más prestacional, con el 1.5 TSI tetracilíndrico que rondará los 150 caballos y asociado al cambio automático DSG.

Se trata de la misma mecánica que ella probamos en el Arona FR hace un mes y, al igual que aquella, nos ha brindado muy buenas sensaciones durante la prueba. Esto es debido a que se trata de uno de los motores con tres cilindros más conseguidos de la actualidad –junto al 1.0 Ecoboost de Ford– ya que, donde otros vibran o se muestran perezosos, el TSI logra un buen nivel de refinamiento.

El funcionamiento desde 1.800 revoluciones es muy agradable, sin titubeos y dando lo mejor de sí a partir de unas 2.500 revoluciones, si bien no es un motor al que le asusten las bajas revoluciones. Siempre teniendo en cuenta que hablamos de solamente 1.000 centímetros cúbicos, la respuesta y prestaciones son excelentes, dando la sensación de contar con 130 ó 140 caballos bajo el pie derecho.

volkswagen-t-cross-2019-5-soymotor_0.jpg

La viveza también está entre sus cualidades por lo que no hay espacio para aceleraciones dudosas, y es muy elástico gracias a un par máximo de 200 Newton metro desde sólo 2.000 revoluciones. Es a partir de 3.000 vueltas cuando el 1.0 TSI muestra su mejor versión con un empuje sorprendente para su potencia y cilindrada. Subir por encima de las 5.500 vueltas no merece la pena ya que empieza a descender la potencia, y únicamente nos será útil si queremos apurar la marcha hasta el corte –6.500 revoluciones por minuto– en un adelantamiento, por ejemplo.

Para seleccionar cada una de las marchas contamos con un cambio manual de 6 relaciones –también lo hay con automático de doble embrague DSG– que ofrece un comportamiento calcado al del Arona: recorridos bastante cortos y un tacto algo duro. Sin embargo, en esta ocasión la forma rectangular del pomo hace que no sea del todo ergonómico. El tacto del embrague es suave y para todos los públicos. Por último, destacar unas prestaciones envidiables para su potencia y peso –1.250 kilos–, con unas aceleraciones y recuperaciones destacadas, siempre que usemos el cambio para llevar el motor en su zona buena.

PRESTACIONES*


Volkswagen T-Cross 1.0 TSI
115 caballos 6 velocidades
0-50 kilómetros/hora 2,8 segundos
0-100 kilómetros/hora 8,95 segundos
0-402 metros (1/4 milla) 16,6 segundos a 132,7 kilómetros/hora
Fuerzas G máxima en curva 0,82 G

*Prestaciones llevadas a cabo con equipo de medición Beltronics Vector FX2

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: COMPORTAMIENTO

Si durante la prueba del Arona pusimos a prueba sus cualidades en tramos revirados siguiendo a un Maserati Quattroporte, el VW T-Cross hemos podido probarlo extensivamente en autopista y carretera, gracias a un viaje de ida y vuelta que sumaron casi 900 kilómetros al marcador.

volkswagen-t-cross-2019-94-soymotor_0.jpg

Una vez sorprende la evolución de modelos de estas dimensiones. En apenas una década han dejado de ser 'coches de ciudad' para alcanzar una polivalencia muy elevada. Nuestro T-Cross hace gala de ello con un comportamiento intachable tanto en carretera como en autopista. En términos de comodidad y comportamiento poco tiene que envidiar a un compacto, aunque aquí de nuevo brilla con luz propia el motor 1.0 TSI.

Con sólo 115 caballos, pero un gran par disponible permite cruceros elevados en autopista independientemente de la orografía, viento y otras condiciones. Durante nuestro viaje fuimos dos personas con equipaje, pero no tengo duda que con cuatro ocupantes –5 se hace algo incómodo para los de la segunda fila–, el T-Cross mostraría las mismas virtudes. 

Su empuje es notable pese a su poca cilindrada y no existe retraso en la entrega de potencia. Cuando llegan las subidas en autopista y queremos mantener o incluso superar los 120 kilómetros/hora, bastan con reducir a quinta para afrontarlo con total garantía. El consumo, como veremos más adelante, es otra de sus grandes bazas. 

volkswagen-t-cross-2019-soymotor_0.jpg

El control de crucero adaptativo es sencillo de usar y funciona bastante bien, aunque tarda en recuperar velocidad. Con tráfico denso es menos hábil que el conductor humano, si bien con terreno despejado es de gran ayuda utilizarlo.

Durante nuestro obligatorio recorrido en el circuito de pruebas –lo realizamos con todos los coches de las Pruebas a Fondo–, los tramos revirados tampoco se le atragantan al pequeño crossover. Muestra una menor agilidad y algo más de balanceo que un Polo, pero responde muy bien cuando le exigimos. Para los que nos gusta conducir, contar con un cambio manual en estas situaciones es también algo gratificante.

La puesta a punto es ligeramente menos deportiva que el Arona FR, si bien el VW T-Cross continente bien el balanceo y amortigua los baches de forma convincente. La sonoridad del escape, al igual que aquel, es demasiado discreta, si bien redunda en un menor nivel sonoro, gracias también al buen aislamiento acústico.

volkswagen-t-cross-2019-993-soymotor_0.jpg

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: PRECIOS

La versión Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 115 caballos con acabado Sport que hemos probado se sitúa como el tope de gama y su precio de tarifa es 23.230 euros. Su tarifa es superior a la del Seat Arona FR –19.700 euros– que probamos hace unas semanas, a igualdad de motor y cambio si bien está algo menos equipado. También es superior al de otros rivales como el Citroën C3 Aircross o el Renault Captur, que también hemos probado. Únicamente le supera el DS3 Crossback por precio de tarifa.

El acceso a la gama T-Cross comienza en 18.990 euros por el que nos llevamos una unidad con motor 1.0 TSI de 95 caballos con cambio manual de 5 velocidades y acabado básico Edition.  La diferencia de precio al equipar el cambio automático DSG de 7 velocidades y doble embrague –sólo con motor 1.0 TSI de 115 caballos– es de 1.210 euros.

Volkswagen está llevando a cabo una campaña de promoción del renting para acceder a su gama y, durante la elaboración de esta prueba a fondo, ofrecen un T-Cross mediante el programa My Renting desde 266 euros al mes por la versión 1.0 TSI con 95 caballos y acabado Edition.

El consumo es otra de sus mayores virtudes. No es difícil bajar de los 5 litros en carretera a velocidades normales, a poco que usemos las marchas largas y no abusemos del acelerador. En nuestro viaje por autopista, el consumo fue también muy reducido para las condiciones que encontramos y el buen ritmo –tráfico lento, 5 kilómetros parados y muchos coches–. En el circuito de pruebas también ha logrado un consumo frugal.

El depósito es de 40 litros igual que en el Seat Arona. Y pese a su bajo consumo esto limita la autonomía –en nuestro caso no pudimos ir y volver con un único deposito, aunque por poco–. Por ello, sería interesante contar con al menos 10 litros adicionales en viajes por carretera. En entorno urbano esto no supone ningún problema gracias a sus 600-650 kilómetros de autonomía media.

CONSUMOS 


Volkswagen T-Cross 1.0 TSI
115 caballos 6 velocidades
Ciudad 7,2 litros/100 kilómetros
Carretera –90 kilómetros/hora de media– 4,9 litros/100 kilómetros
Autopista –120 kilómetros/hora de media– 5,7 litros/100 kilómetros
Consumo recorrido de pruebas –164 kilómetros– 6,1 litros/100 kilómetros

 

VOLKSWAGEN T-CROSS: CONCLUSIÓN

El nuevo crossover urbano de Volkswagen es una apuesta segura. Tiene un comportamiento muy equilibrado, aunque no tan deportivo con el Arona FR y su motor 1.0 TSI es ejemplar por prestaciones y consumos, sin quedarse corto en viajes largos.

Por otro lado, su estética es diferente –nos gusta especialmente la zaga– y un equipamiento muy completo. Sólo un precio algo superior a sus rivales y algunos detalles de acabado ponen el contrapunto a un automóvil muy logrado y sin grandes puntos débiles.

volkswagen-t-cross-2019-994-soymotor_0.jpg

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
10/08/2019 Publicamos la prueba de la versión 1.0 TSI Sport.
18/12/2018 Publicamos los precios en España del T-Cross.
25/10/2018 Primeras imágenes sin camuflaje.
11/07/2018 Volkswagen publica la gama de motores del T-Cross.
03/07/2018 Publicamos los primeros datos e imágenes del Volkswagen T-Cross.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Lamborghini
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de A RAS

A mí tampoco me gusta estéticamente, pero, como comenta nuestro compañero Narkete, es lo que busca la gente ahora, y es posible que vendan bastantes.

  • 0
  • 0
Imagen de Narkete

Muy guapo y lo que la gente de apie quiere actualmente, va a vender mucho tal y como lo está haciendo el Arona que es su hermano.

  • 0
  • 0
Imagen de Bunta F

Feo e innecesario

  • 1
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP