GP Emilia Romaña F1 2020
PRUEBA

Seat Arona 2020: nuevo motor TSI de 150 caballos con cambio DSG

El nuevo propulsor se vende sólo de la mano del acabado FR

Está construido sobre la plataforma MQB A0 del Grupo VAG que ya estrenó el Ibiza

AmpliarSeat Arona 2020: el SUV compacto de la marca española - Soymotor.comEl Seat Arona ofrece uno de los mejores comportamientos del segmento.

El Seat Arona, el B-SUV de la firma española, llegó a finales de 2017 a nuestro mercado, y en este tiempo se ha convertido en uno de los grandes éxitos fabricados en Martorell. En la segunda mitad de 2020 añade un motor de gasolina TSI con 150 caballos asociado al cambio automático DSG y al acabado FR. Su precio de salida lo marca, no obstante, la variante TGI, que empieza en 19.350 euros.

El Seat Arona es el representante de la marca del Grupo Volkswagen en el segmento de los B-SUV. Parte de la plataforma MQB A0, y se enfrenta a rivales como el Renault Captur, el Citroën C3 Aircross o el Peugeot 2008.

Además de por sus cualidades dinámicas, el Seat Arona destaca por su eficiencia. No en vano ha obtenido cuatro de las cinco estrellas posibles en los test Green NCAP presentados por el RACC. En el apartado de emisiones el SUV ha logrado una puntuación de 9,8, mientras que en eficiencia energética ha llegado hasta 6,1. Green NCAP es el programa europeo de evaluación de vehículos que mide el impacto ambiental de los automóviles con el objetivo de promover el uso de coches más limpios.

El Seat Arona sigue la tradición de tomar nombre de ciudades españolas, más concretamente de un pueblecito de Tenerife.

20-14-01-seat-arona-soymotor-galeria-fotos-2019_0.jpg

 

SEAT ARONA: EXTERIOR

La imagen del Seat Arona nos resulta familiar gracias a unos faros muy similares a los del Ibiza –full led en la unidad que hemos probado– y una presencia de pequeño SUV pero con rasgos afilados en el que destacan los nervios que recorren los laterales. Esta sensación se realza con el acabado FR. La zaga es muy recortada debido a sus sólo 4,14 metros de largo, pero queda perfectamente integrada en este pequeño crossover.

Nuestra unidad de pruebas luce elegante gracias a la carrocería en color bitono azul Misterio con techo y detalles en negro –500 euros–, y que permite hasta 68 configuraciones distintas. El techo puede elegirse en color de la carrocería, negro, gris o incluso naranja. Una franja cromada divide ambas secciones e incluye un detalle del logotipo X que identifica al pequeño crossover español.

Específicos de este acabado deportivo FR son las llantas de 17 pulgadas o los paragolpes específicos que acentúan su dinamismo, así como las pinzas de frenos pintadas en rojo y que logran un buen contraste. Las dos salidas de escape siguen las tendencias actuales y no dejan de ser meros embellecedores. En definitiva, el Seat Arona muestra una buena carta de presentación antes de conducirlo, con una estética lograda, posibilidades de configuración y detalles específicos para esta versión FR.

seat-arona-soymotor-04_0.jpg

 

SEAT ARONA: INTERIOR

Ser un modelo nuevo tiene sus ventajas y por ello el Arona se beneficia de los últimos avances en diseño del grupo. Destacan las líneas rectas y una buena ergonomía de los mandos, con pocos controles y una cierta sobriedad del diseño.

Uno de los grandes aciertos de esta versión FR son los acabados interiores, ya que Seat, a diferencia de otros fabricantes, ha querido hacer del interior del Arona FR un lugar especial y también más deportivo. Esto salta a primera vista gracias al uso de cuero y Alcantara en los asientos –300 euros–, el volante achatado específico, algunos paneles y también la funda del freno de mano y la palanca de cambios. Todos ellos llevan puntadas en rojo que acentúan el 'aire racing' de nuestra unidad de pruebas. 

Otros detalles como las inscripciones FR o los cinturones negros con bordo rojo rematan un interior muy atractivo y mucho menos simple que el de otras versiones. A pesar de ello encontramos algunas superficies mejorables como las de los asideros de las puertas, con un acabado que contrasta con el resto del interior.

seat-arona-interior-soymotor-03_0.jpg

En el día a día es de agradecer los menús intuitivos y la fácil navegación desde el volante, lo que evita que apartemos la vista de la carretera. En nuestro caso contábamos también con la excelente pantalla digital de instrumentación Virtual Cockpit, que cuenta con 3 vistas distintas, y una de ellas da prioridad a funciones secundarias como el navegador, algo muy útil para no distraernos con la pantalla central. Este es sin duda uno de los extras que recomendaríamos. 

La pantalla central táctil de 8 pulgadas dispone de un funcionamiento impecable, con menús rápidos y cuidados. A mejorar la toma central de 12 voltios ubicada junto a la guantera de los asientos delanteros. A cambio disponemos de carga inalámbrica para el móvil delante de la palanca de cambios.

seat-arona-interior-soymotor-08_0.jpg

Una vez sentados en los asientos deportivos de muy buena sujeción, la mayor habitabilidad respecto a la de un Ibiza queda patente. No sólo tenemos una mayor sensación de amplitud gracias a una carrocería más elevada –100 milímetros–, sino que los 9 centímetros extras de largo respecto al urbano también se hacen notar.

De esta forma, el mayor espacio disponible redunda en unas plazas traseras con algo más de espacio longitudinal, si bien son solamente aptas para dos adultos, con una plaza central muy estrecha e incómoda. No dispone de banquetas deslizables traseras, como si ofrecen el Renault Captur o el Citroën C3 AirCross.

También la mayor altura y largo logran una capacidad de carga desconocida para la categoría de SUV urbanos. Gracias a su maletero de 400 litros, ofrece un espacio superior a la mayoría de la competencia. Además, cuenta con unas formas regulares y rueda de repuesto estrecha bajo el piso. Para hacernos una idea, la capacidad es apenas 100 litros menos que la de su hermano mayor el Ateca y superior al Hyundai Kona –361 litros–,  Nissan Juke –354 litros–, Mazda CX-3 –350 litros– o Peugeot 2008  –338 litros–. En el caso de las variantes TGI propulsadas por gas natural comprimido –GNC–, la capacidad del maletero se reduce hasta los 282 litros debido a los depósitos extra para el gas.

seat-arona-soymotor-16_0.jpg

 

SEAT ARONA: EQUIPAMIENTO 

El Seat Arona probado iba equipado al máximo con el paquete invernal –por 350 euros incluye parabrisas y asientos calefactados delanteros– y, además del acabado FR, disponía del paquete FR Edition que incluye faros Full Led, entrada y arranque sin llave, cinturones y pinzas en rojo, control de crucero adaptativo o instrumentación Digital Cockpit.

Son precisamente los dos últimos  los que justifican el incremento de 1.200 euros por este paquete, que suben al Arona a un nuevo nivel. De hecho, son muy pocos los modelos SUV urbanos los que cuentan con este equipamiento propio de categorías superiores. La instrumentación digital es un gadget práctico y vistoso que encantará a los más tecnológicos mientras que el control de crucero es sencillo de utilizar y funciona de forma impecable y permite hacer muy cómodos los viajes por vías rápidas. Además, cuenta con cinco niveles de distancia respecto al coche precedente.

seat-arona-interior-soymotor-04.jpg

Otro extra destacado que hemos probado es el equipo de sonido Beats Sound Pack valorado en 500 euros. Ofrece una experiencia muy gratificante gracias a un sonido limpio y sin distorsión, incluso con el volumen cerca del máximo. Estas buenas prestaciones acústicas se logran gracias a un amplificador de 300 vatios, subwoofer y seis altavoces.

Además del comentado FR, existen otros tres niveles de acabado que Seat ofrece para Arona: 'Reference Edition', 'Style' y 'Xcellence'. El de acceso a la gama Reference Edition ya ofrece un buen nivel de equipamiento. Destacamos las llantas de aleación de 16 pulgadas, los 6 airbags, el sensor de aparcamiento trasero, el asistente de frenada en ciudad, el control de crucero, ordenador de a bordo, el aire acondicionado o el sistema multimedia con pantalla táctil de 6,5 pulgadas.

Por 1.300 euros más, podemos acceder al acabado Style, que añade volante y pomo en piel, faros antiniebla delanteros, detector de ángulo muerto y tráfico posterior cruzado, parrilla cromada luces diurnas led y llantas de aleación específicas de 16 pulgadas. Adicionalmente se ofrece el paquete Style Edition –680 euros– que incluye climatizador bizona, sensor de lluvia y luces o Full Link.

Por último, el Seat Arona Xcellence supone un salto de equipamiento notable incluyendo detector de ángulo muerto y alerta de tráfico posterior, control de crucero adaptativo, cargador inalámbrico, carrocería bicolor, cromados exteriores, cámara y sensor de aparcamiento trasero con asistente de aparcamiento automático, sensor de lluvia y luz, sistema de acceso de arranque sin llave, climatizador bizona y el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas. 

seat-arona-interior-soymotor-11_0.jpg

 

SEAT ARONA: MECÁNICA

El Seat Arona puede elegirse con varias mecánicas, una oferta que incluye gasolina, Diesel y también GNC –gas natural comprimido–. Entre los primeros encontramos los motores 1.0 y 1.5 TSI con niveles de potencia de 95 y 115 caballos para el primero y 150 para el más potente de la gama, al que se suma el 1.6 TDI de 95 y 115 caballos, y la variante de gas 1.0 TGI de 90 caballos.

En esta ocasión hemos contado con un cambio manual de 6 relaciones, con una última velocidad con un gran desarrollo –a 120 kilómetros/hora rodamos a sólo 2.500 revoluciones– para reducir consumos. El tacto del embrague es blando y apto para todos, mientras que el tacto de la palanca es seco y algo duro, aunque es preciso y de recorridos cortos. El cambio también puede ser automático DSG de siete relaciones y doble embrague, un cambio que ya hemos probado en otros modelos del grupo Volkswagen y que destaca por su efectividad y rapidez.

seat-arona-soymotor-11_0.jpg

Durante las pruebas de prestaciones y pese a contar con 'sólo' 115 caballos, lo cierto es que el motor tricilíndrico 1.0 TSI turboalimentado nos ha sorprendido por sus prestaciones. Según nuestro equipo de medición es capaz de acelerar hasta 100 kilómetros/hora en apenas 9 segundos y muestra un buen rendimiento desde 2.200 revoluciones. Más allá de las 5.500 revoluciones no merece la pena estirarlo. También es un ejemplo por tacto y ausencia de vibraciones, y nos ha gustado bastante más que algunos de sus rivales como el 0.9 TCe del Renault Captur que probamos hace unas semanas. El sonido del escape es discreto, algo que se podría mejorar en este acabado deportivo FR. Tampoco cambia en el modo de conducción deportivo.

PRESTACIONES*


Seat Arona 1.0 TSI
115 caballos 6 vel.
0-50 kilómetros/hora 2,9 segundos
0-100 kilómetros/hora 9,1 segundos
0-402 metros (1/4 milla) 16,55 segundos a 132,9 kilómetros/hora
Fuerzas G máxima en curva 0,81 G

*Prestaciones llevadas a cabo con equipo de medición Beltronics Vector FX2

En septiembre de 2020 Seat anuncia la llegada del motor 1.5 TSI de gasolina con 150 caballos, 250 Newton metro y cambio automático DSG de siete velocidades. Asociada necesariamente al acabado FR, esta variante del SUV homologa un gasto de carburante de entre 6 y 6,7 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de entre 137 y 152 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

 

SEAT ARONA: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Los modelos fabricados por Seat siempre se han caracterizado por un enfoque dinámico incluso deportivo entre las alternativas que ofrece el segmento. En el caso del Arona también se cumple esta premisa, con un tacto general directo que desde el inicio dan una buena confianza al conductor. Hay detalles pensados para su terreno favorito –la ciudad– como un embrague blando con un tacto de 'mantequilla', pero en general está presente la sensación de precisión y conexión directa entre coche y conductor.

En entorno urbano el pequeño SUV español se mueve como pez en el agua. No sólo por sus poco más de 4 metros sino porque su motor empuja con fuerza a la salida de cualquier semáforo y la visibilidad es mejor que la de un Ibiza. Únicamente tenemos queja de un retrovisor central algo estrecho. A la hora de maniobrar o aparcarlo también es un gusto, ya que cuenta con un buen radio de giro –mejor que el de un Yaris por ejemplo– y avisadores acústicos y visuales. Las suspensiones en este entorno filtran bien sin ser demasiado secas. Si lo vas a usar mucho en ciudad puedes plantearte el cambio automático DSG, que descargará tu pie izquierdo en los atascos y ofrece un muy buen funcionamiento.

seat-arona-interior-soymotor-00_0.jpg

En el tramo de carretera de nuestro recorrido de pruebas, aprovechamos para cambiar a modo deportivo –el sistema Seat Drive Profile de 4 modos de conducción. Normal, Eco, Sport e Individual– que actúa ligeramente sobre la respuesta del motor y endurece ligeramente la suspensión y de forma más palpable la dirección. Los adelantamientos son sencillos siempre que mantengamos el motor por encima de las 2.500 revoluciones.

Por cosas del destino, a mitad de los 25 kilómetros de curvas del recorrido de pruebas nos encontramos con un Maserati Quattroporte llevado a buen ritmo. Aquí pudimos comprobar como la menor anchura, la buena dinámica y agilidad, así como la pericia del conductor permiten seguir a coches mucho más potentes en curva lenta aprovechando la zona buena del motor y una gran puesta a punto del chasis.

seat-arona-soymotor-00_0.jpg

A fondo el Arona se comporta de forma gratificante pese a ser un crossover, aunque sus 'modales' son más propios de un turismo convencional. Sólo hace falta acostumbrarnos al ligero retraso que existe desde que giramos el volante hasta que el coche apoya en curva –esta versión FR no dispone de suspensión deportiva ni como opción–, pero incluso forzándolo en curvas cerradas las sensaciones son de total confianza al volante. La electrónica no es especialmente intrusiva y solamente aparece para cortar los posibles subvirajes. Los frenos a alto ritmo parecen suficientes y no muestran signos de fatiga mientras los asientos deportivos destacan por su agarre lateral sin ser incómodos. Aunque el Arona no sea un deportivo –ni siquiera con las siglas FR de esta versión– ya ves que puedes pasar un buen rato a sus mandos.

Las vías rápidas y autopistas ponen de manifiesto sus buenas cualidades ruteras, gracias en parte al logrado control de crucero adaptativo con el que permite viajar relajado y cómodo. Pese a su mayor altura, el coche va perfectamente asentado en curva rápida y da impresión de conducir un modelo de un segmento superior. Invita a viajar tanto por su espacio como también por su buen comportamiento. La comodidad también es buena gracias a unos neumáticos Continental EcoContact 5 en medidas racionales y con un buen perfil –205/55 R17– que amortigua las irregularidades y juntas de dilatación propias de las autopistas.

Fuera del asfalto y aunque el Seat Arona no es ni mucho menos un todoterreno, aunque su altura libre al suelo de 19 centímetros es un dato sobresaliente y supone una ventaja frente a modelos del segmento urbano. Durante nuestra sesión de fotos recorrimos algunos caminos para acceder a alguna de las localizaciones y la posición elevada de conducción y mayor altura dan mayor confianza. Pese a ello, hay que tener en cuenta que este no es el terreno del Arona y que no existe versión con tracción integral.

seat-arona-soymotor-01_0.jpg

 

CONSUMOS 


Seat Arona 1.0 TSI
115 caballos 6 vel.
Ciudad 7,4 litros/100 kilómetros
Carretera –90 kilómetros/hora de media– 4,6 litros/100 kilómetros
Autopista –120 kilómetros/hora de media– 6,1 litros/100 kilómetros
Consumo recorrido de pruebas –164 kilómetros– 6,4 litros/100 kilómetros

 

SEAT ARONA: CONCLUSIÓN

El Seat Arona es una de las mejores opciones actuales si buscas un SUV urbano con un buen tacto de conducción, completo equipamiento y buena capacidad de carga. Pese a ser un poco más costoso que sus rivales, este acabado FR Edition mezcla a la perfección una estética llamativa y una completa dotación de serie. El motor 1.0 TSI es uno de los más conseguidos de la categoría, consume poco y brinda unas prestaciones destacadas en esta versión de 115 caballos.

seat-arona-soymotor-09_0.jpg

 

SEAT ARONA: PRECIOS

El Seat Arona tiene un precio de salida en España de 19.350 euros, cifra que se corresponde con el motor TGI con el acabado Reference. Éste mismo se ofrece con el motor 1.0 TSI de 95 caballos desde 19.800 euros, mientras que de la mano del 1.6 TDI de 95 caballos requiere un pago mínimo de 20.470 euros.

El motor 1.0 TSI de 115 caballos empieza en 21.110 euros con el acabado Style, mientras que el 1.5 TSI de 150 caballos lo hace a partir de 25.050 euros con el acabado FR. Este mismo motor con el cambio automático DSG, que ha sido el último en llegar a la oferta, se vende desde 26.930 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
21/09/2020 Seat anuncia la llegada del motor 1.5 TSI de 150 caballos con cambio DSG.
06/11/2019 El Seat Arona obtiene cuatro estrellas en los test Green NCAP.
20/07/2018 Prueba del Seat Arona.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de GASL

Son fan de seat viviendo en México y es una pena que acá nos envíen versiones con motores de pena para Arona... Acá la comercializan con un nefasto 1.6 mpi de 105 caballos que para la altura en Cdmx es hasta peligrosa su conducción pues es falto de reacción cuando necesitas potencia. Preferí adquirir un león con su motor 1.4 tsi

  • 1
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP