GP Hungría F1 2021
PRIMERA PRUEBA

Volkswagen ID.4 2021: punta de lanza de la revolución eléctrica

Entre 149 y 204 caballos y dos baterías, de 52 y 77 kilovatios hora

Probamos la version más potente... y nos quedamos pendientes del GTX

En abril de 2021 ha sido nombrado World Car of the Year 2021

AmpliarVolkswagen ID.4 2021: probamos la versión más potente - SoyMotor.comEl Volkswagen ID.4 que hemos probado es el de 204 caballos de potencia con la batería de 77 kilovatios hora

El Volkswagen ID.4 2021 es el primer SUV compacto eléctrico de la marca alemana. Presentado en septiembre de 2020, presume de un máximo de 522 kilómetros de autonomía. En España está disponible desde 35.875 euros con la batería más pequeña o desde 43.595 euros con la más capaz. Su motor más potente, a la espera de la versión GTX, entrega 204 caballos.

Volkswagen está en plena ofensiva con el coche eléctrico, y fruto de ella ha nacido la nueva familia de vehículos alimentados de baterías denominada ID. El primer miembro de la misma fue el  Volkswagen ID.3, mientras que el segundo es el Volkswagen ID.4. Se trata del primer SUV eléctrico del fabricante y, además, de su primer eléctrico fabricado para todo el mundo.

El Volkswagen ID.4 deriva del coche conceptual ID. Crozz. Como el ID.3, parte de la plataforma MEB de Volkswagen. Contará dentro de unos meses con una versión deportiva con tracción total llamada ID.4 GTX.

Entre sus rivales destaca especialmente el Skoda Enyaq iV, que parte de igual plataforma, puesto que otros como el Nissan Ariya, el Ford Mustang Mach-E o el BMW iX3 se diferencian de él bien por potencia, bien por tamaño o bien por precio. Respecto al Tesla Model Y, la propia Volkswagen afirma que no es su objetivo.

Este modelo forma parte de la estrategia denominada 'Way to Zero' con la que Volkswagen pretende ser una empresa neutral en emisiones de CO2 en 2050.

En abril de 2021, el ID.4 ha sido nombrado el coche del año World Car of the Year 2021.

 

VOLKSWAGEN ID.4 2021: EXTERIOR

El Volkswagen ID.4 2021 mide 4,58 metros de longitud, 1,85 metros de anchura y 1,61 metros de altura, con una batalla de 2,76 metros. Eso significa que es más compacto que el prototipo original, el ID.Crozz, que era unos cinco centímetros más largo y cuatro más ancho. Mantiene su mismo coeficiente aerodinámico de 0,28. En este sentido, el ID.3 tiene un Cx de 0,27, el mismo que el del Volkswagen Arteon. Es diez centímetros más grande que un Volkswagen Tiguan y tiene la misma batalla que un Tiguan Allspace.

Las líneas del SUV son continuistas respecto a la filosofía propuesta por el ID.3. Su frontal destaca por la presencia de una parrilla ciega salvo en su parte más baja. Las ópticas, por su parte, son de led de serie y Matrix led como opción. Estas últimas tienen 18 módulos de led de los cuales 11 se activan o desactivan en función del momento para ofrecer la mejor visibilidad sin deslumbrar a otros usuarios de la vía.

El lateral del ID.4 destaca por sus líneas pulcras, sin estridencias. Son de serie en todas las versiones las barras del techo, que aportan el toque campero del vehículo. Por su parte, las llantas pueden ser de entre 18 y 21 pulgadas. Existe un paquete plata que dota al vehículo de algunos detalles en este color, como por ejemplo todo el marco que pasa por encima de las ventanas y acaba en el pilar C con un extra de anchura.

La zaga es también un ejemplo del minimalismo con el que Volkswagen trata de vestir a su nueva generación de coches eléctricos. Presenta, eso sí, un spoiler sobre el techo que aporta deportividad, y una tira de led que une los pilotos traseros. Estos pueden ser tridimensionales. Justo debajo del logotipo del fabricante aparece la denominación del SUV.

La carrocería se puede pintar en seis colores diferentes.

volkswagen-id4-presentacion-tres-soymotor.jpg

volkswagen-id4-presentacion-detras-soymotor.jpg

volkswagen-id4-presentacion-superior-soymotor.jpg

 

VOLKSWAGEN ID.4 2021: INTERIOR

El Volkswagen ID.4 2021 luce un interior continuista respecto a la filosofía planteada por el ID.3, aunque el hecho de ser 33 centímetros más largo y 30 más alto le permite disponer de más espacio para un confort superior. Tiene capacidad para cinco pasajeros. La plaza central de la fila trasera se beneficia de la inexistencia de túnel de la transmisión.

Minimalismo y digitalización son las dos palabras que mejor definen el habitáculo del ID.4. Toda la información y los controles se centran en las dos pantallas que existen, una para el cuadro de mandos y otra para el sistema multimedia, que responde de forma táctil, gestual o por voz. Justo a la derecha del cuadro de mandos aparece un mando que sustituye a la tradicional palanca de cambios y con el que se selecciona el sentido de la marcha. La pantalla de infoentretenimiento puede ser de 10 o 12 pulgadas, mientras que la instrumentación es siempre de 5,3.

El sistema multimedia es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto. Sus actualizaciones se realizan over the air, es decir, sin necesidad de otra conexión que no sea inalámbrica.

El head-up display puede ser de realidad aumentada. La información se muestra en dos niveles, uno en el que aparecen las informaciones típicas de estos sistemas y otro que se adapta a la carretera que muestra todo lo que tiene que ver con las ayudas a la conducción.

La sensación de amplitud que ofrece el ID.4 tanto en la parte delantera como en la trasera es bastante elevada. Los asientos pueden ser convencionales con reposabrazos incluidos o deportivos. Existen tres combinaciones diferentes que alteran el color del volante, del salpicadero y de la tapicería. De esta forma los compradores pueden elegir entre un color Gris Platino o Marrón Florencia para los asientos, mientras que el volante, carcasas y panel de las puertas se pueden configurar en Negro Piano o Blanco Eléctrico.

Entre los opcionales disponibles destacará un gran techo panorámico basculante de cristal. La iluminación ambiental se puede configurar en 30 colores distintos para contribuir al ambiente del vehículo.

El vehículo dispone de serie un sistema de luces interior llamado ID.Light que está pensado para transmitir diferentes informaciones al conductor. Consta de una tira de 54 leds sobre el salpicadero que utiliza patrones para ello. Su funcionamiento es el que muestra el siguiente vídeo:

 

El maletero tiene una capacidad de 543 litros, un gran paso adelante respecto a los 385 litros del ID.3 Se pueden ampliar a 1.575 litros si se pliegan los asientos traseros. Opcionalmente el portón puede disfrutar de sistema de apertura eléctrica.

volkswagen-id4-presentacion-interior-3-soymotor.jpg

volkswagen-id4-presentacion-interior-2-soymotor.jpg

volkswagen-id4-presentacion-interior-soymotor.jpg

 

VOLKSWAGEN ID.4 2021: EQUIPAMIENTO

El Volkswagen ID.4 permite elegir en nuestro mercado diversas versiones preconfiguradas. Se agrupan con las denominaciones Pure, Pure Performance, City y Style –los cuatro con batería de 52 kilovatios hora y potencias de 149 caballos para el Pure, 170 caballos para el Pure Performance y cualquiera de las dos para el City o el Style–; y Pro Performance, Life, Business y Max, que se suman a los 1st y 1st Max –los seis con batería de 77 kilovatios hora y potencia 204 caballos–.

Tanto el Pure como el Pure Performance tiene un equipamiento interior llamado Standard y, de serie, el paquete Multimedia. Por su parte, el ID.4 City añade a lo anterior el paquete Confort, mientras que el acabado Style dispone los paquetes Confort Plus, Diseño y Asistentes. El Pro Performance, Life y Business son exactos a los tres anteriores sólo que con la batería de mayor capacidad y el motor más potente. Por encima están las versiones Max, que incluye los paquetes Top Sport Plus, Multimedia Plus, Confort Plus, Diseño Plus, Asistentes Plus y Deportivo Plus, y 1st, que dispone del equipamiento interior Style y los paquetes Multimedia, Confort, Diseño y Asistentes”, así como el paquete Exterior Plata y la llanta Drammen de 20 pulgadas.

El conjunto de sistemas de asistencia a la conducción se engloban dentro de la denominación IQ.Drive. En el equipamiento más completo el ID.4 utiliza un radar frontal, una cámara frontal, cuatro cámaras de entorno, dos radares traseros y ocho sensores de ultrasonido para recibir los datos del entorno.

De serie, el SUV eléctrico incluye el Lane Assist para mantenerse dentro del carril, el Front Assist, que es capaz de vigilar la zona delante del coche y reacciona ante posibles colisiones con otros usuarios de la carretera, la frenada de emergencia, el aviso sonoro durante el aparcamiento con función de frenada automática y el limitador de velocidad.

El denominado paquete Asistentes incluye un sistema de marcha atrás Rear View, un sistema de alarma antirrobo y el sistema de cierre y arranque sin llave Keyless Access. La protección de ocupantes proactiva cierra los cristales de la puerta inmediatamente antes de una posible colisión y tensa los cinturones para proteger a los ocupantes. Por encima está el paquete Asistentes Plus, con control de crucero adaptativo ACC Stop & Go capaz de regular la distancia con el vehículo que circula delante y evaluar las señales de tráfico y los datos de navegación.

El Volkswagen ID.4 presenta tecnología Car2X, que permite que el coche intercambie información sobre los puntos de peligro locales con otros vehículos, así como con la infraestructura de tráfico a través del estándar de radio WLANp. Tiene un alcance de 800 metros, y los avisos se trasmiten en milisegundos. El Car2X funciona a partir de 80 kilómetros/hora, aunque en el futuro también estará operativo al circular más despacio.

Otra de las claves del ID.4 es el Travel Assist, capaz de combinar el guiado longitudinal y lateral, lo que exime en gran medida al conductor de acelerar y frenar dentro de los límites del sistema y le ayuda a mantenerse en el medio del carril. Por su parte, las cámaras del sistema de visión periférica Area View proporcionan una imagen detallada del entorno cercano desde una perspectiva aérea.

Mención aparte merecen los servicios We Connect Start, que conectan el ID.4 con el Smartphone para llevar a cabo diferentes acciones. Por ejemplo se pueden planificar rutas en el navegador a distancia o buscar las estaciones de carga más cercanas. En este sentido también se puede programar la hora de la recarga en remoto o proceder a la preclimatización del habitáculo.

Volkswagen ofrece tres opciones de Wallbox, la más básica por un precio de 479 euros.

volkswagen-id4-presentacion-luz-2-soymotor.jpg

 

VOLKSWAGEN ID.4 2021: MECÁNICA

El Volkswagen ID.4 presenta dos opciones de batería y diferentes niveles de potencia. Todas las versiones a excepción de la denominada GTX, que es la de corte más deportivo, son de propulsión al estar colocado el motor sobre el eje trasero. Éste tiene un peso de 90 kilos y, a modo de curiosidad. Volkswagen asegura que cabe en una bosla de deportes.

Con la batería de 52 kilovatios hora de capacidad neta se obtiene una autonomía máxima de 344 kilómetros. Existen dos niveles de potencia asociados a la misma. El primero es de 109 kilovatios o 149 caballos con 220 Newton metro, mientras que el segundo es de 125 kilovatios o 170 caballos y 310 Newton metro. La versión menos potente acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 10,9 segundos, mientras que la más capaz hace lo propio en 9 segundos.

La batería de 77 kilovatios hora otorga una autonomía máxima de 522 kilómetros. De momento sólo se ofrece con el motor de 150 kilovatios o 204 caballos y 310 Newton metro, aunque más adelante llegará una segunda variante menos potente, concretamente de 129 kilovatios o 175 caballos. El ID.4 de 204 caballos acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 8,5 segundos. La velocidad punta es de 160 kilómetros/hora.

La batería más pequeña pesa 344 kilos, mientras que la más grande se va hasta 493. Ambas están garantizadas al 70% de su capacidad durante ocho años o 160.000 kilómetros.

El paquete Deportivo se compone de dos elementos: la dirección progresiva, que funciona de forma cada vez más directa a medida que el ángulo de giro aumenta, y el amortiguador más firme. En el paquete Deportivo Plus aparece además una suspensión adaptativa DCC.

Volkswagen asegura que el ID.4 se acerca mucho a un reparto de pesos de 50:50.

El radio de giro del ID.4 es de 10,2 metros, lo que permite una maniobrabilidad de altura incluso en entornos urbanos a pesar del tamaño del coche.

El sistema de frenado está compuesto por unos discos de 358 milímetros en la zona delantera y por tambores en la trasera.

La potencia de carga que admite el ID.4 para sus baterías varía en función de la versión. En todo caso, no obstante, es compatible tanto con corriente alterna como con corriente continua. La batería pequeña permite recargas de hasta 7,2 kilovatios en corriente alterna y de hasta 100 kilovatios en corriente continua salvo en el caso de asociarse al motor de 149 caballos, caso en el que la potencia máxima en corriente continua es de 50 kilovatios. La batería más grande admite 11 kilovatios en corriente alterna y 125 en corriente continua.

Volkswagen afirma que, a máxima potencia, el ID.4 es capaz de recuperar 320 kilómetros de autonomía en tan sólo media hora. La carga a máxima potencia en corriente alterna permite recargar cada una de las baterías al máximo de su capacidad en un tiempo de entre siete y ocho horas.

volkswagen-id4-presentacion-lateral-soymotor.jpg

volkswagen-id4-presentacion-luz-soymotor.jpg

 

VOLKSWAGEN ID.4 2021: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

La versión que hemos probado del Volkswagen ID.4 es la que equipa el motor de 204 caballos y la batería de 77 kilovatios hora, aunque al tratarse del nivel de equipamiento 1st, la autonomía máxima homologada es de 501 kilómetros y no de 522. En cualquier caso, durante nuestra prueba de conducción, que se alargó durante unos 100 kilómetros por recorrido mixto, nos pareció que la autonomía restante mostrada en el cuadro de mandos digital –su definición nos ha parecido muy buena, además de no verse la pantalla afectada por los reflejos del sol– descendía acorde a lo conducido. Y eso que no tratamos en ningún momento de llevar a cabo una conducción eficiente, algo que nos hubiese permitido acercarnos al gasto medio oficial de 18 kilovatios hora cada 100 kilómetros. Nos quedamos en 21,3.

Una de las primeras cosas que llama la atención del Volkswagen ID.4 es que no hace falta darle al botón de encendido para ponerse en marcha. Basta con pisar el freno y accionar el mando situado a la derecha del cuadro de mandos digital para colocarlo en la posición D. Esta solución, por cierto, no nos ha convencido del todo. Su ubicación no permite una visión directa por el volante y, además, cuesta más de la cuenta alcanzar el mando en marcha, por ejemplo, si queremos seleccionar la posición B y activar de esa manera la conducción con un solo pedal. Entendemos que se ha optado por algo así para mantener el minimalismo del diseño en la consola central, santo y seña tanto de este vehículo como del ID.3.

La conducción con un solo pedal es la típica de un vehículo eléctrico, puesto que permite conducir sólo con el acelerador ya que el coche frena de forma automática si levantamos el pie de él. Es especialmente recomendable usarla en entornos urbanos y no tanto en carretera, donde es más seguro que el coche tenga reacciones más naturales. Volkswagen, por cierto, nos ha confirmado que el sistema de frenada regenerativa funciona sin más ayuda hasta una presión de 0,25 g, momento a partir del cual ya entran en juego los frenos convencionales. Estas frenadas son la gran mayoría de las que se realizan en el día a día, lo que permite un considerable ahorro en pastillas de freno y en el desgaste de los discos. Respecto al tacto del pedal, nos parece uno de los coches eléctricos que menos distancia muestran respecto al que ofrece uno hidráulico convencional.

Durante los primeros kilómetros al volante del Volkswagen ID.4 uno se percata de otra de sus grandes virtudes, su radio de giro. El SUV eléctrico es capaz de virar en un corto espacio –su diámetro de giro es de 10,2 metros entre paredes y el del Mustang Mach-E de 11,6 entre bordillos–, algo que resulta fundamental a la hora de aumentar la agilidad en ciudad de un vehículo de estas dimensiones. Las maniobras de aparcamiento no son un problema. Respecto al tacto de la dirección, se nota algo más firme que la de los modelos de combustión de Volkswagen, aunque responde a los mismos patrones. Precisión y buena transmisión de sensaciones.

La respuesta del motor, como es de esperar, es ciertamente contundente de inicio y muy lineal después. Es cierto que con el cambio de modo de conducción –Eco, Comfort y Sport– se nota que el aumento de velocidad se produce más rápido, pero en ningún caso la sensación de suavidad desaparece. Particularmente el modo más orientado a la eficiencia me ha parecido más que suficiente para afrontar cualquiera de las situaciones del día a día. También merece la pena comentar las suspensiones, algo más firmes de lo que uno puede esperar en un SUV de este tamaño pero sin caer en un déficit de confort en ningún momento. Eso sí, las inercias laterales son más notables que, por ejemplo, en el Mustang Mach-E.

En definitiva, el Volkswagen ID.4 es un vehículo a considerar por aquellos que quieran dar el salto a lo eléctrico y que tengan ciertas demandas de espacio. Por ejemplo, la horquilla de precios en la que se mueve el Volkswagen Tiguan es de, aproximadamente, entre 31.000 y 53.000 euros –Tiguan R aparte–, no mucho menor que la que maneja este SUV.

volkswagen_id4_2021_3.jpg

volkswagen_id4_2021_6.jpg

 

VOLKSWAGEN ID.4 2021: PRECIO

El Volkswagen ID.4 está disponible en España desde 35.875 euros en su mecánica Pure con 344 kilómetros de autonomía y desde 43.595 euros en la Pro Performance de 522 kilómetros. Con campañas incluidas y el Plan MOVES III el precio de salida puede llegar a ser de unos 26.000 euros.

A continuación se ofrece la lista completa de precios del ID.4 sin incluir campañas ni descuentos.

 

Versión Acabado Autonomía Potencia Precio
Pure   344 km 149 CV 35.875 €
Pure City 344 km 149 CV 38.725 €
Pure Style 344 km 149 CV 43.105 €
Pure Performance   344 km 170 CV 38.085 €
Pure Performance City 344 km 170 CV 40.935 €
Pure Performance Style 344 km 170 CV 45.315 €
Pro   - 175 CV Por confirmar
Pro Life - 175 CV Por confirmar
Pro Business - 175 CV Por confirmar
Pro Max - 175 CV Por confirmar
Pro 1st - 175 CV Por confirmar
Pro 1st Max - 175 CV Por confirmar
Pro Performance Base 522 km 204 CV 43.595 €
Pro Performance Life 522 km 204 CV 45.785 €
Pro Performance Business 522 km 204 CV 49.775 €
Pro Performance Max 522 km 204 CV 58.925 €
Pro Performance 1st 522 km 204 CV 45.485 €
Pro Performance 1st Max 522 km 204 CV 55.145 €

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
21/04/2021 Nombrado World Car of the Year.
13/04/2021 Vídeo de la prueba del Volkswagen ID.4.
12/04/2021 Acudimos a la presentación nacional dinámica del Volkswagen ID.4.
23/02/2021 Actualización de precios del Volkswagen ID.4.
12/02/2021 Asistimos a la presentación nacional estática del ID.4.
08/02/2021 Vídeo sobre el funcionamiento del sistema ID.Light.
24/12/2020 Actualización de datos técnicos.
23/09/2020 Presentación del Volkswagen ID.4 2021.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Porsche
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
17 comentarios
Imagen de alex36

Como no, habrán perdido el cucu por quedar como superecológicos, superprogres, superguais. ....

  • 0
  • 0
Imagen de thespeedmustang

Cuanto han pagado para obtener ese titulo. Da pena el interior y el exterior no es nada del otro mundo...

  • 1
  • 0
Imagen de ALONSAIZ F1

Feo y caro.

  • 2
  • 0
Imagen de Ferrasainz

#10 poco tardaran talleres manolo en salir para cambiar por celdas chinas si no, al tiempo

  • 2
  • 1
Imagen de MoJ

Todavía queda por precio (hasta que cuesten 20-25.000€), por autonomía, punto y tiempo de cargas y finalmente el reciclaje y duración de las baterías.

  • 1
  • 0
Imagen de adelesp

#11 Texto recogido de Rubén Fidalgo en Febrero 2020. Faltan las comillas.

  • 0
  • 0
Imagen de adelesp

Las baterías de litio no son inocuas para el planeta. La extracción de este mineral escaso supone un problema ecológico, pero también el reciclaje de las baterías, que no es nada sencillo, como veremos a continuación

Las baterías de los coches eléctricos son el gran problema, no sólo porque sean pesadas, caras y lentas de cargar, también porque están hechas con materiales que escasean mucho más que el petróleo y, sobre todo, porque sus residuos son muy contaminantes.
En la actualidad, el proceso de tratamiento de las baterías de ión de litio como residuo es muy caro y apenas se recuperan el 50% de los componentes de las mismas, llegando hasta el 80% en el mejor de los casos. Además, el procedimiento para recuperar esos materiales es altamente contaminante y emite muchísimo CO2. No todo es energia limpia detrás de los eléctricos.

  • 2
  • 0
Imagen de adelesp

En 8 años garantizan el 70% del rendimiento de sus baterías. La obsolescencia programada, limitará el mercado de segunda mano de los eléctricos.

  • 1
  • 1
Imagen de ElioGabelo

#6 Pues si... pero bueno, uno diversifica, que los periodistas cuando se ven poderosos abusan y "pontifican".... de ese cojo lo esencial... tambien tiene cagadas olimpicas como cuando dijo que volvo era como el ikea... (supongo que lo tendrian una temporadita en la nevera sin dejarle coches)

  • 0
  • 1
Imagen de _JR_

Me parece una tomadura de pelo este tipo de vehículos por 50000€.
Se prueban a colocarnos estos engendros, con toda la artillería de marketing, pero el mercado no va a tragar con estos productos a estos precios.

  • 1
  • 0

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP