HABLAMOS CON LA BURGALESA

Los meses más intensos de Cristina Gutiérrez: de un hospital de Kazajistán a pelear por una Copa del Mundo

Se fracturó dos vértebras y estuvo unos días 'atrapada' en un hospital kazajo

La burgalesa tuvo que "tirar de agenda" y su 'salvavidas' fue Jesús Calleja

Volverá a correr la semana que viene y estará también en el Rally de Marruecos

AmpliarLos meses más intensos de Cristina Gutiérrez: de un hospital de Kazajistán a pelear por una Copa del Mundo - SoyMotor.comCristina Gutiérrez, en una imagen de archivo

Cristina Gutiérrez vivió lo mejor y lo peor del automovilismo en el Rally de Kazajistán: consiguió su segunda victoria del año en la Copa del Mundo de Rallies Cross-Country, pero 230 kilómetros antes de la meta de la última etapa se fracturó dos vértebras en un agujero que no estaba indicado en el ‘roadbook’. La aventura que vivió en el hospital kazajo y, sobre todo, para volver a España, fue de película. Nos lo ha contado todo con pelos y señales.

Hay que tener valor para recorrer 230 kilómetros de especial con dos vértebras rotas. Cristina lo hizo, y además se llevó una victoria que le sirvió para aumentar su liderato en la Copa del Mundo. Lo que no sabía la española es lo que le esperaba después en el hospital: mala comida, tener que tirar del traductor de Google para comunicarse con los médicos… y el agobio constante de no encontrar la manera de volver a casa.

"Fueron cuatro o cinco días –en el hospital– y fue más el agobio que otra cosa. Te encuentras sola y no hablaban inglés, no había forma de comunicarse allí. Teníamos que utilizar el traductor de Google y poniendo audios mientras me metían los medicamentos", ha comentado Cristina en una entrevista para SoyMotor.com.

"Nos daban de comer fatal. Como era ‘época covid’ y no había vuelos allí, pues no veía el final. Si hubiese habido vuelos regulares, sé que cada día hay vuelos, pero eran todo ‘charters’ y yo me veía allí como encerrada. Mi padre me llegó a decir que cogía el coche para venir", ha agregado la piloto española sobre su aventura en el hospital.

cristina-gutierrez-kazajistan-soymotor.jpg

Tumbada en una cama, aburrida y con ese agobio perenne, ¿qué podía hacer? ¡Pues llamar a todo el mundo! Cristina contactó con Red Bull, con Lewis Hamilton, con Alejandro Agag… pero su verdadero ‘salvavidas’ fue Jesús Calleja, buen amigo suyo tras haber coincidido en varias ediciones del Dakar. Fue el aventurero leonés quien, pese a estar ‘perdido’ en una montaña, movió sus hilos con presteza y trajo a Cristina de vuelta a España.

"Tuve que tirar de agenda. Hablé con Red Bull, con Lewis... empecé a escribir a Alejandro Agag, que sé que tiene contactos en todo el mundo; también a Jesús Calleja, que es un buen amigo y sé que se mueve rápido. Jesús la verdad es que se movió en segundos, me dio un número rápido", ha añadido Gutiérrez.

"Fue Calleja –el ‘salvador’–, porque fue el más rápido. Estuve todo el día escribiendo a gente y él me cogió el teléfono estando atascado en una montaña y casi sin cobertura. Pero la frase que me dijo, sin saber nada, era: ‘mañana estás en España’. A mí, en ese momento, me dio esperanza".

"Una hora después me escribió un amigo suyo asturiano que se dedica a algo relacionado con helicópteros y tenía contactos con aviones privados. Lo que normalmente se gestiona en dos días, este tío lo hizo en horas. Red Bull por su cuenta estaba también gestionando, pero fueron más rápido estos", ha detallado.

Esta inoportuna lesión ha privado a Cristina de poder hacer un test con el BRX Hunter T1 de Prodrive, que estaba programado para este verano, según nos contó en otra conversación que mantuvimos en abril. Pero el "interés" sigue ahí, así que todo llegará. "En principio sí, me dijeron que querían que estuviera en el test y que pudiera ver el coche, pero como sucedió todo esto, imagino que dieron por hecho que no podía estar. No he vuelto a tener noticias de probar el coche. Coincidió todo".

Por otro lado, la burgalesa lidera actualmente la Copa del Mundo FIA de Rallies Cross-Country tras haber ganado en Andalucía y Kazajistán… y, salvo contratiempo de última hora, ha desvelado que saldrá al Rally de Marruecos con un mejorado OT3 de Overdrive –con los colores de Red Bull, por supuesto– para defender el liderato.

"Sí, en principio Red Bull tiene la intención –de correr–. Quieren probar algunas mejoras en el coche, porque con el cambio de normativa van a cambiar la caja de cambios y alguna cosa que estaba fallando ahora. La prueba idónea es Marruecos y me han transmitido que, aparte de que les viene bien por el tema de especificaciones, también sería una pena no estar cuando estamos liderando la Copa del Mundo. En principio, sí estaremos".

gutierrez-red-bull-soymotor_0.jpg

En cuanto a su recuperación, una vez ya de vuelta en España, Cristina asegura que no desperdició ni un día de trabajo para volver a estar en forma cuanto antes. Tuvo que aprender a vivir con un corsé de sol a sol –únicamente se lo quitaba para dormir– y perdió mucha masa muscular, pero todo eso ya pasó: el último TAC trajo buenos resultados.

"Desde el principio ya me puse a tope, sin perder un día. Esta semana me hice el TAC definitivo para ver cómo evolucionaba la lesión y ya me dijeron que estaba todo prácticamente bien y que podía hacer vida normal. Al principio estaba muy limitada, porque te dicen que tienes que estar ocho semanas con el corsé –excepto para dormir–".

"Todo lo que podía hacer era muy poco: apoyada en el suelo y hacer isométrico, aunque fuera pierna o brazo. Cuando me pude quitar el corsé, perdí todo lo que es el ‘core’, que es lo que más fuerte tengo que tener, y en la semana ocho me puse seis horas al día en el gimnasio, con fisio y con todo", ha expresado Gutiérrez.

Después de un periodo de su vida complicado, en el que al menos ha podido disfrutar de las playas de Barcelona –se ha tratado en la Clínica Dexeus–, toca volver a la competición. Lo hará tan pronto como la semana que viene –28 y 29 de agosto–, con motivo de la tercera cita de Extreme E, en Groenlandia, donde defenderá los colores del equipo de Lewis Hamilton junto a Sébastien Loeb. Aún no se cree que Hamilton sea un ‘tipo normal’ que le envía mensajes de vez en cuando para saber cómo está.

"Lewis está todo el rato pendiente e incluso ‘repostea’ cosas mías de Instagram, y eso ya es increíble. Cuando estaba en el hospital, me escribía y veía su número y pensaba: ‘¿pero esto qué es?’ Es una persona normal. Te habrán dicho lo mismo siempre, pero cuando lo vives en primera persona es increíble".

cristina-gutierrez-volvera-competir-soymotor.jpg

La burgalesa está inmersa actualmente en el mayor reto de su carrera deportiva, con un programa de la mano de Red Bull –Dakar y Copa del Mundo FIA de Rallies Cross-Country– y otro junto a Prodrive en Extreme E que, además, le puede abrir otra puerta ‘dakariana’ para el futuro. Pero, si echamos la vista atrás, hace menos de un año estaba haciendo un postgrado –es odontóloga– y se planteó seriamente decir adiós al automovilismo… hasta que se decidió a pedir un préstamo para correr el Rally de Andalucía. A partir de ahí, tras haber brillado con el Mini All4 Racing, su vida cambió.

"Es surrealista. Hace un año mi vida era hacer un postgrado en Barcelona, no tenía nada más; ni siquiera pensaba en hacer el Rally de Andalucía. Por eso al principio estaba como en shock. De hecho, cuando gané la primera etapa del Dakar ni lo celebré porque estaba en shock total. En menos de un mes había estado en Londres con el equipo de Lewis, después me fui a Dubái a probar con Red Bull y a las dos semanas estaba en Arabia Saudí –para el Dakar–. Normalmente yo preparaba eso con un año de antelación".

"Sí –hubo que pedir un préstamo–. Era el año que no tenía patrocinadores y de repente me escribió el hijo de Sven –Quandt, el jefe de X-Raid–, que es quien hace las contrataciones. Me pusieron un precio que, hablando con gente, era irrechazable para ser Mini. Entonces, obviamente en ese momento digo ‘si sale mal, voy a estar años pagando esto’, pero si salía bien tampoco sabía qué pasaría".

"Pero justamente no había corrido nada durante todo el año pasado y el Rally de Andalucía era una buena oportunidad. Si no salía bien, pues al menos había corrido con un Mini y probado un coche ‘top’. Pero, claro, allí estaban mirando los de la Extreme E, en este caso Prodrive y el mánager de Lewis Hamilton. Nada más hacer el cuarto puesto recibimos el mensaje famoso de Facebook. A raíz de eso, todo seguido". 

Un préstamo que le permitió mostrar su valía al volante frente a las grandes estrellas del mundo ‘off-road’, pero del que no estaba segura al principio. Sabía que se adentraba en un terreno pantanoso, o en un "agujero" como dice ella, pero su familia y sus amigos fueron el apoyo necesario para sacarlo todo adelante cuando incluso empezaba a perder las ganas por el automovilismo. Afortunadamente, hubo final feliz.

"Fue por mi familia y mis amigos. Yo tomé la decisión casi llorando, porque me estaba metiendo en un agujero, pero me dijo mi padre ‘no te preocupes, que yo te ayudo’. Al final es importante quien te rodea y en estas cosas me han ayudado siempre. Hasta hace un año he confiado más en mí por ellos. Ahora ya, viendo cómo va todo... pero yo llevaba cinco años luchando muchísimo. Llega un punto en el que hasta pierdes las ganas, pero al final eso fue lo que me hizo decidirme, hablar con mi gente", ha expresado Cristina para concluir.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor RedBull
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP