PRUEBA

Citroën C3 Aircross 2017: un SUV diferente y práctico

Su espacio interior y modularidad son una de las referencias del segmento

Probamos la versión turbodiésel de 120 caballos y cambio automático

Disponible desde 13.990 euros con acabado base y motor gasolina de 110 caballos

AmpliarPrueba Citroën C3 Aircross BlueHDi EAT6 - SoyMotor.comEl Citroën C3 Aircross es llamativo y práctico a partes iguales.

El segmento SUV urbano está en plena ebullición. Si el éxito de esta categoría comenzó a fraguarse con modelos más grandes, ahora llega el turno de modelos de menores dimensiones pero que mantienen las cualidades propias como posición elevada o estética todocamino. Y entre los contamos con el Citroën C3 Aircross, una apuesta diferente y que introduce un soplo de aire fresco frente a rivales como los Seat Arona o Renault Captur que hemos probado recientemente en SoyMotor.com. 

De hecho, tal es la fiebre SUV actual, que en su momento la marca francesa decidió desdoblar la gama C3, para ofrecer esta variante Aircross que sigue la línea iniciada por el C4 Cactus hace unos años. Y es precisamente en la fábrica de Villaverde –Madrid–, donde se fabrica el Cactus en exclusiva mundial, donde acudimos a recoger nuestra unidad de pruebas. Un lugar emblemático para la industria de automoción de nuestro país que anteriormente acogió al imperio Barreiros.

thumbnail_00-16-33-citroen-c3-aircross-soymotor-galeria-fotos_0.jpg

Ver galería de fotos de la Prueba a fondo del Citroën C3 AirCross

En este color azul se muestra desenfadado, y destaca todas las protecciones y plásticos exteriores que le dan esa estética tan peculiar y original. También llama la atención por su apariencia a medio camino entre un SUV y un monovolumen. Este modelo está llamado a sustituir al exitoso Xsara Picasso que tantos éxitos dio a Citroën.

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: EXTERIOR

Aparcado entre el resto, es indudable que el C3 Aircross destaca por un estilo robusto pero también moderno, gracias al uso de distintos materiales y colores. Tampoco pasa desapercibido su frontal en el que los faros led principales se separan de los intermitentes y antinieblas delanteros. Así tenemos un frontal alto y cuadrado, formas que se repiten en el resto del crossover francés. Frente a sus rivales, la mayor diferencia en dimensiones viene dada por una generosa altura de 1,64 metros.

citroen-c3-aircross-soymotor-03_0.jpg

Con su habitual estilo desenfadado, Citroën se atreve a jugar con los colores y formas para lograr un resultado llamativo. Es el caso de nuestra unidad, con los pilares C decorados con franjas grises a juego con los rebordes de los faros delanteros inferiores, el centro de las llantas y los retrovisores. Esto permite hasta 85 combinaciones distintas para diferenciar a tu C3 Aircross del resto, entre las que se incluyen ocho colores de carrocería, dos de techo y cuatro packs de color. La zaga es algo más convencional, aunque incluye elementos como los protectores del paragolpes trasero, de formas llamativas y unos faros que nos recuerdan a otros modelos de la gama Citroën.

Los grandes pasos de rueda en plástico negro realzan el ADN de todocamino y acogen llantas de aleación bitono. Las barras portaequipajes son de serie y tienen un diseño aerodinámico que se integra muy bien con el resto de la carrocería. La presencia de algunas protecciones tanto en la zona delantera como trasera que hacen de su estampa algo más aventurera. Al final, el Citroën C3 Aircross no deja de parecernos un pequeño monovolumen de 4,15 metros de longitud adaptado a las nuevas tendencias y con un diseño muy personal, de esos sin término medio, o lo amas o lo odias. 

citroen-c3-aircross-soymotor-04_1_0.jpg

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: INTERIOR

Personalidad y modularidad son las dos claves cuando accedemos al habitáculo del C3 Aircross. Citroën nos demuestra una vez más que un coche práctico no tiene porqué ser aburrido gracias a un diseño muy personal –que puede no gustar a todos– con elementos de diseño que dan un carácter desenfadado y alejado de la sobriedad de sus rivales alemanes. 

En nuestra unidad, el interior disponía del ambiente Hype Mistral –existen cinco acabados interior diferentes–, que combina con estilo el cuero sintético y un tejido de pata de gallo, junto a detalles y acabados en cromado. Ofrece un aspecto moderno y diferente si bien en la práctica el áspero tacto de la pata de gallo es incómodo, especialmente al sentarse en los asientos con pantalón corto o falda.

La sensación de estar a camino entre un SUV y un monovolumen compacto, el interior es el gran beneficiado. La sensación de amplitud es notable –a lo que sumamos la luz interior que aporta el techo panorámico– y la habitabilidad es algo superior a lo de sus rivales. La altura es la cota más destacable y un ocupante de 1,80 metros puede viajar con comodidad en las filas traseras. Al igual que en otros modelos del segmento, la anchura trasera es insuficiente para que tres adultos viajen con comodidad. Echamos en falta algo más de sujección lateral en los asientos delanteros.

citroen-c3-aircross-soymotor-16_0.jpg

Al igual que su diseño exterior, el salpicadero cuenta con un diseño moderno y diferente con unas salidas de aire ornamentales y el uso de distintos materiales que ayudan a dar una sensación de calidad. Sin embargo, en las puertas y zonas bajas encontramos paneles de plástico duro que contrastan con lo anterior. Los ajustes son buenos y el diseño general está muy trabajado para diferenciarlo del resto. 

El C3 Aircross va bien servido de hueco portaobjetos. Además de las puertas, donde cabe una botella de agua de 1,5 litros y más objetos, también destaca el pequeño compartimento por delante de la palanca de cambios –puede incluir recarga inalámbrica como el Seat Arona– o el pequeño carril antideslizante sobre la guantera, muy útil para dejar nuestro smartphone. Detrás, podemos abatir la plaza central para contar con reposabrazos y portabebidas.

Pese a la practicidad general ya comentada, hay algunos elementos mejorables en el día a día, bien por tener un diseño más moderno o diferente. Entre ellos encontramos un freno de mano que dificulta el acceso al hueco portaobjetos inferior, el áspero tejido de los asientos ya comentado o la falta de botones físicos que obligan a utilizar la pantalla táctil –apartando la vista de la carretera– para por ejemplo cambiar la temperatura del climatizador.

citroen-c3-aircross-soymotor-20.jpg

En la segunda fila de asientos encontramos soluciones prácticas como las banquetas deslizables traseras. Es un sistema similar al que probamos en el Renault Captur y permite desplazar los asientos hasta 15 centímetros. No hace falta deslizar toda la fila sino con la tradicional proporción 60/40, por lo que si sólo llevamos un pasajero detrás podemos deslizar los otros dos asientos o incluso plegarlos para aumentar el espacio longitudinal de carga. También es posible reclinar levemente los respaldos traseros. Este equipamiento se ofrece de serie. Existen como opción cortinillas traseras abatibles.

Las formas cuadradas del C3 Aircross se notan también en un espacio de carga récord de la categoría gracias a sus 410 litros de capacidad. Supera a todos sus rivales, como el Seat Arona –400 litros–, Hyundai Kona –361 litros–, Mazda CX-3 –350 litros–, Nissan Juke –354 litros– o Peugeot 2008 –338 litros–. Si deslizamos los asientos es posible llegar a los 520, si bien las plazas traseras quedan casi inutilizables debido al reducido espacio para las piernas –sólo recomendable para niños–. Además, el piso del maletero, regulable en dos alturas, permite disponer de una superficie plana con los asientos abatidos, incluyendo el del copiloto, de nada menos que 2,4 metros de largo.

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: EQUIPAMIENTO 

Citroën ha organizado la gama C3 Aircross a partir de tres acabados diferentes: Live, Feel y Shine. El primero de acceso a la gama, Live, comienza en los 13.990 euros con motor gasolina y ya incluye de serie seis airbags, llantas de 16 pulgadas, radio con bluetooth o regulador de velocidad. El siguiente escalón denominado Feel sube la tarifa hasta los 15.000 euros y añade aire acondicionado, luces diurnas led, pack color negro o Citroën Connect Radio. El tope de gama Shine parte de los 17.400 euros y cuenta de serie con navegador, pack color, climatizador automático o llantas 16 pulgadas con acabado diamante.

Por último, Citroën también ofrece en estos momentos el acabado especial Origins que amplia su equipamiento y mejora su estética. De serie incluye, entre otros, navegador Connect Nav, carrocería bitono, pack Look SUV, climatizador, faros antiniebla o sensor de luces. Su precio comienza en los 17.800 euros con motor gasolina de 120 caballos y cambio automático.

citroen-c3-aircross-soymotor-07_0.jpg

Nuestra unidad estaba equipada con el techo panorámico practicable –950 euros–, que aporta una gran luminosidad al interior y permite su apertura. Sin embargo, lastra la buena habitabilidad interior del C3 Aircross ya que reduce la altura para la cabeza debido al espacio que ocupa el propio techo y mecanismo. Esto hace que un pasajero de 1,85 metros roce con la cabeza en las plazas traseras y en las delanteras esté cerca de hacerlo. Por tanto, aunque es un extra vistoso y con sus puntos positivos, en este caso no lo recomendaríamos.

Otro de los equipamientos opcionales que hemos podido probar es el novedoso Head Up Display Color –400 euros–, que nos ha gustado por su funcionamiento y utilidad. Se trata de una lámina transparente que se despliega delante del conductor al arrancar y sobre la que se proyectan distintos datos como velocidad, parámetros del regulador de velocidad, alertas de colisión o indicaciones del navegador. Añade seguridad al no tener que apartar la vista de la carretera y muestra la información de forma nítida. Además, se trata de un gadget poco común en este segmento urbano, lo que lo diferencia de sus rivales.

Según la versión elegida, Citroën ofrece hasta 12 equipamientos de seguridad y ayuda a la conducción. Además del comentado Head Up Display, también puede disponer de control de ángulo muerto, alerta por cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales, luces largas automáticas, sistema de frenado de emergencia, indicador de descanso o asistente de aparcamiento y cámara de visión trasera entre otros. Una dotación muy amplia teniendo en cuenta que hablamos del segmento B SUV en la que sólo echamos en falta un control de crucero adaptativo.

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: MOTORES

El Citroën C3 Aircross dispone de una gama mecánica en la que podemos escoger entre dos mecánicas, la gasolina turbo 1.2 Puretech tricilíndrico turbo –con 110 caballos y 131 caballos– y también la turbodiésel con dos niveles de potencia, 102 y 120 caballos. No hay una gran diferencia de par entre versiones, que rondan los 250 Newton metro. Como excepción, el Diesel más potente alcanza los 300. 

Nosotros hemos podido probar la versión turbodiésel BlueHDI con 1.5 litros de cilindrada y 120 caballos. Se trata de la versión más potente y también es novedad de la gama ya que ahora puede ir asociado a un cambio automático del que hablaremos más adelante. Este propulsor nos ha parecido peor alternativa que su homólogo de gasolina debido a su mayor rumorosidad, si bien esta no es elevada respecto a sus rivales. Su principal virtud es un consumo reducido y también un empuje elevado gracias a sus 300 Newton metro  –disponibles desde solo 1.750 revoluciones–, aunque las prestaciones quedan enmascaradas por el conjunto motor-cambio. 

citroen-c3-aircross-soymotor-11_0.jpg

Hemos probado la versión con cambio automático de 6 velocidades denominado EAT6. Su mayor virtud es la suavidad propia de un sistema por convertidor de par. Pero también tiene sus inconvenientes ya que es lento de reacciones y no demasiado agradable de usar por una gestión dubitativa. Esto es especialmente patente en arrancadas, donde resbala mucho y no empuja apenas en los primeros metros. A pesar de haber conducido muchos kilómetros en modo secuencial –permite cambiar con la palanca, no hay levas en el volante–, no permite reduciones por encima de 3.000 revoluciones y sigue siendo lento. Nos quedamos claramente con la caja manual que además dispone de 6 velocidades.

A nivel prestacional, el Citroën C3 Aircross BlueHDi EAT6 es correcto, si bien las aceleraciones desde parado no son su punto fuerte. Es más, debido a la lenta arrancada debido al comportamiento del cambio, no lograr bajar de los 10 segundos en el 0 a 100 kilómetros/hora. Por el contrario, el buen medio régimen y una curva de par constante brindan buenas recuperaciones. Los 1.335 kilos de peso de esta versión también son algo más elevados que sus rivales.

 

PRESTACIONES*


Citroën C3 Aircross BlueHDi EAT6
120 caballos
0-50 kilómetros/hora 3,6 segundos
0-100 kilómetros/hora 10,4 segundos
0-402 metros (1/4 milla) 17,9 segundos a 128 kilómetros/hora
Fuerzas G máxima en curva 0,79 G

*Prestaciones llevadas a cabo con equipo de medición Beltronics Vector FX2

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: COMPORTAMIENTO

El Citroën C3 Aircross representa el término medio entre la deportividad del Seat Arona que probamos hace unas semanas y la suavidad y comodidad del Renault Captur, que también hemos analizado a fondo. 

En ciudad destaca por su buena visibilidad gracias a las grandes superficies acristaladas, retrovisores y posición elevada, así como por un radio de giro que permite dar la vuelta en cualquier rincón. Las salidas de los semáforos no son todo lo fulgurantes que desearíamos debido al cambio automático aunque es cierto que este nos ahorra mucho trabajo en los atascos. El C3 Aircross da la sensación de ser más grande y aparatoso que sus rivales y no es sencillo controlar donde acaba el coche, lo que resulta algo desconcertante en espacios angostos y al aparcar. Todo ello pese a los sensores de parking y cámara de visión trasero. Suponemos que será un mal menor a base de hacer kilómetros y acostumbrarse. Las suspensiones filtran bien en general si bien en baches pronunciados a baja velocidad son algo secas.

En autopista y carretera da confianza aunque hay que acostumbrarse a una cierta deriva de la carrocería y a una dirección muy asistida y poco directa –tres vueltas entre topes–. Es un modelo de corte tranquilo que no invita a atacar las curvas y así nos lo hace saber también una electrónica bastante intrusiva. A pesar de ello, si conducimos con finura es posible rodar más rápido de lo que parece gracias en parte también a los generosos neumáticos Hankook Kinergy 4S en medidas 215/50 R17.

En este apartado también es protagonista el sistema opcional Grip Control –300 euros– que permite adecuar la motricidad de las ruedas delanteras gracias a diferentes modos de conducción. Además del normal, cuenta con modo arena, barro y nieve, así como la posibilidad de desconectar totalmente el control de estabilidad. Esto permite mayores concesiones fuera de asfalto aunque nunca debemos olvidar que no contamos con tracción total ni una altura de carrocería muy elevada. Al lado del mando de selección de modos de conducción contamos con otro botón que permite activar el asistente de descenso, muy útil en bajadas pronunciadas fuera de asfalto.

citroen-c3-aircross-soymotor-01_0.jpg

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: PRECIO

La versión Citroën C3 Aircross BlueHDi 120 EAT6 probada se situa como tope de gama y su precio de tarifa es 22.250 euros con acabado Shine. Su tarifa es muy similar a la del Seat Arona FR que probamos hace unas semanas. La caja de cambios automática supone un sobrecoste de 1.900 euros a igualdad de motor y acabado, aunque nosotros preferimos la manual de 6 velocidades. 

A la hora de escribir esta prueba, Citroën ofrecía en promoción y por 13.990 euros el C3 Aircross más accesible, con acabado Live y motor gasolina Puretech de 110 caballos. Como curiosidad el motor turbodiésel más potente con 120 caballos, sólo se ofrece con cambio automático. En versión manual se ofrece con 100 caballos de potencia.

La unidad probada con motor BlueHDi 120 y cambio automático EAT6 homologa un consumo medio de 4 litros cada 100 kilómetros, lo que son 1,7 litros menos que la variante gasolina turbo de 110 caballos con el mismo cambio. Durante toda nuestra prueba a fondo, donde recorrimos casi 500 kilómetros el consumo medio real fue de 5,3 litros cada 100 kilómetros.

 

CONSUMOS 


Citroën C3 Aircross BlueHDi EAT6
120 caballos
Ciudad 6,5 litros/100 kilómetros
Carretera –90 kilómetros/hora de media– 3,9 litros/100 kilómetros
Autopista –120 kilómetros/hora de media– 5 litros/100 kilómetros
Consumo recorrido de pruebas –164 kilómetros– 5,2 litros/100 kilómetros

 

CITROËN C3 AIRCROSS 2017: CONCLUSIÓN

El Citroën C3 AirCross es la alternativa más diferente en el segmento B de los crossover urbanos. Innovador y desenfadado a partes iguales, supone el término medio entre comodidad y comportamiento dinámico, sin perder ni un ápice de practicidad gracias al maletero más grande del segmento. Eso sí, nos quedamos con su variante gasolina 1.2 turbo.

citroen-c3-aircross-soymotor-05_0.jpg

 

CITROËN C3 AIRCROSS C-SERIES: ESTÉTICA Y EQUIPAMIENTO

El nuevo Citroën C3 Aircross C-Series es una edición especial que presenta una estética específica e interesantes detalles de equipamiento. Respecto a lo primero ofrece un pack de color Regal Red, el responsable de que los marcos de los faros y las carcasas de los retrovisores estén pintados en rojo. La carrocería, por su parte, presenta una decoración bicolor gris oscuro y negro para el techo. Las llantas, por su parte, vienen acabadas en negro brillante y son de 16 pulgadas. No obstante, el gris de la carrocería también puede ser blanco, negro, gris cúmulo o gris platino.

citroen_c3_aircross_c-series_1.jpg

El interior presenta una tapicería en los asientos gris y negra con una ancha franja roja a modo de contraste. Como en el exterior, el logotipo C-Series también aparece. También hay unas alfombrillas específicas y un motivo único en el umbral de las puertas. El Citroën C3 Aircross C-Series parte del nivel de acabado Feel, alo que añade elementos como aire acondicionado automático, limpiaparabrisas automáticos, espejo retrovisor sensible a la luz, sensores de estacionamiento traseros y un sistema multimedia compatible con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto.

citroen_c3_aircross_c-series_2.jpg

El Citroën C3 Aircross C-Series se ha anunciado de momento para el mercado británico, donde llegará en febrero de 2020 con un sólo motor. Éste es el 1.2 PureTech de gasolina con 110 caballos asociado a un cambio manual de seis velocidades. El precio en las islas es de 19.550 libras, que al cambio actual son unos 23.000 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
03/12/2019 Presentado el Citroën C3 Aircross C-Series.
03/08/2019 Probamos el Citroën C3 Aircross BlueHDi EAT6.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Citroen
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Stavelot

Al final estos coches tienen lo que se necesita para el dia a dia.... eso si... mejor seria gasolina.No porque yo sea contrario al diesel, sino porque cualquier día cierran las ciudades al gasoil.

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP