Dacia

¿QUIÉN ES DACIA?

Dacia es una marca de automóviles rumana, fundada en 1966 y que pertenece al grupo Renault, desde 1999. Sus inicios comenzaron fabricando modelos bajo licencia de Renault, tales como el Renault 8 ó el Renault 12 –el más longevo de su catálogo, desde 1969 hasta 2006–. Actualmente tienen una gama de productos completa y moderna con el Dacia Sandero y el Dacia Duster como puntas de lanza. Incluso puede presumir de tener el coche 100% eléctrico más barato del mercado español, el Dacia Spring.

Nacidos como modelos de bajo coste que compartían muchas piezas con modelos de Renault, ahora son un producto muy valorado en países como España, gracias a su buena relación entre calidad, precio y equipamiento.

HISTORIA DE DACIA

Dacia Automobile S.A. se fundó en 1967, después de que el gobierno de la República Socialista de Rumanía prohibiese las importaciones. Sabedores de la necesidad de una marca propia de coches y del alto coste que supondría desarrollar una tecnología propia, se lanzó una convocatoria para desarrollar modelos bajo licencia a la que se presentaron Fiat, Volkswagen, Peugeot y Renault. Tras diferentes reuniones, será la casa del rombo la que se lleve el gato al agua y consiga el contrato. Así, en 1968, se levanta la fábrica de Dacia en Colibaşi –ahora llamada Mioveni–, cerca de la ciudad de Pitesti; y que contará con la asistencia técnica de Renault.

El primer modelo en salir de la planta será el Dacia 1100, que no era más que un Renault 8 levemente modificado. De 1968 a 1972 se produjeron un total de 44.000 unidades e incluso apareció una serie especial con dos faros adicionales frontales y un motor más potente, que utilizaría la policía y los amantes de las carreras.

En 1969 vería la luz el segundo modelo, el Dacia 1300, que básicamente era un Renault 12. Este automóvil fue el más exitoso de la firma y estuvo en su catálogo desde 1969 hasta 2006.

Tres años después, en 1972, aparece el Dacia D6, una furgoneta basada en la Renault Estafette y tercer modelo de la gama.

En 1980 llega el cuarto, el Dacia 2000, que era una variante del Renault 20 muy exclusiva y que fue montada, de manera limitada, para los miembros de la cúpula del Partido Comunista. Sólo estaba disponible en color azul oscuro o negro.

El año 1995 supone un punto de inflexión para la marca rumana ya que sale al mercado el Dacia Nova, un modelo completamente nuevo y diseñado 100% por Dacia –aunque algunas malas lenguas dicen que está basado en el Renault 9–. Con una imagen completamente nueva, se despojaba del legado de Renault y creaba un coche ciertamente revolucionario, ya que combinaba la imagen de un tradicional tres volúmenes de cuatro puertas, con la practicidad de un portón. La pobre fiabilidad inicial y los problemas de corrosión obligaron a presentar una versión mejorada apenas un año después, en 1996.

En 1998 se cumplen tres décadas desde que la planta de Dacia comenzase su producción y es también el año en el que sale de la línea de montaje la unidad 2.000.000.

Doce meses después, en septiembre de 1999 se produce otro de los grandes puntos de inflexión de la firma ya que el grupo Renault adquiere la compañía, con el objetivo de hacer de Rumanía su centro de desarrollo del automóvil en Europa Central y del Este. La fuerte inyección de dinero de la compañía francesa permite que en el año 2000 llegue el Dacia Supernova, una versión mejorada del Nova con motor y transmisión de Renault. La variante versión tope de gama contaba con lujos como el aire acondicionado, elevalunas eléctricos y reproductor de CD.

En 2003 aparece el Dacia Solenza, una versión rediseñada del Supernova que añade, en opción, el airbag del conductor. Este vehículo tiene gran importancia ya que servirá de puente entre el Supernova y el gran éxito de ventas que será el Dacia Logan. La idea era que los trabajadores de la planta se familiarizaran, de manera gradual, con las exigencias de fabricar un modelo aceptable para el mercado de Europa occidental. La producción finalizó en 2005.

En agosto de 2004 hace acto de presencia el segundo modelo más popular de Dacia, junto con el Dacia 1300. Se trata del Dacia Logan, una pequeña berlina de tres volúmenes fabricada sobre un bastidor Renault y con planta motriz también de la casa francesa. A pesar de las críticas iniciales, relacionadas con el conservadurismo de su diseño, se convierte en uno de los coches más vendidos de Europa Central y del Este, así como en Rusia. A partir de 2005 aparecería una versión Diesel. Aunque estaban pensados para la venta en países en desarrollo, la alta demanda de Logan por parte de clientes de Europa Occidental llevó a Dacia a venderlos también allí.

Un año después, en 2006, hará acto de presencia el concept Dacia Logan Steppe. Este prototipo, con tracción total, mostraba la imagen, casi definitiva, que tendría, 12 meses después, la versión de producción con carrocería familiar; esta vez sin tracción 4x4 –sobre esta base también se construirá el Dacia Logan pick up, a partir de 2008–. El 2006 será también el de la creación del centro de ingeniería Renault Technologie Roumanie en Bucarest. Con una plantilla aproximada de 2.500 ingenieros, sus principales campos de actividad son el desarrollo, ensayo y diseño de los nuevos vehículos de la gama Dacia. Posteriormente abrirán también la oficina de estilismo, Renault Design Central Europe.​

El Salón del Automóvil de Ginebra de 2008 llegará con otro de los grandes éxitos de la firma, el hatchback Sandero. Basado en el Logan, tiene una imagen más fresca y además es el encargado de lucir el nuevo logotipo.​ Este mismo escenario será el elegido un año después para mostrar un concepto llamado Dacia Duster, que supone una declaración de intenciones de cuál es el siguiente objetivo de la marca. Este modelo será el encargado de estrenar la plataforma para la segunda generación del Logan y Sandero, lanzada en 2012.​

El 8 de diciembre de 2009 aparece la versión definitiva, que se dejará ver en el Salón de Ginebra en marzo de 2010. El Dacia Duster será el primer SUV de la marca y estará disponible con motores Diesel y gasolina y tracción a las ruedas delanteras o total. Su ligereza, sistema de tracción y una relación de cambios muy bien ajustada, le otorgan desde sus inicios buenas capacidades camperas, sin ser un 4x4 puro. En septiembre de este mismo año se abre un centro de pruebas en Titu, como parte de Renault Technologie Roumanie. Su propósito es el del desarrollo y optimización de los nuevos vehículos de Dacia. Cuenta con nueve tipos de pistas con una longitud total de 32 kilómetros y alrededor de 100 bancos de pruebas para probar automóviles y todos sus componentes en situaciones de frío, calor y lluvia.

La cita suiza de marzo será de nuevo la protagonista en 2012, cuando se dé a conocer el Dacia Lodgy, un nuevo monovolumen compacto basado en una nueva plataforma y fabricado en la planta que la compañía tiene en Tánger, Marruecos. Su bajo coste de adquisición así como su amplio espacio y su gama de motores, hace que sea un automóvil perfecto para familias que no quieren invertir mucho en un coche y también son muy apreciados dentro del sector del taxi. Sobre esta plataforma llegará en junio de ese mismo año el Dokker, un vehículo un poco más pequeño, que estará disponible en variantes de pasajeros –con un enfoque recreacional– y furgoneta –de corte más industrial y de trabajo–.​ La última de las grandes novedades de este año se produce en septiembre, cuando, durante el Salón del Automóvil de París se dan a conocer las segundas generaciones de Logan y Sandero. Ambas cuentan con un diseño frontal común y están acompañadas de nuevos motores, equipamiento y sistemas de seguridad.

En el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2013 el Dacia Duster recibe su primer restyling e incorpora leves modificaciones, un nuevo interior y una mecánica de gasolina turbo. Así se mantendrá hasta la cita de 2017, en el mismo lugar, cuando se dará a conocer la segunda generación del popular SUV que aporta nuevas mejoras técnicas y de confort.

Ya en 2020, Dacia anuncia que sacará su primer coche 100% eléctrico a precio asequible, el Dacia Spring Electric.​ Se trata del Renault City K-ZE que se vende en mercados emergentes y que para su venta en Europa recibe una completa revisión, especialmente en lo que a temas de seguridad se refiere. Este año también salen al mercado las nuevas generaciones de Dacia Logan, Sandero y Sandero Stepway.

En marzo de 2021, llega la versión de producción bajo el nombre de Dacia Spring EV.

 

DACIA 1300, EL RENAULT 12 QUE MOTORIZÓ A RUMANÍA

Cada país tiene un modelo en su historia automovilística que ayudó a motorizar a la población. Italia tuvo el Fiat 500, Alemania occidental el Volkswagen Beetle, España el SEAT 600 y Rumania tuvo el Dacia 1300, que no era, ni más ni menos, que un Renault 12, fabricado bajo licencia.

La historia arranca el 23 de agosto de 1969, cuando sale de la cadena de montaje la primera unidad de este coche, el segundo de los vehículos de la firma rumana y también el más exitoso, longevo y apreciado. Cuando cierran el acuerdo de licencia con Renault, Dacia compra todas las herramientas y suministros básicos junto con los diseños del coche; sin embargo una serie de retrasos hasta adquirir todo el material necesario, hace que la empresa limite su producción inicialmente.
Apenas un año después ya existían tres versiones diferentes: básica –1300–, 1300L –más equipada– y tope de gama 1301SL –conocida como SuperLux– que incluía equipamiento como luneta térmica trasera, radio, espejos en ambos lados y una tapicería más lujosa. Estas unidades eran las destinadas a los altos cargos del Partido Comunista.

Pronto su bajo coste de adquisición y la posibilidad de modificarlo propiciaría la creación de nuevas variantes. Así, en 1972 el mercado local y el de exportación contaban con un Dacia 1300 break –familiar–, el Dacia 1300F – variante familiar sin asientos traseros y sólo para carga– y el Dacia 1300S –familiar preparado para su uso como ambulancia–.

Dos años después, en 1982, el éxito del Dacia 1310 hace que salgan dos nuevas variantes más, el Dacia 1304 Pick-up y el Dacia 1305 Dropside –tal fue su éxito que se mantuvieron a la venta hasta 2005–. La última variante llegaría en 1987 con el nombre de Dacia 1320, que era, básicamente, la versión de cinco puertas, con portón.

Entre 1991 y 1994, la gama 1310 recibiría otro remozado estético al tiempo que se incrementa el equipamiento. Además supone la desaparición de algunas versiones y la creación de otras curiosas como el Dacia 1610 –propulsado por un motor Diesel de Volkswagen que vendió 150 unidades–, el Dacia Star o la autocaravana Dacia 1308 Jumbo.

En 1998 se lanza el último rediseño del Dacia 1310. Aunque el modelo tenía más de treinta años, su bajo precio de compra nuevo –equivalente a unos 4.200 euros actuales–, la alta disponibilidad de piezas y versiones con mecánicas de inyección; ayudaron a mantener el modelo relativamente moderno. Fue conocido como Dacia CN4 y recibió un completo rediseño de la parte delantera así como nuevas luces, manillas de puertas o espejos retrovisores.

En 1999 llegará una versión de lujo, llamada Dacia Dedicație, que estaba disponible en carrocería berlina o familiar y que incluía: llantas de aleación, parachoques del color de la carrocería, dirección asistida, elevalunas eléctricos y mejores acabados interiores. El único color disponible era un bitono de grises claro y oscuro.

El 21 de julio de 2004, un mes antes de su 35 aniversario, salía el último Dacia 1310 –número 1.979.730, en carrocería berlina, que se conserva en el Museo Dacia– y el 8 de diciembre de 2006, correrá la misma suerte el último Dacia Pick-Up. La entrada de Rumania a la Unión unido a la necesidad de remodelar y ampliar las instalaciones para aumentar la producción del Dacia Logan serán los detonantes finales de su desaparición.

Tras casi 35 años de producción y más de 2,5 millones de unidades producidas, el Dacia 1300/1310 se convirtió en el automóvil más común en las carreteras rumanas y en uno de los más queridos y valorados.

 

DACIA EN COMPETICIÓN

Fuera de sus fronteras, el palmarés automovilístico de la marca no es muy extenso, más allá de competiciones de ámbito nacional. Sin embargo sí hay algunos aspectos que merecen la pena ser destacados.

El mayor logro de la firma rumana llegó en la temporada 2011-2012 del Trofeo Ándros, una competición que tiene lugar en los fríos meses de invierno por diferentes circuitos creados, generalmente, en estaciones de esquí. Aquel año, el vencedor fue, ni más ni menos que Alain “El Profesor“ Prost, que se alzó con la victoria a lomos de un Dacia Lodgy con motor V6, procedente de un Nissan deportivo.

En España es muy conocido el certamen monomarca Dacia Sandero Rallye Cup, auspiciado por Renault Sport España, y que actualmente está en su octava temporada. Esta copa de promoción, enmarcada dentro del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, tiene como protagonista a un Dacia Sandero 1.2 de 75 caballos, pensado para conductores noveles que quieran abrirse paso en el mundo de los rallies.

Este vehículo, que cuenta con ficha de homologación N3-R-05, y un kit deportivo que la marca ha preparado y recibido el visto bueno de la RFEdA, dispone de todos los elementos de seguridad y competición necesarios para dar los primeros pasos: arco de seguridad multipunto, cierres de seguridad del capó, desconector de batería, kit de extinción mecánico, luz flexo para copiloto, dos cinturones de 6 puntos, dos baquets, suspensión con especificaciones de asfalto, línea de escape, cubre cárter y mucho más; por un precio que ronda los 15.000 euros con impuestos.

Actualmente también es posible adquirir un Dacia Sandero con especificaciones R4 y homologado para competiciones FIA. En este caso se trata de un coche mucho más evolucionado, con un motor de cuatro cilindros y 1.6 litros turbo que rinde 263 caballos. Tiene tracción a las cuatro ruedas y una caja de cambios secuencial Sadev de cinco relaciones más marcha atrás. Su peso es de apenas 1.230 kilogramos.

Dacia también ha estado presente en otras competiciones, como el Dakar, con un Renault Duster, en el campeonato escandinavo de turismos, con un Dacia Logan o con una copa monomarca en países como Rumanía, Alemania, Francia o Rusia. Incluso se inscribió una unidad en la subida a Pikes Peak, preparada con un motor de Nissan GT-R que rendía 850 caballos. También existió un prototipo de rallies, denominado Dacia Logan S2000, que nunca llegó a debutar.

Fuera del ámbito automovilístico, Dacia patrocinó al primer equipo de fútbol del Club Atlético Lanús de Argentina –en 1994–, al St. Pauli de la Segunda División de Alemania – en 2009 y 2010 y es el actual patrocinador oficial del Udinese Calcio de la Serie A de Italia –2008–.
 

Últimos vídeos
Te puede interesar
Carlos Sainz en Baréin
F1

El deseo de Sainz para 2024: "Ir poco a poco acercándonos a Red Bull y luchar por ganar carreras"

Carlos Sainz desea que la ventana de desarrollo del SF-24 sea más amplia que la de su antecesor, para así reducir la brecha, poco a poco, con Red Bull hasta el punto de luchar con ellos por ganar carreras. El madrileño está ante su cuarto y último año como piloto de Ferrari y quiere brindarle tanto a la Scuderia como a él mismo la mejor despedida posible.

21
C.Rosaleny; G.Saez|
24 Feb 2024 - 13:10
Renault 5 E-Tech 100% eléctrico - SoyMotor.com
Coches

Renault 5 E-Tech 100% eléctrico: presentado el coche más esperado

El Renault 5 E-Tech 100% eléctrico es un compacto completamente eléctrico con aspiraciones de superventas. Presentado en febrero de 2024, acredita hasta 400 kilómetros de autonomía y puede tener un máximo de 150 caballos de potencia. Su comercialización empezará durante el último trimestre de 2024 y su versión más barata costará menos de 25.000 euros.

8
M. MUÑOZ, J. MORILLO|
26 Feb 2024 - 10:00