ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Análisis GP Canadá F1 2019: Vettel vence, pero Hamilton gana

Liderato sólido de Vettel, pero con un error que le cuesta la carrera

Gran avance de Renault

Carrera rítmica a una parada

Hamilton consigue una carrera sobre Bottas y dos sobre Vettel

AmpliarAnálisis GP Canadá F1 2019: Vettel vence, pero Hamilton gana - SoyMotor.comGráfico de velocidad en carrera

Una más que controvertida sanción ha marcado el final del Gran Premio de Canadá, al arrebatarle a Sebastian Vettel una victoria que tenía en su coche, pero que perdió tras una salida de pista en la Curva 3. Lewis Hamilton es más líder y consolida su posición al frente del Campeonato.

Lewis Hamilton ha aprovechado una penalización de tiempo a Sebastian Vettel para birlarle la victoria en el Gran Premio de Canadá de la temporada 2019 de Fórmula 1, a pesar de que ha sido el alemán el que ha cruzado la línea de meta en primera posición. Los comisarios le han impuesto cinco segundos al entender que se ha reincorporado a la pista de forma peligrosa tras una salida de pista.

Puedes leer aquí la crónica de la carrera

Éstas fueron las condiciones en las que se desarrolló la carrera:

 

condiciones_meteo_56.png

 

Como fue un habitual este fin de semana, la carrera se desarrolló en unas buenas condiciones ambientales, presididas por un sol siempre presente y un asfalto muy seco que tuvo una gran evolución a lo largo de las sesiones. Las temperaturas estuvieron en torno a los 30ºC grados en ambiente y 50º C en pista, muy elevadas, lo que tuvo un gran efecto en la gestión térmica de los neumáticos y la tendencia de calentamiento, y la humedad fue muy baja, siempre por debajo del 20%, lo que dificultó la tarea de refrigeración de los componentes. Todo esto tuvo como consecuencia una evolución de pista progresiva hasta la parte central, momento en el que empezó a perder velocidad, pero de manera muy controlada.

La siguiente imagen muestra la situación de los pilotos de delante durante la carrera:

 

race_speed_20.png

Éstas fueron las posiciones que ocuparon a lo largo de la carrera:

 

position_chart_65.png

 

La carrera fue muy rítmica, sin periodos de neutralización de la carrera ni otros problemas externos, lo que llevó a que todo lo que pudiera pasar estuviera condicionado por el propio ritmo de los coches, para bien o para mal.

Éste fue el ritmo por vuelta mostrado en la carrera por los diferentes pilotos:

 

ritmo_carrera_60.png

 

Y éste fue el ritmo intermedio de cada tanda:

 

ritmo_tanda_1_9.png

ritmo_tanda_2_8.png

ritmo_tanda_3_8.png

 

La clasificación siguió una tónica muy establecida: Hamilton fue el único capaz de poder estar en ritmo con los Ferrari, rodó en torno al 1'16'' y separados los tres coches por menos de una décima, que llegaba tras ver cómo Lewis Hamilton hacía parte del tiempo en la primera parte del circuito y Charles Leclerc y Vettel recuperaban en una gran manera en la parte final, consecuencia de la menor resistencia aerodinámica de su monoplaza. Valtteri Bottas se quedaba a casi cuatro décimas de la cabeza, no fue el mejor fin de semana y esto se pudo notar con creces en la carrera, al estar bloqueado tras los Renault en algunos momentos de la carrera y siempre lejos de Hamilton, hasta que les pudo superar y pudo avanzar terreno en pista. Red Bull, por su parte, volvió a mostrar que el motor de su Honda puede dar un buen papel en baja velocidad; pero cuando pasa tanto tiempo en altas, el tiempo que se pierde es muy considerable, pues les saca de toda lucha con la cabeza y les deja sin opciones de llegar al podio.

En la zona media Renault fue el equipo que más destacó en esta carrera, un gran avance consolidado por los dos monoplazas, refrendado por una estrategia segura a pesar de comenzar con el neumático blando y con capacidad, incluso de poder aguantar a los Mercedes por detrás durante varias vueltas, un gran salto que deberán confirmar en las próximas fechas y mostrar que no fue sólo cuestión de las características especiales de Montreal. A casi cuatro décimas, una distancia muy bien consolidada, llegaron en el mismo tiempo Lance Stroll, Daniil Kvyat y Carlos Sainz, es decir, Racing Point, Toro Rosso y McLaren. Una carrera de tendencias opuestas, muy brillante para Racing Point tras la pobre sesión de clasificación, que permitió que Stroll acabara en los puestos de puntos, y nada favorable para McLaren, en una carrera que les podría haber colocado en los lugares de puntos y que les acabó alejando a cuatro décimas de Renault. La estrategia tuvo un gran efecto en esta carrera y la manera en que se desarrollaron las vueltas, Sainz no fue capaz de mantener los neumáticos duros hasta el final; Stroll, en una contraestrategia, y Kvyat pudieron acercarse mucho más y sacarle de los puestos de puntos.

Tras ellos, a no mucha distancia, se encontraron los Alfa Romeo, en un fin de semana que no fue nada favorable para ellos a tenor de los problemas que encontraron en las curvas lentas y en las dificultades de poder llevar velocidad en las zonas viradas y Haas, un equipo que mostró que necesitan curvas para poder hacer un buen papel, algo que no había en Montreal, lo que vuelve a mostrar que su coche es mucho más que motor Ferrari, y que supondrá una buena oportunidad en Paul Ricard en dos semanas. Williams, nuevamente sin ritmo, acabaron los últimos, pero George Russell fue capaz de aprovechar los problemas de Kevin Magnussen con su coche, dañado tras su choque contra las barreras en la salida de la Curva 14 y pudo hacer que Williams no volviera a acabar último con los dos coches.

Tomando como referencia el ritmo de los pilotos en la sesión de clasificación, ésta fue la calidad del ritmo de carrera:

 

calidad_ritmo_carrera_16.png

 

Salvo Williams, eliminados en la primera ronda y en especial Robert Kubica, cuya sesión no fue nada positiva, la calidad del ritmo de carrera de todos los pilotos estuvo separada por poco más de ocho décimas, en torno a los 5, 8 segundos por vuelta, lo que supone un off del 7,7%, sangrante y excesivamente lento, una vez más. Max Verstappen fue capaz de colocarse en los lugares más de cabeza, cerca de Bottas, pero con apenas cuatro décimas ganadas por vuelta ganada sobre Vettel y apenas dos sobre Hamilton, lo que no abre unas grandes diferencias. Los que sí tuvieron problemas fueron Alexander Albon y Lando Norris, al no poder acabar la carrera, Pierre Gasly, que cedió tres décimas más de las que tenía, y sobre todo Magnussen, cuyos problemas en el ritmo fueron tan evidentes que le hizo perder dos segundos por vuelta más, en una de las carreras más duras que ha afrontando desde su presencia en Fórmula 1.


ESTRATEGIAS

La jornada del viernes dejó una situación muy evidente para los neumáticos de carrera y el planteamiento que iban a hacer los equipos. Había tres opciones de neumático con una amplitud tal que permitían cubrir todo tipo de escenarios. A una vuelta el mejor neumático era el blando, por delante del medio y del duro, lo que hacía que fuera la única opción válida para una vuelta, pero en carrera era al revés, su degradación era muy considerable y con ella su menor capacidad para poderlo usar en carrera, lo que dejaba al medio y al duro, especialmente, como neumáticos para la carrera y que limitaba el papel del blando a unas pocas vueltas, más como recurso que opción.

Estos eran los neumáticos que tenían los equipos para la carrera:

 

neumaticos_tras_q_7.png

 

Todos los equipos tuvieron a su disposición un juego de neumáticos duros nuevo con el que iban a completar la carrera y una opción media que en algunos casos ya estaba usada, como en Ferrari o Mercedes, al clasificar con ella para entrar en la Q3 y no tener el hándicap de encontrarse con una menor duración de la primera parte de carrera. No había espacio para mucho más, dos opciones válidas para una carrera que iba a ser a una sola parada.

Éste fue el comportamiento de los neumáticos:

 

neumaticos_37.png

 

En el comportamiento de los neumáticos quedó evidente que se iba a tratar de una carrera a una parada, centrada en el neumático duro, que llevó a que fuera el más predominante en la carrera y dejara la segunda opción al medio, lo que llevó a que sólo se usaran siete juegos de neumáticos blandos en carrera. En su comportamiento el blando tuvo una estabilidad más importante, con degradación casi inmediata, desde la segunda vuelta, el medio también degradó en las vueltas finales y el neumático duro fue mucho más estable, pero la elevación de tiempos empezó a ser acusada desde la vuelta 40, razón por la que Sainz perdió su posición de puntos.

Éstas fueron las estrategias que siguieron los equipos y la ventana de paradas a lo largo de la carrera:

 

estrategias_51.png

 

Y con todo ello sólo había dos posibles opciones para la carrera, dos opciones válidas, o comenzar con medio y cambiar a duro o comenzar con duro y cambiar a medio para la parte final de la carrera, siempre en base a una parada. Sólo los equipos que clasificaron para la ronda final, caso de Daniel Ricciardo, Nico Hülkenberg, Carlos Sainz y Lando Norris empezaron con el blando, completaron el cambio a duro hasta la vuelta 16. Y más allá de ello sólo tres pilotos buscaron una carrera a dos paradas, Bottas y Kimi Räikkönen en las últimas vueltas de carrera y Robert Kubica a partir de la vuelta 38.

Puedes ver aquí el análisis de Mario Isola sobre la carrera.


SALIDA

La salida del GP de Canadá, a diferencia de otros Grandes Premios, no es del todo vital. La distancia con la primera curva es bastante reducida, de menos de 300 metros y la llegada en curva hace difícil el adelantar posiciones en los primeros metros. El hecho de que sea una parrilla cruzada provoca que los dos lados presenten unos niveles de adherencia parecidos, algo mejores en la zona derecha. Con una carrera tan larga y unas oportunidades de adelantamiento más visibles su importancia era más reducida, lo que podía dar pie a tomar un poco más de calma en estos primeros metros de la prueba.

Esto fue lo que sucedió en la salida:

 

start_-_adelantamientos.png

 

Un total de 14 cambios se registraron en la primera parte de la carrera, provocados por los problemas de Romain Grosjean y de Alexander Albon en la primera curva, que acabó con el ala perdida en el caso de Albon y con una excursión por la escapatoria para Grosjean. Bottas y los dos Alfa Romeo también perdieron posiciones, una para cada piloto. En el otro plano Albon, Lance Stroll y los dos Williams fueron los que más avanzaron, con tres lugares cada uno al aprovechar los problemas de Grosjean y de Albon y la situación de los Alfa Romeo. Desde ahí en el resto de la carrera se recogieron 222 cambios, 39 de ellos en adelantamientos directos en pista, de los que 28 fueron generados por el DRS. Sainz, Kvyat, Räikkönen y Stroll fueron los que más avanzaron, con cinco y cuatro adelantamientos, respectivamente; el resto se quedaron por debajo de los tres. Y en su concentración en carrera se dieron con mayor protagonismo en las primeras 15 vueltas, al estar los pilotos más cerca y coincidir con la ventana de paradas. Una vez pasada esta fase, sólo la ventana de la vuelta 25-37 generó algunos cambios, pero muy reducidos.


LAS CLAVES DE LA CARRERA

CARRERA RÍTIMICA POR LA VICTORIA

Mercedes y Ferrari tenían una lucha directa en esta carrera, ambos estaban en apenas dos décimas y la victoria iba a estar muy abierta entre ellos. Sólo ellos, Red Bull no tenía la capacidad de poder luchar por la menor velocidad que tenía su monoplaza, bueno en tracción, pero más apagado en las zonas de pura potencia. Una carrera a ritmo, pero con un ojo siempre presente en lo que pudiera pasar con la estrategia de carrera. Ésta fue la evolución de las distancias:

 

zona_cabeza_0.png

 

Esta carrera tendría dos momentos importantes no relacionados con el ritmo como eran la salida y la parada en boxes. Dos momentos que marcarían el desarrollo de la prueba y que efectivamente, lo hicieron. En cabeza Vettel era capaz de mantener la primera posición sobre Hamilton y Leclerc, estar tras ellos; pero, por detrás, Bottas perdía posición con Hülkenberg y se quedaba junto a Verstappen, que venía desde el noveno puesto, bloqueado, sin capacidad de adelantar por la mayor velocidad del Renault. Gasly, el único con neumático blando, hacía la parada en boxes y desde ahí empezaba a perder distancia, al quedar también bloqueado tras Stroll, lo que supuso el comienzo del final de su carrera. Tras las diez primeras vueltas había cinco pilotos de la zona de cabeza, tres con opciones de poder pelear por la victoria, Hamilton, Leclerc y Vettel.

Con mucha gestión en sus vueltas, se fueron aproximando hasta el momento de la parada y ahí Ferrari tomó la iniciativa, fue a buscar la carrera al tener superioridad y con una doble vía buscó la vía corta con Vettel y la larga con Leclerc. Un movimiento que le permitió volver a la pista en cabeza, defenderse de Hamilton con ataques, proactividad y hacer un gran movimiento estratégico, para un equipo de estrategas tan vilipendiado y denigrado esta temporada, no sin razón en ocasiones, pero mucho más de lo que realmente son responsables. Hamilton paraba unas vueltas más tarde, con el mismo neumático que Vettel, y Leclerc aguantó todo lo que pudo en búsqueda de una reducción del coste de la parada a través de un coche de seguridad o cocho de seguridad virtual, pero que nunca llegó. Tras ellos Bottas también hizo la parada y Verstappen, unas vueltas más tarde, para consolidar las posiciones sin apenas lucha directa en pista.

Todo había quedado muy establecido en las últimas vueltas, nada se podría hacer en boxes, así que Mercedes dio el paso y llevó a Hamilton a luchar por la victoria con Vettel en posición directa en pista. La distancia se redujo hasta menos del segundo, ambos estaban en nulas distancias, y Vettel tenía que hacer casi 30 vueltas sin error. Pero lo hizo, perdía el coche en la entrada a la Curva 3 y se iba por la escapatoria. La respuesta de Dirección de Carrera, sanción de cinco segundos por reincorporación peligrosa. No es mi cometido, ni mi motivación, valorar las decisiones de Dirección de Carrera, incluso ni siquiera cuando tengo que trabajar en el muro, pero basta decir que, si en algunas ocasiones controlar un coche por lo negro es complicado, por lo verde no es más fácil, y menos aún cuando no hay escapatoria y el espacio para la reincorporación es prácticamente nulo.


GESTIÓN Y VELOCIDAD EN LA ZONA MEDIA

Si la carrera en la zona de cabeza estuvo relacionada con la velocidad en pista, la zona media de la parrilla no fue mucho más diferente. Sin apenas efecto de la estrategia, todo quedó determinado por la velocidad que fueron capaces de llevar los coches. Ésta fue la evolución de las distancias:

 

zona_media_25.png

 

Renault fue el referente en esta carrera, los más rápidos de este grupo y los que más velocidad desarrollaban en la recta, hasta el punto de quedarse a muy poca distancia de la cabeza a una vuelta como se demuestra ver a Ricciardo en la cuarta posición en clasificación. Sin errores en carrera, a pesar de estar condicionados por el uso del blando, las paradas de Ricciardo y su velocidad con neumático duro nuevo y la seguridad en la detención de Hülkenberg los llevó a conseguir una sexta y séptima muy sólida y merecida. Racing Point, con un gran Stroll en neumático duro en las primeras vueltas de carrera, fue capaz de avanzar muchos lugares, como muestra su octava posición en la Vuelta 10, nueve lugares por encima de su salida. Desde ahí pudo llevar una buena velocidad, cerca incluso de los Renault y llegar a Sainz, que tuvo que adelantar su parada varias vueltas por un bloqueo en un conducto de frenos, que de no haber actuado podría haber supuesto el final de su carrera. Esto supuso que pudiera avanzar algunas posiciones, pero que en las vueltas finales no fuera capaz de defenderse por la menor tracción en sus neumáticos duros, y que acabara fuera de los puntos. Y a pesar de la 11ª posición, su carrera pudo haber acabado incluso más atrás, ya que Sergio Pérez quedó bloqueado por Grosjean y cedió mucho tiempo al ser doblado, porque de otra manera habría estado cerca de Kvyat y los puntos no habían quedado muy lejos para él.

Antonio Giovinazzi y Alfa Romeo volvieron a pagar su falta de velocidad en carrera, vuelta tras vuelta perdieron distancia con la cabeza y un trompo en la vuelta 26 le costaba al italiano diez segundos y junto a su segunda fase de carrera, le terminaban por sacar de escena, por detrás de Räikkönen, que adelantó su parada con medios, posiblemente por tener algún tipo de problema en los neumáticos y que no fue capaz de llegar al final de la carrera, al tener que parar una vez más y perder posición con su compañero y Grosjean. Precisamente la carrera de Haas fue muy complicada, en todo momento, no tuvieron velocidad en pista y vuelta tras vuelta se fueron alejando más y más. Algo que fue muy relevante, en especial para Magnussen, que ni siquiera pudo luchar contra los Williams de un gran Russell, para el material que tenía en esta carrera. Una lucha en la distancia y marcada por el estado en que acabó el monoplaza del danés tras su choque contra las barreras.


PARADAS EN BOXES

Ésta fue la situación de los equipos en las paradas en boxes:

 

boxes_11.png

 

Red Bull fue el mejor equipo en la zona de boxes al colocar a sus dos pilotos en las primeras posiciones, ambos con un 23,4 segundos en el tiempo total que estuvieron en esta zona. Mercedes y Ferrari estuvieron casi en el mismo tiempo, las diferencias fueron de menos de una décima entre Hamilton y Vettel en esta fase, lo que redujo las diferencias en esta zona.

Racing Point y Williams, autores del paso más rápido por los boxes, y Renault estuvieron en ritmo, con Haas dos décimas más atrás. Räikkönen perdió algo de tiempo, alrededor de un segundo en cada visita y los que peor rindieron en esta ocasión fueron los McLaren al tener que limpiar los conductos del freno trasero en el coche de Sainz.


CAMPEONATO

Tras la carrera celebrada en Canadá de esta manera queda el Campeonato:

 

campeonato_29.png

 

Hamilton amplía su ventaja al frente del Mundial con su nueva victoria y lleva 162 de los 175 puntos que se han disputado hasta la fecha, el 92.5% de los puntos, lo que roza casi la perfección. Bottas se queda segundo a 29 puntos, más de una carrera, y Vettel se coloca a 12 puntos de Verstappen, a casi 62 de la cabeza, más de dos carreras cuando sólo se han disputado siete, una distancia poco menos que inasumible. Sainz sigue como líder de la zona media, tres puntos por delante de Ricciardo y cuatro de Magnussen, una zona muy compactada y que lo estará también durante las próximas semanas. En equipos Mercedes ha conseguido nada menos que 123 puntos sobre Ferrari, lo que está cerca de suponer tres carreras completas, una distancia que parece imposible que puedan perder, Ferrari se consolida como segundo equipo y Red Bull está tercero, sin opciones claras de llegar a Ferrari y muy lejos de los equipos de la zona media. Un lugar que lidera McLaren, tres puntos por delante de Renault y más de diez por delante de Racing Point, Haas, Toro Rosso y Alfa Romeo. Pero como las distancias son tan reducidas, cualquiera puede ser capaz de llevarse la posición a final de año y acabar como cuarto equipo del Campeonato.

Con Canadá, la séptima carera de esta temporada, ya completada, la siguiente parada llegará en dos semanas, en el rush de verano, sin triplete pero con tres carreras en cuatro semanas. La primera será en Francia, en el trazado de Paul Ricard, un circuito que marcará la verdadera dimensión de los coches y que confirmará, o no, lo que hemos visto hasta ahora. Una bonita carrera en el Mar de Asfalto del sur de Francia, así que vamos a seguir pendientes a todo lo que suceda en pista.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de LewisTime
Brutal el ritmo de Hamilton, imponiéndose a los Ferrari
  • 2
  • 1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP