PRIMERA PRUEBA

Toyota Rav4 2019: sólo híbrido y mejor en todo

Disponible con tracción delantera e integral, comparte chasis con el C-HR y el nuevo Corolla

La habitabilidad, un maletero de 580 litros y la gestión de la tracción integral, principales puntos de progreso

Entre los opcionales, el espejo retrovisor digital y sistemas de ayuda a la conducción que amplían el Toyota Safety Sense de serie

AmpliarToyota Rav4 2019, primera prueba: sólo híbrido y mejor en todo - SoyMotor.comToyota Rav4 2019, primera prueba

El nuevo Toyota Rav4, que ya hemos podido conducir, mejora a su antecesor en prácticamente todos los aspectos, especialmente en espacio interior, maletero, comportamiento dinámico y eficacia del sistema híbrido. Disponible con tracción delantera e integral, ofrece 218 ó 222 caballos y parte de 31.800 euros con descuento de lanzamiento incluido.

El Toyota Rav4 es un SUV medio, uno de los más vendidos en el mundo, y ha estrenado su quinta generación con rasgos distintivos que le permiten superar ampliamente a la previa. Sólo se ofrece con mecánica híbrida, ahora con un motor de gasolina de 2.5 litros y una potencia combinada que oscila entre los 218 caballos –si se elige con tracción delantera, con un motor eléctrico– o 222 –en sus versiones con tracción integral, equipado con un segundo motor eléctrico para mover el eje trasero cuando es necesario–.

El chasis del Rav4 2019 es distinto al de su predecesor, y está emparentado mucho más de cerca con el de su hermano pequeño, el C-HR. Se trata de la plataforma llamada TNGA, en su variante K, que permite al nuevo SUV de Toyota ganar tres centímetros de distancia entre ejes, un centímetro de anchura e incrementar 1,5 centímetros de altura libre al suelo pese a perder esa misma cantidad de altura total. También es ligerísimamente más corto que su predecesor, para situarse en los 4,6 metros de longitud, y logra un descenso del centro de gravedad de 1 centímetro respecto a su antecesor.

En cuanto a su aspecto exterior, la marca admite haber tomado un rumbo más arriesgado que en la anterior generación del Rav4, y una vez más han seguido el camino marcado por el C-HR, con una carrocería angulosa y menos neutra que la de otros modelos de la marca. En cualquier caso, no sacrifica un espacio interior que crece, especialmente en un maletero de muy buen acceso y 580 litros de capacidad, 79 más que su predecesor, que nos varia al optar por la tracción total.

Con un precio de partida de 31.800 euros, y una surtida variedad de planes pautados por Toyota para su adquisición, el Rav4 tiene como principal rival al Honda CR-V Hybrid, otro SUV japonés generalista con las mismas dimensiones exteriores y mecánica híbrida no enchufable de reciente lanzamiento.

toyota-rav4-2019-feel-soymotor-galeria-fotos.jpg

SoyMotor.com tuvo la oportunidad de asistir a la presentación europea del Rav4 2019 y, además, en su primer turno. Con algunos coches matriculados en Italia y otros con matrícula provisional española, iniciamos nuestra ruta en el centro de Barcelona para terminarla en una masía de Callús, al interior de la misma provincia, donde pusimos a prueba las capacidades 'off road' de este coche que busca combinar eficiencia en ciudad, capacidad rutera y cierta versatilidad fuera de la carretera.

En cuanto a su eficiencia, el Rav4 estrena una nueva evolución del sistema híbrido de Toyota, lo que ellos llaman su cuarta generación. El motor de 2.5 litros de gasolina y ciclo Atkinson combina inyección directa e indirecta y logra una eficiencia energética de un 41%. A primera vista puede parecer un mal dato, pero muy pocos motores en el mercado alcanzan esas cifras.

Al motor térmico lo complementan un motor eléctrico que, según la marca, es capaz de girar más rápido que su antecesor, y una batería de níquel-hidruro metálico, descrita por Toyota como más ligera y mejor aprovechada que nunca. Al contrario de lo sucedido con el Prius, no han optado por una batería de litio y su energía ronda los 1,5 kilovatios-hora. La elección de material se debe, según la marca, a la necesidad de abastecimiento masivo que sólo podían garantizar mediante un proveedor de su tecnología más tradicional. En cuanto a la energía de la batería, el Rav4 se carga y se descarga con rapidez, según se recupere energía al usar el motor térmico como generador o simplemente al invertir el motor eléctrico.

Por la filosofía del coche, como híbrido no enchufable, utilizar una batería mayor no implicaría necesariamente una mayor eficiencia, ya que también implica mayor peso. La batería empleada permite la conocida autonomía eléctrica de unos dos kilómetros en los híbridos de Toyota; a diferencia de la anterior, ahora permite un uso exclusivamente eléctrico a velocidades de hasta 120 kilómetros/hora, si bien durante poco tiempo. Como apuntamos al conocer el Honda CR-V Hybrid, la optimización de los sistemas más conocidos puede resultar interesante frente a la adopción de otros nuevos, con gran potencial pero poco desarrollo.

Completan el escenario del sistema híbrido de Toyota de cuarta generación la transmisión de engranaje planetario que no ha sufrido cambios sustanciales pero que, en combinación con todos los factores anteriores, se traducen en una sensación de uso más agradable. En la mayoría de circunstancias, no se produce el 'efecto variador' que era habitual en las anteriores generaciones del Prius, por ejemplo. Durante la mayor parte del tiempo podemos conducir con muy poca carga sobre el motor térmico, de modo que puede girar a regímenes bajos y mantener una sonoridad mecánica muy contenida en el habitáculo. Sólo en aceleraciones muy intensas –incorporaciones a vías rápidas desde muy baja velocidad, adelantamientos con pendientes fuertes– se percibe ese tono monocorde y poco agradable típico de los cambios CVT. El salto respecto al anterior Rav4 es francamente notable.

toyota-rav4-2019-feel-soymotor-04.jpg

Toyota Rav4 2019 con acabado Feel!

En cuanto a la eficiencia, antes de hablar de nuestra experiencia, conviene notar que homologa un consumo de gasolina de 4,5 litros a los 100 y unas emisiones de 100 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, en ciclo NEDC correlacionado –127 en WLTP puro, aunque el dato carece de valor por falta de comparativa directa– , con exiguas variaciones en función del sistema de tracción y el equipo de llantas y neumáticos elegidos. No paga impuesto de matriculación y, por supuesto, cuenta con la etiqueta Eco de la DGT que, por ejemplo, permite circular por Madrid Centro en cualquiera de los cinco escenarios previstos de restricción de circulación y sólo impide el aparcamiento en las zonas de estacionamiento regulado en el escenario 5.

Durante toda nuestra prueba, observamos la evolución de consumos según el uso. En un entorno estrictamente urbano, en plena hora punta matutina de Barcelona y con pendiente media claramente ascendente en el recorrido, marcó 11,8 litros a los 100 kilómetros de consumo medio en el ordenador de a bordo. Sin embargo, en carretera abierta y a velocidades de crucero entre 90 y 110 kilómetros/hora, registramos 7,7 litros a los 100, números muy similares a los que obtuvimos con el Honda CR-V Hybrid.

toyota-rav4-2019-feel-soymotor-05.jpg

 

INTERIOR

El habitáculo de Rav4 2019 es otro de los aspectos que Toyota ha considerado claves para esta nueva generación del que se atribuyen como primer SUV de la historia. Si aquel juguetón crossover de hace 25 años fue o no el primer SUV puede admitir discusión, pero que el habitáculo de su quinta generación ha mejorado ostensiblemente a su predecesor es un hecho. Primero en cuanto a cotas, ya que, especialmente las plazas traseras son más anchas y cuentan con más espacio para las rodillas gracias al incremento de la batalla y segundo, por la mejora en la elección de los materiales empleados tanto en los guarnecidos de las puertas como en el mueble central y el salpicadero. 

La pantalla multimedia no está muy integrada en la consola central, pero queda perfectamente al alcance de la mano del conductor y ofrece una buena respuesta táctil con un sistema operativo que sólo se muestra lento durante el proceso de arranque. Para facilitar la ergonomía, Toyota ha combinado la mencionada pantalla con botones situados a ambos lados del display y dos ruletas para el volumen y la sintonía de la radio. También ofrecen un manejo sencillo las funciones básicas del climatizador bizona. La calidad de terminación es elevada, si bien los materiales empleados en la parte baja del habitáculo son un punto más sencillos que los del Honda CR-V.

Hay cinco tomas USB, cuatro de ellas con una intensidad de corriente de 2,1 amperios, y dos ubicadas en las plazas traseras, donde también se pueden encontrar dos salidas de ventilación en el suelo y otras dos en la consola central.

toyota-rav4-2019-interior-soymotor-03.jpg

Por último, pero no menos importante, la postura de conducción permite una amplia regulación; el volante tiene el diámetro adecuado y todos los asientos son confortables. Resulta especialmente meritorio en el caso de la plaza central trasera donde, además, la altura al techo no es un problema ni siquiera para pasajeros de talla superior a los 2 metros.

 

COMPORTAMIENTO DINÁMICO

Es difícil conocer a fondo las habilidades dinámicas de un coche en una sola jornada de contacto, pero Toyota dispuso un recorrido francamente completo que nos permitió conocer bastante bien las reacciones del Rav4 2019. El progreso respecto a la anterior generación es muy notorio; la nueva plataforma TNGA-K y un peso 100 kilos inferior –ahora pesa 1.665 kilos en configuración 4x2– son claves; obviamente no estamos ante un coche deportivo y sí en un SUV con centro de gravedad necesariamente alto y mayor distancia entre ejes que antes, pero es agradable de conducir sin movimientos exagerados de la carrocería, y también la dirección eléctrica ofrece una desmultiplicación correcta en carretera.

Tampoco falla en estabilidad lineal o en curva rápida, con los límites lógicos de su propia concepción. Una buena entrega de par complementada con la asistencia eléctrica y la sensación de menor deslizamiento de la transmisión con el sistema híbrido revisado completan las sensaciones positivas. La misma corrección se le puede atribuir al equipo de frenos, específico para Europa "porque aquí se va más rápido que en el resto del mundo", según un responsable de Toyota Europa. Ambos ejes cuentan con discos ventilados, de 328 y 317 milímetros de diámetro para el delantero y el trasero, respectivamente.

toyota-rav4-2019-feel-soymotor-13.jpg

 

TRACCIÓN INTEGRAL

Tras media jornada de pruebas con la versión 4x2, saltamos a otra unidad equipada con la tracción integral AWD-i. La capacidad de generar par del eje trasero no depende de un vínculo mecánico –eje de transmisión ni diferencial– con el delantero ni con los motores situados debajo del capó, sino de un segundo motor eléctrico ubicado en el tren posterior, capaz de generar un 30% más de fuerza que en la generación anterior y que, según las necesidades de tracción, puede llegar a repartir electrónicamente un 80% del par instantáneo al eje trasero.

Ofrece tres modos de funcionamiento para esta tracción total: Eco, Normal y Sport, pero sobre todo estrena también el llamado Trail Mode, que se selecciona mediante un botón ubicado por encima de la rueda ubicada en la consola central. Básicamente actúa como un control de estabilidad con función autoblocante, de manera que en caso de poner una o dos ruedas en el aire en una dificultad de ruta, frena la rueda libre de modo que el par se transmite enteramente a las ruedas que están en el suelo y deben generar movimiento.

Tras una ruta todoterreno sin muchos obstáculos pero con muchas zonas de patinaje –el rocío congelado durante la noche y descongelado por el sol provocó mucho barro en zonas con distintas pendientes– el ESP y ocasionalmente el Trail Mode llegaron a calentar los frenos hasta que empezaron a emitir su particular olor a Ferodo.

En otra ocasión, también hemos tenido la oportunidad de probar brevemente esta versión de tracción total, equipada con neumáticos Bridgestone Weather Control A005, sobre la nieve de una pista artificial indoor. En estas circunstancias, su capacidad de tracción a baja velocidad es muy buena, y permite afrontar con solvencia el ascenso de una pendiente de hasta el 17%.

 

 

 

TOYOTA SAFETY SENSE

El Rav4 ofrece de serie en todas sus versiones un pack de sistemas de seguridad y asistencia a la conducción llamado Toyota Safety Sense. No es nuevo en la gama de la casa nipona, pero para este modelo mejora el 'cruise control' adaptativo, que ahora permite su uso desde parado a velocidad ilimitada y que funciona francamente bien, con un sistema de frenada de emergencia que no resulta intrusivo como otros probados.

También añade una mejora en el asistente de mantenimiento en el carril, que ahora tiene capacidad de centrado dentro del mentado carril, y que funciona correctamente cuando las líneas de la carretera están bien pintadas, cuando las curvas no son muy pronunciadas o cuando se sigue a otro coche –las cámaras y radares del coche toman datos del coche precedente para imitar su trayectoria–. La marca se refiere a ello como conducción casi semiautónoma; nuestra sensación ha sido más terrenal, pero puede resultar de utilidad ante eventuales despistes del conductor. Completan el Toyota Safety Sense la detección de peatones, ahora también nocturna, la de ciclistas –en este caso sólo durante el día– y el lector de señales de tráfico.

 

COMPOSICIÓN DE GAMA

Dado que el Rav4 sólo se ofrece con una motorización en España, su gama es corta y fácil de explicar a grandes rasgos, distribuida en cinco acabados. El básico es el Business, que arranca en 29.950 euros, cuyas ventas se concentrarán principalmente en las flotas. Incluye de serie las llantas de 17 pulgadas y cuenta con un sistema multimedia más sencillo que en el resto de la gama, con una pantalla central de 7 pulgadas y otra de 4 ubicada en el centro del cuadro de mandos.

Advance, a partir de 31.800 euros, será la versión más vendida según todas las previsiones de la marca. Respecto a la Business, añade sensores de aparcamiento traseros, cámara trasera, cargador inalámbrico Qi, llantas de 18 pulgadas, barras de techo, cristales traseros tintados y el sistema multimedia que lleva todo el resto de la gama, con pantalla central de 8 pulgadas y TFT de 7 pulgadas en el cuadro de mandos.

toyota-rav4-2019-luxury-soymotor-06.jpg

Toyota Rav4 2019 con acabado Luxury

El siguiente paso se llama Advance Plus y agrega al anterior, por 33.600 euros, elementos como la tapicería de cuero sintético, el sistema de entrada sin llave, el portón trasero eléctrico y los sensores de aparcamiento delanteros.

Feel! es otro salto importante; cuesta 35.100 euros y se ofrece con las levas del cambio para elegir las posiciones fijas incluidas, faros de proyector de leds, un sistema de audio JBL con 9 altavoces y 220 vatios de potencia, tapicería mixta con piel y tela, asientos calefactables y los dos rasgos más distintivos desde el exterior: las llantas pintadas en negro mate y la carrocería bitono que única y exclusivamente puede llevar este acabado.

Finalmente, el acabado Luxury añade a todos los anteriores –si bien sin la pintura bitono– elementos como la tapicería de cuero integral, los asientos de regulación eléctrica, la apertura del portón trasero con el paso de la pierna por la parte inferior de la trasera, el navegador con funciones avanzadas y una serie de elementos que complementan el Toyota Safety Sense, como el sistema de visión de 360 grados, monitor de ángulo muerto, la alerta de tráfico cruzado trasero y el retrovisor inteligente, éste último sin duda un reclamo de venta para este Rav4, si bien nos costó acostumbrarnos a calcular la verdadera distancia entre nuestra trasera y el frontal del coche que nos persigue. El Rav4 Luxury cuesta 37.800 euros.

Si se quiere contar con la tracción integral, las versiones AWD-i tienen un sobrecoste de 3.000 euros, y sólo está disponible a partir del acabado Advance. No obstante, Toyota ofrece una promoción de lanzamiento con 1.000 euros de descuento para las primeras 500 unidades y el acabado de acceso a la tracción total.

Comunes para todos los acabados son los precios de elementos como el navegador, que supone un coste extra de 850 euros, o el techo panorámico SkyView, que cuesta 1.300 euros y, por cierto, es el primer techo de este tipo con posibilidad de apertura en la gama de Toyota.

 

toyota-rav4-2019-interior-soymotor-01.jpg

 

FORMAS DE COMPRA

En la fecha de publicació de este artículo Toyota ya ha vendido más de 6.000 unidades del nuevo Rav4 Hybrid, de los cuales un 30% cuentan con la tracción integral AWD-i y cuyas entregas comenzarán en el mes de mayo. La marca estima que sus ventas alcanzarán las 11.000 unidades a lo largo de todo el ejercicio y que el mix 35% serán 4x4.

En cuanto a las formas de compra, además de la cada vez menos habitual en metálico, Toyota ofrece el Pay per drive, un leasing al que recurren el 80% de los clientes particulares que no optan directamente por el renting –éste último supone dos de cada diez ventas del Rav4, mayormente a empresas–. Así, sólo el 20% de los particulares optan por la compra tradicional.

En este proceso de cambio del modelo de adquisición de los vehículos, la marca ha presentado Toyota Complet, que incorpora conceptos de renting al leasing: añade cuatro años de mantenimiento, un año de seguro, garantía extendida a cuatro años y el navegador por un incremento de 12 euros mensuales en la cuota del leasing –Toyota Pay Per Drive–, que parten de 285 euros para la versión Advance.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Stavelot

Pues sera una tontería pero a mi me gusta mas que el Honda porque por lo menos tiene aspecto un poco más campero. El CRV tiene aspecto solamente de viajero con niños.......

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP