WRC - PREVIO

Rally Montecarlo 2018: Vuelve el Mundial de Rallies

El rally constará de 17 tramos repartidos en 4 días de competición

Sébastien Ogier tratará de continuar su racha de victorias en el 'Monte'

A partir del jueves se disiparán las dudas en torno al rendimiento de cada coche

AmpliarPresentación de las cuatro marcas del WRC - SoyMotor.comPresentación de las cuatro marcas del WRC

Se avecina otra apasionante temporada del Campeonato del Mundo de Rallies, y lo hace con la incertidumbre de saber si alguien será capaz de romper la hegemonía de Sébastien Ogier, cuya racha triunfal asciende a cinco campeonatos consecutivos: cuatro de ellos con Volkswagen y el último con M-Sport.

El pistoletazo de salida se efectuará como de costumbre en el mítico e impredecible Rally de Montecarlo, donde las carreteras de montaña pueden presentar desde zonas completamente secas hasta otras con grandes cantidades de hielo y nieve, lo cual suele traducirse en un espectáculo digno de admirar.

La mayor de las incógnitas será averiguar cuál de los equipos ha realizado un mejor trabajo de desarrollo con su coche. A priori, según el rendimiento de la temporada pasada, Hyundai y M-Sport parten con algo de ventaja, si bien nunca hay que descartar a dos gigantes del automovilismo como Citroën y Toyota.

M-SPORT FORD

La escudería liderada por Malcolm Wilson, ganadora del Campeonato de Constructores del año pasado, afronta este inicio de temporada con la ilusión de repetir los éxitos cosechados, de la mano de Sébastien Ogier, Elfyn Evans y Teemu Suninen.

Uno de los requisitos que pedía el francés para concretar su renovación con el equipo de Cumbria era el retorno de Ford como marca oficial al Mundial, lo cual se ha efectuado 'a medias'. A pesar de que la marca del óvalo no actuará como marca oficial, sí aumentará el soporte técnico para el equipo, de cara a un mayor desarrollo del Fiesta WRC.

Así, Elfyn Evans y Teemu Suninen -éste gozará de un programa de ocho eventos en la máxima categoría- completan una temible alineación de pilotos, con un pentacampeón del mundo y dos jóvenes pilotos de mucho talento.

sin_titulo_2.jpg

HYUNDAI

El año pasado tuvieron una gran oportunidad de asaltar el Campeonato de Pilotos y el de Constructores, poniendo en jaque la supremacía del pentacampeón francés durante buena parte de la temporada, sin embargo, la suerte no estuvo de su lado y tuvieron que resignarse a volver a intentarlo en 2018.

El equipo encabezado por Michel Nandan recolectó una buena cantidad de victorias de la mano de Thierry Neuville, que podrían haber sido más de no ser por ciertos errores de pilotaje unidos a la fragilidad del i20 Coupé WRC.

Con el elenco de pilotos más completo del campeonato, constituido por Thierry Neuville, Andreas Mikkelsen, Dani Sordo y Hayden Paddon -el cántabro y el neozelandés tendrán que conformarse con siete eventos cada uno-, la marca coreana apunta esta temporada a los títulos como objetivo primordial.

2018-i20-coupe-wrc_2018_right-low.jpg

TOYOTA

El gigante japonés regresó al Mundial en 2017 tras un largo período de barbecho, para asombrar a propios y extraños con su temprana victoria en el Rally de Suecia. Además, el triunfo en Finlandia y los podios recabados en una temporada que, en principio sería de adaptación, hacen soñar a sus integrantes con un segundo año exitoso.

Con el tetracampeón del mundo Tommi Mäkinen como jefe de equipo y una gran estructura de competición, parece que este invierno han llevado la voz cantante en el ámbito de los test, sin escatimar en gastos para corregir los problemas de juventud y fiabilidad encontrados en el Yaris WRC.

La alineación de pilotos, con Jari-Matti Latvala como punta de lanza, presenta como máxima novedad el fichaje de Ott Tänak, quien espera pelear por el campeonato con su nueva máquina en un futuro próximo, mientras Esapekka Lappi fungirá como tercer piloto para continuar con su espectacular progresión.

wrc_0111_01.jpg

CITROËN

No se inscribieron en el campeonato de 2016 para optimizar el desarrollo del C3 WRC e intentar conseguir títulos, que se resisten desde 2012. No obstante, una temporada repleta de abandonos y fracasos les relegó hasta la última plaza del Campeonato de Constructores en 2017.

A todo esto hay que sumar la marcha de Yves Matton, que asumirá el rol de director de rallies de la FIA, por lo que habrá que andar con pies de plomo a la hora de opinar sobre la marca de los chevrones. El sustituto del belga será Pierre Budar, que hasta el momento dirigía el departamento de carreras de clientes de PSA Motorsport.

Con un repertorio de pilotos que el año pasado dejó varias lagunas, el regreso de Loeb al equipo de sus amores -con un programa de tres eventos- otorga a la marca francesa un rayo de esperanza. Kris Meeke volverá a ser el protagonista, mientras que Craig Breen, Sébastien Loeb y Khalid Al Qassimi se subirán al C3 WRC en varias pruebas.

citroen.jpg

Así, las dudas en torno al rendimiento de cada uno se disiparán este jueves con el comienzo del Rally de Montecarlo. En la edición del año pasado, Neuville ejercía un papel dominante hasta que una pequeña salida de pista provocó daños en la suspensión de su bólido, lo que dejó la victoria en bandeja de plata a Ogier.

Con el parque de servicio situado en Gap, la estructura del rally se mantendrá apenas sin cambios, con 17 tramos repartidos en 4 días de competición. La etapa del jueves comenzará con uno de los platos fuertes de la prueba, un tramo de más de 37 kilómetros para llegar al Sisteron, continuando con el recorrido de Bayons – Bréziers, que clausurará también la jornada del sábado.

La etapa del viernes, constituida por seis tramos divididos en dos bucles, será la más larga del fin de semana, y tendrá como aliciente principal el tramo de casi 27 kilómetros de Vitrolles – Oze. Por su parte, en la jornada del sábado los pilotos tendrán que hacer frente a otros 5 tramos, con Saint Léger les Mélèzes – La Bâtie Neuve como plato fuerte del menú.

Para la etapa final, los organizadores han reservado cuatro tramos que serán definitivos para las aspiraciones de cada uno, con el tramo de La Cabanette – Col de Braus otorgando puntos extra a los cinco pilotos más rápidos, gracias a su condición de Power Stage.

Asimismo, este año el 'Monte' levantará aun más expectación, si cabe. El motivo no es otro que el papel que ejercerá Carlos Sainz como piloto del coche cero en el último tramo. El madrileño nunca ha ocultado su deseo de emular a su padre en alguna ocasión a los mandos de un coche de rallies, por lo que esta vez aprovechará las vacaciones de la Fórmula 1 para conducir un Renault Megane R.S. sobre las carreteras que en su momento vieron triunfar a su progenitor.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP