GP Francia F1 2021
NETFLIX

Luces y sombras de la tercera temporada de 'Drive to Survive'

Analizamos los aspectos que más llaman la atención de la tercera temporada

Señalamos los errores que no pasan desapercibidos para los fans más acérrimos

AmpliarLuces y sombras de la tercera temporada de 'Drive to Survive' - SoyMotor.comUna imagen de la nueva temporada

El pasado viernes se estrenó en Netflix la tercera temporada de 'Drive to Survive', el documental que se adentra en las entrañas de la Fórmula 1. Como en las anteriores entregas, la producción se caracteriza por su espectacularidad, drama, épica… pero también hay errores de bulto. Veamos las luces y sombras de la popular pieza producida por la compañía estadounidense.

LUCES

Netflix mantiene la narrativa de la temporada pasada, con cada capítulo centrado en un personaje o en una temática concreta. También conservan los flashbacks, útiles para aportar contexto al hablar de asuntos de gran recorrido aunque quizás de poca utilidad para aficionados que ya hayan visto las dos primeras entregas.

Netflix no ha sido ajeno al impacto de la covid-19 y eso se refleja en el documental. Su trabajo, en gran medida, queda tocado –suponemos– por las grandes restricciones con las que tuvieron que lidiar durante toda la temporada, al no poder moverse de un garaje a otro y tener que seguir sólo a determinados personajes en cada carrera.

A pesar de estas limitaciones, Netflix logra un producto con un mínimo de valor añadido, que nos desvela detalles que no sabíamos, como la retirada en la que piensa Bottas tras el GP de Rusia de 2020, la anécdota del rebufo que le dio Valtteri a Verstappen en Sochi y la interesante historia tras el fichaje de Mick Schumacher por Haas.

Box to Box vuelve a acercarnos puntos de vista difíciles de ver de otro modo, pero quizás enconsertados en capítulos demasiado guionizados, que hacen más artificiales las tramas. Agradecemos episodios con tanto 'insight' como el de Bottas, el de Ferrari –uno de los más esperados–; el de Gasly –uno de los mejores– y el de Haas –que muestra la presión que ejerce Gene Haas sobre Guenther Steiner–. Todos consiguen algo difícil de lograr: mantenerte pegado al televisor aunque ya sepas qué va a pasar y eso tiene su mérito.

En este sentido, el primer capítulo es uno de los mejores transmitiendo exactamente eso. Impacta ver los preparativos para el GP de Australia, como si no estuviera pasando nada, mientras la covid-19 acecha. También sorprenden las burlas de ciertos pilotos sobre la seriedad del virus antes de conocer sus verdaderas consecuencias. Un episodio perfecto para captar la atención de un público, que empatiza desde el primer segundo con la incertidumbre global que existía entonces y relata a la perfección esa angustia provocada por un parón mundial.

norris-covid-19-1-soymotor.jpg

¿Competirías con el virus? "Sí, sí que competiría", contesta Norris en Australia

Por otro lado, algunas de las grandes polémicas de la temporada como el Mercedes rosa, el DAS y el motor de Ferrari están bien explicadas. A destacar el capítulo de Ferrari, en el que vemos a un Vettel sincero que dice más con lo que calla que con sus palabras. Esta temporada también es un gran recordatorio de lo orquestada que está la Fórmula 1 en cuanto a lo que pueden o no decir sus personajes.  

Además, vuelve a ser un guiño al aficionado aburrido del dominio de Mercedes, pues da mucha más importancia a todas esas pequeñas tramas de la zona media y en contadas ocasiones menciona que un tal Lewis Hamilton está arrasando.

 

SOMBRAS

Algo que, sin duda, no ha pasado desapercibido para los aficionados de la Fórmula 1 ha sido la excesiva guionización de esta temporada. Al contrario que en entregas anteriores, en las que los pilotos tenían más protagonismo, Will Buxton y Jennie Gow actúan como narradores en 2020. Un añadido que no ha sido bien recibido por todos. Los aficionados más críticos se quejan de dramatismo excesivo y aseguran que el discurso de ambos parecen más frases grabadas al final de temporada para encajar el relato que comentarios espontáneos.

A la hora de detallar los 'derrapes' de la tercera temporada de Drive to Survive, quizás los más sonados sean los múltiples gazapos que encontramos en los mensajes por radio. En más de una ocasión, los productores usan mensajes de años anteriores para transmitir las quejas de los pilotos tras incidentes de 2020. Por ejemplo, utilizan los mensajes del GP de Brasil de 2019 de Vettel y Leclerc en su choque en Estiria, uno de los mensajes de Leclerc en el Pit-Lane de Bélgica en España y también una de las comunicaciones de Stroll en Hungría la utilizan en Estiria.

leclerc-radio-ferrari-soymotor.jpg

Muchas de las radios de Norris y Sainz del GP de Estiria también son incorrectas, igual que el mensaje de Magnussen que retransmiten en Austria, en el que dice "ésta es la peor experiencia que he tenido en un coche de comperición", que en realidad pertenece a Canadá 2019. También vemos a Alex Albon quejándose de que sus neumáticos duros están fríos a pesar de que en la imagen aparece el piloto con gomas blandas.

albon-drive-to-survive-temporada-3-soymotor.jpg

Otra queja general que acumula Netflix es por subir en exceso el sonido de los motores y de los golpes en busca de más espectacularidad. Los fans acérrimos de la F1 no necesitan eso; los nuevos tampoco quieren adornos.

Respecto al contenido, los detalles que nos descubren son pocos, aunque esto seguramente se debe a las limitaciones marcadas por la covid-19. Estas restricciones –y la organización del contenido por temáticas– hacen que algunos escenarios, como Austria y Monza, sean demasiado repetitivos en el documental y que carreras como la gran joya de Turquía –la mejor de la temporada para muchos– ni siquiera aparezcan.

Por otro lado, documental 'infla' a personajes como Lawrence Stroll, totalmente desconocidos para el público general. Aunque agradecemos el acercamiento, con Stroll hay un claro exceso de protagonismo. Le dibujan como una figura terrorífica en el paddock, tanto que su vídeo respuesta a las acusaciones de los rivales ha recordado a más de uno a los vídeos de advertencia que graban las organizaciones terroristas para alertar de un atentado. 

lawrence-stroll-drive-to-survive-camara-soymotor.jpg

Lawrence Stroll graba su vídeo respuesta a sus rivales

Si tenemos que hablar de grandes ausentes, habría que mencionar lo poco que se habla de Max Verstappen y del heptacampeonato de Lewis Hamilton. Netflix ignora por completo el adiós de la familia Williams, las actuaciones de Nico Hülkenberg y la gran carrera de George Russell en Sakhir. Por contra, sorprende el protagonismo de Antonio Giovinazzi y que se hable más de Mick Schumacher y Nikita Mazepin, futuros pilotos de F1, que de actuales como Daniil Kvyat o Nicholas Latifi, que aparecen muy poco; que en el capítulo de Renault no se mencione el fichaje de Fernando Alonso y que los cámaras de Netflix tengan casi más diálogo que el propio Esteban Ocon en todo el documental.

También brilla por su ausencia el momento en el que Chase Carey comunica personalmente que el GP de Australia ha sido cancelado. En su lugar, lo hace alguien del circuito, quizás para ahorrar el mal trago a la Fórmula 1 o para intentar adornar el esperpento que fueron las horas antes de la noticia. Impresiona que a pesar de ser la última temporada de Carey como presidente de la categoría, el estadounidense no salga en el documental como en ediciones anteriores.

Otro aspecto que 'chirría' en la edición de 'Drive to Survive' es la exageración o creación de rivalidades ficticias: entre Mercedes y Red Bull, entre Renault y Racing Point, pero especialmente entre Carlos Sainz y Lando Norris. El capítulo supuestamente creado para cuestionar la decisión de Sainz de fichar por Ferrari nos describe un McLaren muy diferente al que vimos durante todo el año, con un pique artificial entre los pilotos y una sensación de que el equipo deja solo a Carlos cuando eso nunca fue así, pues compartieron información con él hasta el final para pelear con todas las armas posible por el cuarto puesto en el Campeonato de Constructores.

sainz-norris-rivalidad-ferrari-mclaren-soymotor.jpg

Sainz, a pesar de su gran 2020, no es protagonista hasta que llega su capítulo, el número ocho. Netflix también pasa muy por encima por grandes tramas como el caos de los pinchazos sincronizados de Gran Bretaña, que cubren en pocos segundos y no acaban de explicar bien.

Si seguimos avanzando, el capítulo dedicado a Romain Grosjean, uno de los más esperados, no aporta detalles nuevos del accidente, aunque no creemos que esa fuera la idea con la que fue concebido.

La serie acaba centrada en la pelea por el cuarto puesto de constructores en Abu Dabi y encaja como puede el tema del racismo al final, sin explicar el simbolismo del arcoíris de 'We Race as One' que el espectador ha estado viendo en todas las onboards de la temporada.

 

CONCLUSIONES

Una de las mejores temporadas de la historia con un relato que dudosamente estuvo a la altura a ojos del aficionado más acérrimo. El documental, que sigue más orientado a captar a un público nuevo, se dedica más –por su formato– a narrar historias que parecen inconexas en lugar de a hacer un buen resumen de la campaña que satisfaga a los fans de siempre, que de todos modos no son su target.

No obstante, a pesar de las limitaciones y por encima de las imperfecciones, Box to Box consigue un producto que emociona, intriga y sorprende –también a los que han seguido la temporada 2020– con planos y detalles que no se ven durante los fines de semana.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor McLaren
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
11 comentarios
Imagen de cristiann_955

La rivalidad entre Giovinazzi y Grosjean no existe.

  • 0
  • 0
Imagen de SeiyaSagitario

El mejor episodio ha sido el GP de Monza

  • 1
  • 0
Imagen de SeiyaSagitario

La temporada más floja de todas... nada de Turquía, poco de Russell con Mercedes, nada del 70A, nada de la venta de Williams.. mucho melodrama con el team Stroll y el capítulo somnifero de bottas sobra

  • 1
  • 0
Imagen de Tetra

La misma basura de siempre, bueno eso nos parece a los ya aficionados, excepto por las tomas, y por los audios, que están buenos. Pero para los posibles nuevos aficionados debe ser atractiva la serie, llena de chismes y enredos acomodados. Mejoraría mucho si la información estuviera más soportada en técnicas, tecnologías y estrategias.

  • 0
  • 0
Imagen de Carlos44

Una basura, hasta a los GP le cambiaron la narrativa jajaja

  • 4
  • 0
Imagen de Farghis

El radio de Kevin lo ponen en un flashback cuando hablan de que esta hace 4 años en Haas, se entiende que es de otra temporada. No siempre audio e imagen remiten al mismo tiempo narrativo, el lenguaje audiovisual es mas complejo que eso. Pero en casi todo lo demas coincido, mi capitulo favorito es el de Ferrari, donde logro hacerme reir

  • 2
  • 0
Imagen de F92

Ya se veía raro intentando meter mierda entre los pilotos de Mclaren, o poner a Norris como el salvador del año cuando Sainz consiguió la mayoría de los puntos.
Se saltaron cosas con lo dicho de Hulk, Rusell o la pelotera del SC...
Coño, es que parecía un reality show americano tipo Sucedió en urgencias, Tengo un parásito dentro de mí,... basado en hechos reales pero adulterados e incluidos hechos ficticios para hacerlos más "emocionante".

  • 4
  • 3
Imagen de Haldir

Me parece muy bien para los aficionados neófitos, pues para los demás están los excelentes documentales de Sky Sport Formel1. Reconozco que molesta el excesivo protagonismo que se le da a algunos y el poco o nada a otros. Netflix quiere vender!

  • 4
  • 0
Imagen de andresph

Está bien para ver detrás de cámaras y cosas que no se ven de normal, pero lo demás es excesivamente dramático e inventado

  • 3
  • 0
Imagen de Ono

Si pusiera todo lo que deben poner y con detalle no alcanza 20 caputilos

  • 2
  • 2

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP