GP Brasil F1 2019 en directo
GP de Estados Unidos F1 2019

Hamilton es más leyenda con su sexto Mundial de Fórmula 1

Bottas gana desde la Pole Position y hace funcionar una estrategia de dos paradas

Hamilton se la juega con un solo pit-stop, pero Valtteri le pasa en las últimas vueltas

El inglés aguanta a Verstappen para rematar el Mundial con un doblete Mercedes

Hamilton desempata con Fangio y se pone a un título de Schumacher

Sainz, séptimo en parrilla, sufre un toque en la salida pero se recupera y termina octavo

AmpliarLewis Hamilton en el GP de Estados Unidos F1 2019 - SoyMotor.comLewis Hamilton en el GP de Estados Unidos F1 2019

Valtteri Bottas se ha alzado con la victoria en el GP de Estados Unidos de la temporada 2019 de Fórmula 1, pero no ha podido impedir el alirón de su compañero de equipo. Lewis Hamilton ha sentenciado su sexto título de campeón del mundo para desempatar con Juan Manuel Fangio y ponerse a tan sólo uno del gran Michael Schumacher en la clasificación histórica.

Bottas ha defendido con éxito la Pole Position y se ha escapado con Verstappen y Hamilton, que han dejado atrás a un Vettel que acusaba problemas en su Ferrari y que ha abandonado tras romper la suspensión en el piano de la curva 9. El trío ha rodado en solitario en todo momento, hasta que la estrategia ha mezclado las cosas.

Valtteri y Max han parado pronto, pero Lewis se ha quedado fuera para jugársela con una estrategia de una parada. El británico tenía una ventaja de diez segundos después del segundo pit-stop de sus rivales, que se han embarcado en una remontada en las últimas veinte vueltas.

Hamilton ha sacado las uñas para contener el primer ataque de Bottas, pero la diferencia de gomas ha sido tan abrumadora que no ha podido impedir el adelantamiento. A quien sí ha podido contener fue al Red Bull de Verstappen, que en las dos últimas vueltas no ha podido atacar en la contrarrecta por una bandera amarilla provocada por el Haas de Magnussen.

La cruz de la moneda ha sido Ferrari. Vettel no ha tenido ritmo en las primeras vueltas y ha abandonado tras romper la suspensión, pero Leclerc ha estado descolgado en todo momento. El monegasco ha terminado cuarto a 52 segundos en una carrera donde se le esperaba en la pugna por la victoria.

Daniel Ricciardo ha dominado la zona media con su Renault. Carlos Sainz era séptimo en la parrilla, pero en la primera curva se ha tocado con Alexander Albon y ha caído a la novena posición. Luego ha conseguido superar a Pierre Gasly con la estrategia para ser octavo.

Valtteri Bottas consiguió la Pole Position del GP de Estados Unidos después de imponerse por 12 milésimas a Sebastian Vettel y por 67 a Max Verstappen. Tres equipos distintos en menos de una décima, reflejo de una igualdad extrema que hacía difícil pronosticar qué podía ocurrir en la carrera. Charles Leclerc partiría cuarto y Lewis Hamilton sería quinto. Resultado discreto del inglés, que se mostró errático en la Q3. “La peor clasificación de mi vida”, dijo el sábado.

Pero Hamilton lo tenía todo de cara para terminar el día como hexacampeón del mundo. El único modo de que no lo fuera era que Bottas le recuperara 23 puntos. Eso significaba que Valtteri estaba obligado a ganar la carrera sí o sí, pues todo lo que no fuera un triunfo sería insuficiente. A Lewis le bastaba con terminar octavo para hacer inútil el esfuerzo de su compañero. También tenía suficiente con ser noveno con la vuelta rápida. Resultados más que asumibles para su Mercedes.

La de Austin era una carrera especial para Carlos Sainz, que celebraba su Gran Premio número 100 con el séptimo puesto de la parrilla. El madrileño lideraba la zona media con un McLaren que dio un paso adelante notable en clasificación gracias al aumento de las temperaturas y a un cambio en la dirección del viento. La incógnita era saber si podría ser igual de competitivo en la carrera, porque las condiciones eran similares a las del viernes y su MCL34 no fue tan rápido aquel día.

La clasificación de Austin transcurrió bajo un clima tenso, porque se estrechaba el cerco sobre la legalidad del motor Ferrari. Varios equipos meditaban escribir a la FIA al respecto. Red Bull preguntó a la Federación sobre la viabilidad de un sistema que respetaría el Reglamento, pero que permitiría burlar el límite de consumo de combustible sin que saltara el sensor, ya que la medición se efectúa a intervalos y no de forma continua. La respuesta era que no sería válido.

La pregunta de Red Bull era una primera ofensiva. Nadie sabía de dónde provenía la potencia extra del motor Ferrari, potencia que lo hacía especialmente imbatible en clasificación. Hamilton decía que más que un party mode, lo del SF90 era un “jet mode”. La hipótesis de los de Milton Keynes es que consumía más combustible de lo permitido, de ahí su pregunta ante la Federación. La clarificación se produjo el sábado por la mañana, antes de la clasificación que terminó con Pole de Bottas.

La gran noticia de la semana fue la aprobación de la normativa de la temporada 2021, tanto del Reglamento Técnico que debía propiciar coches más propensos al rueda a rueda como del Reglamento Financiero que establecía un techo presupuestario de 175 millones de dólares por equipo y temporada. Los diez equipos los secundaron por unanimidad en una votación el 31 de octubre, el mismo día en que Jean Todt y Chase Carey hicieron de maestros de ceremonias en una rueda de prensa donde mostraron las primeras imágenes de los coches de la nueva era.

El cambio de 2021 se concentraba en la aerodinámica de los coches, más concretamente en cómo estos la generaban. Restaba importancia al alerón delantero para redoblar el protagonismo del fondo plano, todo para reducir la pérdida de downforce que se produce cuando un monoplaza va a rebufo. Si la caída es del 45% en 2019, en 2021 debería ser de tan sólo un 14%. Resultado: peleas más intensas en pista. Restaba refrendar el nuevo Pacto de la Concordia, que previsiblemente resultaría en una distribución económica más justa para los equipos pequeños.

Dirección de Carrera tan sólo impuso una sanción antes de la carrera. Fue para Sergio Pérez, que tuvo que empezar desde el Pit-Lane por ignorar una llamada al pesaje de la FIA durante el transcurso de la segunda sesión de entrenamientos libres. El mexicano aprovechó la circunstancia para cambiar la batería y la centralita electrónica de su Racing Point para llegar limpio de penalizaciones al final de la temporada.

Los neumáticos del fin de semana eran el C2, el C3 y el C4, que se correspondían con el compuesto duro, el medio y el blando respectivamente. Los dos Mercedes y los dos Ferrari empezaban con medios, como el Red Bull de Max Verstappen. El de Alexander Albon lo hacía con blandos, como Carlos Sainz. Quienes pudieron elegir montaron medios salvo Nico Hülkenberg –undécimo, duros–, Daniil Kvyat –decimotercero, duros– y Kimi Räikkönen –decimoséptimo, blandos. Según Pirelli, salir con medios y poner duros entre la vuelta 14 y la 24 era una estrategia 10 segundos más rápida que comenzar con blandos y calzar duros entre la 10 y la 20.

cronica-carrera-estados-unidos-2019-soymotor.jpg

Salida. Valtteri Bottas estuvo perfecto y defendió con éxito la Pole. Sebastian Vettel pagó caro estar en el lado sucio de la pista. Max Verstappen se emparejó con él en la primera curva y le superó para ponerse segundo. Lewis Hamilton pasó primero a Charles Leclerc y después al mismo Vettel, al que dejó atrás con un exterior en la curva 9.

Carlos Sainz se tocó con Alexander Albon y cayó al noveno puesto. Llegó a la primera curva en paralelo con el Red Bull, en su exterior, pero el RB15 se abrió después de superar el vértice porque tenía a su izquierda el Ferrari de Charles Leclerc. Ese desplazamiento resultó en un toque entre los dos coches, para desgracia del español. El Red Bull paró en ese giro.

Vettel estaba en apuros. Su coche no tenía ritmo y el alemán decía que estaba dañado, aunque no sabía qué había ocurrido. Después de perder posición con Hamilton, sucumbió también al McLaren de Lando Norris y el Renault de Daniel Ricciardo, que eran quinto y sexto y máximos exponentes de la zona media.

Bottas llegó a la vuelta 5 con 1,5 segundos de ventaja sobre Verstappen y 3,1 sobre Hamilton, que completaba el podio en busca de su sexto título. Los Ferrari estaban lejos: Leclerc estaba a 7,1 y se descolgaba con cada paso por meta. Vettel, séptimo a 12, perdía dos segundos por vuelta.

Si Vettel no tenía ritmo, Sainz tampoco. El madrileño seguía noveno. Era ligeramente más rápido que los coches que le seguían, pero más lento que los que le precedían. Era ocho décimas más lento que su compañero, lo que invitaba a pensar que su MCL34 había quedado tocado tras el toque con Albon.

Ferrari le pidió a Leclerc que tratara de cerrar los siete segundos que le separaban de Hamilton, porque tirarían el “Plan B”. No se vio una reacción por parte del monegasco. En cada vuelta perdía un segundo, lo que confirmaba que el SF90 no tenía ritmo de carrera para pelear.

En la vuelta 7, Daniel Ricciardo adelantó a Lando Norris para tomar el liderato de la zona media. El australiano aprovechó el DRS de la contrarrecta para ganarle el interior y superarle con una apurada de frenada. El RS19 era quinto, el MCL34 era sexto.

En la vuelta 8, Sebastian Vettel rompió la suspensión trasera derecha al subirse al piano disuasorio de la curva 9. Aparcó frente a una salida de emergencia de la contrarrecta y los comisarios pudieron retirar su SF90 con una simple bandera amarilla. Su caída favoreció a Sainz, que subió al octavo puesto.

sainz-estados-unidos-2019-f1-soymotor.jpg

Bottas, Verstappen y Hamilton permanecían impasibles a los problemas de los italianos. El finlandés tenía 1,9 segundos sobre el holandés y 3,1 sobre el británico al llegar a la vuelta 10. Se escapaban con el mismo ritmo. Leclerc seguía cuarto, pero completamente descolgado.

Sainz estaba en tierra de nadie. Se acercaba a la ventana de pit-stops con tres segundos sobre Räikkönen, pero por detrás de éste había dos coches con duros que podían jugársela con la estrategia –Hülkenberg, Kvyat–. Tenía a Ricciardo ocho segundos por delante.

Verstappen paró en la vuelta 13, cuando estaba bajo el ataque del DRS de Hamilton. La respuesta de Mercedes fue llamar a Bottas en el siguiente giro para proteger su victoria. Se dejó siete décimas en su parada, pero salió justo delante del Red Bull.

Bottas y Verstappen volaban. Iban tan rápido que ambos rebasaron al Ferrari de Leclerc en la vuelta 16. El finlandés lo hizo con el DRS de la recta principal, mientras que el holandés lanzó su ofensiva en el de la contrarrecta.

Hamilton aguantaba con las gomas de la salida. Su ingeniero le decía que creían que sus rivales iban a dos paradas, de modo que alargarían tanto como pudieran la primera tanda para llegar a la bandera a cuadros con una única visita al Pit-Lane.

Sainz paró cuando era octavo. Entró en la vuelta 19, como Räikkönen, que era noveno. Su estrategia dictó el ritmo de los dos coches que les precedían, Norris y Gasly, que visitaron el box en el siguiente giro. El francés cayó por detrás del español, que era séptimo virtual.

Ferrari llamó a Leclerc en la vuelta 21. El monegasco ya tenía problemas de por sí desde la salida, pero tuvo problemas en la tuerca trasera izquierda que le costaron cinco segundos de más.

Ricciardo puso duros en la 21. Regresó por delante de Norris, por lo que consolidó su condición de líder de la zona media. Sainz era noveno, pero subiría al séptimo puesto cuando Hülkenberg y Pérez completaran su cambio de ruedas.

 

Valtteri Bottas dio caza a Lewis Hamilton en la vuelta 24. Cogió el DRS en la contrarrecta y lo superó sin contemplaciones para recuperar el liderato. El inglés entró entonces en boxes para poner duros.

Bottas lideraba con 5,7 segundos sobre Verstappen y 22,3 sobre Hamilton en la vuelta 25. Lewis lo fiaba todo a una segunda parada de sus rivales, que podían acusar la degradación de sus neumáticos. Leclerc estaba a 45 segundos, completamente perdido.

La radio de Hamilton echaba humo. Su ingeniero le decía que tenía opciones de victoria, pero le remarcaba la importancia de mantener con vida los neumáticos. El británico se las ingeniaba para arañar tres décimas a los líderes sin forzar las gomas.

Carlos Sainz dio un paso adelante. Con el neumático duro, el madrileño seguía el ritmo de Ricciardo y Norris, que estaban a menos de seis segundos de su McLaren. La mala noticia es que por detrás se acercaba Albon, que tenía un Red Bull entre manos.

En la vuelta 30, Lance Stroll hizo su segundo pit-stop para poner el blando. Sus registros se convertirían inmediatamente en contenido de interés para el resto de estrategas, que podrían ver si valía la pena el cambio.

Sainz sucumbió al Red Bull de Albon en la vuelta 32, de modo que cayó al noveno puesto. El Red Bull también acabaría pasando primero a Norris y después a Ricciardo para ser quinto.

Hamilton iba ágil. En diez vueltas le recortó seis segundos a Bottas y catorce a Verstappen.

Los líderes cumplieron una segunda parada, como pronosticaba Mercedes. Verstappen entró en la 34 y Bottas en la 35 para defenderse. Montaron el compuesto medio y salieron por detrás del inglés.

Lewis tenía 10 segundos sobre Valtteri y 15 sobre Max a falta de 21 vueltas para el final. A partir de aquí, lucha encarnizada. Ninguno tenía que parar y la victoria se decidiría sobre la pista.

Bottas empezó como una exhalación, hasta el punto que recortó cinco segundos en apenas tres giros. Luego suavizó su ritmo para no quedarse sin cauchos. Estaba a 5,2. Verstappen a 11,8.

El líder tenía dudas sobre la longevidad de sus ruedas. Su brecha se había reducido a 4,3 segundos en la vuelta 43. Su ingeniero le dijo que podían jugársela con una segunda parada para terminar con blandos y tratar de atacar a Verstappen.

Norris se desmarcó como el primero de la zona media en hacer su segunda parada. Se dejó dos segundos en el cambio de ruedas. Sainz decidió jugársela con un pit-stop. Era sexto, séptimo después de que lo pasara Albon–había entrado otra vez– .

hamilton-victoria-estados-unidos-2019-f1-soymotor.jpg

Bottas proseguía su remontada. En la 45 se puso a 3,1 de su compañero y en la 46 se metió a 2,6. La carrera entraba en las últimas diez vueltas con los dos Mercedes en pugna directa por la victoria.

Valtteri rompió la barrera de los dos segundos en la 47. En la 48 se acercó a 1,5. Pedía silencio por la radio para concentrarse. En la 49 se quedaba a 1,3 y en la 50 se metía por primera vez en el DRS.

Lo intentó en la vuelta 51. Bottas cogió el DRS en la contrarrecta. Lewis protegió el interior. Frenaron en paralelo, pero el británico se abrió en su trazada para echar al finlandés, que tuvo que levantar el pie. El inglés mantenía el liderato.

En ese mismo giro, Carlos Sainz levantó el pie para devolverle la posición a su compañero Lando Norris, que de este modo pasó a ocupar la séptima plaza. La degradación del español le impidió mantener la brecha con el inglés. Carlos, octavo.

Volvió a la carga un giro después. Lewis entró pasado en la curva 11. Valtteri se acercó lo suficiente para hacer funcionar el DRS, de tal forma que adelantó a su compañero antes incluso de llegar a la frenada. El primer puesto cambiaba de manos.

Toda la atención se trasladó a la pelea por el segundo puesto. Hamilton tenía 2,5 segundos sobre Verstappen, que había recortado distancias con sus neumáticos más nuevos.

Mercedes informaba a Lewis de la diferencia con Max, pero el piloto pedía silencio. El holandés solicitaba toda la potencia disponible para pelear por la plata.

Pero se quedó con las ganas. Los frenos del Haas de Magnussen fallaron en la penúltima vuelta y el danés acabó en la puzolana de la contrarrecta, lo que propició una bandera amarilla que inhabilitaba el mejor punto de adelantamiento de la pista.

Valtteri Bottas cruzó la línea de meta para alzarse con la victoria del GP de Estados Unidos, aunque su triunfo fue insuficiente para evitar el alirón de Lewis Hamilton, que certificó su sexto título mundial para ponerse a uno del gran Michael Schumacher.

Daniel Ricciardo terminó sexto y vencedor de la pelea de la zona media. Lando Norris se quedó a tres décimas del Renault, lo que evidenciaba que McLaren había hecho bien en jugársela con una estrategia a dos paradas con su persona.

Carlos Sainz terminó octavo, de modo que sumó cuatro puntos que le permitieron recuperar la séptima posición ante Pierre Gasly. Los dos cayeron por detrás de Alexander Albon, quinto con su Red Bull.

Daniil Kvyat recibió una sanción de cinco segundos por echar de pista a Sergio Pérez en la pugna por la décima posición. Su penalización elevó al mexicano a la zona de puntos, con lo que culminó una nueva remontada formidable, esta vez desde el Pit-Lane.

hamilton-mercedes-2019-soymotor_0.jpg

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
50 comentarios
Imagen de Gordion

[#41 LewisTime] Massa perdió muchísimos puntos en Australia, Malasia y Singapure las dos primeras por errores propios, en la tercera le dieron libre vía cuando todavía estaba la manguera de combustible, haciéndole perder puntos a Kimi, aunque luego se pegó un "palito" y se quedó sin nada, y ya que hablamos del finés, él también perdió muchos puntos por accidentes. Lo triste es que le han hecho la vida imposible a Glock y el campeonato de Felipe, solo lo pierde él...

#39 Claro que Kovalainen no estuvo al nivel, pero Ferrari también perdió muchos puntos por problemas de fiabilidad, errores en paradas y muchos, muchos puntos por cagadas de sus pilotos que tuvieron un año malo teniendo en cuenta el cochazo que era el Ferrari. Lewis también cometió errores (el de Canadá el más significativo) pero creo que si pilotaba el Ferrari hubiese ganado antes el campeonato.

#35 Sin desmerecer a Hamilton, no te parece que Kovalainen fue el factor mas importante para que en la tabla de constructores McLaren no terminase primera ese año?

  • 1
  • 0
Imagen de MoJ

[#35 LewisTime] Estoy superliado para responder, a ver esta noche.

#23 En 2008 no tuvo el mejor coche como marcó el campeonato de constructores y ganó el título, único en hacerlo en el siglo XXI. Datos, no subjetividades.

  • 0
  • 0
Imagen de AficionadoF1

[#44 ALF1] Yo lo sabía desde el 2014 con el cambio a los motores híbridos.

Felicidades para el Campeón y ya van seis.
Solo una pega: ya lo sabíamos antes de agosto.

  • 1
  • 1
Imagen de iron

Un talento natural como ninguno lo dijo pedro de la rosa la primera vez que lo vio en el simulador. Y en el pasar de los año le sumo la consistencia y cabeza fría que parece no tener nadie en esta parrilla, al menos este año. Sin dudas un merecido hexa campeón Lewis Hamilton.

  • 1
  • 0
Imagen de AficionadoF1

[#14 LucaDoe] Le abraza a ver si se le pega "algo" de su valía.

VET busca a HAM, lo felicita y lo abraza. Qué grande es el alemán!

  • 0
  • 0
Imagen de Napo

Carreron de Bottas y Max, Hamilton grande campeón, Ferrari profondo rosso.

  • 0
  • 0
Imagen de ALF1

Felicidades para el Campeón y ya van seis.
Solo una pega: ya lo sabíamos antes de agosto.

  • 1
  • 0
Imagen de GV27

[#37 LewisTime] [#42 F1trendS] no niego sus argumentos (massa cuando era bueno, en realidad era mas o menos) Solo coloco un matiz. En realidad el mcl saco mas puntos el 2007 y el 2008 saco mas.puntos Ferrari. Por lo tanto kimi y hamilton ganaron en autos no campeones. Ambos los únicos de este siglo. Un saludo

#36 en realidad no estoy de acuerdo. Pensado objetivamente y comparando la calidad de Raikkönen y Massa con la de Hamilton y Alonso, probablemente el Ferrari sí era el mejor coche de aquel año. En cuanto a 2008 ganó el que menos la cagó; fue tal el despropósito de Ham y Mas aquel año que si no llega a aser porque pararaon el desarrollo a mitad de año lo mismo hasta habría ganado Kubica el mundial.

#36 Por eso, la dupla Alonso-Hamilton (tal vez la segunda mejor de la historia luego de la de Prost-Senna) creo que ponía ese plus que no tenía el McLaren del 2007 que, en mi opinión, estaba un pelín por debajo del Ferrari. Y si, está claro que el McLaren del 2008 era competitivo, sería una tontería negar eso, pero desde mi punto de vista la clasificación final de aquel campeonato de constructores marca la realidad: la Scudería tenía un coche un poquito mejor.

  • 0
  • 1
Imagen de F1trendS

[#36 GV27] en realidad no estoy de acuerdo. Pensado objetivamente y comparando la calidad de Raikkönen y Massa con la de Hamilton y Alonso, probablemente el Ferrari sí era el mejor coche de aquel año. En cuanto a 2008 ganó el que menos la cagó; fue tal el despropósito de Ham y Mas aquel año que si no llega a aser porque pararaon el desarrollo a mitad de año lo mismo hasta habría ganado Kubica el mundial.

#35 nada puede pagar el.inmenso talento de Lewis Carl. Pero el 2007 la suma de Alonso y hamilton fue mas que kimi y massa. Pasa que por el espionaje obviamente mcl que descalificado. Kimi gano este siglo en un coche no campeón. El mcl de 2008 era muyrecontracompetitivo. Hace Pensar que mcl nunca pago la multa por el numerito del año anterior.

  • 1
  • 2
Imagen de LewisTime

[#39 VoodooSJ] Claro que Kovalainen no estuvo al nivel, pero Ferrari también perdió muchos puntos por problemas de fiabilidad, errores en paradas y muchos, muchos puntos por cagadas de sus pilotos que tuvieron un año malo teniendo en cuenta el cochazo que era el Ferrari. Lewis también cometió errores (el de Canadá el más significativo) pero creo que si pilotaba el Ferrari hubiese ganado antes el campeonato.

#35 Sin desmerecer a Hamilton, no te parece que Kovalainen fue el factor mas importante para que en la tabla de constructores McLaren no terminase primera ese año?

  • 1
  • 0

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP