PRIMERA PRUEBA

Volkswagen T-Roc 2018: bienvenido a la generación 'millennial'

Construido sobre la plataforma MQB, se sitúa entre el Tiguan y el T-Cross

Presenta un diseño juvenil y un atrevido interior con lo último en conectividad

Disponible desde 23.870 euros con tres niveles de acabado y múltiples posibilidades de personalización

AmpliarVolkswagen T-Roc 2018, primera prueba: bienvenido a la generación 'millennial' - SoyMotor.comVolkswagen T-Roc 2018, primera prueba: bienvenido a la generación 'millennial'

El Volkswagen T-Roc 2018, el primer SUV compacto de la marca, muestra una imagen juvenil y desenfadada, unida a un paquete de equipamiento tecnológico de serie muy completo para seducir a una generación en constante cambio, los 'millennial'. Nosotros, integrantes de este colectivo, lo hemos probado y hemos comprobado si realmente encaja en nuestro estilo de vida.

Volkswagen mostró en el Salón de Ginebra de 2014 el concept de un SUV compacto de tres puertas denominado T-Roc, un modelo que sorprendió por su aspecto y anunció la llegada de cambios en la gama del fabricante alemán. Tres años más tarde, ese showcar se convirtió en realidad con la llegada del T-Roc de producción, un modelo construido sobre la plataforma MQB del grupo alemán –la misma que el Audi Q2– y que ofrece una propuesta diferente, a medio camino entre el compacto por antonomasia –el Golf– y el SUV intermedio de Volkswagen –el Tiguan–, con los que también comparte plataforma.

volkswagen_t-roc_lateral_soymotor.jpg

Así, el T-Roc, que también cuenta con versión Cabrio, es 25 centímetros más corto que su hermano mayor y tres más corto que el compacto, y mide 4,23 metros de largo por 1,82 de ancho y 1,57 de alto, con una altura libre al suelo de 16 centímetros y 2,59 metros de distancia entre ejes. Medidas casi idénticas a su compañero de plataforma, el Audi Q2. Volkswagen considera al Opel Mokka X, el Toyota C-HR y el Fiat 500X sus principales competidores pero, en realidad, todos ellos son ligeramente más largos y altos y, aunque el  japonés sólo está disponible en España con mecánica híbrida, creemos que será un firme adversario por su propuesta de diseño algo más atrevida.

 

VOLKSWAGEN T-ROC: EXTERIOR

Como decimos, el Volkswagen T-Roc rompe moldes por su diseño moderno y con personalidad, aunque en realidad se enmarca en uno de los segmentos más de moda e incorpora elementos que nos resultan familiares de otros modelos de la marca. Su frontal luce una parrilla amplia en la línea del Arteon pero con paragolpes y pasos de rueda marcados que refuerzan su aspecto SUV. Su trasera, salvando las distancias, nos recuerda a la del Atlas, el SUV de gran tamaño –emparentado con el Audi Q7– que la marca comercializa en Estados Unidos.

volkswagen_t-roc_escape_soymotor.jpg

Cabe destacar sus originales luces diurnas Led con forma de marco a media altura en su frontal. Por su función de intermitentes delanteros nos da la impresión de que quedan algo bajos para ser vistos entre el tráfico urbano. Del mismo modo, han llamado nuestra atención las molduras con embellecedores cromados que simulan las salidas de escape en los laterales del parachoques trasero, una nueva concesión al diseño –presente también en otros modelos de la competencia– que nos hablan del público al que va dirigido. En este sentido, la posibilidad de contar con el techo pintado en blanco o negro –con los acabados Style y Sport– en contraste con los otros nueve colores disponibles para la carrocería, ofrece hasta 28 combinaciones de personalización exterior.

 

VOLKSWAGEN T-ROC: INTERIOR

En el habitáculo es donde el Volkswagen T-Roc ha realizado su apuesta más arriesgada, con un interior repleto de plásticos duros que, si bien no son de mala calidad y su ajuste es correcto, sí sorprende por el contraste con los acabados acolchados del resto de la gama Volkswagen. Además, con el acabado Advance Style, el salpicadero y las molduras del cuadro de mando, las puertas y la consola central pueden ser de color azul Ravenna, naranja calatea o amarillo cúrcuma, y son grises en el acabado Sport. Un toque de distinción y originalidad.

volkswagen_t-roc_salpicadero_soymotor.jpg

La sensación en el puesto de conducción es disonante ya que elementos como el volante multifunción o la palanca de cambios nos resultan familiares de otros modelos del grupo VAG, pero otros, como la pantalla táctil capacitiva de 8 pulgadas –de serie con todos los acabados– nos pareció grande porque el cristal que la recubre en lo alto de la consola central abaraca también los botones laterales. Sucede lo mismos con el Digital Cockpit de 11,7 pulgadas en el cuadro de mandos –de serie con el acabado Sport–, que dota al T-Roc de un aspecto moderno.

Al volante, la posición del conductor es ligeramente más elevada que en un Golf pero no tanto como en otros SUV, lo que se traduce en un ángulo de las piernas algo vertical pero no incómodo. Aunque el reposabrazos central es algo corto queda a una distancia correcta para sujetar el volante desde su zona inferior cuando se apoya el codo. No se trata de un coche especialmente amplio pero tampoco transmite sensación claustrofóbica dada su altura al techo. A caballo entre un compacto y un utilitario, ofrece capacidad para cinco ocupantes y las plazas traseras cuentan con espacio suficiente, sin alardes, para dos adultos de 1,80 metros de altura. Sin embrago, la posición central de la banqueta trasera no es ideal para acometer viajes largos dada la anchura de su túnel de transmisión –al menos en la versión 4Motiron– y la disposición de las salidas de aire para las plazas traseras, que obligan a separar mucho las rodillas y entorpecer al resto de ocupantes.

volkswagen_t-roc_banqueta_soymotor.jpg

En cambio, el maletero de 445 litros de capacidad –392 en las versiones con tracción total– y con doble fondo –sólo disponible en el 4x2– es uno de los más amplios de su segmento y es mayor que el del Golf,  que ofrece 380 litros. Con los respaldos posteriores abatidos la capacidad aumenta hasta 1.290 litros.

 

VOLKSWAGEN T-ROC: EQUIPAMIENTO

El Volkswagen T-Roc está disponible con tres niveles de acabado y cuenta de serie con un amplio equipamiento de conectividad y seguridad. Desde el acabado de acceso, Advance, incluye sistemas como el control de velocidad adaptativo con frenada de emergencia, sistema Pre-Crash de protección a los ocupantes, detector de fatiga, mantenimiento de carril, sensor de aparcamiento, climatizador y sistema multimedia táctil de 8 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

El acabado Advance Style es 600 euros más caro y cuenta además con la carrocería bitono, molduras cromadas en las puertas, luz de ambiente y salpicadero de color. Por último, el acabado Sport tiene un sobrecoste de 1.300 euros e incorpora faros delanteros Led, Digital Cockpit y selector de modos de conducción de serie si se cuenta con la tracción integral 4Motion –opcional con la tracción delantera–.

Como extra es posible contar con navegador integrado –de serie recurre al del smartphone–, asistente en atascos, avisador de ángulo muerto, cámara de marcha atrás, superficie de carga inductiva para el móvil, arranque sin llave y sistema de aparcamiento automático. Todos los niveles de acabado cuentan de serie con el servicio de asistencia en viaje Security and Service Plus con tres años incluidos y llamada de emergencia durante 10 años.

volkswagen_t-roc_digital_cockpit_soymotor.jpg

 

VOLKSWAGEN T-ROC: MOTORES

Por lo que a la oferta mecánica se refiere, el T-Roc ya está a la venta con motores Diesel y gasolina de entre 115 y 190 caballos. Respecto a los segundos, el más liviano es el 1.0 TSI de 115 caballos con cambio manual de 6 velocidades y los acabados Advance y Advance Style. Por encima queda el motor 1.5 TSI EVO de 150 caballos con sistema de desconexión de cilindros, que también está disponible con cambio automático DSG de 7 relaciones y todos los niveles de acabado, mientras que el 2.0 TSI de 190 caballos sólo se ofrece con cambio automático y tracción integral 4Motion.

En cuanto a motorizaciones Diesel, la oferta da comienzo con el 1.6 TDI de 115 caballos, que se asocia a un cambio manual de seis marchas y a un sistema de tracción delantera. Por encima queda el primer propulsor impulsado por gasóleo que se puso a la venta, el 2.0 TDI de 150 caballos asociado al cambio DSG y la tracción integral con el acabado Sport que hemos conducido. No obstante, también está disponible con tracción delantera y cambio manual en cualquiera de los los acabados. 

La marca no tiene prevista una motorización híbrida ni eléctrica para el T-Roc, a la espera de del nuevo I.D. Crozz eléctrico, pero tampoco las descarta si el mercado las demandase.

 

VOLKSWAGEN T-ROC: COMPORTAMIENTO

Al volante del Volkswagen T-Roc nuestra primera sensación es la de encontrarnos en un vehículo compacto aunque algo más elevado, pero tanto como en un SUV. La visibilidad hacia delante es buena pero el retrovisor interior se nos antoja algo delgado y las dimensiones de la luneta trasera no permiten hacerse una idea del dónde termina el coche. En cualquier caso, es un vehículo corto por lo que maniobrar con él en ciudad y desenvolverse entre el tráfico resulta sencillo.

En carretera y a velocidad legal el comportamiento es correcto pero quizá sería mejorable la insonorización, ya que el ruido aerodinámico sí se filtra en el interior. La suspensión es más blanda que en un Golf pero pisa bien y no balancea en exceso pese a ser un SUV. La dirección progresiva nos ha dado la sensación de estar muy asistida eléctricamente a baja velocidad, lo que se agradece en ciudad, y se vuelve más precisa en carretera.

Durante nuestra prueba no hemos tenido la oportunidad de hacer una conducción deportiva, pero al afrontar una rotonda con algo de ímpetu sí apreciamos una tendencia natural al subviraje que corrigió la electrónica. El T-Roc cuenta con el sistema XDS que simula la actuación de un diferencial. Así, si al acelerar en curva la rueda delantera del exterior pierde adherencia, el sistema envía par a la del interior para evitar el subviraje.

volkswagen_t-roc_soymotor.jpg

Asimismo, las versiones con tracción integral 4Motion –como la que hemos conducido– equipan chasis activo con suspensión regulable en dureza y selección del perfil de conducción, lo que permite afrontar pequeñas escapadas fuera del asfalto. Mediante un mando multifunción situado en la consola central es posible cambiar entre los diferentes modos Street, Snow, Off-road y Off-road individual, y los perfiles de conducción: Comfort, Normal, Sport, Eco e Individual –también disponibles como opción en las versiones de tracción delantera–.

El motor 2.0 TDI de 150 caballos es un viejo conocido en el grupo Volkswagen. Empuja con fuerza desde bajos regímenes y homologa un consumo medio de 5,1 litros a los 100 kilómetros, lo que hace de él un propulsor muy agradable de conducir, especialmente asociado al cambio automático DSG de 7 relaciones.

 

VOLKSWAGEN T-ROC: PRECIO

La gama de precios del T-Roc parte de 22.760 euros, para la versión 1.0 TSI con el acabado más liviano, y llega hasta 35.100 euros con el motor 2.0 TSI –automático y 4Motion– y el acabado Sport. El 1.5 TSI oscila entre 26.095 y 29.315 euros según la caja de cambios y el nivel de equipamiento. Por su parte, el TDI de 2.0 litros y 150 caballos se mueve entre 27.775 y 34.115 euros, mientras que el 1.6 TDI de 115 caballos varía entre 24.435 y 28.235 euros.

volkswagen_t-roc_trasera_soymotor.jpg

 

VOLKSWAGEN T-ROC: CONCLUSIÓN

En definitiva, el Volkswagen T-Roc nos ha parecido un coche interesante por su diseño y amplio equipamiento de serie. Su diseño interior es atrevido y puede resultar controvertido pero forma parte de la apuesta por la personalización de la marca. Su comportamiento en una conducción relajada es correcto e incluso mejor que el de otros SUV de su tamaño, aunque un paso por detrás del Golf. Una propuesta diferente para una generación inconformista por naturaleza que centra su mirada en la diferenciación estética y la vanguardia tecnológica. Un coche para los 'millennial'.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
14/08/2019 Volkswagen publica más detalles sobre la carrocería cabrio.
21/02/2018 Acudimos a la presentación del T-Roc.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Porsche
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Stavelot

Me flipa este coche.... puede que hayan bajado la calidad un poco, pero lo han ganado en innovacioón y en estetica. Mejor que el Q2, que los de Audi estan más empanaos.

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP