TECNOLOGÍA

Los próximos turbos recargarán las baterías

Los 'eTurbos' actuarán también como generadores para recargar las baterías

La electricidad y electrónica ya ha dejado atrás los problemas de 'turbo-lag'

AmpliarRecargarán las baterías aparte de realizar su cometido principal, en la imagen un eTurbo de BorgWarner - SoyMotor.comRecargarán las baterías aparte de realizar su cometido principal, en la imagen un eTurbo de BorgWarner

El turbocompresor es un elemento que, con el paso del tiempo, ha adquirido mayor importancia dentro de la mecánica. Al principio fue una solución adoptada en la competición y, posteriormente, para aumentar las prestaciones de los deportivos. Actualmente lo podemos encontrar en la mecánica más cotidiana, puesto que ayudan a mejorar la eficacia del motor. Pero ya se estudia otra aplicación más, puesto que también podrían utilizarse para recargar las baterías y extender así la autonomía del vehículo.

La tecnología de los turbocompresores ha avanzado mucho desde sus primeras aplicaciones en locomotoras y componentes industriales allá por los años 40. En el automóvil se instaló para obtener mayores prestaciones de un motor y, desde entonces, no ha cambiado demasiado su concepto básico: una turbina accionada por los gases de escape de un motor que a su vez mueve un compresor para 'inyectar' mayor cantidad de aire en las cámaras de combustión a casi 350.000 revoluciones por minuto.

La utilización del turbo no siempre es en busca del rendimiento y las prestaciones, sino que también es de ayuda para crear un motor más compacto pero igualmente prestacional. En otras palabras, muchos fabricantes a la hora de diseñar el motor de su coche pueden preferir equiparlo con un V6 biturbo que con un V8. Con ello se consigue ahorrar en peso, espacio, costes y en consumo de carburante sin mermar las prestaciones buscadas. Un ejemplo es la última generación del Ford GT.

A lo largo de los años se han solucionado las grandes taras que presentaba esta tecnología, como el calor y el 'lag', de diversas maneras, para convertirse a día de hoy, no solo en un elemento singular para incrementar el rendimiento, sino en uno más de la mecánica de nuestros automóviles. Ahora se estudia su posible utilización, además, para la recarga de las baterías. A continuación hacemos un breve resumen de la evolución de este sistema con respecto al mayor problema que siempre ha suscitado.

 

EL COMBATE CONTRA EL LAG

Hagámoslo algo más visual. La ecuación teórica básica del par generado por un motor de combustión interna es una ecuación relativamente sencilla. En ella hay diversas variables que afectan de manera directamente proporcional al par motor generado, tales como el dosado –la cantidad de combustible por aire que entra a la cámara de combustión– o la cilindrada entre otros. Una de ellos es la densidad del aire de entrada al motor. Es decir, cuanto más aire haya en menos espacio, mayores prestaciones se extraerán de la mecánica. Es una de las vías más sencillas de sacar más potencia y par de un motor sin tener que entrar a modificar la geometría interna del mismo, y ello se consigue mediante los turbocompresores.

ecuacion-potencia.jpg

Ecuación teórica del par motor. Destacado en rojo el parámetro de densidad del aire

La energía para mover el compresor que 'inyecta' más aire dentro de la cámara de combustión se obtiene a través de la energía propia de los gases de escape. Sin embargo, ello genera un problema, y es que a bajas revoluciones no hay suficiente energía en estos gases como para que el trabajo del turbocompresor sea efectivo, por lo que éste entra en funcionamiento a un rango de revoluciones más elevado. A ello es a lo que se le denomina como 'lag' o ‘turbo-lag'. A partir de ciertas revoluciones, los gases de escape son más cuantiosos y el turbocompresor empieza a hacer efecto, lo que resulta en un incremento de las prestaciones de manera casi exponencial, como si de una 'patada' se tratase. Se trata de un fenómeno presente en los primeros automóviles que hicieron uso de esta tecnología, sin embargo, nunca ha sido lo verdaderamente deseable en las carreras, donde se busca el rendimiento en cualquier régimen de revoluciones, ni en la vida real, pues es algo bastante peligroso.

Una de las primeras soluciones para mantener la presión de soplado del turbo en el máximo rango de revoluciones fue la técnica del 'Bang Bang', muy utilizada en el mundo de los rallies. Esta técnica consistía en retrasar el momento de encendido de la chispa cuando el piloto levantaba el pie del acelerador. La chispa, entonces, se hacía saltar en el momento de apertura de la válvula de escape, lo que junto a los restos de combustible sin quemar de la cámara de combustión ocasionaba explosiones –de ahí lo de 'Bang Bang'– y energía suficiente para mantener en funcionamiento el sistema del turbo sin necesidad de que el conductor pisara el acelerador.

205-t16-escape.jpg

Con el paso de los años se llegó a otra solución algo más sofisticada con los turbos de geometría variable o VTG. Estos cuentan con una corona ubicada detrás del rotor de la turbina con unos álabes móviles. A bajas revoluciones, estos álabes se cierran y dejan una pequeña sección de paso al rotor que hace aumentar la velocidad con la que los gases de escape inciden en las palas de la turbina. Cuando se vuelven a alcanzar las revoluciones suficientes, un actuador neumático abre estos álabes para que el turbocompresor funcione con normalidad. De esta manera se obtiene un trabajo más constante y regular en todo el régimen de revoluciones.

Un problema de este sistema siempre ha sido la mayor complejidad del mismo, con su consiguiente sobrecoste. No obstante, el mayor inconveniente siempre ha sido su uso restringido a los motores Diesel, pues las altas temperaturas de los gases de escape en un motor de gasolina no eran compatibles con los materiales de fabricación de estos VTG. Porsche fue la primera marca en comercializar a gran escala un turbo de geometría variable para un coche de gasolina, concretamente para su 911 Turbo, tras una gran inversión por su parte y por la empresa BorgWarner.

aabes-turbo-vtg.jpg

PRESENTE Y FUTURO

Actualmente, la tendencia del mercado va hacia las baterías y lo eléctrico. Uno de los últimos avances en este campo es el de los compresores eléctricos. Su cometido es el mismo que el del turbocompresor corriente, solo que en lugar de hacer uso de los gases de escape para incrementar la presión de soplado, éste hace uso de un motor eléctrico para este cometido. La gran ventaja de estos es que elimina por completo el problema del 'lag' al estar controlado electrónicamente al precio, eso sí, del consumo de energía eléctrica. La firma Audi ha sido recientemente noticia por este asunto, al anunciar que sus futuros S6 y S7 con motor V6 TDI equiparán esta tecnología.

¿Y qué depara el futuro para los turbocompresores? Las investigaciones en el campo ahora mismo avanzan hacia unos turbos que no solo contarán con todas las soluciones adaptadas hasta ahora, sino que también permitirán recargar las baterías tanto de coches de combustión como híbridos. La idea pasa por instalar un motor/generador eléctrico intercalado entre las dos partes del turbocompresor. Su funcionamiento sería el mismo, solo que también aprovecharía el exceso de los gases de escape para generar electricidad que almacenar en las baterías. De la misma manera, el mismo artilugio podría actuar de motor y generar movimiento en el compresor cuando los gases de escape no permitan un trabajo constante a bajas revoluciones. Todo en aras de una mayor eficiencia para el sistema.

esquema-eturbo.jpg

Esquema de funcionamiento del eTurbo de la marca BorgWarner

La gran pregunta ahora mismo es que, ante una época en la que se avecinan cambios necesarios hacia la movilidad eléctrica y los combustibles alternativos, ¿tienen cabida en ella los turbocompresores? Hemos visto que como elemento regenerativo de baterías, estos pueden tener todavía futuro todavía en el campo de los híbridos. Michael Moyer, Responsable de Competición de Garrett Advancing Motion, va un paso más allá y afirma que los turbocompresores podrían ser de gran utilidad en los vehículos con pilas de combustible, pues éstos también necesitan de gran cantidad de aire para su funcionamiento.

Únicamente el tiempo dirá hasta donde llega esta tecnología, pero a día de hoy, los turbocompresores toman un papel más importante que nunca en nuestra movilidad, cada día en busca de mayor eficiencia, y así parece que continuarán durante muchos años más.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
9 comentarios
Imagen de pablius
[#6 Oldriver] Tienes grandes errores de concepto y desconocimiento, que no me voy a poner a explicar aquí porque será aburridísimo. Las centrales eléctricas que no sean de energías renovables tienen todas menos rendimiento que el motor de un coche. Absolutamente todas. El sistema de reparto de electricidad de nuestro país, por el método de subasta, hace que la base del consumo se realice con centrales ya amortizadas, porque venden el MWh más barato que las nuevas no amortizadas. Por lo que las más antiguas venden más barato que las nuevas solares o las más eficientes. Por lo que los kWh que llegan a tu casa son siempre de centrales ya amortizadas, y los picos de consumo entran las más modernas. Decir que si fuera más económico y de rendimiento un motor de coche que una central se utilizaría para generar electricidad es una auténtica barbaridad que interpretes eso de mí comentario y es lo que me garantiza que no entiendes lo que hablas y lees. Tú no puedes dar suministro a un edificio con mil motores de coches, es de locos, grandes potencias=grandes motores. La electricidad que llega a tu casa proviene de la red, y estás pagando por ella una cantidad, tanto de producción como de transporte!!! y se está produciendo contaminación por ello. Un coche genera electricidad con el giro del motor, con sistemas muy avanzados que restan rozamiento al motor y con mucho rendimiento porque tienes conectados muchos elementos auxiliares y no tienes que transportar esa energía de un sitio a otro. Si tú piensas que en una central eléctrica con 5L de crudo eres capaz de hacer 100km estás LOCO. Con eso no llega ni 1W a la puerta de tu casa. Y con un coche con 5L haces 100km, escuchas la radio y vas fresquito. Mientras las centrales de producción de energía no sean limpias, llevar un coche eléctrico es...no sé, o da igual o eres un poco hipócrita. Es mi opinión, y la cambiaré cuando cambie el país.
#3 Las centrales energeticas son mucho mas eficientes que un vehiculo para producir energia. No necesitas pensar mucho para darte cuenta de que si un motor pequeño fuese mas economico, las empresas generadoras los utilizarian en lugar del resto de sistemas, estas empresas buscan ganar dinero, no perderlo. Tambien contaminan menos, tienes ya muchas planrtas aerogeneradoras y fotovoltaicas, ademas de las tradicionales hidraulicas, y al menos en Europa, se estan cerrando las que jtilizan carbon del mas contaminante (en España se cerraran 5 y mandara al paro a los sectores mineros de Asturias, Leon, Almeria y Teruel) y eso, el caos economico que para grandes grupos poblacipnales significa, es un coste para la generacion electrica que ralentiza el cambio. Por otra parte las turbinas de gas y diesel que generan energia, tambien contaminan menks por KW generado que un motor pequeño de combustion. Si es preocupante que no se calcule la diferencia de huella contaminante entre fabricar un coche electrico y uno de combustion.
  • 2
  • 0
Imagen de pablius
[#4 Toper] No estoy hablando de baterías, estoy hablando de la electricidad que consumes para recargar esa batería. Los coches en sí tienen ya una tecnología buena, pero la electricidad para recargarlos NO es ni ecológica ni competitiva.
#3 Los coches eléctricos de dentro de 10 años, se van a parecer como tu smartphone actual, a tu móvil de hace 10 años. Todo el planeta, hasta Dyson la marca de aspiradores, está inmersa en la carrera de las baterías. Se va a doblar la autonomía y reducir el tiempo de carga a la mitad en una década o menos. Y que contaminan más que la combustión es mas bulo que otra cosa.
  • 2
  • 0
Imagen de Rapidos
Hola, solo para que quede claro el primer fabricante en meter un turbo de geometría variable en un coche de producción fue Honda, fue el Legends V6 la tecnología la llamaron "Wing Turbo" aunque todo esto fue producto de la tecnología desarrollada en la F1 por honda esos años, solo se fabricó y se vendieron en Japón, vendieron muy pocos pues eran motores y de mantenimiento muy caros. Esto desmiente a Porsche como el primer fabricante en hacerlo.
  • 0
  • 0
Imagen de Oldriver
[#3 pablius] Las centrales energeticas son mucho mas eficientes que un vehiculo para producir energia. No necesitas pensar mucho para darte cuenta de que si un motor pequeño fuese mas economico, las empresas generadoras los utilizarian en lugar del resto de sistemas, estas empresas buscan ganar dinero, no perderlo. Tambien contaminan menos, tienes ya muchas planrtas aerogeneradoras y fotovoltaicas, ademas de las tradicionales hidraulicas, y al menos en Europa, se estan cerrando las que jtilizan carbon del mas contaminante (en España se cerraran 5 y mandara al paro a los sectores mineros de Asturias, Leon, Almeria y Teruel) y eso, el caos economico que para grandes grupos poblacipnales significa, es un coste para la generacion electrica que ralentiza el cambio. Por otra parte las turbinas de gas y diesel que generan energia, tambien contaminan menks por KW generado que un motor pequeño de combustion. Si es preocupante que no se calcule la diferencia de huella contaminante entre fabricar un coche electrico y uno de combustion.
Buen artículo y buena idea. A mí, que el vehículo 100% eléctrico todavía no me parece bien porque la electricidad con la que se recarga la generan centrales con menos rendimiento y más contaminantes que los coches de hoy día...le veo aplicación para híbridos. Los de Toyota son híbridos con motores de gasolina atmosférico, con motores tetracilíndricos de 1.5L, sin embargo hay coches con un tricilindrico de 1L turbo-gasolina. No veo ninguna locura seguir reduciendo motores sobrealimentados y hacerlos híbridos. Y sí, esos turnos serán más caros, pero los motores que equipan serán más pequeños (más baratos). Y las averías que pueda tener un generador son insignificantes respecto a las propias del uso del turbo. Ya en su día cuando liberaron el cigüeñal de elementos secundarios por un alternador que generara la electricidad necesaria para hacerlo funcionar se veía una locura. Y los coches siguen teniendo más averías en zonas que no son el alternador.
  • 0
  • 0
Imagen de Hellowis
El turbo lag tenia su rollo.. era como un orgasmo...
  • 1
  • 0
Imagen de Toper
[#3 pablius] Los coches eléctricos de dentro de 10 años, se van a parecer como tu smartphone actual, a tu móvil de hace 10 años. Todo el planeta, hasta Dyson la marca de aspiradores, está inmersa en la carrera de las baterías. Se va a doblar la autonomía y reducir el tiempo de carga a la mitad en una década o menos. Y que contaminan más que la combustión es mas bulo que otra cosa.
Buen artículo y buena idea. A mí, que el vehículo 100% eléctrico todavía no me parece bien porque la electricidad con la que se recarga la generan centrales con menos rendimiento y más contaminantes que los coches de hoy día...le veo aplicación para híbridos. Los de Toyota son híbridos con motores de gasolina atmosférico, con motores tetracilíndricos de 1.5L, sin embargo hay coches con un tricilindrico de 1L turbo-gasolina. No veo ninguna locura seguir reduciendo motores sobrealimentados y hacerlos híbridos. Y sí, esos turnos serán más caros, pero los motores que equipan serán más pequeños (más baratos). Y las averías que pueda tener un generador son insignificantes respecto a las propias del uso del turbo. Ya en su día cuando liberaron el cigüeñal de elementos secundarios por un alternador que generara la electricidad necesaria para hacerlo funcionar se veía una locura. Y los coches siguen teniendo más averías en zonas que no son el alternador.
  • 1
  • 5
Imagen de pablius
Buen artículo y buena idea. A mí, que el vehículo 100% eléctrico todavía no me parece bien porque la electricidad con la que se recarga la generan centrales con menos rendimiento y más contaminantes que los coches de hoy día...le veo aplicación para híbridos. Los de Toyota son híbridos con motores de gasolina atmosférico, con motores tetracilíndricos de 1.5L, sin embargo hay coches con un tricilindrico de 1L turbo-gasolina. No veo ninguna locura seguir reduciendo motores sobrealimentados y hacerlos híbridos. Y sí, esos turnos serán más caros, pero los motores que equipan serán más pequeños (más baratos). Y las averías que pueda tener un generador son insignificantes respecto a las propias del uso del turbo. Ya en su día cuando liberaron el cigüeñal de elementos secundarios por un alternador que generara la electricidad necesaria para hacerlo funcionar se veía una locura. Y los coches siguen teniendo más averías en zonas que no son el alternador.
  • 4
  • 0
Imagen de chancletula-1
Mas averías y mas caras.
  • 5
  • 2
Imagen de RenNisMit
Excelente nota, tienen que poner mas notas así, aunque nadie entre por que no hay puterío
  • 6
  • 1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP