GP España F1 2021
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Ott Tänak, el heredero al trono de 'los Séb'

Tänak ha acabado con la hegemonía francesa en el WRC

La carrera deportiva del estonio, toda una montaña rusa

AmpliarOtt Tänak, el heredero al trono de 'los Séb' - SoyMotor.comOtt Tänak celebra el título logrado en España

Y a la decimosexta… ¡se obró el milagro! Ott Tänak ha conseguido romper la insultante hegemonía francesa en el Campeonato del Mundo de Rallies: el piloto de Toyota, junto a su copiloto Martin Järveoja, se ha proclamado campeón en nuestra cita de casa, el RallyRACC Cataluña - Rally de España, lo que corta de raíz una racha de 15 años consecutivos de dominio galo.

No ha tenido una trayectoria fácil el estonio a lo largo de su carrera deportiva. Muchos años llenos de dudas, idas y venidas del Mundial… pero el talento siempre ha estado ahí. Malcolm Wilson lo sabía. Tommi Mäkinen también. Pero, por supuesto, quien mejor lo supo desde el primer momento fue Markko Märtin, su gran valedor.

En los albores de su carrera, un jovencísimo Tänak ganó el nacional estonio dos años consecutivos –en 2008 y 2009–, además de la Pirelli Star Driver. Siempre bajo la tutela de Märtin y su equipo, MM-Motorsport. Competir a nivel nacional se antojaba pequeño, así que pronto comenzaron a fijar su punto de mira en el Campeonato del Mundo y, tras pasar por varias categorías diferentes, en 2011 llegaría su debut con un WRC.

Un debut con un coche de la máxima categoría que no vino por casualidad, pues en la antesala del WRC despuntaba como pocos: a los mandos de un Ford Fiesta S2000 estuvo muy cerca de ganar el Campeonato Super 2000 –lo que a día de hoy es el WRC2–. Finalmente, con tres victorias en su casillero, sólo se vio superado en el certamen por un Juho Hänninen mucho más experimentado.

En el Rally de Gran Bretaña de esa misma temporada llegaría su debut en la categoría reina, a modo de toma de contacto para lo que vendría después, ya que Malcolm Wilson le prometió un asiento para 2012 en uno de sus Ford Fiesta WRC. Sin embargo, su primer año en el WRC no sería un camino de rosas.

tanak-italia-2012-soymotor.jpg

Tras una temporada con una infinidad de problemas y errores, aunque también con algún que otro destello de talento –subió al podio en Italia, por ejemplo–, Ott perdió su asiento en M-Sport de cara a la temporada 2013 y tuvo que regresar a sus orígenes. Es decir, al nacional estonio, donde salió campeón de la categoría N4.

Entonces llega la segunda oportunidad. Tänak vuelve al Mundial en 2014 de la mano de la marca de neumáticos DMACK para completar una temporada 'híbrida': algunos rallies con un Fiesta WRC de M-Sport y otros con un Fiesta R5. Sus buenas actuaciones no pasarían desapercibidas, así que Malcolm Wilson decide darle una segunda oportunidad en 2015.

Pero la montaña rusa continúa. En 2015, Tänak queda un poco eclipsado por su compañero de equipo, Elfyn Evans, que venía de ganar el JWRC en 2012 y, gracias a su gran regularidad, acaba 26 puntos por delante del estonio en el campeonato. También fue un año lleno de errores –como el famoso 'TiTänak' de México, cuando acabó en un lago–, así que en 2016 regresa al equipo DMACK.

Quizás fue en 2016 cuando Ott comenzó a demostrar que tenía madera de campeón. Aún sin llegar a madurar del todo, el estonio, con unos neumáticos DMACK que no eran los más competitivos, estuvo muy cerca de conseguir su primera victoria en la categoría reina hasta en dos ocasiones.

La primera de ellas, en Polonia. Tänak marchaba líder con una cómoda renta hasta que en el penúltimo tramo un pinchazo dejó vía libre a Andreas Mikkelsen para subir a lo más alto del podio. Ese día incluso salió a hombros de Sébastien Ogier. Era el 'vencedor moral'. La segunda, en Gran Bretaña, donde Ott se quedó a apenas diez segundos de Ogier, que por aquel entonces ejercía un dominio absoluto en el WRC con su Volkswagen Polo.

tanak-ogier-polonia-2016-soymotor.jpg

Malcolm Wilson seguía con la mosca detrás de la oreja. Sabía que este chico era carne de campeón, así que decidió darle una tercera oportunidad. Y no precisamente una fácil, pues en la temporada 2017 tendría que compartir equipo con el todopoderoso Sébastien Ogier, que puso rumbo a M-Sport tras el adiós de Volkswagen debido al famoso 'dieselgate'.

A la tercera llegó la vencida. Lejos de amilanarse ante el complicadísimo panorama, en la temporada 2017 Tänak sacó lo mejor de sí y logró consagrarse en el WRC. Sí, Ogier se volvió a proclamar campeón, pero Ott nunca perdió la cara en los enfrentamientos con el galo, e incluso ese año consiguió dos victorias para finalizar tercero en el campeonato y contribuir al título de marcas logrado por M-Sport.

No en vano, el estonio sabía perfectamente que en la escudería de Cumbria tenían a Séb como punta de lanza y para ganar el Mundial tendría que emprender un camino diferente. Entonces llegó la llamada de Toyota, que no terminaba de confiar en un Jari-Matti Latvala que siempre se ha mostrado un poco irregular. No se lo pensó dos veces, por supuesto, e hizo las maletas rumbo al equipo liderado por Tommi Mäkinen.

Ya en 2018, tanto Tänak como Toyota se mostraron como los más rápidos del campeonato. De hecho, la firma nipona fue la que más rallies ganó el año pasado, pero la fiabilidad hizo estragos –sobre todo en la recta final, ya que tuvo que abandonar en Gran Bretaña y España cuando marchaba líder– ante un Sébastien Ogier que volvió a imponer la ley de la regularidad para amarrar su sexto entorchado consecutivo.

Pero Tänak apareció este año con las pilas cargadas. Con Ogier en un equipo Citroën que es una sombra del que fue hace una década y con un Toyota Yaris WRC que ha limado muchas de las asperezas de antaño, el estonio prácticamente no ha tenido rival. De las trece pruebas disputadas hasta la fecha, Ott ha ganado seis –y podría haber caído alguna más, no nos olvidemos de Cerdeña–, casi siempre de una manera autoritaria.

En nuestra cita de casa tenía su primera 'bola de partido' y no la ha desaprovechado. Tänak ha roto una racha de 15 temporadas consecutivas de dominio francés –Petter Solberg fue el último piloto no francés que fue campeón, en 2003–. Además, se trata del primer campeón estonio de esta disciplina y, por supuesto, tiene cuerda para rato. Es el heredero al trono de 'los Séb'.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP