Artículos SoyMotor.com

Entrevista a Carlos Sainz: "Llevar ese Ferrari lo más arriba posible es en lo único que pienso"

Por qué ha trabado buena relación con Charles Leclerc, más allá de la pista

Su visión sobre la Fórmula 1, las carreras Sprint o los cambios para 2022

Dieta, teléfono móvil, amigos… la cara más personal de Carlos

El legado del piloto: la ejemplaridad, la necesidad de ganar y mucho más

AmpliarCristóbal Rosaleny y Carlos Sainz - SoyMotor.comCristóbal Rosaleny y Carlos Sainz

Carlos Sainz (Madrid, 1994) afronta su primera temporada como piloto de la Scuderia Ferrari. Mañana tomará un vuelo hacia Baréin, donde empezará su periplo en las 'grandes ligas', concretamente en las filas del equipo con más historia y más mitos de la Fórmula 1. Su misión, nada menos que hacer olvidar a los tifosi un 2020 peor que mediocre y con un compañero catalogado como uno de los grandes talentos de la última década. Sería normal que la presión transpirase en esta entrevista, o que el piloto y su entorno forzasen que fuese corta. Pero no hubo una cosa ni ocurrió la otra.

"Me cuesta la confrontación, el enfado. A no ser que tenga razones muy potentes, no salto. Intento pensar las cosas dos veces". No es una definición estricta de 'Smooth Operator', pero con estas palabras Carlos expresa un rasgo clave de un carácter que ha encajado muy bien en la F1, allá por donde ha pasado. Al habla con varios integrantes de su nuevo equipo, todos coinciden en su inteligencia y madurez, su capacidad de análisis y la facilidad para trabajar con él. Fantásticas referencias que el tercer piloto español titular en la historia de Ferrari tendrá que refrendar en la pista. Será desde el próximo domingo en Sakhir, aunque éste es un año de transición en la Fórmula 1, aún más para Ferrari y especialmente para el madrileño, por los pocos kilómetros que ha podido pilotar el SF21 en invierno y el poco tiempo que lleva en la estructura de Maranello. Esto último se afana en solucionarlo con presencia 'non-stop' en la fábrica, la fábrica que quiere volver a construir sueños sobre ruedas.

 

P: Es un momento trascendental en su vida, en su carrera. ¿Cómo está?
Carlos SAINZ: "Estoy bien. Es un momento importante, pero también es el momento soñado por cualquier piloto. Es una mezcla de responsabilidad y de alegría, y de saber que estás cumpliendo un sueño. Se juntan muchas cosas, muchas emociones pero, sobre todo, ganas e ilusión, unas ganas locas de ir a la primera carrera".

P: Ahora es piloto Ferrari y Ferrari es historia, es legado. ¿Le sigue interesando la historia de la Fórmula 1?
C. SAINZ: "Sí, y sobre todo la de los equipos por los que paso. Sí que me interesa por cultura propia y también por responsabilidad hacia el equipo en el que estoy, el interesarme un poco de dónde viene el equipo, su historia y lo que significa, y estos últimos años he estado con tres de los equipos más emblemáticos de la Fórmula 1".

P: Usted es un tipo que, si a alguien se le cae un bolígrafo al suelo, le ayuda a recogerlo. En la Fórmula 1 no todo el mundo hace eso. ¿Lo hace porque le viene de natural o porque tiene que ser ejemplar?
C. SAINZ: "No lo pienso, me sale eso. Es mi forma de ser y es como soy. No pienso en que haya que ser ejemplar. Claro que últimamente, con las cosas que están pasando en el mundo y en la Fórmula 1, sabes que tanto en las redes sociales como en tu forma de ser tienes que tener mucho cuidado con lo que dices y lo que haces. En las cosas pequeñas, que es más por lo que me pregunta, eso me sale natural".

P: Pero en ciertas cosas es un poco del estilo de Vettel: una persona con cierta sensibilidad por la cultura, con elegancia. ¿Se reconoce?
C. SAINZ: "Sí, un poco sí. Yo tengo mucho respeto por Sebastian. Creo que es uno de los pilotos que va a marcar una época en la Fórmula 1, independientemente de quizá los años más difíciles que ha tenido, pero es un piloto que… Voy a contar una historia: el día que se despidió de Red Bull en 2014, yo era piloto de simulador y me dedicó una carta. Pensó que el trabajo que yo hacía en el simulador para él y para el equipo era importante, y tuvo el detalle de despedirse de Red Bull mandando una carta a todos los empleados personalizada para cada empleado. Yo en esa época era piloto de simulador. Él sabía que a las cuatro de la mañana me pasaba horas en el set-up recomendando reglajes para su carrera de Australia y tuvo el detalle de enviarme una carta agradeciendo ese esfuerzo en el simulador y esas horas de trabajo que había puesto ahí. Y yo desde entonces le guardo un cariño especial y tengo una relación con él más allá de las cámaras, que quizá nunca se lo he dicho y algún día se lo diré, pero desde entonces le tengo un gran respeto".

P: Sin embargo, a pesar de esa elegancia natural, tiene que vivir con el 'o comes o te comen' típico de la F1. Y eso no le impide que se lleve muy bien con algunos de sus compañeros, por ejemplo con Norris, a pesar de que lo ha batido dos años seguidos en la pista… ¿no tiene 'síndrome de personalidad múltiple', a veces?
C. SAINZ: "Creo que hay que saber separarlo. No hay por qué ser dos personas al mismo tiempo. Y separar esas dos cosas es quizá lo que más me ha costado desde pequeñito. A mí siempre me ha salido ser muy amigable y abrirme. Yo iba a las carreras de karts cuando tenía 11 años y nos íbamos todos los pilotos a tomar un trozo de pizza o un plato de pasta, y yo era muy amigo de todos. Y luego llegaba a la pista y me creía que seguía siendo amigo suyo. Me cogían y me sacaban de pista, me daban por detrás, luchando por carreras importantes además, de esas que duelen: perder una Winter Cup, un campeonato de España… Cosas que al nivel al que estaba ya dolían mucho. Y en esa época mi padre estaba ahí para decirme el 'o muerdes o te muerden'. Yo no acababa de entender cómo la gente podía cambiar tanto su forma de ser, hasta que aprendí a hacerlo yo también. Quizá a algunos pilotos ese toque les salía un poco más natural, el toque más 'cabrón', pero yo aprendí a hacerlo y desde entonces en la pista hay que morder y fuera de la pista voy a ser yo mismo, que es como mejor me lo paso".

P: En 2014 me dijo en una entrevista en Nürburgring cosas como que 'Marko no es un bicho tan raro', 'el simulador es un arma más de ingenieros que de pilotos. Vas rápido para gustarle al ingeniero. Si quiero gustarle a un ingeniero de Red Bull, tengo que ir rápido en el simulador'…
C. SAINZ: "¡Lo confirmo! No me arrepiento de nada".

P: Pero quizá hoy sería un poco más cauto. ¿Cuánto tiene que pensar las cosas antes de hablar?
C. SAINZ: "Más, sobre todo en el mundo en el que vivimos. Ahora cualquier cosa que decimos, sacada de contexto, cualquiera lo interpreta como le da la gana. Eso es quizá una de las cosas que a mí más me cuesta asimilar y más rabia me da, porque a mí me gusta hablar las cosas como son, lo más natural posible. Me gusta abrirme en las entrevistas y luego salen cosas por ahí que, efectivamente yo he dicho y son palabras textuales mías, pero lo pones por escrito o lo sacas un poco de contexto y te da rabia que quede eso de la entrevista. Entonces, confirmo lo que digo ahí, pero sí que es verdad que ahora, igual por experiencia, por malos tragos que habré pasado, me pienso las cosas dos veces antes de decirlas".

P: ¿La traición es una de las cosas que más desprecia en la vida?
C. SAINZ: "Es algo que a mí me costaría mucho perdonar".

P: ¿Pero en general perdona?
C. SAINZ: "¿Perdono? Sí. Rencor no tengo. Pero la traición ya está fuera del rencor. Es como faltar mucho al respeto, me parece a mí".

carlos-sainz-entrevista-soymotor.jpg

entrevista-carlos-sainz-soymotor.jpg

 

P: Otro momento muy bonito fue cuando en una entrevista en noviembre 2014 me dijo que, como piloto oficial, elegiría el número 55.
C. SAINZ: "[Publicada] el 6 de noviembre… Mira, aquí creo que ya yo lo tenía pensado. Le di la exclusiva porque aquí yo ya sabía que iba a ser piloto de Toro Rosso. Creo que fue justo después del test, que mi padre me dijo que había hablado con Helmut y que estaba casi hecho. Entonces yo ya lo tenía pensado y le di la exclusiva a usted".

P: Entonces pasó casi inadvertido, pero para mí fue importante. Estuve en aquel test y olí algunas cosas que me gustaban. Y ahora, cuando vimos los on-boards de los test de Baréin, ese 55 estaba en el Ferrari. ¿Qué le diría al Carlos de entonces?
C. SAINZ: "Es difícil, pero lo primero que le diría es que se acordara de intentar ser siempre él mismo en la Fórmula 1. Es muy difícil seguir siendo tu mismo. Hay muchas inferencias, muchas cámaras, mucha atención sobre ti, y eso al final te hace vulnerable a querer cambiar un poco, a no abrirte o dejar de abrirte, a dejar de ser tu mismo. [Es] una cosa que yo aprendí, sobre todo cuando me empecé a sentir más cómodo en un equipo, que coincide que fue en la época McLaren. Dije 'voy a intentar ser un poco más yo mismo en este equipo. Voy a aprovechar que empiezo una nueva etapa en McLaren y voy a aprovechar que tengo dos años en contrato para decir las cosas que me apetecen, ser un poco más como me apetece ser a mí, como creo que soy yo, y no voy a estar tan cohibido por la situación'. Y me lo ha dicho mucha gente y he visto una reacción en redes sociales. Mucha gente me ha dicho 'desde que estás en McLaren…'. La gente lo quiere asociar a Lando Norris y yo digo que seguro que algo ayuda tener a alguien con tanto desparpajo como Lando, pero también fue un cambio mío que me acuerdo de pensar en mi cabeza cuando llegué a McLaren".

P: En algún momento dijo que quienes no creían en usted o decían que usted estaba ahí por ser 'hijo de' eran su gasolina. ¿Qué piensa hoy?
C. SAINZ: "Lo fueron. Ahora ya no, porque ya no necesito esa gasolina. Yo creo que demostrar que yo no soy 'hijo de', me tocó demostrarlo en el pasado, sobre todo tanto en la época del karting como cuando era piloto junior de Red Bull, y también en mi primer año de Fórmula 1. Toda esa gente, sobre todo en España, que igual pensaban que yo había llegado a la Fórmula 1 por ser 'hijo de', los usaba un poco de gasolina. Luego, cuando tengo el paso por Renault y luego por McLaren, donde ya empiezo a ganar un poco más el respeto de la Fórmula 1, yo ya no pienso en la gente que lo sigue diciendo. Que seguro que la hay, pero me da bastante igual. Y cuando firmas con Ferrari, ya ni te cuento".

P: Cambio de tercio: dieta. Le escuché decir en la rueda de prensa que había cambiado de dieta. ¿Lleva mal estar en la cresta de la ola y no poder disfrutar de una triste cena?
C. SAINZ: "Sí la disfruto. Primero de todo, yo soy muy comilón y tengo la suerte de tener una constitución que me permite comer mucho y luego quemarlo al día siguiente rápido. Lo que quise decir en la rueda de prensa es que he aprendido a jugar más con la dieta. Ahora varío mucho más la cantidad de calorías que como dependiendo de mi programa de entrenamiento. En enero y parte de febrero, estuve un mes y medio comiendo muchísimo más. Sano, controlado, calorías contadas. Pero estamos hablando de unas 3.000 calorías, que son bastantes, para ganar masa muscular y asegurarme de que llego al principio de la temporada con más masa muscular que ningún otro año, porque es un cambio que quería hacer. ¿Qué pasa? Que luego, para dar con el peso de la FIA y estar por debajo de los 78 kilos con mono y casco, con todo el kit completo, luego llegan tres o cuatro semanas de hacer un corte de calorías. Y me bajo a 1.800 o 2.000 calorías. A mí eso es lo que más me cuesta, como a cualquier otro comilón. He aprendido a jugar mucho más con la dieta. Antes siempre intentaba comer sano, comer poco y mantenerme en mi peso. Ahora he aprendido a jugar con la dieta".

P: Parece que lleva más tiempo en Ferrari del que lleva. ¿Cómo lo hace?
C. SAINZ: "Primero, es una buena señal. Y segundo, no hay que infravalorar lo que hace estar al pie del cañón, lo que hace estar en Italia todas las semanas de lunes a viernes. Es algo que yo creo que en la Fórmula 1 no se hace, o por lo menos yo creo que los pilotos de Fórmula 1 vivían en sus residencias, iban al simulador una vez al mes e igual a hacer un evento con algún patrocinador en la fábrica dos o tres veces al año, pero las fábricas, antiguamente o hasta hace tres años, se pisaban muy poco por parte de los pilotos. Es un cambio que empecé a hacer en McLaren, un cambio que yo vi que empezó a funcionar, y es un cambio que me he llevado a Ferrari. Y creo que eso tiene gran parte de culpa de por qué ahora parezco estar más asentado en Ferrari, porque de estar potencialmente cuatro o cinco días con el equipo, ya llevo 30 días totales con el equipo, con mis ingenieros, hablando con ellos. De estar los test de Baréin más un par de días de simulador, que es lo que haría un piloto normal antiguamente, cinco días en total de estar con el equipo, pasas a estar todo enero, todo febrero, todo marzo y llegar a los test de Baréin llevándote con tus ingenieros como si los conocieras desde hace bastante tiempo".

P: Quizá sea un tópico, pero puede que en un equipo latino eso tenga incluso un pelín más de importancia.
C. SAINZ: "Puede ser que sí, aunque tengo que reconocer que Inglaterra me sorprendió. Londres me gustó mucho. A mis ingenieros de McLaren les tengo un cariño increíble y me acabé llevando con ellos como me podría llevar con cualquier español o cualquier italiano. Pero sí estoy de acuerdo en que los latinos tenemos ese puntito más igual de feeling".

P: ¿Por qué se lleva tan bien con Charles Leclerc?
C. SAINZ: "Lo primero, el respeto. Le respeto mucho. Nos tenemos respeto mutuo. Eso ya te da una buena base para empezar. Le respeto por su carrera deportiva, la respeto por su talento, por lo que ya ha logrado en Ferrari en los pocos años que lleva aquí, lo que ha logrado en la Fórmula 1, y también sinceramente por lo que él ha pasado. Charles tiene una historia muy peculiar. Yo soy muy familiar. Le tengo mucho cariño a mi padre, le tengo mucho cariño a gente cercana a mí, y cuando me pongo en su posición y veo por lo que él ha pasado y dónde está ahora, me genera un respeto hacia él y me hace decir 'tiene que ser buen chaval, tiene que ser un tío interesante'. Y me lo parece y lo digo abiertamente, y por eso yo creo que también nos llevamos bien".

carlos-sainz-entrevista-soymotor_0.jpg

carlos-sainz-entrevista-2-soymotor.jpg

 

P: Dígame una cosa de Ferrari que le haya sorprendido por particular. Una cosa concreta que le haga decir 'esto sólo pasa en Ferrari'.
C. SAINZ: "Ésta me la tengo que pensar, porque se puede interpretar de muchas maneras…".

P: Paso a la siguiente, pero la tenemos pendiente.
C. SAINZ: "Sí. La voy a pensar. Seguro que ha habido muchas cosas, pero tengo que escoger una…".

P: Usted ha sido una de las claves en la reconstrucción de McLaren. ¿Cree que Ferrari necesita reconstruirse?
C. SAINZ: "Más que 'reconstruirse', voy a cambiar la palabra y decir 'reencontrarse' un poco. No hay que olvidar que los ingenieros que ahora mismo están en Ferrari son los únicos que han llegado a plantar cara a Mercedes. Podríamos sumar a Red Bull, pero los únicos que han luchado un Mundial hasta las últimas cuatro carreras es el equipo que hay ahora mismo en Ferrari. Estamos hablando de que, si Mercedes no existiera en la Fórmula 1, Ferrari sería un equipazo estos últimos años. Ahí llega mi reflexión: si estamos ahí la misma gente, el equipo lo que tiene que hacer es reencontrarse un poco a sí mismo. Hemos pasado por unos años muy duros. 2019 fue un año difícil, 2020 un año aún más difícil, bastante peor, y ahora toca reencontrarse un poco y volver a retomar la dirección correcta".

P: Lleva una cuarta parte de su vida como piloto de Fórmula 1. ¿Le ha parecido más corto?
C. SAINZ: "Me parece un porcentaje muy grande. Que seis años sea el 25%... Es un número alto y quiere decir que ya llevo mi tiempecito ahí. También tengo que decir que tengo 26 años, que la gente no se piense que tengo 30 o así".

P: ¿Se llega a aburrir en su tiempo libre?
C. SAINZ: "Sí, me da rabia".

P: ¿Es tiempo libre, pero solitario algunas veces?
C. SAINZ: "Sí, es muy solitario. Hay muchas veces que me arrepiento de la cantidad de tiempo libre que pierdo con el móvil. La cantidad de tiempo libre que perdemos hoy en día con el móvil. Esto es algo que me da rabia, porque es algo que me encantaría poder cambiar, pero que luego te da pereza cambiarlo. Me pone hasta de mal humor hablarlo".

P: Si alguna vez se siente solo, ¿en quién se apoya? Todos podemos sentirnos así, aunque imagino que los pilotos tienen más papeletas.
C. SAINZ: "En los míos, eso seguro. Aunque hay veces que debería llamarles más y preocuparme más por ellos, pero me apoyo en los míos. Ayer, por ejemplo, tuve toda la tarde libre en Italia. Me acordé de mis amigos y estuve una hora de FaceTime con ellos contando batallitas. Y de que se me ocurriese hacerlo y decir 'a ver si pueden, seguro que no podremos hablar los cinco todos juntos' y la sensación tan buena que se te queda una hora después, en vez de estar una hora mirando Instagram, Twitter o lo que sea… Con una hora compartiendo tu vida con tus amigos, te quedas de mucho mejor humor que si me hubiera pasado esa hora de otra manera".

P: Sé que le gusta la música. ¿Qué escucha ahora?
C. SAINZ: "Sí, pero ahora ya no escucho música. Muy poca. Me he pasado a los podcasts. Ahora escucho muchos podcast de fitness, de dietas, métodos de entrenamiento… Eso es lo que más me entretiene, porque es lo que más estoy consiguiendo aprender yo también. De hecho, en muchas conversaciones con mi entrenador le desafío algunas de sus ideas y digo 'he oído que esto que decías tú, hoy en día ya no se puede aplicar tanto porque han descubierto este estudio que tal'. Se lo digo y le hago volver a leerse el estudio de turno que dice que 'la proteína no se qué'. Ahora me ha dado un poco por los podcasts. Y música sí, pero mucha menos".

P: ¿Qué le gustaría mejorar como persona?
C. SAINZ: "Eso. Creo que lo del móvil. Ser mucho menos dependiente de las tecnologías, así un poco".

P: ¿Es una persona afectuosa?
C. SAINZ: "No, no me considero particularmente afectuoso o cariñoso. Y si lo soy es muy privado, de una manera muy privada y con muy poca gente delante".

P: ¿Necesita que lo sean con usted?
C. SAINZ: "No, tampoco. Si yo no soy de una manera, tampoco lo exijo porque entiendo a la gente que no lo es".

P: ¿Cuándo fue la última vez que se enfadó mucho?
C. SAINZ: "Creo que fue Rusia, este año –2020–. Me enfadé mucho conmigo mismo, no te voy a engañar. Me choqué yo solito contra el muro. Imagínate el cabreo. Me enfadé mucho conmigo mismo y me acuerdo de que esa noche me costó dormir".

P: ¿Se enfada también con otras personas?
C. SAINZ: "No la suelo tomar con la gente. Quizá soy un poco tímido en ese sentido. Me cuesta la confrontación, el enfado. A no ser que tenga razones muy potentes, no salto. Intento pensar las cosas dos veces".

P: ¿Y la última vez que se rio a carcajadas?
C. SAINZ: "Con amigos, seguro. A carcajadas, con alguna historia de algún amigo mío".

P: ¿La última vez que mintió? ¿Miente mucho?
C. SAINZ: "Mentirijillas decimos todos. Una cosa es mentir y otra es decir mentirijillas, que en mi opinión no es lo mismo. Mentirijillas habré dicho alguna que otra, pero en esta entrevista ninguna".

P: ¿La última foto que ha hecho con el móvil?
C. SAINZ: "Te va a gustar. Vi una publicación en Instagram de los coches de todos los coches vistos desde atrás y le hice una captura de pantalla para mandárselo a mis ingenieros, para ver si lo habían visto".

P: La última vez que pasó miedo.
C. SAINZ: "Lo que se dice miedo-miedo, no lo he pasado nunca en un Fórmula 1. Me acuerdo de asustarme con el fuego de Grosjean, de decir '¿qué ha pasado? Una bola de fuego tan inmediatamente después de la salida… ¿Qué ha pasado? ¿Quién es?' Ese momento es duro para todos los pilotos. No llegué a pasar miedo, sino asombro. Es como que te impacta. Y luego, en un Fórmula 1, insisto que no es miedo, pero se pasa respeto en los esprays de agua, cuando vas a 320 y no ves ni la luz roja del coche de delante. Vas a 300 por la recta y no ves. Te da respeto y dices '¿Levanto? ¿No levanto? ¿Voy a fondo porque los demás están levantando y así me aprovecho?' Esos momentos te dan respeto, pero no te dan miedo".

P: ¿Y fuera de la Fórmula 1?
C. SAINZ: "Esto es una historia larga, pero en mi casa una vez que me desperté a las cuatro de la mañana con el grito de alguien. Creía que había pasado algo muy muy feo. Fue en cuarentena, de hecho".

P: ¿Cuánto necesita ganar? En las categorías inferiores se gana, pero en la Fórmula 1, a pesar de que usted está en su mejor momento, todavía no ha estado arriba del todo. ¿Cuánto necesita poder decir que es el número uno?
C. SAINZ: "Es curioso, porque por un lado se echa mucho de menos ganar, la sensación de ganarlos a todos y de ser el primero. Creo que esa sensación en Fórmula 1 tiene que ser más especial todavía. Pero hay veces que he salido de un fin de semana de Fórmula 1 sintiendo que he ganado. Cuando llegas a la Fórmula 1, tu perspectiva de ganar tiene que cambiar. Tienes que buscar tus pequeñas victorias. No te puedes centrar en 'he quedado sexto, quinto, cuarto', y acabar amargándote. El mejor ejemplo es Brasil 2019. Acabé tercero y piensas hacia ti que en esa carrera creo que ningún otro piloto en ese coche no me hubiera batido. Esa sensación de decir esta carrera la podría haber ganado".

entrevista-carlos-sainz-detalle-soymotor.jpg

entrevista-carlos-sainz-ferrari-2-soymotor.jpg

 

P: ¿Cómo ve la Fórmula 1, como deporte, como negocio, de futuro?
C. SAINZ: "Creo que progresa adecuadamente, por ponerlo de una manera más formal. Yo creo que 2022 va a ser un año muy importante. Es un año clave para la Fórmula 1, para ver como funcionan esas nuevas reglas, ver cómo son los primeros coches de la historia pensados para que se puedan adelantar, pensados para el espectáculo, en vez de estar pensados para el rendimiento. Para mí es un 'experimento' curioso y ojalá que dé sus frutos".

P: Pero en las carreras al sprint estará conmigo…
C. SAINZ: "Yo estoy contigo que pueden ser peligrosas en el sentido que pueden cambiar un poco la historia de la Fórmula 1, pero creo que si no lo pruebas no lo vas a saber nunca. Me parece que 2021 puede ser un año que puede ser muy bueno para probar esas cosas".

P: ¿Piensa retirarse a los 60 o más, como su padre?
C. SAINZ: "Que a los 60 no voy a estar en Fórmula 1 lo sabe todo el mundo, pero dependerá mucho de lo que me pida el cuerpo. Que seguiré conduciendo a los 60 y seguiré picándome a algo, seguro. Si va a ser, como él, de manera profesional, dándolo todo y jugándose la vida en cada carrera que corre, no lo sé porque no sé cómo va a ser mi vida de aquí 30 años".

P: ¿Y estar 20 años en la Fórmula 1, que empieza a ser relativamente habitual?
C. SAINZ: "Sí, eso yo sí que lo veo. No veo por qué no".

P: ¿Se puede vivir además de correr?
C. SAINZ: "Sí, creo que sí. Y creo que hay suficientes ejemplos que han demostrado que se puede perfectamente, tener una familia o tener una vida normal y ser piloto de Fórmula 1".

P: Una frase que pueda resumir el aprendizaje de su padre. Le digo yo una: 'después del birdie viene el mierdie'.
C. SAINZ: "Sí, al final, después de un buen momento o un buen resultado siempre llega un batacazo… A mí me gusta el 'o muerdes o te muerden', que a mí me vino muy bien. 'Después del birdie viene el miedie', y… él decía algo así como… ‘¿Cómo era? Cuánto más suerte tengo más… ¿Cómo era? –dirigiéndose a Caco, su representante, que responde. ‘Cuánto más trabajo, más suerte tengo’–. ¡Eso! Como esas igual hay otras ocho que ahora mismo no recuerdo y que a él le encanta decir".

P: ¿Ya sabe por qué es peculiar Ferrari, en un hecho concreto?
C. SAINZ: "Sí. A mí me impactó mucho lo de los tifosi en Fiorano. La gente subida a las vallas sólo para ver mi vuelta de instalación en Fiorano… Eso a mí me impactó. Dije: 'la cantidad de veces que los tifosi se habrán subido a esa valla, la cantidad de veces que habrán venido aquí a ver a Schumacher probar el coche, y ahora se están subiendo ahí para verme a mí'. Y esa sensación de decir 'esto sólo pasa en Ferrari', porque no hay ningún otro equipo que tenga un circuito metido en un pueblo y que ese pueblo vaya ahí para ver rodar el coche. Un circuito metido en su pueblo y un circuito metido en su fábrica. Y la fábrica y el circuito son el centro del pueblo. Eso es único".

P: ¿Nota el fervor? ¿Es algo que va más allá de la afición?
C. SAINZ: "Es todo. Es muy difícil de explicar y de poner en palabras. Es de esas cosas que a mí no se me dan bien por lo menos explicar o describir qué siente el piloto, pero es único. Y ves que la gente… Es que les vas a saludar y hoy en día no les puedes dar la mano por el COVID-19, pero te tomas una foto con ellos y ves que están muy nerviosos. Notas que para ellos eso es único y muy especial, y quieras que no eso con otros tipos de fans no lo notas tanto".

P: Ferrari está por encima de los pilotos. Siempre lo han dicho abiertamente. ¿Teme que el Cavallino le pueda devorar?
C. SAINZ: "No, yo creo que no. Creo que, si hago las cosas como me planteo hacerlas y como las quiero hacer… De momento no lo veo tan exagerado como la gente dice, que 'el Cavallino te devora, que Ferrari se come a los pilotos'. Tu ves a un Vettel y la gente dice que a Vettel se lo ha comido Ferrari. Y yo alucino, porque un piloto que ha pasado cinco años en ese equipo, que ha ganado carreras y se va con 11 victorias, no sé cuántos podios, y sí, sin el objetivo ´último que es ser campeón del mundo, pero que se va dejando una historia en Ferrari, y a mí no me parece que a ese piloto se lo hayan comido. A mi me parece que ese piloto tiene que echar la vista atrás y estar orgulloso de esos cinco años, e igual me meto en terreno pantanoso, pero es como lo veo. A ver quién firmaría 11 victorias con Ferrari como las ha firmado Sebastian. Por eso no lo veo así".

P: ¿Está listo en su vida como piloto de Fórmula 1 para ser un Coulthard, un Barrichello? Un piloto que gana carreras y que está ahí, un buen embajador, pero al que le han faltado las circunstancias y se va sin ganar.
C. SAINZ: "Ya sé a qué te refieres, pero es lo que he dicho antes: eso es ponerse a pensar en el medio-largo plazo. Eso es un legado, es lo que queda de ti, de cómo te hayan sido los próximos cuatro o cinco años. Yo te juro que no me paro a pensar cómo seré yo de aquí cuatro años. Me estoy parando a pensar en cómo puedo hacer un Top 5 o un podio con Ferrari en Baréin. Y no estoy pensando en 'si no gano a Leclerc en tantas de cada tantas carreras y no consigo esto y tal', acabaré siendo un segundo piloto, que es a lo que la prensa y a la gente les preocupa mucho. A mí, no. Como puedes ver, a mí no me preocupa porque estoy pensando en Baréin y en cómo puedo llevar ese Ferrari lo más adelante posible en el menor periodo de tiempo posible".

P: Pero como me ha dicho que sí que se visualiza dentro de 20 años, ¿se visualiza sin ser campeón? ¿Eso sería un fracaso?
C. SAINZ: "Sí –que me visualizo–. No –sería un fracaso–. Ya te puedes imaginar lo que preferiría y lo que preferimos los 20 pilotos que ahora mismo estamos en Fórmula 1 y los que quedan por llegar. Las probabilidades de conseguirlo ya dice la historia que son pequeñas, pero ahí también está lo bonito de este deporte, que son las ganas continuas de querer llegar a serlo. Para mí, el hecho de conseguir llegar a un equipo como Ferrari ya quiere decir que se están haciendo las cosas bien. Si luego al final no se consigue, creo que depende mucho de las circunstancias, de dónde esté tu equipo en el momento justo que tú estás conduciendo de la mejor manera, dónde están Mercedes, Red Bull, etc. Si esto fueran las Olimpiadas, que dependes de tu mismo, en los 100 metros lisos eso sí que depende al 100% de ti. Pero esto es Fórmula 1 y dependes de otros muchos factores que, por mucho que tú tengas el talento para ser campeón del mundo, igual no lo consigues nunca porque no ha estado en el momento justo en el sitio justo. En ese sentido, estoy tranquilo".

P: Y la última. Deme un mensaje a quien te está viendo para este año.
C. SAINZ: "Yo creo que es un buen momento en España para seguir reenganchándose a la Fórmula 1. Yo creo que estamos en un año que creo que va a ser bastante bonito, verme tanto a mí en Ferrari como a Fernando de vuelta en Alpine, y que sobre todo tengan paciencia, porque 2022 sí que va a ser un año de cambio. En 2021 igual se parece un poco a 2020, esperemos que no, pero que en 2022 puede haber un cambio en la historia de la Fórmula 1 y que ahí hay que estar para seguirla".

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ferrari
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
61 comentarios
Imagen de daniel ricciardo
#60 Alonso se fue de Ferrari antes de finalizar contrato.
  • 0
  • 0
Imagen de SeiyaSagitario
#58 finalizó contrato... igual que Alonso... según tu despidieron Alonso?
  • 2
  • 1
Imagen de jumper
#58 Para qué hablas si no sabes? Fue a fines del 2017, Leclerc no había corrido ni una carrera de F2 todavía, no vengas a hacer papelones que das vergüenza ajena.
  • 2
  • 3
Imagen de M3K3
#52 eso es lo que tú dices o te crees. Ferrari no fichó a Alonso de nuevo porque tenían a un chaval llamado Leclerc reventado a un 4 veces campeón del mundo y antes de eso tenían contrato con Vettel. Aún le daban cierta confianza, hasta que lo despidieron, claro.
  • 3
  • 2
Imagen de SeiyaSagitario
Se ve muy centrado y correcto espero pueda colaborar en el resurgir de Ferrari y ayude a Charles y a la escudería a ser campeones.
  • 2
  • 1
Imagen de SeiyaSagitario
#13 claro por eso binotto dijo que esperan en 2-3 años trabajar con Mick... binotto es muy fanboy de vettel y Anti español...lo mismo Efeuno en su análisis de sainz en Ferrari, muy vettelistas y Anti español.... Quítate ese complejo de la cabeza...mira vettel para mí es un buen piloto pero no creo que sea el mejor ....y a mi me da igual sean españoles o no , solo me caen mal los fanatismos tóxicos ...me agrada Efeuno me cae mal lobato...es así....y sobre Mick es algo muy real que puede pasar si ven a Mick listo en 2023 le van subir, y dar gracias por todo a Sainz.
  • 1
  • 2
Imagen de SeiyaSagitario
#53 no solo trompos también fue el que más victorias les dió ... bueno veo que ahí hay dolor desde 2010
  • 1
  • 3
Imagen de jumper
#53 Vettel también rindió mucho en TR, RB y Ferrari, lee un poquito a Carlos en lugar de opinar tanto.
  • 1
  • 6
Imagen de Dannimarkezz
Jumper lo tuyo es de traca. A mí políticamente correcto no me parece que estés en una de las escuderías más laureadas y tengas mil fallo con el pastizal que te pagan ir dando trompos por la vida no es correcto. Alonso pecara por la boca pero rinde en pista eso no lo pueden decir otros
  • 6
  • 1
Imagen de jumper
#51 Pero es muy triste que una escudería, en este caso Ferrari, te excluya de un posible retorno porque tu comportamiento anterior no sido del todo correcto, ese es el caso de Alonso, no fue por un cambio de liderazgo sino porque creaste mucho malestar interno.
  • 0
  • 6

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP