Ricciardo desvela cómo será el tatuaje de Abiteboul

Daniel Ricciardo quiere que el animal con el que se representa a sí mismo, el ‘honey badger’ –más conocido como tejón de la miel– aparezca en el tatuaje que tiene pendiente de hacerse a Cyril Abiteboul. El australiano tiene pensado un diseño "bastante tradicional" con ese toque que tanto le representa y además, quiere estar presente cuando su antiguo jefe de equipo pague su apuesta de 2020.

El ‘honey badger’, un animal que recibe el nombre de tejón de la miel en lengua castellana, es uno de los símbolos de Ricciardo. El piloto australiano tiene un dibujo en su casco y además es apodado con el nombre de dicho animal. Por esa razón y para hacerlo más especial, le gustaría que apareciera en el tatuaje que tiene pendiente con Abiteboul.

La idea de Ricciardo es hacer un tatuaje "tradicional", en el que aparezcan dos personas dándose la mano, para simbolizar así la apuesta que realizaron durante el GP de Gran Bretaña de 2019, que consistía en que Abiteboul se haría su primer tatuaje si Ricciardo conseguía un podio con Renault. Algo que hizo en 2020. El detalle del tejón de la miel estaría en sus cabezas.

"Lo que había pensado últimamente era hacer un tatuaje tradicional, como dos personas dándose la mano. Este tatuaje representa la apuesta que hicimos, es uno muy tradicional. Luego, mi visión es que tengan una cabeza de ‘honey badger’ asomando por encima de las manos, para asegurarnos de que se cumplió la apuesta. Ya se lo dije a mis amigos", ha comentado Ricciardo en una entrevista con el medio británico RaceFans.net.

Tanto Ricciardo como Abiteboul abandonaron Renault –actualmente Alpine– a finales de 2020. Los dos han puesto la mirada en diferentes proyectos, pero quieren cumplir la apuesta que todavía tienen pendiente, que Ricciardo quiere ver y grabar 'in situ'... y pagar el tatuaje.

"Con Cyril, quiero que estar en el mismo sitio y al mismo tiempo. No quiero decirle que se haga el tatuaje y luego que me mande una foto. Yo quiero estar ahí, quiero organizarlo y documentarlo luego. Pagaré por ello", ha sentenciado Ricciardo para concluir.

Ricciardo y Abiteboul tienen el tatuaje pendiente desde el GP de Eifel de 2020, en el que el australiano consiguió el primer podio de Renault desde su regreso a la Fórmula 1. Eso sí, en esa apuesta había unas condiciones, el diseño lo elige Daniel pero el tamaño y el lugar del cuerpo corre a cargo de Cyril.

Ver comentarios (2)