silueta-monoplaza-2023-soymotor.png
Williams
Williams Racing
Motor
Mercedes
logo-williams-f1-2021.png
Victorias 114
Poles 128
V.R. 133
Puntos 3591.5
Historia de Williams en la F1
Williams Martini Racing es un equipo privado de origen inglés con sede en Grove, Gran Bretaña. Cotiza en la bolsa de Frankfurt. Su fundador y accionista mayoritario es Frank Williams, que posee el 52,25% de las participaciones.

El equipo Williams es una de las entidades con más historia en la Fórmula 1, con un legado que se remonta a la temporada 1977 y un nutrido palmarés compuesto por nueve títulos del Mundial de Constructores y siete del de Pilotos.

Frank Williams y Patrick Head cofundaron la escudería en los años setenta. Williams era el responsable del proyecto, mientras que Head ejerció de director técnico. Patrick fue el mentor para ingenieros talentosos que, con el tiempo, dejaron huella en el deporte. Entre ellos, Ross Brawn y Adrian Newey.

La década de 1990 fue la más brillante en la historia de la entidad, con cinco títulos de Constructores en seis años entre las temporadas 1992 y 1997. Fueron los creadores de una de las innovaciones tecnológicas más determinantes en la historia del deporte: la suspensión activa. Sus coches eran tan competitivos que incluso Ayrton Senna se ofreció gratis a cambio de un volante.

Con el cambio de milenio, el equipo Williams dio un paso atrás y nunca recuperó el dominio hegemónico de tiempos pasados. Fue subcampeón del mundo en 2002 y 2003, y tercero en las campañas 2014 y 2015.

La retirada de Frank Williams y Patrick Head ha dejado a paso a nuevos rostros en la dirección del proyecto, como Claire Williams y Paddy Lowe. Ellos son los encargados de trabajar y esforzarse para que la entidad conserve su relevancia en el deporte.

 

2021

Después de tocar fondo, sólo se puede levantar cabeza. Williams se tomó este mantra al pie de la letra y parece que dieron con la tecla. La escudería de Grove no sólo volvió a sumar puntos después de un año a cero en 2020, sino que también regresó a un podio cuatro años después.

Tras el pequeño paso adelante mostrado en 2020, la mítica escudería buscaba mantener esa tendencia ascendente con cambios en la dirección incluidos. La llegada de Jost Capito, exdirector de competición de Volkswagen, renovaba los aires de un equipo que, por segunda temporada consecutiva, contaba con George Russell y Nicholas Latifi.

En las primeras carreras los puntos estuvieron muy cerca. El coche se mostraba más competitivo que temporadas pasadas y su presencia en Q2 comenzaba a ser habitual. El gran estado de forma de George Russell estaba en boca de todos y comenzaban a prepararse ante un futuro sin él. Pero el momento culminante de la temporada de Williams llegó durante el verano.

En Austria Russell logró la primera Q3 de la temporada, y la primera desde Italia 2018, hito que repitió en casa, en Gran Bretaña, ante su público. El Top 10 aún se resistía, pero estaban al caer. Tras una loca carrera en Hungría, tanto Nicholas Latifi como George Russell daban a Williams los primeros puntos desde 2019. Las lágrimas de Russell ante la prensa hablaban de la gran importancia del logro, pero todavía faltaba lo mejor.

En Spa, en lluvia y condiciones complicadas, George exprimió su coche todo lo posible y más para clasificarlo en segunda posición. Llegó a rozar la Pole hasta que Max Verstappen se la arrebató. Eso le valió el podio tras la suspensión de la carrera, el primero del piloto en Fórmula 1 y también el primero de Williams desde 2017.

Hazaña similar fue la tercera posición en Rusia, también en condiciones mixtas y aunque sólo sumaron puntos en esa carrera, el paso adelante de los de Grove era patente. Octava posición en el Campeoonato de Constructores y 23 puntos, su mejor registro desde 2017.

Williams empieza la nueva era de la Fórmula 1 con una dupla de pilotos nueva: Nicholas Latifi se mantiene por tercer año consecutivo e incorporan al joven expiloto de Red Bull Alex Albon, que llega para reemplazar a Russell.

 

2020

2020 fue el segundo año de la historia de Williams en el que no sumaron ni un punto en toda la temporada. Sin embargo, la imagen que dieron los de Grove fue mejor que la de las últimos dos campañas. El equipo dio un salto de calidad: se impuso a Haas y Alfa Romeo en varios Grandes Premios y además, rozaron los puntos en cuatro carreras –Austria, Italia, La Toscana y Emilia-Romaña– al acabar en 11ª posición.

George Russell lideró el equipo en 2020 y dominó en clasificación una vez más, esta vez ante el debutante Nicholas Latifi, quien reemplazó a Robert Kubica. El británico devolvió al equipo a una Q2 en Estiria, siendo esa la primera vez que Williams superaba una Q1 desde el Gran Premio de Brasil de 2018. El fin de semana siguiente, en Hungría, los dos pilotos llegaron a Q2, algo que no ocurría desde el GP de Italia de 2018.

Fue un comienzo de temporada positivo para ellos, sobre todo en clasificación, dado que en carrera aún estaban un peldaño por detrás de sus rivales. Latifi rozó los puntos en Monza, una carrera muy especial para el equipo, dado que fue la última para Claire Williams y su familia al mando de la escudería. Vendieron el conjunto a los inversores estadounidenses Dorilton Capital a raíz de la complicada situación económica, agravada por la covid-19.

En la primera carrera del equipo 'nuevo', en Mugello, Russell tuvo los puntos en la mano, pero la suerte con las banderas rojas no estuvo de su lado. A partir de ahí, sólo estuvieron a las puertas de los puntos en Imola, con Nicholas, y en Baréin, con George.

Su final de temporada fue movido por culpa del positivo en covid-19 de Lewis Hamilton. George Russell dio el salto a Mercedes para el Gran Premio de Sakhir y Williams le dio a Jack Aitken la oportunidad de debutar en Fórmula 1. El británico-coreano terminó en 16ª posición su primera carrera en la categoría reina. Eso sí, para 2021 Russell y Latifi volverían a ser los titulares.

 

2019

Williams vivió algunos de los peores momentos de su historia la pasada temporada. Sus problemas comenzaron en plenos de test de pretemporada en Barcelona. No llegaron a tiempo y estuvieron sin poder rodar hasta el tercer día de pruebas por la tarde.

Las malas noticias se confirmaron en la primera cita del campeonato en Australia. Mostraron que tenían el peor coche de la parrilla con diferencia. Durante el año no pudieron pasar de la Q1 en ninguna clasificación. Además, lograron un solo punto de la mano de Robert Kubica. El polaco pudo pescar en río revuelto y gracias a los múltiples abandonos y la sanción a los dos Alfa Romeo se hizo con la décima posición en el GP de Alemania.

En ningún momento de la temporada hubo un paso adelante notable. No obstante, pudieron pelear con Haas debido a los múltiples problemas que atravesó la escudería estadounidense. A pesar de ello, estuvieron en 'tierra de nadie' todo el 2019.

En cuanto a la alineación de pilotos, contaron con George Russell y Robert Kubica en sus filas. El británico partía sin experiencia en la categoría reina, pero con muchas ganas de trabajas. Por su parte, el polaco vivió su regreso a la Fórmula 1 tras el accidente de rally que sufrió. Su rendimiento fue notablemente peor que el del debutante y Williams anunció que solo seguiría en 2020 Russell, además de Nicholas Latifi.

 

2018

El equipo dio un nuevo paso atrás en la temporada 2018 de Fórmula 1, en la que tan sólo pudo sumar siete puntos en 21 carreras. La causa principal, un coche mediocre que era lento e inestable a partes iguales; el peor de la parrilla con diferencia.

La dirección técnica de Paddy Lowe no fue suficiente para invertir la tendencia iniciada en 2018, y así la escudería de Grove terminó última en el Mundial de Constructores por segunda temporada consecutiva.

Lance Stroll y Sergey Sirotkin protagonizaron múltiples lances a lo largo del calendario, si bien es cierto que la precariedad de su monoplaza dificultaba en gran medida su tarea detrás del volante.

Al final de la temporada, el equipo perdió a Stroll, que se unió a Racing Point. También perdió el apoyo económico de Martini, su patrocinador principal. Sergey Sirotkin salió por la puerta de atrás de la Fórmula 1 sin hacer ruido.

 

2017

Año de travesía en el desierto para el equipo Williams, que comenzó la temporada con un terremoto inesperado: el fichaje de Valtteri Bottas por la escudería Mercedes. La formación de Grove reaccionó con la contratación de Felipe Massa, que se había retirado al final del año anterior.

El Williams FW40 no fue un monoplaza competitivo. Visitó los puntos con asiduidad y terminó quinto en el Mundial de Constructores, pero no pudo hacer nada ante el envite de Force India y su VJM10, que se consolidaron como la fuerza dominante de la media parrilla.

La entidad acusó la falta de experiencia de Lance Stroll, pero el canadiense ganó confianza y progresó con el paso de las carreras. Subió al podio en un atípico GP de Azerbaiyán, en el que terminó en tercera posición.

La contratación de Paddy Lowe como responsable técnico fue el primer paso de una reestructuración interna para sentar el futuro del proyecto. Desgraciadamente, 2017 era demasiado pronto para ver los frutos de esta nueva era.

 

2016

Williams ha 'celebrado' sus 40 años en Fórmula 1 con la continuación de su descenso en la tabla del Campeonato de Constructores. Si el año pasado fueron terceros, el batacazo que se han metido en 2016 ha sido tremendo. Los de Grove han bajado a la quinta posición, en una campaña en la que incluso Force India ha estado por encima de ellos, a pesar de que ellos fueron superiores en las primeras carreras.

El único podio del equipo fue el que logró Valtteri Bottas en Canadá. Una de las campañas más difíciles para Williams en los últimos años, un equipo que ya no contará con su hasta ahora director técnico, Pat Symonds, en 2017. También cambiará el papel de Rob Smedley en el conjunto, que reducirá su presencia en los circuitos para el próximo año.

A la falta de resultados se le añadió una neumonía que mantuvo al fundador del conjunto, Sir Frank, en el hospital un tiempo, lo que alejó a su hija, Claire Williams de las pistas varias carreras.

En el Gran Premio de Italia, mismo lugar en el que Michael Schumacher anunció su retirada, lo hizo Felipe Massa, aunque quizás fue la más corta de la historia del Gran Circo, ya que en enero Williams le confirmó de nuevo como piloto para competir junto al joven Lance Stroll en 2017, ante el terremoto que originó Nico Rosberg con su marcha del deporte.

 

2015

Bronce en el Mundial de Constructores, pero resultado sumamente engañoso. Sí, Williams mantuvo la inercia de 2014. Sí, volvió a pisar el podio (cuatro veces) pero no, el equipo no dio el paso adelante que había prometido y sólo consiguió este resultado porque hubo equipos que lo hicieron peor (Red Bull, McLaren). Empezaron el año a la par con Ferrari, pero perdieron terreno progresivamente y se resignaron a jugar un papel secundario. Más allá del rendimiento, 2015 fue realmente preocupante por los abundantes errores humanos que se produjeron en el cuerpo técnico del equipo. Los episodios más conocidos, los de Gran Bretaña y Bélgica. En Silverstone echaron a perder un asombroso doblete por un error estratégico. En Spa-Francorchamps acabaron con la carrera de Valtteri Bottas cuando le montaron neumáticos de dos juegos distintos en un mismo pit-stop. Desde la entrada de los V6 Turbo, Williams F1 había regresado a las portadas de la Fórmula 1 tras muchos años sumida en la mediocridad. Desgraciadamente, en 2015 dio la impresión de que la mentalidad de la escudería todavía era la de una entidad pequeña.

 

2014

En Grove todavía deben de descorchar una botella de champán cada vez que recuerdan la decisión de dejar Renault para abrazar la unidad de potencia de Mercedes. Y nunca mejor dicho, porque el cariño que le habrán cogido al corazón de su monoplaza está más que justificado. Gracias a él, el 2014 fue un auténtico lavado de imagen para Williams, y no solo por su elegante diseño con la vuelta de Martini, sino por su rendimiento en el asfalto.

Los cuatro equipos propulsados por el motor de la estrella encabezaron pronto las apuestas para los mejores de cada carrera, pero únicamente uno de ellos fue capaz de mantener el nivel e incluso de mejorarlo en la última parte de la temporada. Mientras McLaren y Force India iban dejándose décimas por el camino, en Williams ganaban terreno. Su momento clave fue el GP de Austria, donde Massa conquistó la única pole que no se adjudicó Mercedes.

El domingo pecaron de conformistas y una estrategia reservada les alejó de la victoria, pero no volverían a cometer ese error. Sino que le pregunten a Hamilton por la sombra blanca de sus espejos en Abu Dabi. Felipe intentó la machada de quitarle el triunfo final, pero Lewis no lo permitió. Sin embargo, el hombre fuerte del equipo fue Bottas, quien con sus seis podios y un rendimiento regular, fue el mayor culpable de su tercer puesto en el Mundial de Constructores.

 

2013

Difícil es la palabra más políticamente correcta que podemos encontrar para describir cómo fue la temporada 2013 de Williams. Y es que no todos los años un histórico del deporte sufre como nunca para sobrevivir, hasta el extremo de anotarse uno de los peores Mundiales que se recuerdan de un equipo que apenas un año antes ganó el Gran Premio de España.

Pastor Maldonado y Valtteri Bottas siguieron como titulares, una alineación de garantías para el equipo. Maldonado aportaba la experiencia y también el apoyo económico, Bottas añadía su dosis de ambición, juventud y rebeldía. Dos personalidades que colisionaron sobre el asfalto, si bien nunca estalló ninguna disputa interna de cara al público.

En Japón, sin ir más lejos, Maldonado arriesgó la integridad de los dos FW35, y lanzó un adelantamiento sobre Bottas en la última curva de la última vuelta. Una lucha entre 'hermanos' del todo prescindible si tenemos en cuenta que terminaron 16º y 17º, pero la jerarquía es la jerarquía, y Pastor no estaba dispuesto a ceder ante nada.

A parte de esos pequeños choques, el de 2013 fue un Mundial de supervivencia para Williams. Tal era la inferioridad del coche de Grove, que Maldonado no puntuó hasta el Gran Premio de Hungría. Fue décimo, y no volvió a la zona de puntos en ninguna otra carrera de la temporada. Bottas tardó más en estrenarse, pero cuando lo hizo, lo hizo con fuerza, con el octavo puesto en Austin.

Si hay un equipo que desea aprovechar el cambio reglamentario de 2014 para hacer borrón y cuenta nueva, no hay ninguna duda de que ese es Williams. Y ahora que las finanzas de la escuadra han sido saneadas, los británicos pueden centrarse de una vez por todas en volver a hacer aquello que tan bien hicieron hace unos lustros: construir coches rápidos y competitivos.

 

2012

La temporada 2012 de la escudería Williams siempre será recordada por la sorprendente a la par que sólida victoria de Pastor Maldonado en Barcelona, la quinta carrera del año, pues además de suponer el primer triunfo del venezolano, también fue el primer puesto de la escudería de Grove desde el ya lejano Gran Premio de Brasil de 2004.

Pero salvo la excepcional carrera del Circuit de Catalunya, el nuevo curso resultó ser más bien discreto para Williams. Si bien es cierto que los nuevos motores Renault posibilitaron un cambio notable respecto al año anterior, los FW34 brillaron por una irregularidad extrema que, en el caso de Pastor, se tradujo en una sequía de puntos de seis meses.

Bruno Senna, por su parte, cerró la campaña con un total de 31 guarismos en su casillero por 45 de su compañero, con un sexto puesto en Malasia como mejor resultado personal. Pese a que su cómputo final fue inferior, el brasileño colocó su monoplaza entre los diez primeros en diez ocasiones, por cinco del de Maracay.

 

2011

La última temporada de Patrick Head como responsable técnico de Williams pasará a los anales de la historia por haber sido la segunda campaña más discreta de la trayectoria de una escudería con más de tres décadas de vida, pues los resultados obtenidos solo superaron a los de su debut, en 1977. Los de Grove cayeron al pozo de la clasificación, justo por delante de las tres entidades de nueva creación, Team Lotus, HRT y Virgin.

El FW33 partió de un diseño atrevido en su zaga concebido para aumentar el flujo de aire redirigido hasta el difusor, un concepto que, a priori, debería aportar más sustentación aerodinámica al bólido. Sin embargo, la creatividad de Sam Michael no se vio recompensada y el equipo perdió varios patrocinadores de peso, hecho que propició la llegada del debutante Pastor Maldonado.

Con Rubens Barrichello aún a bordo, los de Grove arrancaron la campaña con muchas dudas y pocos resultados, lejos de los puntos que antaño visitaron de forma regular, pues apenas cruzaron la línea de meta entre los diez primeros en tres carreras. Esta falta de resultados propicio la debacle de la marca en la clasificación, que pasó de la sexta a la novena posición final. 2011 también fue un año marcado por la marcha de personal clave en el organigrama de la formación, como por ejemplo Sam Michael, director técnico, o Patrick Head, responsable técnico y cofundador.

 

2010

Después de perder los motores Toyota a consecuencia de la retirada nipona de la competición, Williams llegó a un acuerdo multianual con el fabricante británico Cosworth para usar una versión actualizada de los V8 que ya propulsaron sus monoplazas en 2006.

El FW32 de Sam Michael evidenció una clara mejora respecto al rendimiento de su predecesor, convirtiéndose así en un habitual de la zona de puntos. Cuando el certamen concluyó, los ingleses se afianzaron en la sexta posición del mundial tras doblar los guarismos sumados el año anterior.

En 2010 no solo cambiaron los propulsores, pues los de Grove también presentaron una alineación totalmente renovada, constituida por la veteranía de un Rubens Barrichello procedente de Brawn GP y la ambición del flamante campeón de la GP2, Nico Hülkenberg, quien sorprendió a todo el mundo al adueñarse de la Pole Position en la lluvia de Brasil, un hito que supuso la primera posición preferente del equipo en el último lustro.

Staff Williams
patrick-head.png
Patrick Head
Cofundador
matthew-savage.png
Matthew Savage
Presidente de Dorilton Capital
darren-fultz.png
Darren Fultz
CEO de Dorilton Capital
james-matthews.png
James Matthews
CEO de Eden Rock Group
james-vowles-soymotor.png
James Vowles
Jefe de equipo
stig-avatar-perfiles-gris.jpg
Dirk De Beer
Jefe de aerodinámica
4.png
Ed Wood
Jefe de diseño
smedley.png
Rob Smedley
Jefe de ingeniería
Noticias sobre Williams
F1
marko_zandvoort2022_soymotor.com_.jpg

Marko: "El ambiente en Mercedes está tenso tras la salida de Vowles"

Los cambios en el personal de los equipos de cara a 2023 han sido abundantes, muchos de ellos se han producido de un equipo a otro. Entre ellos, está el salto de James Vowles de Mercedes a Williams y mientras las flechas de plata aplauden el salto del británico, Helmut Marko asegura que las cosas en el equipo de Brackley están "tensas" tras su marcha.

22
25 Ene 2023 - 13:00
andretti_miami_2022_soymotor.com_.jpg
F1

Vowles, sobre Andretti: "Necesita hacer crecer el deporte"

James Vowles, el nuevo jefe de equipo de Williams, ve con buenos ojos la llegada de nuevos competidores a la Fórmula 1 si estos hacen crecer el deporte. En el caso de Andretti, el británico señala que el proyecto tiene muchas cosas positivas, pero sostiene que tiene que aportar crecimiento.

0
24 Ene 2023 - 09:17
Fotos de Williams
Te puede interesar
tesla-berlin.jpg
Coches

Tesla sigue adelante con su nueva plataforma

Tesla trabaja en el desarrollo de una nueva plataforma para su futura generación de modelos, una nueva hornada de coches que será totalmente nueva y que debería estar lista en no mucho tiempo. La firma norteamericana ha depositado su confianza durante muchos años en coches como el Model S, un modelo que cuenta con una gran trayectoria comercial, pues apareció allá por 2012 y sus rivales empiezan a superarle en algunos apartados.

1
30 Ene 2023 - 10:45