Trollmotor

Un Mini Cooper del desguace es ahora el simulador perfecto

El proyecto ha costado 6.500 dólares y seis semanas de trabajo

AmpliarEl Mini Cooper S reconvertido en simulador - SoyMotor.comEl Mini Cooper S reconvertido en simulador

Si son unos entusiastas de las carreras, es probable que más de una vez hayan fantaseado con la posibilidad de tener un simulador propio en casa. Quizá incluso han buscado precios para hacerse una idea de cuánto les podría costar, sólo para descubrir que siempre pueden gastar un poco más para dar la última vuelta de tuerca. El héroe que nos ocupa hoy es un hombre de Utah que ha ido un paso más allá para demostrarnos que el ingenio humano no tiene límites.

Su nombre es Brent Chenay. Era propietario de un taller de preparación que modificaba coches para hacerlos más deportivos, de modo que no debería sorprendernos que se viera capacitado para rescatar un Mini Cooper S del desguace para transformarlo en su propio simulador doméstico. Un proyecto de bricolaje que dio como resultado un juguete que es la excusa perfecta para pasar largas horas encerrado en el garaje.

El de Chenay es un sueño de la infancia hecho realidad. De pequeño le encantaban los juegos de arcade. Se sentaba en el asiento y se veía como un piloto de carreras, dejando volar la imaginación para sumergirse en un mundo paralelo. Esa pasión ha permanecido con él desde entonces.

mini-cooper-desguace-simulador-3-soymotor.jpg

mini-cooper-desguace-simulador-soymotor.jpg

Al principio quiso hacer su simulador sobre la base de un Ferrari F40, pero pronto descubrió que el mítico deportivo se salía de los 2.500 dólares que tenía de presupuesto para el coche. De modo que se acercó a su desguace local y vio un Mini Cooper S por el que pedían 2.000 dólares. Ofreció 1.000 dólares y se lo vendieron.

Lo primero que hizo fue desmontar el motor y la suspensión, porque intuía que aún podían tener salida en el mercado. Y estaba en lo cierto, porque le ofrecieron 1.000 dólares que le sirvieron para recuperar su inversión inicial. Luego cortó el coche en ocho piezas y las limpió a consciencia antes de proceder a montar el simulador.

Sustituyó el volante convencional por un Fanatec Podium F1 Edition y quitó el limpiaparabrisas para instalar una gran pantalla horizontal, que una vez montada ofrece una visibilidad absolutamente immersiva para el conductor. El ordenador que opera el simulador está en el espacio que antaño ocupaba el motor.

¿Cuánto ha costado todo este proyecto de bricolaje? 6.500 dólares y seis semanas de trabajo. Ya lo saben.

mini-cooper-desguace-3-soymotor.jpg

mini-cooper-desguace-simulador-4-soymotor.jpg

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Porsche917

Un adelantado

  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP