NOVEDAD

Seat Tarraco: ponemos a prueba el híbrido enchufable

Tiene una potencia de 245 caballos y puede recorrer 49 kilómetros en eléctrico

Está también disponible con motores Diesel y de gasolina

AmpliarSeat Tarraco: ponemos a prueba el híbrido enchufable - SoyMotor.comEl Seat Tarraco e-Hybrid tiene un precio de salida en España de 46.370 euros

El Seat Tarraco es el SUV de mayor tamaño desarrollado por la marca española. Presentado en septiembre de 2018, está disponible con motorizaciones de gasolina y Diesel, además de una opción híbrida enchufable. Su precio de salida en España es de 34.000 euros.

Seat completa su gama SUV con el Tarraco, un modelo situado por encima de los Ateca y Arona y emparentado con los Skoda Kodiaq y Volkswagen Tiguan Allspace del Grupo Volkswagen, con los que comparte la plataforma MQB LWB.

Aunque el Seat Tarraco se ha diseñado y concebido en España, su producción tiene lugar en Wolfsburgo –Alemania–.

 

SEAT TARRACO: EXTERIOR

El Seat Tarraco mide 4,74 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,66 de alto, con lo que es 38 centímetros más grande que un Ateca e incluso 3,5 más que el Kodiaq y, al igual que el Skoda, está disponible en configuración de cinco y siete plazas. Por sus dimensiones, los de Martorell definen su nuevo buque insignia como un SUV compacto pero en lo alto del segmento, y compite con otros SUV de siete plazas como el Nissan X-Trail, el Mitsubishi Outlander, el Peugeot 5008 y el Hyundai Santa Fe, además de sus hermanos del grupo alemán.

Por lo que respecta a su aspecto, el Tarraco sigue la línea estética iniciada por el Ateca en su lanzamiento, pero la evoluciona para construir un nuevo lenguaje de diseño que, según nos indicaron, se trasladará a los futuros modelos de la marca. Su frontal es muy vertical y más agresivo que en el Kodiaq o el Tiguan, y presenta una parrilla frontal de mayor tamaño que su hermano menor y una firma lumínica diferenciada. En la vista lateral, la silueta también es distinta de la de sus compañeros de plataforma y, aunque la distancia entre ejes es prácticamente idéntica, la escasa longitud de sus voladizos le otorga un aspecto más compacto.

En la zaga, la posición de los pilotos, el tamaño de la luneta trasera y el diseño del portón rebajan la altura visual del conjunto y da la sensación de contar con un centro de gravedad más bajo que sus alternativas. Con un peso inicial de 1.600 kilos en su versión de cinco plazas y 1.634 con siete, es más pesado que el Kodiaq equivalente.

El acabado FR, disponible desde 2020, añade un logo FR renovado, una parrilla delantera específica con molduras en color negro, y paragolpes de diseño específico y molduras laterales, pintadas en el mismo color de la carrocería. A todo esto se añade un spoiler trasero en el color de la carrocería, pasos de rueda ensanchados, molduras específicas en los paragolpes en color negro, retrovisores en color negro y unas exclusivas llantas de aleación de 19 pulgadas.

seat-tarraco-2019-soymotor-3.jpg

seat-tarraco-2019-soymotor-2.jpg

seat_tarraco_fr_1.jpg


SEAT TARRACO: INTERIOR

Una vez dentro del Tarraco, el salto de calidad y espacio respecto al Ateca resulta evidente. Como es lógico, su habitabilidad es superior al SUV intermedio de Seat, y muy similar a la que ofrecen sus hermanos de grupo: mucho espacio para los hombros y las piernas, y una altura libre al techo generosa incluso con el asiento del conductor en la posición más alta.

En cuanto al diseño, aunque ciertos elementos como el volante forrado en cuero, el cuadro de instrumentos digital, y el mueble central son muy similares a los del Tiguan, las diferencias en el salpicadero son evidentes. Desde el primer momento resulta inevitable mirada en la pantalla táctil de 8 pulgadas –puede ser también de 9,2 pulgadas– situada de manera flotante por encima de las salidas del aire acondicionado. No es la única, puesto que el cuadro de mandos es siempre digital con un tamaño de 10,25 pulgadas. La calidad percibida es similar a la que ofrece el Kodiaq, con materiales mullidos en la parte superior e inserciones que imitan aluminio o madera según el acabado. Las guanteras laterales de las cuatro puertas ofrecen espacio incluso para una botella de dos litros y están forradas en su parte visible.

Los asientos son amplios y confortables, y ofrecen un buen ajuste que puede ser eléctrico y contar con calefacción opcionalmente con el acabado superior. En la segunda fila de asientos, el espacio para las piernas es generoso y permite albergar a tres adultos de complexión media aunque con cierta incomodidad por el espacio para los hombros. Incluso en la versión de cinco plazas, la banqueta ofrece desplazamiento longitudinal de 16 centímetros y los respaldos son reclinables en tres posiciones. Además, cuentan con un climatizador independiente para las plazas posteriores, una toma de 12 voltios y una conexión USB, así como unas mesitas en los respaldos de los delanteros.

La tercera fila de asientos, que no se puede añadir en el caso del híbrido enchufable, consta de dos butacas a las que se accede abatiendo los de la fila de enmedio, y se pueden ocultar bajo el suelo de maletero. Son válidas para dos niños, pero la escasa altura de la banqueta obliga a tener muy flexionadas las rodillas a los adultos, y la altura libre al techo también es limitada, no así el espacio para los pies.

El maletero del Tarraco ofrece 760 litros de capacidad en la versión de cinco plazas –610 en el híbrido enchufable–, y 700 en la de siete cuando las dos últimas están ocultas bajo el suelo y las centrales en su posición más retrasada. Si las siete plazas se sitúan en la posición de servicio, el espacio merma hasta 230 litros, suficiente para dos maletas pequeñas, y crece hasta 1.775 litros –1.920 en el de cinco plazas– si se abaten todos los asientos, incluso el del acompañante. En cualquier caso, es una capacidad superior a la de los otros modelos del Grupo Volkswagen y la mayoría de sus competidores, tanto en su versión de siete plazas como en la de cinco. Este último alberga bajo el suelo un compartimento para guardar la cortinilla del maletero y la rueda de repuesto, que es opcional.

En el caso del Seat Tarraco FR se dispone un habitáculo con diversos elementos específicos, tales como un volante multifunción de nuevo diseño más deportivo, asientos de tipo bacquet con inserciones laterales en Alcantara con reglaje eléctrico para el del conductor y pedales acabados en aluminio.

seat_tarraco_fr_3.jpg

seat-tarraco-2019-soymotor-asientos.jpgseat-tarraco-2019-soymotor-banqueta.jpgseat-tarraco-2019-soymotor-tercera-fila.jpg

 

SEAT TARRACO: EQUIPAMIENTO

Seat configuró el Tarraco de inicio con dos niveles de acabado, Style y Xcellence, y un paquete opcional para cada uno de ellos que desde 2020 pasan a llamarse Style Edition y Excellence Edition. Desde 2020 se suma el acabado FR, más deportivo. De serie, desde la versión de acceso, incluye el cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas, el sistema multimedia Full Link con tres tomas de USB, ocho altavoces, y pantalla de 8 pulgadas compatible con Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link, que se puede gestionar de manera táctil, por comandos de voz o gestos con la mano para pasar canciones, por ejemplo.

Asimismo, también es de serie el selector de modos de conducción, el control de crucero con detección de peatones y ciclistas, la frenada de emergencia, el asistente de carril, el detector de fatiga y el sistema de llamada automática eCall en caso de emergencia.  Todas las versiones del Tarraco equipan tecnología led en los faros, los pilotos traseros, las luces antiniebla y la iluminación interior, así como la función 'Coming & Leaving Home', el arranque sin llave o el climatizador de tres zonas, entre otros sistemas. También se incluye un sistema de asistencia para el remolque, que facilita la incorporación del mismo, así como las maniobras para aparcar.

A todo lo anterior, el paquete Style Edition añade las llantas de 18 pulgadas –son de 17 de serie–, los faros inteligentes, el radar para hacer adaptativo el control de crucero, la cámara de visión trasera, el detector de ángulo muerto y tráfico posterior, y los asistentes de precolisión, que tensa los cinturones, activa los intermitentes y cierra las ventanillas ante un choque inminente, y el asistente de vuelco, que apaga el motor, desbloquea las puertas y llama a emergencias de manera automática.

Por su parte, el acabado Xcellence equipa llantas de 19 pulgadas y detalles cromados en la calandra, las ventanillas y las barras de techo, cristales oscurecidos, tapicería mixta de tela y alcántara, función de aparcamiento automático con sensores delanteros y traseros y porton del maletero de apertura automática con pedal virtual. Por último, el paquete Xcellence Edition suma la tercera fila de asientos y el techo panorámico.

El acabado FR ofrece de serie más de 12 innovadores asistentes a la conducción, entre los que destacan el asistente de vuelco y el de pre-colisión, más propios de categorías superiores. Además, el sistema DAB de transmisión de audio digital incluye sin coste extra.

seat_tarraco_phev_2.jpg

 

SEAT TARRACO: MECÁNICA

La oferta mecánica del Seat Tarraco se compone de dos motores Diesel de 150 y 200 caballos y tres de gasolina, uno de idéntica potencia al primero y sendos 2.0 TSI de 190 y 245 caballos. El 1.5 TSI de 150 caballos está disponible con tracción delantera y cambio manual o automático, mientras que el 2.0 TDI de igual potencia se ofrece tanto con tracción delantera como integral 4Drive, pero en este caso asociado necesariamente al cambio automático de doble embrague DSG de siete relaciones. Por su parte, los 2.0 TSI y TDI de 190 y 200 caballos únicamente se pueden elegir con cambio automático y tracción total.

El motor 2.0 TSI de 245 caballos y 370 Newton metro, siempre con cambio automático DSG de siete velocidades y tracción total, permite que el SUV acelere de 0 a 100 kilómetros/hora en 6,2 segundos y que alcance una velocidad máxima de 228 kilómetros/hora.

Todas las versiones del Seat Tarraco cuentan de serie con un selector de modos de conducción junto a la palanca de cambios que permite elegir entre Eco, Normal y Sport. Adicionalmente, en las unidades con tracción total, se suman los modos Snow y All Terrain para un uso 'off road'. Según el modo de conducción elegido se modifican parámetros de la dirección, el motor, la actuación del cambio en los modelos con DSG, y la dureza de la suspensión, si se cuenta con la suspensión adaptativa DCC, Dynamic Chassis Control.

La versión híbrida enchufable se denomina Tarraco e-Hybrid, y cuenta con 245 caballos de potencia más un par motor de 400 Newton metro. Su una autonomía eléctrica de 49 kilómetros en ciclo WLTP, mientras que la velocidad máxima que puede alcanzar sin emitir CO2 es de 140 kilómetros/hora. La parte térmica es un motor 1.4 TSI de 150 caballos, mientras que la eléctrica es un propulsor eléctrico de 115 caballos vinculado a una batería de 13 kilovatios hora de capacidad bruta –la capacidad neta es de 10,8 kilovatios hora–. Su velocidad máxima es de 205 kilómetros/hora, y sus emisiones de CO2 son inferiores son de entre 41 y 47 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. El consumo medio homologado es de entre 1,6 y 2,1 litros a los 100 kilómetros. La caja de cambios es automática DSG de seis velocidades.

La recarga de la batería es siempre a través de corriente alterna. En una toma de 3,6 kilovatios se requieren tres horas y 40 minutos para alcanzar el 100% de su capacidad. En un enchufe convencional de 2,3 kilovatios este tiempo asciende hasta cinco horas y 40 minutos.

seat-tarraco-2019-soymotor-4.jpg

 

SEAT TARRACO: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Hemos conducido la versión 1.5 TSI de 150 caballos con tracción delantera y cambio manual, y el 2.0 TDI de 190 con DSG y tracción total, las únicas configuraciones disponibles para estas mecánicas. El primero nos ha parecido que tiene fuerza suficiente para mover con solvencia el Tarraco cuando circulamos en solitarios por carreteras de montaña, pero también nos ha dado la impresión de que puede resultar escaso si se viaja muy cargado o con siete ocupantes.

Por su parte, el Diesel 2.0 TDI de 190 caballos empuja con mayor contundencia y es muy lineal; el cambio DSG aprovecha al máximo toda su potencia y la tracción total le otorga un comportamiento muy docil. Como aspecto menos agradable de esta mecánica debemos comentar su sonoridad, que se cuela en el habitáculo incluso a bajas revoluciones y no acaba de resultar agradable cuando se eleva el régimen de giro del motor. En la versión gasolina, la rumorosidad del motor no es menor, pero su ronroneo sí es algo más redondo y menos metálico.

Las dos versiones que hemos probado contaban con la suspensión adaptativa del chasis activo DCC y, con ella, el Tarraco ofrece un buen equilibrio entre confort y estabilidad. En el modo Sport, contiene muy bien los movimientos de la carrocería y da la impresión de ser un coche menos pesado y más estable que su homónimo checo. Lógicamente es menos ágil que el Ateca, pero los cambios de apoyo se producen con fluidez y transmite una gran sensación seguridad y control, y sus reacciones son previsibles. Ofrece un mejor comportamiento dinámico que un Mitsubishi Outlander PHEV, por ejemplo, mientras que en autopista es tan cómodo como un Kodiaq al pasar sobre juntas de dilatación o irregularidades del asfalto.

Si hay un aspecto negativo que debemos mencionar es el ligero silbido aerodinámico que se aprecia en el habitáculo a partir de 80 kilómetros/hora, algo que no apreciamos en nuestra prueba del Skoda. Probablemente este sonido se deba a la forma y tamaño de los retrovisores laterales, pero el caso es que resulta algo molesto si no se lleva el equipo de sonido activado.

 

SEAT TARRACO E-HYBRID: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

Vaya por delante que todo lo dicho acerca del comportamiento dinámico del Seat Tarraco es perfectamente extrapolable a la versión híbrida enchufable. Ni siquiera a la hora de afrontar curvas se notan en exceso los poco más de 260 kilos extra que pesa el vehículo por obra y gracia de las baterías y demás entramado eléctrico. Sí que cambia, lógicamente, el tacto del freno, algo que encuentra su explicación en la presencia del sistema de recuperación de energía típico de esta tecnología. La primera parte de su recorrido no aporta toda la sensibilidad que a uno le gustaría, aunque es cuestión de acostumbrarse a su respuesta.

Al contrario de lo que sucede en otros modelos híbridos enchufables del Grupo Volkswagen el Seat Tarraco sólo se vende con la configuración más potente, la de 245 caballos. Según Seat, esta decisión se ha tomado para asegurar el mejor rendimiento posible en un vehículo del peso de este SUV. No obstante, lo más interesante llega de la mano de su entramado eléctrico y esos 49 kilómetros de autonomía eléctrica que anuncia. Tras probar el vehículo durante casi 100 kilómetros en un recorrido mixto podemos asegurar que se trata de una cifra bastante realista y por tanto apta para que la gran mayoría de clientes puedan hacer sus caminos diarios sin gastar un solo euro de gasolina. El funcionamiento del motor eléctrico es bastante suave y progresivo, algo que también se puede aplicar a las transiciones entre éste y el térmico.

Además del modo de conducción eléctrico existen otros dos híbridos. El automático hace que el coche gestione por sí mismo ambos motores, mientras que el manual permite al conductor establecer un porcentaje concreto de la batería que quiere tener disponible para mantenerlo o para recuperarlo en marcha. Es decir, el Tarraco no tiene un modo de recarga en marcha como tal, pero sí que se puede hacer de esta manera. No obstante, como siempre, recordamos que se trata de un modo de actuar nada eficiente. Para sacarle provecho a cualquier híbrido enchufable es obligado enchufarlo para recuperar la batería cada vez que sea posible.

A pesar del suave funcionamiento que comentamos de este Tarraco e-Hybrid hay que reconoce que el vehículo también tiene su carácter, y ese se muestra a través del S-Boost. Se trata, en esencia, del despliegue de toda la potencia disponible con sólo pisar a fondo el pedal del acelerador. Tan sólo será algo que llevemos a cabo en situaciones de adelantamientos apurados o algo similar, puesto que este Tarraco responde bien en todo el rango de revoluciones en gran parte gracias al apoyo eléctrico. En el caso de que éste desaparezca sí que puede haber situaciones en las que el motor de gasolina se quede algo corto.

Respecto al consumo de carburante, dependerá mucho del uso que se haga de la parte eléctrica. Si enchufamos el coche cada noche –o cuando sea menester– es sencillo acercarse a la cifra homologada. Si por el contrario utilizamos el vehículo como fuente de energía para la recarga o circulamos con la batería descargada el consumo se disparará fácilmente por encima de los 8 litros cada 100 kilómetros.

Esta versión tiene un sobreprecio de entre 7.000 y 8.000 euros respecto al Tarraco de gasolina con 150 caballos y el mismo equipamiento. ¿Merece la pena pagarlos? Sólo en el caso de aquellos clientes que tengan claro que van a utilizar el SUV principalmente por ciudad en el día a día –el camino al trabajo, al colegio de los niños...–, ya que es donde realmente se va a amortizar ese dinero a base de no repostar combustible. Si no se van a recorrrer muchos kilómetros o nuestros desplazamientos diarios superan claramente los 49 kilómetros será más lógico apostar por una versión de combustión tradicional.

seat_tarraco_e-hybrid_2.jpg

 

SEAT TARRACO: PRECIOS

El Seat Tarraco tiene un precio de partida de 34.000 euros para la versión 1.5 TSI de 150 caballos, mientras que el 2.0 TSI de 190 caballos parte desde 45.600 euros. El más potente de los gasolinas empieza en 48.490 euros.

Entre los motores Diesel marca el punto de partida el 2.0 TDI de 150 caballos con un precio de 35.740 euros. El 2.0 TDI de 200 caballos parte de 48.100 euros.

La versión híbrida enchufable tiene un precio de salida que varía entre 46.370 y 48.980 euros.

seat_tarraco_fr_2.jpg

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
27/04/2021 Asistimos a la presentación nacional dinámica del Seat Tarraco e-Hybrid.
30/03/2021 Seat anuncia la llegada del motor de gasolina de 190 caballos.
18/01/2021 Seat anuncia el motor de gasolina de 245 caballos para el Tarraco.
14/01/2021 El Seat Tarraco e-Hybrid se pone a la venta.
30/11/2020 Arranca la producción del Seat Tarraco e-Hybrid.
18/02/2020 Seat anuncia la llegada del acabado FR.
17/09/2019 Seat anuncia una nueva versión de tracción delantero. El PHEV, entre 2020 y 2021
11/09/2019 Presencia del Seat Tarraco híbrido enchufable en Frankfurt.
28/08/2019 Anuncio de la versión híbrida enchufable y del acabado FR.
12/06/2018 Primera prueba.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de BloodStar

"Deportivo"

Jajajajaja.

La verdad es que me he reído. Es una grata sorpresa que hayáis estrenado una sección de humor irónico.

Felicidades.

  • 1
  • 4
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP