CURIOSIDAD

PDK: la historia del cambio automático de Porsche

En la actualidad, los coches con PDK aceleran de 0 a 100 medio segundo más rápido que los manuales

El cambio PDK encuentra sus orígenes en los años '80

AmpliarPDK: la historia del cambio automático de Porsche - SoyMotor.comEl cambio PDK permite transiciones entre marchas sin pérdidas de tracción

La caja de cambios automática de doble embrague de Porsche, llamada PDK, es una de las más efectivas del mercado, algo que en gran parte se debe a una longeva historia de desarrollo que parte en los años '80 y que también tuvo protagonismo en el mundo de la competición desde sus comienzos.

La caja de cambios de doble embrague PDK es una constante en los modelos de Porsche de hoy en día. Sin embargo, hay que remontarse a 1983 y al Porsche 956 para rememorar su debut, justo un año antes de su puesta de largo en el mundo de la competición. Transiciones rápidas entre marchas y una ayuda para reducir el consumo de combustible son dos de sus características.

Fue bastante antes, hace más de medio siglo, cuando los ingenieros de Porsche empezaron a investigar un concepto de caja de cambios que tuviera las ventajas de una manual y evitara los inconvenientes de una automática. En 1964 llegó una transmisión de carreras de doble embrague con cinco relaciones, mientras que en 1968 fue el turno de una transmisión automática de cuatro marchas, en esta ocasión con control electrohidráulico.

No fue hasta 1979 cuando se desarrolló una nueva transmisión de doble embrague que acabaría por ser el embrión de la PDK. La equipaba el prototipo 995, que debía ser la base de un futuro deportivo de cuatro plazas. No obstante, no fue hasta 1981 cuando el Porsche Doppelkupplungsgetriebe, de ahí lo de PDK, se convirtió en un objetivo realista.

porsche_pdk_2.jpg

 

La llegada del cambio PDK a las carreras jugó un papel clave en el éxito de Porsche, ya que permitía cambiar de marcha sin perder tracción. Más prestaciones y menos consumo. Sin embargo, la transmisión PDK se adelantó a su tiempo para los coches de serie, ya que la electrónica y la potencia de cálculo de las unidades de control aún no eran capaces de cumplir con los requisitos de confort necesarios para operar en un vehículo de calle.

Porsche retomó el concepto con el nuevo milenio para presentar la primera transmisión de doble embrague para un coche de calle en el Porsche 911 Carrera 997. ¿Cómo funcionaba aquella primera versión? Los grupos de marchas de distribuyeron en dos ejes, conectados al motor en paralelo a través de dos embragues 'powershift'. En el primer conjunto de embrague-eje estaban las marchas impares; en el otro, las pares. La marcha atrás se engranaba desde el primer eje, con las impares. Cada marcha individual se seleccionaba mediante horquillas, como en un cambio manual mecánico, pero en el PDK se operaban de forma electrohidráulica.

Las primeras transmisiones PDK eran capaces de reducir en un 60% el tiempo necesario para cambiar de marcha respecto a un cambio automático convencional, además de no interrumpir la tracción en ningún momento. Actualmente estas características siguen vigentes, tanto que los modelos que equipan el cambio PDK ganan de media unas cinco décimas de segundo en la aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora respecto a las transmisiones manuales.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Porsche
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Grant Green

Los Porsche 956 / 962 son quizás la serie de autos de competición en circuito más exitosa de todos los tiempos, por longevidad y resultados. Aunque hay que prestar atención al 935, que también se aburrió de ganar en su era.

  • 2
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP