PRIMERA PRUEBA

Hyundai Kona Electric 2021: un eléctrico para todo

Alcanza una autonomía máxima de 484 kilómetros

Se vende con dos versiones de potencia y batería

AmpliarHyundai Kona Electric 2021: un B-SUV que vale para todo - SoyMotor.comEl Hyundai Kona Electric más capaz entrega 204 caballos de potencia

El Hyundai Kona Electric 2021 es la versión completamente eléctrica del SUV compacto de la firma coreana. Se trata de un restyling del presentado en 2018, y como aquel se vende con dos versiones en cuanto a potencia y capacidad de la batería. La más capaz roza los 500 kilómetros de autonomía. Se vende en España desde 35.650 euros.

El Hyundai Kona Electric se renueva de la mano del Kona convencional, que además de un motor de gasolina convencional ofrece variantes 'mild-hybrid' tanto con este combustible como con Diesel y un híbrido autorrecargable. De esta forma, el B-SUV coreano tiene a la venta todas las opciones de electrificación del mercado salvo la híbrida enchufable.

Comparte multitud de elementos con el Kia e-Niro, uno de sus rivales, a los que se unen otros como el Peugeot e-2008, el Opel Mokka-e o el Mazda MX-30.

 

HYUNDAI KONA ELECTRIC 2021: EXTERIOR

El Hyundai Kona Electric 2021 adopta un aspecto claramente diferenciado de su predecesor, pero los cambios no son tan sólo estéticos. El coche de 2021 es cuatro centímetros más largo que el que se comenzó a comercializar en 2018. De esta forma alcanza los 4,21 metros, mientras que la anchura y la altura son, respectivamente, de 1,80 y 1,57 metros. La batalla, por su parte, es de 2,60 metros.

La mayor novedad del nuevo Kona en términos estéticos es la profunda reinterpretación de su frontal. El espacio de la parrilla de refrigeración, antes ocupado por relieves que cubrían la superficie comprendida entre el grupo óptico y la matrícula, ahora es completamente liso. Ésta es ciega salvo por las tomas de aire de la parte más baja. El morro tan sólo rompe su armonía por la presencia de la toma de carga, que llama especialmente la atención al carecer la zona de relieves o adornos.

Hyundai ha prolongado la caída del capó, lo que a la postre resulta en que las luces led queden integradas en el mismo en vez de situarse en el vértice que se formaba entre este elemento y la parrilla frontal. Los faros antiniebla también han experimentado un profundo rediseño, así como las tomas de aire laterales, ahora más afiladas.

Los paragolpes son específicos para esta versión.

Los pasos de rueda adoptan ahora el color de la carrocería. Ésta se puede pintar de diez maneras diferentes. Los pilares A y el techo son de color negro en las versiones bicolor. El rediseño también alcanza la zaga, en especial el área comprendida debajo de los faros inferiores, que también luce el color de la carrocería.

Las llantas son específicas de 17 pulgadas.

hyundai_kona_electric_2021_2.jpg

hyundai_kona_electric_2021_3.jpg

 

HYUNDAI KONA ELECTRIC 2021: INTERIOR

Con la actualización de 2021, el Hyundai Kona Electric gana un panel de instrumentos digital de 10,25 pulgadas y una pantalla de infoentretenimiento de 10,25 pulgadas. Ésta tiene propiedades táctiles, aunque justo debajo de ella aparecen una serie de botones físicos que funcionan como accesos directos a los puntos clave del sistema. También son físicos los mandos del climatizador.

La pantalla del sistema multimedia es de 8 pulgadas en las versiones más espartanas.

En ambas pantallas aparecen, entre otros, gráficos específicos de un coche eléctrico, tales como el flujo de energía o la autonomía restante.

El sistema multimedia es compatible en todo caso tanto con Apple CarPlay como con Android Auto.

Los acabados son buenos en general, aunque los materiales elegidos en algunos puntos resultan algo pobres para un vehículo que, como mínimo, supera los 35.000 euros. No obstante, éste es un mal endémico que, de momento, sufren todos los coches eléctricos. Su elevado coste obliga a los fabricantes a recortar en otros puntos.

En la consola central aparecen cuatro botones que hacen las veces de palanca de cambios cuyo manejo requiere acostumbrarse a ellos.

El volante, cuyo grosor resulta ideal para su manejo, presenta levas tras él. Están destinadas a elegir el nivel de retención deseado. Hay varios tipos, uno de ellos automático.

Es de la partida tambiénun nuevo sistema de luz ambiental.

El Kona Electric puede disponer de cargador inalámbrico para móviles y de un equipo de audio Krell.

El maletero tiene 332 litros de capacidad, de tal forma que pierde 42 respecto a las versiones de combustión. Los cables de carga van metidos en una bolsa que está suelta en el maletero.

hyundai-kona-electric-2021-interior-2-soymotor.jpg

hyundai-kona-electric-2021-interior-soymotor.jpg

 

HYUNDAI KONA ELECTRIC 2021: EQUIPAMIENTO

El nuevo Hyundai Kona Electric se vende en los acabados Maxx y Tecno para la versión de 136 caballos, a los que se suma el denominado Style para la de 204.

Elementos como la pantalla del sistema multimedia de 10,25 pulgadas, la carga inalámbrica para móviles, los faros de led delanteros y traseros o el techo solar practicable no vienen incluidos en el más básico de los acabados.

El cuadro de mandos digital es de serie en todas las versiones.

La versión eléctrica del Kona incorpora las diferentes tecnologías de seguridad activa y asistencia a la conducción Hyundai SmartSense. Entre las mismas están el control de crucero inteligente con Stop&Go, el sistema de asistencia a la frenada de emergencia con detección de peatones, el sistema activo de cambio involuntario de carril, el asistente de mantenimiento de carril, el detector de ángulos muertos con avisador de peligro de colisión por tráfico cruzado trasero, el detector de fatiga del conductor y el y sistema de reconocimiento de señales de límite de velocidad.

El cargador que viene de serie es de 7,2 kilovatios, aunque se puede optar como opción por uno trifásico de 10,5 kilovatios. Este útimo es de serie a partir del acabado Tecno.

hyundai-kona-electric-2021-detalle-soymotor.jpg

hyundai-kona-electric-2021-carga-soymotor.jpg

 

HYUNDAI KONA ELECTRIC 2021: MECÁNICA

El Hyundai Kona Electric 2021 ofrece dos configuraciones diferentes de potencia y batería. Esta última es en todo caso de iones de litio.

La básica presenta un motor de 100 kilovatios o 136 caballos y 395 Newton metro. Su batería es de 39,2 kilovatios hora de capacidad, y permite una autonomía según WLTP de 305 kilómetros. En este caso el Kona Electric acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 9,9 segundos, mientras que su velocidad punta es de 155 kilómetros/hora. Su consumo medio de energía homologado es de 14,3 kilovatios hora cada 100 kilómetros.

La variante más capaz entrega 150 kilovatios o 204 caballos y 395 Newton metro. En este caso la batería es de 64 kilovatios hora, lo que asegura una autonomía de 484 kilómetros según WLTP. Esta cifra puede alcanzar los 660 kilómetros en el caso de circular tan sólo por entornos urbanos. El consumo medio de energía que homologa es de 14,7 kilovatios hora cada 100 kilómetros. La aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora se logra en este caso en 7,9 segundos, mientras que la velocidad punta es de 167 kilómetros/hora.

En ambos casos el sistema de tracción es delantero.

El Kona Electric permite elegir entre tres modos de conducción, que son el Eco, el Normal y el Sport. Influyen en diversos parámetros, de los cuales los más notables desde el punto de vista de la conducción son la respuesta del acelerador y la de la dirección.

Con un cargador de 100 kilovatios, la batería de mayor capacidad pasa del 10% al 80% en 47 minutos. Con uno de 50 kilovatios, tarda 64 minutos. En una toma de 11 kilovatios emplea algo menos de 7 horas en recuperar el 100% de la autonomía, mientras que en uno de 7,4 kilovatios este tiempo se eleva a algo más de 9 horas.

La batería de 39,2 kilovatios hora emplea 6 horas en recuperar su autonomía en una toma de 7,4 kilovatios, mientras que en una toma de 50 kilovatios con corriente continua emplea 48 minutos en alcanzar el 80%.

hyundai_kona_electric_2021_6.jpg

hyundai_kona_electric_2021_11.jpg

 

HYUNDAI KONA ELECTRIC 2021: IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

El Hyundai Kona Electric es un vehículo que puede ofrecer prácticamente las mismas libertades que un modelo de combustión, siempre y cuando hablemos de la versión de 204 caballos, que lleva aparejada una batería de 64 kilovatios hora capaz de permitirnos recorrer 484 kilómetros sin conectarnos a la red. Es decir, estamos ante un eléctrico que permite desplazamientos largos, más largos que cualquier alternativa de su segmento. Y todo con un tamaño contenido que lo hace tan competitivo en el tráfico urbano como puedan ser el resto de versiones. Con esta autonomía y un desplazamiento medio diario de 42 kilómetros que hacemos los españoles –eso dice el Gobierno–, es fácil calcular cada cuánto tendremos que recargar.

Costes de abastecimiento aparte, el Hyundai Kona Electric es interesante por muchos motivos. El primero, porque uno se siente familiarizado con todo nada más montarse en él. Sus diferencias respecto a los Kona de combustión son mínimas. Y su conducción, en el fondo, es como la de un coche térmico dotado de cambio automático, aunque sin olvidar que hay que conducirlo de una forma específica para sacar el máximo rendimiento en cuanto a eficiencia. Los vehículos electrificados requieren suavidad y anticipación, más que ningún otro.

La respuesta del motor cambia mucho en función del modo de conducción elegido. No recuerdo un coche que tenga una diferencia tan marcada. Son tres, el Eco, el Normal y el Sport. El primero es todo suavidad y más que suficiente como para afrontar cualquier reto del día a día, ya sea en ciudad o en carretera. El Normal ya enseña un poco los dientes, especialmente si apretamos más de la cuenta el gas si anteriormente no lo teníamos pisado. Da igual que sea en marcha o desde parado. En el modo Sport esto se agudiza más si cabe. La entrega de los casi 400 Newton metro de par es inmediata –lógico en un motor eléctrico– y muy brusca. Si lo llevamos a la práctica, el Kona Electric permite tanto la eficiencia que se le presupone a un coche así como un rendimiento de altura que da al traste con eso de que los eléctricos no permiten diversión.

Otro de los puntos que cambia sensiblemente con los modos de conducción es el tacto de la dirección. Lógicamente mientras más se acerque uno al Sport, más resistencia ofrece el volante. Sin embargo, en todo caso se nota una excesiva asistencia eléctrica que personalmente me hace no recibir las sensaciones que deberían de forma clara y natural. Es algo inherente a la marca y no una peculiaridad de este modelo en concreto.

hyundai_kona_electric_2021_4.jpg

 

También merecen comentario las levas situadas detrás del volante. No por ellas mismas, claro, sino por la función que desempeñan. Son las encargadas de permitir al conductor elegir qué grado de retención desea cuando levanta el pie del acelerador. Existe una posición automática a la que no es sencillo acostumbrarse porque cada vez frena con una intensidad diferente en función de las condiciones. Personalmente siempre prefiero elegir yo cuánto quiero que retenga un coche eléctrico para saber a qué atenerme. Aquí, como en todos los coches impulsados por baterías, siempre me decantaré por el grado mínimo de retención en carretera y por el máximo en ciudad, donde es posible conducir con un sólo pedal.

No dejamos el volante para hablar de otro de los puntos clave del Kona Electric, que es su comportamiento en curva. Pesa bastante más que las versiones de combustión –no menos de 300 kilos extra–, pero eso, sorprendentemente, no se traduce en un extra de inercias especialmente notable cuando se trata de afrontar virajes. Lógicamente se ha conseguido con una suspensión que puede tildarse de dura, aunque en todo caso se ha llegado a un interesante compromiso para que el confort en ciudad se vea afectado lo menos posible.

Lo dicho en el párrafo anterior también es aplicable durante las frenadas, puesto que en ningún caso se siente esa desagradable sensación de empuje –los kilos extra están ahí y las leyes de la física son las que son– que tienen algunos coches eléctricos cuando hay que decelerar de forma contundente. Eso sí, al tacto del freno hay que acostumbrarse. Como sucede con todos los vehículos electrificados, no es del todo natural y, especialmente cuando se pisa suavemente, resulta complicado actuar con toda la precisión deseada.

No quiero acabar este repaso del Hyundai Kona Electric sin hablar de su consumo de energía. La prueba realizada fue demasiado corta –unos 80 kilómetros– y por una ruta no especialmente favorable. A pesar de ello y de probar los diferentes modos de conducción, finalizamos nuestro recorrido con una media de 17 kilovatios hora a los 100. No me cabe duda de que, con práctica y actuando como requiere un eléctrico, acercarse a la cifra homologada, de 14,7, es posible.

hyundai_kona_electric_2021_5.jpg

 

HYUNDAI KONA ELECTRIC 2021: PRECIOS

El Hyundai Kona Electric 2021 se vende en España a partir de 35.650 euros en el caso de la versión de 136 caballos y desde 39.650 euros en el de la de 204. A continuación, la lista de precios completa del modelo.

  • Kona Electric 100 kilovatios Maxx: 35.650 euros.
  • Kona Electric 150 kilovatios Maxx: 39.650 euros.
  • Kona Electric 100 kilovatios Tecno: 39.050 euros.
  • Kona Electric 150 kilovatios Tecno: 43.050 euros.
  • Kona Electric 150 kilovatios Style: 45.650 euros.

 

REGISTRO DE ACTUALIZACIONES

Fecha Actualización
05/02/2021 Asistimos a la presentación nacional del Hyundai Kona Electric 2021 y lo probamos.
11/11/2020 Presentada la actualización de 2021.
09/09/2020 35 kilómetros de autonomía extra con un nuevo neumático recomendado por Hyundai.
18/08/2020 El Hyundai Kona EV es capaz de recorrer más de 1.000 kilómetros con una sola carga.
30/01/2020 Producción ampliada para reducir lista de espera.
01/10/2019 Actualización de los precios del modelo.
27/02/2018 Hyundai desvela las principales informaciones del nuevo Kona EV.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP