INDYCAR

De Indianápolis al coche autónomo

AmpliarJohn R. Hildebran en IndyCar - SoyMotor.comJohn R. Hildebran en IndyCar

John R. Hildebrand será uno de los rivales de Fernando Alonso en las próximas 500 Millas de Indianápolis. No es un piloto cualquiera y seguro que no es el ejemplo que el asturiano quiere imitar.

Los aficionados quizás recuerdan las imágenes del final de las 500 Millas de 2011. El coche líder tenía la victoria al alcance de la mano y todo se esfumó en la última curva, cuando el muro lo atrajo como si fuese un imán. Al volante iba Hildrebrand, entonces debutante en las 500 Millas, que vio esfumarse la gloria en sólo unas milésimas de segundo.

Las imágenes fueron sorprendentes. Sin duda muy comentadas y posiblemente apoyadas por socarronas ocurrencias. Quizás porque, medio destruido y gracias a la inercia, el coche del piloto de Sausalito, California, cruzó la meta…. ¡en segundo lugar! Sólo el malogrado Dan Wheldon consiguió superarle y cruzar la meta con poco más de dos segundos de ventaja sobre Hildebrand.

Fue el año en el que Oriol Servià conquistó una posición en primera fila y acabó sexto en la carrera. Está claro que Alonso no quiere que le suceda algo así, pero si traemos a colación esta historia no es por esto, sino porque Hildebrand combina su actividad en la Indycar con la de probador de ¡coches autónomos!

Hildebrand colabora abiertamente en el desarrollo de este tipo de coches, trabaja con la Universiad de Standford y el Instituto Revs en el desarrollo de los coches automáticos. Su condición de piloto ayuda, sin duda, pero sobre todo está el hecho de que Hildebrand es un matemático de talento. Incluso precoz.

Fue admitido muy joven por el MIT, el Massachusetts Institute of  Technology, institución de referencia en el mundo. Aunque en su momento abandonó las matemáticas para centrarse en su carrera deportiva ha mantenido las conexiones académicas.

john-r-hildebrand-indycar.jpg

Este año Alejandro Agag lanza la Roborace, una categoría abierta a coches autónomos –todos ellos iguales, pero la gracia no es el hardware, sino el software que cada equipo podrá programar–. Quizás algunos aficionados recuerden que hace un par de años Audi sorprendió a muchos cuando un coche suyo autónomo, hizo una demostración en el marco de una carrera del DTM. 

Y Estados Unidos se aireó que un Audi TT autónomo desarrollado precisamente por la Universidad de Standford –con la que colabora Hildebrand, como hemos dicho– batió a un piloto amateur en un desafío en el circuito de Thunderville Racewat Park. El piloto amateur era David Vodden, propietario y director de la pista.

Pero el piloto de Indycar resta importancia a este hecho: "Una vez al mes vamos a circuito de Buttonwillow y el Audi GTS autónomo da la vuelta en 2'15''. Yo le saco todavía segundo y medio".  Dicen que el coche autónomo es la nueva frontera del automóvil. Es posible que así sea. Los primeros prototipos ya circulan. Para 2020, es decir, en tres años, todo lo más en 2025, puedan estar listos para la comercialización a gran escala.

Tesla ofrece ya coches semiautónomos y otras marcas se aprestan a imitarla y parece que Ford tiene el tema muy bien encarado. Es un paso más respecto a las tecnologías inteligentes que ya ofrecen algunos coches, como los sistemas anticolisión. Y ya se empieza a escuchar que en 2025 podría comenzar a prohibirse la conducción a los humanos como un paso adelante en materia de seguridad, limpieza medioambiental y confort.

audi-rs-7-concept-driver-pilot.jpg

Audi RS 7 Piloted Driving Concept

Hildebrand reconoce que "hay muchas cosas que un sistema informático es capaz de hacer mejor que la mente humana", pero se muestra un tanto escéptico respecto a la realidad, pese a que esta desafiante labor le apasiona.

"Este trabajo es enormemente interesante. Hay una gran expectación en torno al tema. Y muchos lo dan ya por hecho, pero queda mucho por realizar. A medida que sé más sobre vehículos autónomos, cómo funcionan, los obstáculos que existen o lo que queda por revolver, más difícil me parece conseguir un coche totalmente autónomo", comentó el piloto estadounidense en una reciente entrevista a Gordon Kirby.  

Para Hildebrand, lo más complicado es combinar los coches autónomos con los vehículos no autónomos; interactuar y comunicarse entre ellos. "La tarea me parece casi insuperable", añadió. Pero es precisamente éste el desafío y a buen seguro se acabarán resolviendo los problemas, pero a más largo plazo.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP