Driver
fernando-alonso-2022.png
spain.png
14
Fernando Alonso
Victorias 32
Poles 22
V.R. 23
Puntos 2061
¿Quién es Fernando Alonso ?
Fernando Alonso –España, 1981– es un piloto dos veces campeón del mundo de Fórmula 1, es campeón del mundo de Resistencia y dos veces vencedor de las 24 Horas de Le Mans que compitió para los equipos Minardi, Renault, McLaren y Ferrari entre los años 2001 y 2018, y que tras volver en 2021 con Alpine, desde 2023 corre para el equipo Aston Martin de Fórmula 1.

Es el piloto español más exitoso de todos los tiempos. Lidera las estadísticas nacionales en carreras, puntos, victorias, podios, Pole Positions, vueltas rápidas y títulos, entre otras categorías.Alonso no requiere de presentación. Su veteranía le convierte en el hombre con más experiencia de la parrilla y cuenta con el reconocimiento tanto de compañeros como de rivales, que le señalan como uno de los talentos más completos de su generación.

Su trayectoria profesional ha estado marcada por los dos campeonatos del mundo que cosechó con Renault y por las batallas que ha labrado en inferioridad de condiciones. Su capacidad para rendir por encima del nivel del monoplaza le distingue de la mayoría de sus coetáneos.

Se inició en el karting cuando tenía tres años, con un kart que su padre había creado originalmente para su hermana mayor. Cosechó su primer título en 1988, en la categoría infantil del campeonato de Asturias. Ganó los certámenes de Galicia, País Vasco y Asturias. Entre 1993 y 1996, ganó el campeonato de España cuatro veces seguidas. Esa última temporada también se proclamó campeón del mundo. Cosechó más éxitos internacionales antes de que terminase la década, con lo que captó la atención de patrocinadores que le acompañaron en su paso por las categorías formativas.

Su salto a los monoplazas se produjo a finales del año 1998 con un test con un Fórmula Renault en el Circuit de Catalunya. El padre de uno de sus antiguos rivales en karting, Antonio García, le había sugerido a Adrián Campos que lo convocase en vistas a una posible incorporación del equipo del Euro-Open Movistar. Después de tres días de entrenamientos, Fernando ya había igualado los tiempos de Marc Gené.

Alonso firmó con Adrián Campos en 1999 y en 2000 captó el interés de Flavio Briatore. Ese año dio el salto a la antesala de la Fórmula 1, la Fórmula 3000. Su equipo fue Astromega, habitual cantera de Benetton-Renault. Firmó actuaciones memorables que dejaron entrever que tenía talento de Fórmula 1. Llegó a la categoría reina en 2001.

 

2022 - ALPINE

Otro año más con el equipo de Enstone, el que le dio los dos títulos de Fórmula 1, pero en este caso se avecinaba 'tormenta' tras la llegada de Otmar Szafnauer. Fernando comenzó el año en muy buena forma, con grandes actuaciones en Baréin, Arabia Saudí o Australia, pero las averías mecánicas se 'cebaron' con el coche 14.

La clasificación de Australia hasta la avería, la clasificación de Canadá y la gran carrera hasta que llegó el problema mecánico... son dos de los muchos ejemplos que se pueden poner sobre la temporada de Alonso. Una campaña en la que llegó a perder decenas de puntos por esos problemas, pese a que la cuenta 'sólo' asciende a seis abandonos –por los dos de Esteban Ocon–.

Los mejores resultados de la temporada fueron tres quintos puestos, conseguidos en Gran Bretaña, Bélgica y Brasil. Pero la temporada 2022 también es una muestra de la consistencia del asturiano: cuando la fiabilidad lo permitió, Fernando encadenó diez Grandes Premios consecutivos en los puntos... y la racha se rompió precisamente por una rotura.

En clasificación, pese a sus 41 años, se ha mostrado tan rápido como de costumbre –los grandes ejemplos son Australia y Canadá– y le ha ganado la partida a Esteban Ocon; también en las condiciones cambiantes ha sido un 'martillo'. En la clasificación del campeonato, sin embargo, esas averías han lastrado su puntuación.

Las 'tormentas' ocasionadas fuera de la pista por Otmar Szafnauer, Laurent Rossi, Luca de Meo y compañía no hicieron más que empujar a Fernando Alonso hacia los brazos de un equipo Aston Martin que quiere formar un proyecto ganador de cara a 2025.

 

2021 - ALPINE

2021 fue la temporada de regreso de Fernando Alonso al Gran Circo y la décimo octava en el palmarés del asturiano, de la mano del equipo Renault, que cambió de nombre a Alpine. Esteban Ocon fue su compañero de equipo.

La magia del español no tardó en llegar y arrancó la temporada con una Q3 mientras su compañero fue eliminado en la Q1 de la prueba inaugural. Hasta en 15 ocasiones Alonso terminó en la zona de puntos, con varios puntos álgidos durante el curso.

En el GP de Azerbaiyán, quedó una sola vuelta de carrera tras una bandera roja y allí quedó patente que la habilidad del asturiano no se había quedado por el camino en sus dos años de ausencia en el Gran Circo. De la misma forma en la que el 14 se 'robó el show' en la salida de la primera clasificación al sprint de la historia, en Silverstone.

En el GP de Hungría, Alonso frenó al Mercedes de Lewis Hamilton varias vueltas –a pesar de perder dos segundos y medio contra el 44–, lo cual se probó como clave para que el británico no llegara a la posición de Esteban Ocon, y así el equipo Alpine logró su primera victoria desde Japón 2008. Esa defensa ganó el premio de la 'Acción del Año' por la FIA.

Pero el punto determinante de la temporada 2021 de Fernando Alonso llegó en la noche de Catar, donde pudo conseguir una posición final en el podio tras batallar con una estrategia diferente contra el Red Bull de Sergio Pérez. 

Alonso terminó la temporada con siete puntos más que Ocon, y dentro de los diez primeros clasificados, en su mejor resultado al término de una temporada desde 2016. 

 

2020

Fernando Alonso vuelve a la Fórmula 1 en 2021 tras el anuncio de su fichaje por Renault, ahora Alpine, en julio del 2020. Será su regreso después de que abandonara la categoría reina tras finalizar la temporada 2018. Compitió en el WEC, donde gañó el Mundial y también las 24 Horas de Le Mans en dos ocasiones, en el Dakar y en las 24 Horas de Daytona, donde también venció.

El español contó con un período de adaptación con varias jornadas de tests privados con el Renault RS18 antes de que el 2020 llegara a su fin. En el mes de octubre pudo rodar con el RS20 en un 'filming day' en el Circuit de Barcelona-Catalunya, donde completó 100 kilómetros.

También participó en los tests de post-temporada celebrados en Abu Dabi tras el final de la temporada. En esa ocasión pudo ponerse de nuevo a los mandos del monoplaza de ese mismo año. Días antes, vivió un momento especial al poder pilotar el R25 en una exhibición en Yas Marina cuando se cumplían ya quince años de su primer título en Fórmula 1.

Por otro lado, desde que se anunciara su fichaje, ha visitado la fábrica de la escudería con regularidad e incluso ha acudido a algunas de las carreras para observar de cerca cómo trabaja el equipo y conocer también a todos esos rostros nuevos con los que no ha compartido sus dos etapas anteriores en Renault. Aprovechó para asistir a todas las reuniones, de las que también formó parte fuera de los circuitos de forma remota.

El español inicia una nueva etapa en la categoría reina, de donde se fue con dos títulos, 32 victorias, 97 podios, 22 Poles y 23 vueltas rápidas. En 2021 estará peleando en la zona media con su Alpine, pero 2022 es todavía una incógnita con el cambio de reglamento que busca alterar de forma sustancia el rendimiento de los equipos y crear una mayor igualdad.

 

2019

Primer año desde 2001 fuera de la Fórmula 1, no obstante, temporada de grandes éxitos. El asturiano continuó con su reto de ganar carreras icónicas y comenzó la campaña con victoria en las 24 horas de Daytona, con el equipo Konica Minolta Cadillac, en su segunda participación en esta prueba. De esta forma, se convirtió en el único piloto en haber ganado el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, las 24 Horas de Le Mans y las 24 Horas de Daytona y en el único campeón del mundo de F1 en triunfar en la popular prueba estadounidense.

A un 2019 que comenzó de la mejor manera, añadió más éxito en el Mundial de Resistencia, campeonato que anunciaría que dejaría al terminar la temporada. Remató la campaña con tres victorias más –incluida la icónica de las 1.000 Millas de Sebring y un segundo triunfo en las 24 horas de Le Mans– y se proclamó campeón del mundo de Resistencia, lo que le alzó como el primer campeón de F1 con un campeonato en Resistencia y el segundo piloto de la historia que ha logrado títulos mundiales de la FIA en campeonatos diferentes, tras Petter Solberg.

De forma paralela a sus últimas carreras en el WEC, se unía a una nueva aventura de la mano de Toyota: preparar el próximo Dakar. Comenzó con test en Sudáfrica.

Mayo estaba llamado a ser su gran mes, pero su segunda participación en las 500 Millas de Indianápolis fue un fiasco. Lo verde que estaba el proyecto de McLaren le impidió siquiera clasificarse para disputar la carrera.

En agosto hace un segundo test con el Hilux en Namibia y en septiembre, el tercero en Polonia. Días después de las pruebas en la tierra de Kubica, Alonso participa en su primer raid, la Lichtenburg 400, en Sudáfrica. Con Marc Coma como copiloto, aguantaron el ritmo de grandes del Dakar como Giniel de Villiers y subieron al podio en la primera etapa. En la general terminaron en 16ª posición.

El siguiente reto de Alonso fue el Rally de Marruecos en octubre, la gran prueba preparatoria del Dakar. Fernando tuvo su primer gran susto en los raids, al encontrarse con una peligrosa zanja. También sufrió pinchazos y otros contratiempos. En la tercera etapa abandonó tras un fallo en el road book. Tras ocho horas de reparación y 70 de penalización, se reenganchó para acabar en 21ª posición.

En octubre Fernando confirmó su participación en el Rally Dakar 2020 y hasta la cita, siguió con su preparación sobre el terreno, con el Al Ula-Neom Rally. Fue su primera vez en el podio en una general de raids.

En noviembre Fernando probó un Toyota Corolla STC2000 de competición en un acto promocional. El último test para el Dakar lo completó en Abu Dabi en diciembre.

 

2018 – MCLAREN

Fernando Alonso protagonizó en el año 2018 su decimoséptima y última temporada en la Fórmula 1, antes de retirarse y embarcarse en otros retos deportivos. El asturiano mantuvo abierta la puerta a un posible regreso en 2020.

Había muchas esperanzas depositadas en el resurgir del equipo McLaren, que ese curso puso fin a tres años de infructuosa alianza con Honda para abrazar la motorización Renault. Las expectativas, sin embargo, no se cumplieron. El MCL33 resultó ser un coche deficiente que sacó a relucir las carencias de la estructura técnica de la escudería, que sufrió una reestructuración capital.

Pese a la pobre situación de su monoplaza, Alonso se mantuvo constante y tan en forma como siempre, con actuaciones puntuales y detalles de calidad cuando las circunstancias se lo permitieron. Prueba de ello es que superó a su compañero Stoffel Vandoorne en todas las sesiones de clasificación. En carrera, le barrió 50 puntos a 12.

Fernando sumó 32 de sus 50 puntos en las cinco primeras carreras del calendario, en las que aprovechó los errores y fallos de sus rivales para situar el MCL33 en posiciones que no se correspondían con sus resultados. A partir de entonces, sin embargo, dio un paso atrás. Las mejoras no dieron fruto y el equipo cesó a Eric Boullier en la dirección para contratar a Gil de Ferran. También cayó el director técnico Tim Goss, sustituido por James Key, que no llegaría hasta 2019. En la segunda mitad de la temporada, Alonso sólo sumó puntos en Hungría y Singapur.

El 14 de agosto, Alonso anunció su decisión de marcharse de la Fórmula 1 al final de la temporada. El asturiano disputó su última carrera en la categoría reina el 25 de noviembre, el GP de Abu Dabi, donde terminó undécimo.

Ese mismo año, Fernando compaginó su compromiso con McLaren en la Fórmula 1 con un programa a tiempo completo en el WEC de la mano de Toyota. Para prepararse, se inscribió en las 24 Horas de Daytona, donde la competitividad de su coche y el devenir de la prueba le impidieron pelear por un resultado competitivo. Con la marca japonesa, el español debutó y conquistó las 24 Horas de Le Mans para dar un paso más hacia la triple corona. De su actuación en La Sarthe, destacó un relevo brillante en las horas nocturnas.

 

2017 – MCLAREN

La tercera y última temporada de McLaren-Honda fue la más dolorosa, porque el salto de calidad que esperaba el equipo nunca se produjo. El binomio experimentó un retroceso y cayó al pozo de la clasificación. Fernando Alonso mantuvo la serenidad y ofreció actuaciones marca de la casa, con maniobras y resultados que excedían las capacidades de su monoplaza.

El MCL32 se presentó con la promesa de subir al podio, pero todo se fue al traste rápidamente. Honda había reformulado el concepto de su motor porque no veía potencial en el anterior. El nuevo V6 Turbo nació carente de rendimiento y fiabilidad, pero ganó en prestaciones con el paso de las carreras. Al final del año, McLaren se había consolidado en la lucha por ser el quinto mejor equipo.

McLaren protagonizó el peor arranque de temporada de su historia. Necesitó ocho carreras para sumar sus primeros puntos. El récord anterior -seis- era la temporada 2015, también propiedad de la era Honda. Los pilotos de Woking sufrieron diez abandonos en las once primeras rondas del calendario.

2017 fue una cascada imparable de sanciones y problemas de fiabilidad, hecho que comprometió las posibilidades de sus pilotos, que a menudo llegaban a las carreras conscientes de que empezarían desde la parte posterior de la parrilla. El mejor resultado del año fue una sexta posición en Hungría, obra de Fernando.

Stoffel Vandoorne debutó con el equipo en sustitución del británico Jenson Button. Vandoorne dejó sensaciones agridulces en su estreno, con actuaciones discretas pero correctas. Fernando Alonso le superó con regularidad, pero el belga consiguió ponerlo contra las cuerdas y superarlo de forma puntual en momentos concretos de la temporada.

Jenson Button sustituyó a Fernando Alonso en Mónaco, porque el asturiano estaba en Estados Unidos para correr ese mismo día en las 500 Millas de Indianápolis. Tanto Button como Alonso abandonaron. El primero por accidente, el segundo por problema mecánico.

La relación entre McLaren y Honda se tensó por la falta de resultados, hasta que ambas partes acordaron rescindir el contrato a largo plazo que las vinculaba. McLaren firmó un acuerdo de motorización con Renault para 2018. Honda se asoció con Toro Rosso. A raíz de esta noticia, Fernando Alonso anunció su decisión de renovar con el equipo McLaren para la temporada 2018.

 

2016 - MCLAREN

Año de transición para Fernando. Tras una primera temporada decepcionante en McLaren, el conjunto de Woking evolucionó y dio un paso adelante, aunque no lo bastante grande como para ver al asturiano en los puestos de cabeza.

El Mundial arrancó de la peor forma para Alonso, con un accidente brutal tras impactar con el monoplaza de Esteban Gutiérrez y que terminaría con el bicampeón volando literalmente sobre Albert Park en una de las imágenes de la temporada. Como consecuencia de ello, Alonso cedió su McLaren a Stoffel Vandoorne (su compañero en 2017) para el GP de Baréin. Los primeros puntos para Fernando llegaron en Rusia, donde consiguió la sexta plaza, y tras sufrir un abandono en España por problemas con su unidad de potencia, firmó el mejor resultado de la temporada en Mónaco, con un quinto puesto. Mismo resultado que obtuvo en el GP de Estados Unidos. El Circuito de Las Americas fue testigo de una de las batallas más emocionantes del curso, con Alonso y Carlos Sainz como protagonistas en un duelo que finalmente cayó del lado del asturiano. Cabe destacar que a pesar de no lograr poles ni podios, consiguió marcar la vuelta rápida en Monza.

En Brasil, como ya ocurriera en 2015, fue protagonista tras abandonar por problemas con el motor en los segundos entrenamientos libres, y en esta ocasión, Fernando se convirtió por momentos en un operario televisivo al tomar los mandos de una cámara robotizada que se encontraba cerca de lugar donde aparcó su MP4/31.En cuanto al duelo personal con su compañero de garaje, Alonso venció ampliamente a Jenson Button, al que aventajó en 33 puntos. Décimo puesto para Fernando en el Mundial de Pilotos y sexto para McLaren en el de Constructores. El final del campeonato trajo consigo la retirada del campeón, Nico Rosberg. Algo que hizo pensar con un posible fichaje por Mercedes, pero el bicampeón mundial confirmó su lealtad a McLaren-Honda y aseguró que su único objetivo es ganar con el conjunto de Woking. 

 

2015 - MCLAREN

El retorno de Fernando Alonso a McLaren fue un choque de realidad abrumador que nadie podría haber previsto. Antes de que empezara la temporada Honda soñaba con poner en peligro el dominio de Mercedes, por lo que era lógico pensar que el asturiano podía volver a ser el piloto vencedor del pasado, pero la realidad fue completamente opuesta. Un curso absolutamente desastroso en la que los de Woking se vieron relegados a la penúltima posición del Mundial de Constructores. Los puntos fueron, durante mucho tiempo, un objetivo utópico. Con un V6 Turbo tan volátil como carente de velocidad punta, Alonso se resignó a mantener la compostura. Sin embargo, hubo episodios en los que la frustración se apoderó de él. El más conocido de todos ocurrió en Japón, cuando se refirió a su tren motriz como un "motor de GP2". También protagonizó escenas para el recuerdo, como en Hungría, cuando empujó su coche de vuelta al Pit-Lane tras sufrir una avería mecánica durante la sesión de clasificación, o en Brasil, cuando se paró a tomar el sol en una puzolana mientras esperaba que los comisarios le vinieran a buscar tras otro problema mecánico. Alonso cerró el año con 11 puntos en su haber, lo que convirtió 2015 en la segunda peor temporada de su trayectoria profesional.

 

2014 - FERRARI

La última temporada de Fernando Alonso como piloto de Ferrari. En su quinto año en Maranello, la relación entre el asturiano y la institución italiana se fracturó por completo. El bicampeón confiaba en la llegada de los V6 Turbo para regresar a la primera línea, pero Il Cavallino Rampante no atinó con su motor y Fernando no pasó de la sexta posición en el Campeonato de Pilotos, sumando 81 puntos menos que el año anterior. Ninguna victoria, ninguna Pole, ninguna vuelta rápida, un año en blanco que no vivía desde su debut con Minardi en 2001. Más allá de los resultados, Ferrari vivió una transición institucional. Sergio Marchionne sustituyó a Luca di Montezemolo, Marco Mattiacci hizo lo mismo con Stefano Domenicali. Alonso no encajó con la nueva dirección, lo que propició que sus críticas (alimentadas por la frustración acumulada) se hicieran más viperinas. Mattiacci intentó renovarle, pero Alonso no contempló su oferta y en noviembre anunció su fichaje por el equipo McLaren, que a partir de la siguiente temporada iba a recibir los nuevos motores Honda. Con 33 años cumplidos y el ocaso de su carrera deportiva en el horizonte, Fernando concluyó que regresar a Woking aumentaba sus opciones de conquistar su ansiado tercer campeonato del mundo ante el inmovilismo e una Ferrari encallada.

 

2013 - FERRARI

Tensión. Por primera vez desde su llegada a Ferrari, la paciencia de Fernando Alonso ante la crónica falta de velocidad de sus monoplazas empezaba a agotarse. El asturiano volvió a darlo todo en su afán por impedir lo inevitable, pero finalmente tuvo que resignarse a ver como Sebastian Vettel le pasaba por delante con su Red Bull RB9.

Pero todo tiene un límite. En Hungría, en el fin de semana de su cumpleaños, el ovetense bromeó y expresó que querría recibir a modo de regalo un coche tan rápido como el de sus rivales. Estas declaraciones, sumadas a un polémico team-radio durante la sesión de clasificación de Italia, tensaron la relación entre el bicampeón y la cúpula de Ferrari, poco habituada a que uno de los suyos le lleve la contraria.

Deportivamente hablando, 2013 fue un año positivo en el sentido de que Fernando supo mantenerse al mismo nivel de siempre, supo extraer décimas de segundo de un coche inferior para mantenerse en la lucha por el Mundial hasta que las matemáticas dijeron en la India que ya era imposible.

El momento más destacado del curso ocurrió en mayo, concretamente en el Circuit de Catalunya, donde Alonso ganó el Gran Premio de España para el delirio de sus aficionados, que no gozaban de una victoria de su ídolo en el circuito de casa desde el ya lejano 2006.

 

2012 – FERRARI

Pilotos y jefes de equipo coincidieron al afirmar que la de 2012 fue la mejor temporada de Fernando Alonso en la categoría reina, una temporada en la que el asturiano se sobrepuso a un invierno desilusionante y a un arranque de Mundial modesto para luchar por la corona hasta la última carrera del calendario.

Las debilidades del F2012 quedaron minimizadas por la diversidad de ganadores que hubo en las primeras pruebas del año, un hecho que imposibilitó que ningún piloto despuntara en la clasificación. Con el desarrollo del bólido y las manos de Alonso, los resultados empezaron a llegar. Fernando se impuso en la torrencial lluvia de Malasia y regresó a lo más alto del podio en el emotivo GP de Europa, celebrado en Valencia, donde el asturiano remontó ante su afición desde la 11ª posición de la parrilla hasta la primera.

Reforzado por este triunfo, el de Oviedo encaró el parón vacacional con 42 puntos de ventaja sobre el que sería el Campeón del Mundo al finalizar el año, Sebastian Vettel, pero todo cambiaría en la segunda mitad de la campaña, cuando las mejoras presentadas por las escuderías rivales y la espectacular regularidad de Vettel acabaron con las opciones mundialistas de la Scuderia.

En Bélgica, Fernando Alonso observó impotente como el E20 errante de Romain Grosjean truncaba su racha de 23 carreras consecutivas en los puntos, en un espectacular accidente múltiple en la salida que le valió al galo una carrera de suspensión. También tuvo que retirarse en Japón, esta vez embestido por Kimi Räikkönen. Estos abandonos, sumados a las cuatro victorias consecutivas de Vettel entre Singapur y la India, dieron a la Fórmula 1 un nuevo líder.

Sin embargo, la lucha por la corona se alargó hasta el GP de Brasil, el último del curso. Alonso llegaba a Interlagos 13 puntos por detrás de Vettel, pero la segunda posición que consiguió en la carrera paulista resultó no ser suficiente para conquistar su ansiado tricampeonato. Aun así, la comunidad de la Fórmula 1 señaló al asturiano como el mejor piloto de la temporada. 

 

2011 – FERRARI

Después de un final de temporada poéticamente injusto, Fernando Alonso se preparaba en 2011 para otro año duro, esta vez a los mandos de un más que inferior 150º Italia que en ningún momento llegó a presentar candidatura por el Mundial. El desconocimiento de Ferrari de su propio monoplaza se hizo evidente en los primeros compases del curso, en especial cuando tenían que lidiar con los neumáticos más duros de Pirelli.

Red Bull monopolizó el Mundial 2011. En Melbourne, de hecho, Vettel empezó la campaña siendo 30 segundos más rápido que Alonso en carrera. Tal grado de superioridad llevó a Flavio Briatore a arremeter contra la Scuderia y recomendarle que se olvidase del coche de ese año para centrarse en el F2012 de 2012.

Problemas de correlación de datos en el túnel de viento comprometieron el desarrollo del monoplaza, que también perdió a su director técnico cuando Ferrari decidió prescindir de Aldo Costa en Mónaco. El único triunfo de Fernando Alonso llegó en Silvestone, donde celebró el 60º aniversario de la primera victoria de la Scuderia con un triunfo atribuible, sin embargo, al hecho que el día anterior habían sido prohibidos los escapes soplados, base fundamental del rendimiento de los Red Bull RB7.

Pese a la inferioridad de su montura, Alonso se subió al podio en otras nuevas ocasiones y terminó en 18 ocasiones en la zona de puntos. En Europa, de hecho, empezó una racha de 23 carreras consecutivas en los puntos que terminó en Bélgica 2012. Finalmente, el de Oviedo fue cuarto en el Mundial, justo por detrás de Mark Webber, y observó impotente como Sebastian Vettel también le arrebataba el récord del bicampeón más joven de la historia.

Ferrari anunció en mayo la renovación de su contrato hasta el final de la temporada 2016, un nuevo acuerdo que prolongaba el original, que expiraba a finales de 2012. 

 

2010 – FERRARI

Fernando Alonso empezó en 2010 una nueva e ilusionante etapa en su vida profesional al fichar por la prestigiosa Scuderia Ferrari, donde tuvo a Felipe Massa por compañero. Su llegada a la división de Maranello no pudo ser mejor, pues Alonso se convirtió en el quinto piloto de la historia en ganar su primera carrera con Ferrari, un logro que previamente también habían conseguido Juan Manuel Fangio, Mario Andretti, Nigell Mansell y Kimi Räikkönen.

El F10 no era el coche más fuerte de la parrilla, y de hecho demostró ser inferior al Red Bull desde el arranque del Mundial, pero la efectividad en el trabajo de la fábrica de Maranello y una fiabilidad más que envidiable ayudaron a Fernando a protagonizar una remontada espectacular de casi 50 puntos en la segunda mitad de la temporada, una remontada que lo llevó a liderar el Campeonato hasta la última carrera del calendario.

2010 también será recordado por el polémico GP de Alemania, donde Ferrari hizo uso de las entonces ilegales órdenes de equipo para que Felipe Massa se dejara superar por Fernando Alonso. Completado el adelantamiento, ambos mantendrían sus posiciones hasta conseguir un doblete para la Scuderia.

Con precisión suiza, Alonso se subió a todos los podios restantes a excepción de Bélgica y Abu Dabi, carrera en la que un error de estrategia monumental lo dejó sin su tercer Mundial. Llegaba al Yas Marina con 8 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, Mark Webber, pero la decisión de Ferrari de imitar el esquema de pit stops del australiano resultó no ser correcta. Como consecuencia, Sebastian Vettel sacó partido de la debacle de la Scuderia para remontar 15 puntos y proclamarse el Campeón del Mundo más joven de la historia.

 

2009 – RENAULT

Hombre y máquina volvieron a enfrentarse en 2009, la historia de un Fernando Alonso obligado a sobreponerse a las limitaciones de un Renault R29 cuyo rendimiento no cumplió con las expectativas que los buenos resultados de la temporada anterior generaron para el nuevo curso.

Con un monoplaza notablemente inferior al de las potencias emergentes del momento, Brawn GP y Red Bull, Alonso se convirtió en un asiduo visitante de la zona de puntos y llegó a catar el podio en Singapur. Basta con comparar sus resultados con los de sus compañeros para tomar consciencia del valor de la hazaña del asturiano: ni Nelson Piquet primero ni Romain Grosjean después pasaron de la 12ª posición, mientras que Fernando Alonso puntuó en ocho ocasiones, consiguió la Pole en Hungría y fue tercero en el Marina Bay.

Con todo, Fernando salvó de nuevo los muebles a una Renault en caída libre. Su nueva máquina no se había adaptado como esperaban al nuevo reglamento técnico y, por si esto era poco, la formación actuó de modo errático en los momentos decisivos de la temporada, como por ejemplo en Hungría, donde un error en boxes acabó con la carrera de un Alonso que partía desde la Pole Position.

En septiembre, la Scuderia Ferrari anunció a través de su página web que había llegado a un acuerdo con Fernando Alonso para contar con sus servicios para las tres siguientes temporadas. Después de dos años luchando en la media parrilla, el prestigio y la historia de Il Cavallino Rampante esperaban al de Oviedo en 2010.

 

2008 – RENAULT

McLaren estaba llamado a ser el nuevo hogar de Fernando Alonso, el siguiente paso en su trayectoria deportiva, pero la aventura británica acabó en un vía crucis para el asturiano, que en 2008 regresó a la Renault de Flavio Briatore, la misma escudería que antaño lo vio proclamarse bicampeón.

Sin embargo, el potencial de la marca del rombo era ahora menor. El R28 era un coche más de la media parrilla cuando empezó el curso, un monoplaza capaz de luchar por los puntos en manos de Fernando, pero una máquina que, al fin y al cabo, competía en una liga inferior a la de los equipos llamados a luchar por el Campeonato.

Aun así, la experiencia, la veteranía y, sobre todo, la capacidad del asturiano por hallar rendimiento de donde no lo hay, fueron los puntales de un año de transición que acabó con muy buenas sensaciones pese a las dificultades iniciales.

Fernando Alonso sorprendió al empezar el año puntuando en Australia, a pesar de empezar desde el 12º cajón de la parrilla. En Melbourne precisamente se batiría en duelo y vencería al que fuera su sustituto en McLaren, Heikki Kovalainen. Los resultados de los de Enstone mejoraron a medida que la categoría reina se acercaba al parón veraniego: Alonso fue sexto en Gran Bretaña y Nelson Piquet Jr sacó partido de un oportuno coche de seguridad para adjudicarse el primer podio del año en Alemania, justo antes de que Fernando fuera cuarto en el Hungaroring, donde Räikkönen le cerró las puertas del podio. Aun así, destacable de ese Gran Premio es el hecho que Fernando mantuvo a raya a su antiguo compañero, Lewis Hamilton.

La polémica estuvo servida en Singapur, donde Fernando Alonso se convirtió en el primer vencedor de un Gran Premio nocturno no sin la aplicación de métodos de dudosa ética deportiva por parte de su jefe de equipo, Flavio Briatore, quien ordenó a Nelson Piquet que se estrellara contra el muro con tal de que la salida del coche de seguridad favoreciera al asturiano.

El de Oviedo volvería a ganar en el emblemático circuito de Fuji, Japón, esta vez sin polémica alguna. Fernando Alonso obró una salida magistral en la que pasó de la cuarta a la segunda posición, puesto desde el que acechó a Robert Kubica hasta dejarlo atrás después de la primera ronda de pit-stops.

 

2007 – MCLAREN

Año nuevo, equipo nuevo. Un Fernando Alonso bicampeón llegaba a McLaren en 2007 dispuesto a seguir triunfando y ampliar su palmarés en asociación con una de las escuderías más laureadas de la historia, pero en Woking viviría, paradójicamente, su temporada más dura como piloto de la categoría reina.

Su llegada a McLaren fue mucho más tumultuosa de lo que podría haber imagino en un primer momento, pues en el equipo de Ron Dennis se encontró con un combativo Lewis Hamilton que lo desposeyó del estatus de primer piloto. La negativa de Hamilton de apoyar a su compañero y la actitud de la dirección de la escudería llevaron a Alonso a actuar contra su propio equipo en Hungría, donde perjudicó deliberadamente la calificación de Lewis. Posteriormente, los comisarios decidieron aplicarle una sanción de cinco posiciones en la parrilla del Hungaroring, además de desposeer a McLaren de los puntos que sumara en ese Gran Premio.

A pesar de las trabas que halló en su particular vía crucis, Alonso mantuvo viva la esperanza del tricampeonato hasta la última carrera. Sin embargo, finalmente cerraría el año en la tercera posición de la general, empatado a puntos con Hamilton. Kimi Räikkönen sorprendería a los McLaren y aprovecharía las luchas intestinas de los de Woking para llevar el Mundial a Maranello.

El punto y final de la breve pero intensa estancia de Fernando Alonso en McLaren se escribió en noviembre, cuando ambas partes anunciaron que habían llegado a un acuerdo mutuo para cancelar el contrato que las unía. Los británicos ya le habían planteado esta posibilidad en el mes de agosto. 

 

2006 – RENAULT

Fernando Alonso se consagró como piloto de la élite de la categoría reina en 2006, año en el que dio continuidad a los éxitos cosechados en la temporada anterior al conquistar su segundo Campeonato del Mundo, un hito que lo convirtió en el bicampeón más joven de la historia de la competición.

Pese a su juventud (25 años), Alonso demostró de nuevo ser uno de los pilotos más completos de la parrilla, sino el que más. Agresivo e inteligente, el de Oviedo exprimió de nuevo al máximo un coche inferior para protagonizar un frenético mano a mano con Michael Schumacher en la lucha por el Mundial, una batalla que se alargó hasta la última carrera, la de Brasil.

Fernando encadenó aquel año una racha de cuatro victorias consecutivas entre España y Canadá, un hito que no ha vuelto a repetir en toda su trayectoria deportiva. Esta sucesión de resultados le sirvieron, además, para ampliar de 13 a 25 puntos su ventaja en la clasificación respecto al Kaiser.

Dos abandonos en Hungría e Italia avivaron de nuevo la lucha por la corona. Michael Schumacher amenazó con alzarse con su octavo Mundial, pero una rotura de motor en Japón lo dejó a diez puntos del de Oviedo a las vísperas de la última carrera del Mundial. La segunda posición que éste conquistaría en Interlagos fue más que suficiente para asegurarse su segunda corona, que puso, además, el punto y final a su exitosa etapa como piloto del equipo Renault.

 

2005 – RENAULT

Fernando Alonso se convirtió en 2005 en el Campeón del Mundo más joven de la historia de la Fórmula 1, a la vez que en el primer español en conquistar tal hazaña, al romper la hegemonía de Michael Schumacher y Ferrari con su Renault R25.

Sus principales rivales en la lucha por el Mundial fue Kimi Räikkönen, integrante del equipo McLaren. Alonso construyó su éxito mundialista en la eficiencia y en la constancia, en el saber exprimir el máximo potencial de un monoplaza que demostró perder terreno respecto a la competencia a medida que avanzaba la temporada.

Siete victorias y quince podios hablan por sí solos de la extraordinaria temporada del asturiano, que sobrepasó con creces los registros de su compañero de equipo, Giancarlo Fisichella (una victoria y tres podios). Alonso se proclamó Campeón a falta de dos carreras para la conclusión de la campaña, en Brasil, si bien también cerraría el año con una victoria más que simbólica en China, pues no únicamente representaría la consecución del Mundial de Constructores para Renault, sino que también marcaría el final de la era de los motores V10.

En diciembre, se anunció que Fernando Alonso dejaría el equipo Renault al final de la siguiente temporada para competir con la escudería McLaren en 2007.

 

2004 – RENAULT

Ambición e inexperiencia caracterizaron la temporada 2004 de un Fernando Alonso todavía en fase de crecimiento como piloto de la categoría reina. Ayudado por un monoplaza más fiable que el del año anterior, el asturiano se convirtió en un asiduo de la zona de puntos. El mejor resultado del curso llegaría en Francia, donde terminaría en segunda posición pese a salir desde la Pole Position.

Sin embargo, Alonso también pecaría de juventud y en ocasiones mostraría su faceta más agresiva y visceral, hecho que le llevó a protagonizar salidas de pista, como en Monza, o accidentes que le impidieron maximizar su rendimiento. Destaca, por ejemplo, la colisión que tuvo en el interior del túnel de Mónaco, donde perdió el control de su Renault cuando trató de superar a 300km/h el Williams de Ralf Schumacher.

 

2003 - RENAULT

Fernando Alonso fue ascendido al puesto de piloto titular de Renault después de que Flavio Briatore decidiera prescindir en 2003 de los servicios de Jenson Button. La marca del rombo había vuelto a la Fórmula 1 con el objetivo de ganar, y Fernando se encontró con un monoplaza competitivo, capaz de luchar de tú a tú con las escuderías punteras.

El asturiano se convirtió en el piloto más joven de la historia en ganar una carrera después de vencer el GP de Hungría, una cita en la que también pasó a la historia por el hecho de convertirse en el primer español que conquistaba un Gran Premio de Fórmula 1. Alonso superó con creces a su compañero de equipo, Jarno Trulli, y respondió con madurez a las expectativas de Briatore.

Aquel año también se subiría al podio del Circuit de Catalunya, donde sería segundo, y acreditaría precisión suiza al acabar en la zona de puntos en todas las carreras que terminó. La cara negativa del curso llegó en Brasil, donde el de Oviedo protagonizó uno de los accidentes más serios de su trayectoria deportiva al impactar a 300km/h con los restos de la colisión de Mark Webber en la Subida dos Boxes.

 

2002 - RENAULT

Renault, propietaria de la escudería Benetton desde la primavera del 2000, cambió en 2002 el nombre de la formación de Enstone por el de Renault F1. Fernando Alonso ahondaría ese año en su experiencia al volante, sacando el máximo provecho a los test para contribuir al desarrollo del R202.

 

2001 – MINARDI

Fernando Alonso desembarcó en la Fórmula 1 en 2001 de la mano de la ya desaparecida escudería Minardi. Limitado por una mecánica inferior y volátil, el asturiano dejó entrever destellos de calidad a lo largo de la temporada, colándose entre los diez primeros en el GP de Alemania y superando en ocasiones a los Benetton de Giancarlo Fisichella y Jenson Button.

Valorado infructuosamente por Sauber como posible sustituto de Kimi Räikkönen, el asturiano recibió en septiembre la llamada de Flavio Briatore, quien se interesó en su velocidad y le ofreció el puesto de tercer piloto en la escudería Benetton para la siguiente campaña. El paso de Alonso a la formación de Enstone fue el inicio de un ascenso meteórico en la carrera del español, que pasaría, en menos de un lustro, a ostentar un bicampeonato del mundo en su palmarés.

Noticias sobre Fernando Alonso
Fernando Alonso en F1
Año Pos. Equipo Chasis Motor Neumáticos Vict. Poles V.R. Puntos GPs
2023 6 Aston Martin AMR23 Mercedes Pirelli 0 0 0 0 0
2022 9 Alpine A522 Renault Pirelli 0 0 0 81.00 22
2021 10 Alpine A521 Renault Pirelli 0 0 0 81.00 22
2018 11 McLaren MCL33 Honda Pirelli 0 0 0 50.00 21
2017 15 McLaren MCL32 Honda Pirelli 0 0 1 17.00 18
2016 10 McLaren MP4-31 Honda Pirelli 0 0 1 54.00 20
2015 17 McLaren MP4-30 Honda Pirelli 0 0 0 11.00 18
2014 6 Ferrari F14T Ferrari Pirelli 0 0 0 161.00 19
2013 2 Ferrari F138 Ferrari Pirelli 2 0 2 242.00 19
2012 2 Ferrari F2012 Ferrari Pirelli 3 2 0 278.00 20
2011 4 Ferrari 150º Italia Ferrari Pirelli 1 0 1 257.00 19
2010 2 Ferrari F10 Ferrari Bridgestone 5 2 5 252.00 19
2009 9 Renault R29 Renault Bridgestone 0 1 2 26.00 17
2008 5 Renault R28 Renault Bridgestone 2 0 0 61.00 18
2007 3 McLaren MP4-22 Mercedes Bridgestone 4 2 3 109.00 17
2006 1 Renault R26 Renault Michelin 7 6 5 134.00 18
2005 1 Renault R25 Renault Michelin 7 6 2 133.00 19
2004 4 Renault R24 Renault Michelin 0 1 0 59.00 18
2003 6 Renault R23 Renault Michelin 1 2 1 55.00 16
2001 23 Minardi PS01 European Michelin 0 0 0 0.00 16
Fotos de Fernando Alonso
Te puede interesar
tesla-berlin.jpg
Coches

Tesla sigue adelante con su nueva plataforma

Tesla trabaja en el desarrollo de una nueva plataforma para su futura generación de modelos, una nueva hornada de coches que será totalmente nueva y que debería estar lista en no mucho tiempo. La firma norteamericana ha depositado su confianza durante muchos años en coches como el Model S, un modelo que cuenta con una gran trayectoria comercial, pues apareció allá por 2012 y sus rivales empiezan a superarle en algunos apartados.

1
30 Ene 2023 - 10:45