ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Seis carrocerías y chasis cuyos materiales se salen de la norma

Aluminio, carbono y hasta madera, los chasis y carrocerías pueden funcionar con otros materiales

Las marcas siempre han tratado de innovar en sus modelos tratando de sobreponerse a sus rivales

AmpliarLamborghini se ha granjeado una experiencia en creación de chasis y carrocerías en carbono - SoyMotor.comLamborghini se ha granjeado una experiencia en creación de chasis y carrocerías en carbono

La automatizada industria actual del automóvil nos ofrece gran variedad de coches al consumidor, aunque todos ellos cortados en prácticamente bajo el mismo patrón, un chasis autoportante de acero y una carrocería al uso, chapa y pintura, con algunas zonas plásticas. La historia, no obstante, nos ha ofrecido otros modelos cuyos materiales utilizados se salen de lo común, incluso si echamos la vista atrás.

Desde materiales sintéticos hasta naturales, los fabricantes nunca se han quedado atrás en la idea de innovar en compuestos y métodos de fabricación para sus coches. No en vano, se encuentran siempre en una carrera técnica contra sus rivales. En este artículo encontraremos automóviles de distinto tipo, desde exclusivos hypercars hasta pequeños coches ideados para el gran público. Sin más dilación, comenzamos.

AUDI A8 – ALUMINIO

El idilio de Audi con el aluminio comienza a principios de la década de los ochenta como una idea vanguardista con la que permitir reducir el peso de los automóviles, derivado en parte por la tracción Quattro. El primer modelo que se beneficiaría de esta investigación sería el nuevo A8, cuya versión conceptual y cercana a la serie se desvelaría en el salón de Frankfurt de 1993.

audi-a8-aluminium.jpg

La nueva plataforma, fabricada íntegramente en aluminio y bautizada como ''Audi Space Frame'' entró en producción en 1994 tras una inversión estimada de 1.400 millones de euros al cambio actual. Sus sucesores han seguido utilizando las distintas evoluciones de esta plataforma, así como otros modelos del catálogo de los cuatro aros, como el A2.

MORGAN – MADERA

Si hablamos de Morgan, hablamos de una de las marcas más tradicionales del planeta. A comienzos de 2020, la firma nos presentaba una nueva plataforma enteramente de aluminio para su nuevo Plus 6, que se iría adaptando progresivamente a los futuros lanzamientos de la firma. Eso significó el fin del chasis de su modelo más longevo, el Plus 4, cuyos orígenes se remontan a la década de los años 30 y que aún en sus últimas iteraciones previas al modelo 2022, todavía utilizaba un bastidor de madera de fresno.

plus4-wood.jpg

Estas variantes se podían adquirir en nuestro país por algo más de 42.000 euros y, aunque ofrecían un estilo y concepción tremendamente artesanal y clásico, bajo su capó se escondía una mecánica BMW turboalimentada, con 2.0 litros de cilindrada y 255 caballos presentes en modelos como el Z4. La nueva variante presentada en 2020 y con su nuevo chasis de aluminio sufre un tremendo incremento en su precio, que ahora es a partir de los 85.000 euros.

LAMBORGHINI – CARBONO

En 2010, la casa del toro de lidia presentaba un espectacular prototipo anticipo de un modelo ultra exclusivo destinado a su uso en circuito. Este era el Sesto Elemento, cuya característica diferenciadora era el uso masivo del carbono en su estructura. Para ello, los ingenieros de Lamborghini unieron fuerzas con el fabricante Boeing y la empresa de palos de golf Callaway con el objetivo de idear una nueva forma de fabricación de fibra de carbono.

De esta unión surgió una nueva forma de creación de este material al que denominaron ''fibra de carbono forjada'', cuya característica principal reside en que, a diferencia de agrupar capas de hilos de carbono y resina, como en la fibra convencional, este conglomerado es prensado para obtener un resultado parecido, pero con un coste productivo marcadamente menor. Este revolucionario material, no obstante, fue utilizado únicamente en ciertas partes del monocasco y los anclajes de la suspensión.

sestoelemento.jpg

En total, del Sesto Elemento fueron fabricadas en torno a 10 unidades a un precio de unos 2,5 millones de euros cada una, de las cuales casi la mitad, como dato curioso, fueron a parar a Singapur.

JHON HARMON SPLINTER – MADERA

Antes hemos mencionado el uso que Morgan dio a la madera en sus bastidores, pero en este caso todo se mueve diez zancadas más allá. Jhon Harmon es un ingeniero que en 2008, tras acabar la carrera, quiso materializar su idea de un superdeportivo en el que la utilización de la madera estuviese extendida hasta el límite. Prácticamente todo el vehículo, desde la carrocería, chasis, llantas y hasta el interior están fabricados de esta manera.

harmon-splinter-madera.jpg

Según su creador, la madera ofrece una estupenda relación entre resistencia y peso, además de ser biodegradable y estar su uso muy extendido. El motor escogido fue un V8 LS7 de origen Chevrolet con nada menos que 650 caballos.

DELOREAN DMC–12 – ACERO INOXIDABLE

Uno de los vehículos más famosos de la historia del cine destaca también por haber sido uno de los pocos deportivos en utilizar una carrocería formada por paneles de acero inoxidable. Delorean se decidió por el uso de este metal por su resistencia a la corrosión, resistencia y llamativo aspecto. A ello iba aparejado el hecho de que cualquier desperfecto o 'rayón' podía ser tratado con soluciones sencillas, como frotar con un paño y aceite vegetal.

No obstante, todos sabemos que la verdadera razón de su utilización es que el acero inoxidable favorece la dispersión del 'fluzo'...

delorean-alas.jpg

Citas famosas aparte, en 1980 y en promoción con American Express, Delorean ofreció a los compradores de su modelo el tratamiento con un recubrimiento de oro de 24 kilates por un precio de 317.000 euros al cambio actual. Tan solo se vendieron dos unidades, a la que hay que añadir una tercera utilizada con fines promocionales.

TRABANT 601 – DUROPLAST

El modelo responsable de motorizar a la Alemania del Este desde mediados de los años 60 hasta 1990 presentaba asimismo una interesante innovación en su carrocería de la mano de un material denominado ''Duroplast''. Éste se caracterizaba por ser un plástico reforzado por fibras de algodón o lana, de la misma complexión que la fibra de vidrio, pero más adecuado para su implementación en serie.

trabant-601-xl.jpg

Al final de su vida comercial se habían producido nada menos que 2,8 millones de unidades del Trabant 601, por su importancia, denominado por muchos simplemente como 'El Trabant'. Se fabricó, por cierto, en Zwickau, mismo lugar donde hoy se ubica- la factoría desde la que salen los Volkswagen ID.3 y Cupra Born.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de CrossFitter
#3 Es que menudo elemento Camilo XD
  • 1
  • 0
Imagen de Soyrotor
#1 Se refiere a Camilo Sesto... Que se compró dos Lambo, vaya elemento. De ahí viene lo de Sesto elemento...
  • 4
  • 0
Imagen de Fachada Lamía
#1 ¿Has oído hablar de un idioma llamado italiano?
  • 4
  • 0
Imagen de Jimmy46
Lamborghini utilizó el SESTO ELEMENTO. Que significa "sesto"??, porque no es una palabra del idioma castellano.
  • 0
  • 3
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP