ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Retrovisores, cámaras y la idea de un español

Un inventor español patentó hace una década un sistema de retrovisores con cámaras

No llegó lejos debido a que las grandes marcas ya contaban con investigaciones al respecto

AmpliarDetalle de la cámara del nuevo Audi e-tron - SoyMotor.comDetalle de la cámara del nuevo Audi e-tron

Es muy posible que en un futuro los retrovisores acaben sustituidos por cámaras cuyo contenido podamos ver desde el interior del coche. El recién llegado Audi e-tron ya equipa una tecnología como ésta, pero hace años, un español patentó un sistema muy parecido para ayudar a controlar en mejor medida los objetos del entorno.

A día de hoy, tal vez es algo demasiado vanguardista como para implementarlo en el grueso del parque móvil mundial, pero no hay duda de que la tecnología de usar cámaras en lugar de retrovisores es una propuesta con gran potencial.

Lexus con el ES se postuló a finales del pasado año como la primera marca que sacaría al mercado un coche con cámaras, pero finalmente ha sido Audi con el e-tron quien ha ofrecido un vehículo con esta característica al gran público. Y tal y como pudo constatar nuestro codirector Cristóbal Rosaleny, en el Audi funcionan bastante bien en cuanto te acostumbras. Hasta ahora, lo más parecido que se ha visto es el retrovisor interior inteligente del nuevo Toyota RAV4, el cual puede mostrar en él las imágenes directamente captadas por su cámara trasera. Recientemente, Honda también ha anunciado que su futuro utilitario eléctrico, el Honda e, incluirá de serie cámaras en lugar de retrovisores ubicadas por debajo del marco de la ventana y que enviarán las imágenes a dos pantallas de seis pulgadas en el interior. Afirman que así se mejora el diseño, la aerodinámica y la seguridad.

Sin embargo, ésta no es una idea novedosa. El concepto de instalar cámaras en lugar de retrovisores es algo que ha rondado la cabeza de inventores y fabricantes desde hace más de 60 años, cuando Buick presentó en Detroit, en 1956, el Centurion, un concept car no funcional que equipaba un pequeño monitor de rayos catódicos conectado a una cámara trasera en lugar de retrovisor. Volvo, en 1972, implementó también un monitor conectado a una enorme cámara en la parte trasera en un coche que ya era funcional, el VSC Concept. Más tarde llegaron otros modelos, algunos más deportivos como el Corvette Moray de Italdesign de 2003, pero siempre en forma de prototipos.

buick-centurion-concept.jpg

Buick Centurion de 1956

 

LA IDEA ESPAÑOLA

La idea de nuestro protagonista, José Oña de Manresa, toma forma tras años de trabajo en la mítica marca española Pegaso, en la provincia de Barcelona y otros tantos como trabajador en un parking. En el año 2008, y tras muchos intentos infructuosos de patentar su idea, consigue hacer oficial el registro.

Según nos ha podido contar José en conversaciones con SoyMotor.com, la idea de su sistema sería incorporar al vehículo una serie de cámaras –tres en total– en lugar de retrovisores y alimentadas por la corriente de 12 voltios del propio vehículo. Dos se ubicarían en las inmediaciones de las puertas y una tercera por encima de la luneta posterior. En el interior, la visualización se haría efectiva a través de hasta tres pantallas, según necesidades del fabricante, ubicadas la parte izquierda del tablier, en el centro o en la consola central. En caso de contar solo con una pantalla, el sistema llevaría un conmutador para cambiar la visualización entre cámaras.

patente-camara-1.jpg

Imagen de la patente del interior del vehículo

patente-camara-2_0.jpg

Detalle de la ubicación de las cámaras en las puertas

Una vez registrada su idea, el próximo paso era vendérsela a los fabricantes, pero en ese aspecto se encontró con escollos aún mayores. Su mayor problema tomó la forma del prototipo de Volkswagen L1, que contaba con un sistema muy parecido al suyo, con cámaras en lugar de retrovisores colocadas a media altura de las puertas. Como curiosidad, saber que este modelo pasó de la fase de prototipo y se vendió como Volkswagen XL1 a principios de 2014. Montaba un motor Diesel de dos cilindros y 830 centímetros cúbicos y otro eléctrico para una potencia conjunta de 69 caballos, con un precio de 110.000 euros para cada una de las 250 unidades que se fabricaron.

volkswagen-xl1-2014-camaras.jpg

Este hecho fue un lastre a la hora de hablar tanto con Volkswagen como con Seat, empresa española y con sede en Cataluña, pues son del mismo grupo, por lo que su patente quedó descartada rápidamente. En 2012 hubo incluso un acercamiento con Spania GTA, la empresa de superdeportivos afincada en Valencia y fundada por Domingo Ochoa, para implementar este sistema en la siguiente generación de su Spano, pero las conversaciones tampoco llegaron a mayores. El camino a seguir para poder vender su idea debía pasar por la construcción de un prototipo en el que se pudiera apreciar su funcionalidad, tarea para la que se necesitaría invertir una cantidad de dinero con la que no contaba, por lo que el proyecto quedó simplemente como una idea patentada.

José afirma que su idea no ha sido copiada de la de ningún fabricante a pesar de la cercanía de fechas, y tampoco cree que ninguna marca se haya aprovechado de su trabajo. Tan solo afirma que su idea tiene una base distinta que la de los coches con cámaras actuales, los cuales todavía llevan un elemento físico unido al lateral del vehículo –como el Audi e-tron– que es susceptible de recibir golpes y de actuar como cuchilla.

No queremos olvidar que esta tampoco ha sido la única idea española en cuanto a la implementación de un sistema de cámaras en lugar de retrovisores. Hace cuatro años, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas –CSIC– junto a tres firmas ópticas españolas mostraron un primer prototipo de retrovisor al que llamaron Pleno 3D, que tenía la capacidad de mostrar imágenes 3D en tiempo real de lo que ocurría detrás del vehículo. El sistema, muy parecido al visto en el e-tron, sustituía el retrovisor por una cámara plenóptica que enviaba imágenes en 3D a las pantallas situadas en los laterales del interior.

camara-plenoptica.jpg

La característica de usar una cámara plenóptica es que permite destacar los objetos que están más cercanos o más lejanos. Gracias a esta capacidad, daría una idea más aproximada al conductor de lo que realmente está más cercano al coche y lo que está más alejado, sean coches, peatones u objetos, que una cámara corriente.

 

UN HOMBRE AMANTE DEL MOTOR Y LA PINTURA

Actualmente, José Oña es un hombre jubilado cuya pasión todavía es el mundo del motor y que le gusta pasar su tiempo libre dedicado a la pintura. Muchos ejemplos de sus cuadros tienen de protagonistas a míticos coches,de los que muy pronto podréis ver una galería en esta página.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Pirello
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP