ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Peugeot GTI: la forja de una leyenda

Desde el 205 GTI de 1984, Peugeot ha emocionado a los aficionados con sus 'hot hatchback'

El próximo GTI puede abandonar ese nombre y ser 100% eléctrico

El 308 GTI es hasta ahora el último miembro de esta saga

AmpliarEl 205 GTI original junto a su sucesor 208 GTI - SoyMotor.comEl 205 GTI original junto a su sucesor 208 GTI

GTI es una de las insignias que más emociona a los aficionados de las cuatro ruedas. Con el 205 GTI de 1984 se inició una saga de modelos que añadirían picante a los coches más cotidianos de la gama de Peugeot. La gama está a punto de desaparecer, y por ello repasamos los modelos de la firma del león que ayudaron a forjar su leyenda.

En el mundo del motor suenan los vientos de cambio, y la electrificación sopla con mucha fuerza. Es innegable que este proceso apunta a que la automoción se vuelva más limpia y amable con el medio ambiente, además de ser capaz de proporcionar unas prestaciones enormes de manera instantánea. No obstante, es posible que la electricidad también se nos lleve elementos a las que los amantes del motor tenemos sumo cariño.

Peugeot es una de las marcas estrella en el mundo de los 'hot hacthback', es decir, de los pequeños deportivos basados en modelos superventas, cuyo cometido es enfocarse en el rendimiento. Recientemente, la firma del león ha puesto a la venta la nueva generación del 208, una generación que como gran novedad presenta una versión completamente eléctrica de 136 caballos.

Sin embargo, no será ésta la única versión electrificada de la gama del 208, pues todo apunta a que la casa del león tiene en desarrollo otra variante totalmente eléctrica pero más potente que se situaría en el lugar del GTI y que, de paso, acabaría con su nombre. Los directivos creen que las icónicas siglas 'GTI' deberán ir asociadas siempre con los modelos tradicionales de la firma y no tanto con una variante eléctrica. Por ello, van a optar por denominar a los modelos más picantes bajo la denominación 'Peugeot Sport Engineered' a partir de ahora, tal y como se insinuó en Ginebra con el prototipo del 508 Peugeot Sport Engineered.

Ocurra lo que ocurra, desde SoyMotor.com no nos queremos olvidar del legado que dejan estas legendarias siglas y hacemos un repaso de los modelos de la firma del león que ayudaron a forjar su leyenda.

 

  • Peugeot 205 GTI –1984–

peugeot-205-gti-saga.jpg

El primero de todos ellos y, para muchos, el Rey indiscutible de todos los 'hot hatchback'. Salió a la venta en 1984 para rivalizar con el Volkswagen Golf GTI a un precio algo más competitivo e inmediatamente destacó por su tremenda agilidad y su viva dirección gracias, en gran parte, al peso por debajo de la tonelada. Se trataba de uno de esos coches que no sólo se inscribían en las curvas con el volante, sino también con el acelerador.

A la hora de su llegada al mercado lo hizo con un motor de 1.6 litros de 105 caballos que posteriormente elevó su potencia a los 115. Dos años después, no obstante, se sustituyó por otro de 1.9 litros y 130 caballos que otorgaba mayores prestaciones, pero que para algunos disminuía ligeramente su agilidad, a pesar de presentar modificaciones en chasis. Si hablamos de puntos negativos, la mayoría coincidían en un interior de baja calidad y de acusar de cierto sobreviraje en apoyo al soltar el acelerador.

Su vida comercial se extendió en el tiempo hasta 1994 y caló en la memoria de los aficionados como el compacto deportivo a batir por cualquiera que apareciese en la palestra. Un hecho bastante remarcable, ya que hasta entonces Peugeot era considerada una marca de coches muy aburguesados.

 

  • Peugeot 309 GTI –1987–

peugeot-309-gti-saga.jpg

Tras el éxito del 205, era hora de que su hermano mayor también subiese de nivel. No obstante, el trabajo realizado en este coche no fue tan profundo como el que se llevó a cabo en el desarrollo del 205, pues la mayoría de las piezas se tomaron prestadas de este modelo, como el motor y la caja de cambios. No en vano, el modelo base ni siquiera se concibió como un Peugeot, ya que se comenzó a desarrollar como el sucesor del Talbot Horizon, pero la casa del león se hizo con el diseño en el último momento.

Curiosidades aparte, los genes GTI seguían muy presentes en el 309 GTI, pues su comportamiento era igual de ágil que el de su hermano pequeño. De hecho, algunos aseguraban que el comportamiento era más aplomado debido a su mayor distancia entre ejes, pero sin dejar de lado ese marcado carácter deportivo. A estas virtudes acompañaban unos defectos de sonoridad derivados de una aerodinámica no demasiado optimizada. Su fabricación cesó en 1993 y dio paso al 306 GTI.

 

Peugeot 306 GTI-6 –1996–

peugeot-306-gti6-saga.jpg

Aunque el sucesor del 309 llegó al mercado en 1993, el GTI no apareció hasta tres años después. Llegó con el sufijo '6' para hacer referencia a su caja de cambios manual de seis velocidades, la primera de su clase. Presentaba un motor de 2.0 litros, cuatro cilindros y 167 caballos que le permitía alcanzar los 216 kilómetros/hora y presentaba la agilidad que uno esperaba en un coche con esa denominación.

Un año después se presentó un restyling de la gama 306, o Fase 2, que afectó también a su variante deportiva. Pero ello solamente afectó ligeramente a la apariencia externa y no a la mecánica, la cual presentaba mismo motor y caja de cambios, una caja que los periodistas calificaron como "la mejor montada jamás en un Peugeot".

A pesar de un peso bastante superior al de sus predecesores –1.200 kilos–, ello no le lastró para llevarse la corona de mejor 'hot hatchback' en los enfrentamientos realizados por medios especializados. Se mantuvo en producción hasta comienzos de siglo, cuando fue sucedido por el Peugeot 307, que ya no contaría con variante GTI.

 

  • Peugeot 206 GTI –1999–

peugeot-206-rc-saga.jpg

El 206 RC apareció ante los deseos de los aficionados que clamaban por un auténtico GTI

El 206 GTI llegó como el sucesor directo del ya por entonces mítico 205 GTI. En un principio no equipó un motor especialmente diseñado para tal cometido, sino que era una mecánica de 2.0 litros, cuatro cilindros y 135 caballos ampliamente utilizada por los modelos del Grupo PSA. Las críticas no se hicieron de rogar, ya que el modelo tampoco había sufrido un tratamiento de adelgazamiento muy estricto ni recibido una estética acorde. La radicalidad se había perdido en favor del refinamiento.

La casa del león tuvo que rectificar y en 2003 apareció el 206 GTI que todo el mundo esperaba, aunque en esta ocasión se llamó RC. Montaba el mismo motor, pero modificado para desarrollar cerca de 180 caballos y lucía un kit estético más agresivo inspirado en su versión del WRC. Ofrecía unas prestaciones mayores y grandes sensaciones, aunque los puristas nunca consiguieron encontrar esa chispa que hacía tan especiales a los primeros GTI. Tal vez fuera por la sustitución de la magnífica caja de seis velocidades por otra más tradicional de cinco, o por la presencia en el mercado del Renault Clio Sport, quien se convirtió en el rival a batir en el segmento. Su permanencia en el mercado se alargó hasta el año 2007.

 

  • Peugeot 208 GTI By Peugeot Sport –2015–

peugeot-208-gti-peugeot-sport-saga.jpg

En 2013 llegó la última iteración de la saga GTI con el 208 y una mecánica capaz de llegar a la cifra de los 200 caballos. Con él, la marca volvió a recuperar ese carácter desenfadado de comienzos de los años 90 –y la caja de cambios manual de seis relaciones–, a lo que hay que sumar los avances en ayudas electrónicas, como el utilizado para distribuir el par a la rueda con más agarre en lugar de usar un diferencial de deslizamiento limitado.

Pero lo mejor estaba por llegar, ya que para la celebración del 30 aniversario del 205 GTI original, Peugeot lanzó una edición limitada –de 100 unidades– con un motor mejorado hasta la acertada cifra de 208 caballos y 300 Newton metro de par, lo que lo convirtió en el Peugeot GTI más potente hasta la fecha. El recibimiento fue tan bueno, que la marca decidió hacer una versión de serie llevada a cabo por su división de competición. A lo mencionado anteriormente, al 208 GTI By Peugeot Sport había que sumarle unas relaciones de cambio más cortas, un chasis más rígido y unos neumáticos Michelin Super Sport.

Gracias a todo ello, el coche se colocaba en otra dimensión con respecto a su 'GTI base' y se convertía, de nuevo, en el rey de los 'hot hatchback'. Pocos inconvenientes se le podían encontrar entre tanta virtud, únicamente en el aspecto del confort de marcha y la presencia del peculiar puesto de conducción i-Cockpit. Su producción finalizó en febrero de 2018.

 

Hasta aquí un pequeño repaso a toda la saga de los GTI de Peugeot ya que, como se suele decir, aunque sí 'son' todos los que están, no están todos los que 'son'. No nos queremos olvidar de otras versiones GTI como la del dócil 207 GTI, el picante 106 GTI o el más reciente 308 GTI, ni de auténticas bestias como el 205 T16 que, a pesar de no lucir las icónicas siglas, su cometido era prácticamente el mismo, enamorar a los puristas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Peugeot
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP