GP Sakhir F1 2020
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Las diferentes recetas de V8 según América, Alemania y Reino Unido

Cada país tiene su propia manera de entender los motores V8

Los alemanes son más precisos, mientras que los americanos buscan la fuerza bruta

AmpliarEmblema del Ford Mustang - SoyMotor.comEmblema del Ford Mustang

Los motores V8 siempre han sido y serán un pináculo y una piedra angular para el sector de la automoción. Sin embargo, a la hora de ofrecerlo en sus vehículos, cada país le ha otorgado sus propias características reconocibles y diferenciables por cada aficionado al mundo del motor.

Suele ocurrir como en el mundo de la gastronomía: la paella es una receta universal y, como tal, cada región del mundo tiene una receta distinta y particular para hacerla. Lo mismo ocurre con el mundo del motor, y es algo que lo hace exquisito y tremendamente atractivo por la variedad y diversidad de opciones –sobre todo en las épocas en las que la hibridación, emisiones y restricciones de diseño apenas tomaban lugar–.

Los motores V8 son como una buena paella. En cada región tienen su propia receta característica y, sí, con sus diferencias, pero no hay duda que a la hora de 'catarlos', el disfrute al volante está asegurado. Hoy haremos una comparación entre tres maneras de entender este tipo de mecánicas: la manera americana, la alemana y la británica. ¡Bon appétit!

LOS RUDOS AMERICANOS

Como no podía ser de otra forma, las mecánicas norteamericanas tienden a ir a lo grande. No hay nada más 'yankee' que un enorme motor V8 que proporcione la mayor cantidad posible de par a las ruedas para lograr la velocidad máxima en el menor tiempo posible en el cuarto de milla.

dodge-challenger-2019.jpg

Los V8 se convirtieron en la piedra de toque de la automoción en la región norteamericana durante la época comprendida entre los años 20 y los años 30. Desde la furgoneta de reparto hasta el automóvil más lujoso tenía que hacer uso de esa mecánica. Así y con el paso del tiempo, se convirtió en la seña de identidad, prácticamente, de la automoción de esta región del mundo.

Sin duda, los muscle cars son los estandartes de estas mecánicas, que desde su popularización en los años 60 hasta hoy, se caracterizan por ofrecer unas potencias asombrosas por una fracción del precio de lo que en otros países esperarían por ello. Ésto se debe a la sencillez –que no simpleza– con la que se desarrollan estos motores. ¿Y cómo lo consiguen? Con tecnología algo menos sofisticada, como válvulas activadas mediante varillas, que les permite, entre otras cosas, reducir los costes de fabricación.

PRECISIÓN ALEMANA

Y si hay algo que caracterice a los teutones es su intachable diligencia a la hora de realizar su trabajo. Es igualmente aplicable al caso que hoy nos ocupa, pues los V8 alemanes se caracterizan por su precisión y su tecnología a la vanguardia de la técnica –prácticamente al contrario que en el caso de los americanos–. Han sido de los últimos en unirse a la fiesta, pero lo han hecho como solo ellos podrían y sabrían hacerlo.

Ante un oído agudo estos motores también se diferencian de los anteriores en su gruñido algo más áspero y grave, pero ante lo que nadie tendrá ninguna duda de a qué región pertenece la mecánica es cuando se fije en la factura. Y es que esta exactitud y escrupulosidad se paga.

mercedes-benz-amg-gt-black-series-2021.jpg

Ahí tenemos, por ejemplo, el V8 de código interno M157 de Mercedes–Benz, que ha motorizado a toda la gama AMG desde 2011 hasta modelos recientes y con unas potencias que, según el modelo, rondaban los 540 hasta los 585 caballos. Como ejemplo más reciente de su trabajo, el récord absoluto para coches de producción logrado por el Black Series en Nürburgring, superando a todo un V12 italiano como es el Lamborghini Aventador SVJ.

REFINAMIENTO INGLÉS

Cuando los americanos se dedicaban a proliferar los ocho cilindros en uve, en Inglaterra lanzaban al mercado el distinguido Aston Martin DBS, digno de todo un elegante caballero como es James Bond –es difícil imaginar al agente secreto en un Dodge Charger, ¿verdad? –. Estas mecánicas se caracterizan por ofrecer un compromiso entre la crudeza de los americanos y la precisión alemana.

tvr-chimaera-1994-v8.jpg

El motor V8 británico más universalmente conocido es el de origen Rover, el cuál ha motorizado a iconos como los Range Rover y Land Rover y deportivos genuinos como los Morgan, TVR, Ginetta o Triumph. Su concepción era igual a la receta americana –de hecho, el diseño le fue comprado a Buick–, pero modificada y adecuada al estilo europeo, algo más elástico y utilizable en todo el rango de revoluciones.

Muestra de su éxito son los más de 45 años que estuvo en producción, desde su implantación en los Buick de 1960 –de los cuales se produjeron 376.800 ejemplares en tan solo tres años– hasta el Bowler Wildcat de 2006.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de Fast Driver
RU no tiene una receta propia de V8, todo son copias de otras marcas de diferentespaíses...Dentro de Alemania hay una diferencia notable entre las marcas.......Sofisticación de BMW y Audi, contra mediocridad y super bitaminados de Mercedes...Olvidamos la excelencia y tecnología de Ferrari los mejores V8, de la historia...Con todo respeto, pero creo que el artículo habría que borrarlo de la web
  • 1
  • 1
Imagen de griso
Buenas, es mi primer comentario en Soymotor, es un blog que miro muy a menudo. Creo que a este tema tan interesante se le podría sacar mucho más partido. La diferencia entre los conceptos V8 va más allá de lo que se comenta en el artículo, también se han obviado los italianos que tienen cierta tradición en sus marcas más deportivas. Animo a que hagas una segunda parte más profunda, disposición de muñequillas del cigüeñal es muy diferente entre los USA y Europa, etc. saludos
  • 1
  • 1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP