ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Alfa Romeo Sprint 6C: 'Il Cuore' que casi toma el Grupo B

Fue el coche que casi toma parte en el Grupo B por parte de Alfa Romeo

Fue cancelado por motivos económicos

Una marca artesanal australiana lo llevó a las calles en 15 unidades

AmpliarFue fabricada, al menos, una unidad funcional - SoyMotor.comFue fabricada, al menos, una unidad funcional

Alfa Romeo no ha cosechado demasiados reconocimientos en el mundo de los rallies, pero cuando se aprobaron las normativas tan poco restrictivas para tomar parte en el Grupo B en 1982, fueron muchas las marcas que se apuntaron a ello, entre ellas la milanesa, que concibió un auténtico Alfasud Sprint con esteroides.

Aunque vivamos una época de cambios hacia formas de movilidad más sostenibles, es innegable que hay un gran sentimiento de nostalgia, también por parte de los fabricantes. Tenemos como ejemplo a Mazda, que recupera el motor rotativo –como extensor de autonomía– y los seis cilindros en línea, o el Toyota GR Yaris, que no necesita explicación.

Marcas italianas como Maserati o Alfa Romeo tratan también de reencontrarse a sí mismas, con el MC20 en el primer caso o el Giulia GTAm en el segundo. Hoy nos vamos a quedar con esta segunda, para hablar del que pudo ser el abuelo del mencionado GTAm, un Alfasud Sprint diseñado para pelearse con lo más granado que podía dar la normativa de los Grupo B.

A comienzos de los años 80, la casa italiana pasaba por uno de sus numerosos en el tiempo apuros económicos. Para reforzar su imagen, y como tantas otras marcas que al final no brillaron, decidieron tomar parte en el WRC, en la rabiosa categoría de los Grupo B. Para ello, su primera opción fue el Alfasud Sprint.

alfa-romeo-sprint-6c-back.jpg

Se desarrolló un prototipo con sustanciosas mejoras orientadas a la competición, tales como faldones delantero y trasero, tomas de aire extra y un alerón tipo ''cola de pato''. Sin embargo, la modificación principal se encontraba en su mecánica. Hacía uso del legendario V6 ''Busso'' de la marca, sí, pero esta vez iba colocado en posición central, justo detrás de los asientos y aislado del habitáculo mediante una pantalla termoacústica. La tracción también había cambiado de eje y pasaba del delantero al trasero, así como la suspensión, que ahora contaba con un esquema de doble horquilla en el eje motriz.

El vehículo no estuvo preparado para la temporada inaugural, pues los planes de Alfa pasaban por tomar parte a partir de 1983. No obstante, a finales de 1982 se presentó en sociedad, primero ante periodistas acreditados en el circuito de Monza y posteriormente en el Salón de París.

Es a partir de aquí donde comienzan a desaparecer las certezas y toman lugar las especulaciones. La mayoría parecen estar de acuerdo en que la marca hizo dos prototipos, uno destinado al desarrollo del modelo de competición y otro para su homónimo de calle. Tampoco está clara la funcionalidad de ambos, pues algunos rumores dan por hecho que, concretamente la unidad presentada en sociedad, era una maqueta y no un prototipo móvil. Finalmente están las lenguas que apuntan a que solo hubo una unidad, a la que se le añadieron y quitaron elementos, lo que hizo parecer que existieron varias. La marca nunca lo ha confirmado y conserva un ejemplar móvil.

Por desgracia, la cúpula directiva, tal vez por el dinero que suponía invertir en el desarrollo de un nuevo coche de rallies, decidió cancelar el proyecto del Sprint y sentar las bases de su participación en el Grupo B con el Alfetta, con el que ya participaban desde hacía unos años en el Grupo 4.

alfa-romeo-sprint-6c-spoiler.jpg

EL PROYECTO COBRÓ FORMA...EN AUSTRALIA

Parece extraño, pero puede considerarse que el espíritu de esta bomba tomó finalmente las calles en la forma de un modelo artesanal fabricado nada menos que en Australia. El Giocattolo Group B es la reencarnación de este coche, una idea lanzada adelante por el importador de De Tomaso en las antípodas.

En 1986 echó mano de su experiencia en Italia y decidió que su primer coche propio estuviera basado en el proyecto que Alfa Romeo había cancelado años atrás. Su idea era la de ofrecer un auténtico deportivo por un módico precio y de fabricación nacional. De esta manera, importaban los coches y se les instalaba un motor V8 de Holden, así como la transmisión, que venía desde Alemania. En conjunto, ofrecía 300 caballos de potencia.

giocattolo_group_b.jpg

El interior era más lujoso de lo que se podía esperar, aunque el detalle más llamativo, sin duda, era la botella de ron que se ofrecía en el propio kit de herramientas. Ideas australianas. Por desgracia, no consiguieron mantener los costes bajos como pretendían y tras tres años y solo 15 unidades fabricadas, Giocattolo echó el cierre y puso fin a la historia de este proyecto, cuya existencia pareció serle negada a pesar de su indudable atractivo.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Alfa Romeo Sauber
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de locomovile
El Alfa Sprint de calle era mi coche favorito de chaval. Hasta ahora me he tenido que conformar con un 159. :)
  • 3
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP