Blog de Blancafort

12
Nov
2019

La Fórmula 1 quiere liderar la revolución verde

AmpliarLa Fórmula 1 quiere liderar la revolución verde - SoyMotor.comLa Fórmula 1 quiere liderar la revolución verde

Hace ya muchos años Max Mosley dijo claramente que la F1 sería verde o no sería. Desde su posición de presidente de la FIA –que abarca muchos más aspectos del automóvil y de la industria de la automoción que el meramente deportivo, aunque ésta sea la faceta más conocida– tenía muy claro hacia dónde se dirigían los tiros del futuro, aunque quizás no pudiera imaginar por entonces todos los cambios que se están implementado a toda prisa en la actualidad.

Y hace apenas unos días, un gurú del deporte decía que en el futuro, todos los grandes campeonatos serán eléctricos o electrificados, dejando para las categorías menores los motores térmicos, al menos de momento.

Ahora la FIA ha anunciado un gran plan para que la F1 sea 'carbon neutral', para comunicar que la Fórmula 1 es más verde de lo que se cree y, sobre todo, que tiene un papel en liderar la transformación de la automoción a través de un mayor respeto por el medio ambiente.

Tan importante fue la batalla de Mosley, todavía quijotesca, que F1 Racing lanzó una nueva revista dedicada a competición y ecología, anticipando algunas tecnologías o pasos incipientes hacia la competición verde.

Una de las razones del no retorno a los grandes motores atmosféricos –como desean muchos aficionados– es precisamente porque la F1, en consonancia con los motoristas presentes en la categoría reina, ha sido el mantener las motorizaciones híbridas, que es el camino que la industria está recorriendo como punto de intermedio entre la era térmica y la era eléctrica.

Sin embargo, la F1, la competición del marketing, no ha sabido vender este postulado. Se ha encerrado entre polémicas entre espectáculo y tecnología pero, sobre todo, apostando por lo primero, de ahí esta reacción que quiere liderar para borrar su huella de carbono.

Actualmente la FIA cifra la huella de carbono de la F1 en unos 258.000 toneladas de CO2, pero sólo el 0,7% de ellas son culpa de los coches de F1. El resto se produce en fábricas –algo menos del 20%–, transportes de material –que se lleva el 45% de estas emisiones–, afluencia de espectadores y personal –casi un 28%–, etc.

El concepto de 'carbon neutral', además, entronca perfectamente con lo que la industria está haciendo en la actualidad. Si hace unos años algunas marcas iniciaron tímidamente el camino, intentando plantar por cada coche vendido un número de árboles suficientes para capturar el CO2 emitido, ahora se va mucho más lejos y de forma mucho más contundente.

'Carbon neutral' significa sencillamente capturar al menos tanto CO2 como se emite en todo el ciclo para presentar un balance de incremento de emisiones cero. Y eso pasa por aprovechar desechos como base de materiales o combustibles nuevos. Uno de los cambios es precisamente usar gasolinas que tengan componentes bio cada vez más elevados e incluso usando el CO2 como elemento de partida para la creación de moléculas de hidrocarburos.

El paso masivo al eléctrico –ya sea a baterías o a hidrógeno– será progresivo, coexistirán varias soluciones tecnológicas, pero está claro que en conjunto deben ser 'carbon neutral', que es algo diferente que el 'cero emisiones'.

Pero el plan va mucho más allá de las emisiones de los bólidos de carreras. Éstas son irrelevantes respecto al coste medioambiental del transporte. En el plan de la Fórmula 1 está acabar en lo posible con los envoltorios de plástico de un solo uso. Uno de los pasos que se dará es el recurrir al uso de camiones 'fuel cell', es decir que usan hidrógeno para producir la corriente eléctrica.

Y procurar que los aficionados puedan acudir a los circuitos en transporte público. Esto es sencillo en los trazados urbanos, pero en muchos otros se pueden facilitar las cosas con el ferrocarril. Cuando se creó el Circuit de Barcelona-Catalunya se pensó desde el primer momento en la construcción de un apeadero ya que hay una línea de tren colindante con la pista, un proyecto aparcado, pero que quizás deba reactivarse. Precisamente el desplazamiento de aficionados es un desafío que deberán afrontar todos los deportes de masas.

Y, por supuesto, una mejor logística para los viajes transoceánicos, donde se emplean nada menos que siete 'jumbo' de carga para trasladar el material, que muchas veces vuelven vacíos a su base para retornar pocos días después a recogerlo.

Los caminos a seguir son muchos, incluso en los bares de los circuitos o en las tiendas de merchandasing. Plantar árboles en los circuitos –como ha hecho el Circuit de Barcelona desde hace tiempo– para capturar CO2 está contemplado. Hay muchas iniciativas y muchos campos en los que actuar.

Quizás ahora veamos un cambio incluso en lo que a los motores se refiere. Quizás para las reglas 2025-2030 veamos una reducción de consumo impuesta, sacrificando caballos de potencia por eficiencia, pero eso es sólo la punta del iceberg. Veremos numerosas iniciativas, como las nuevas fábricas, como la que está construyendo Racing Point, que serán 'carbon neutral' y las actuales se apuntarán a este concepto. La FIA calcula que las fábricas de los equipos –ya sean chasis ya sean motores– son responsables de algo más del 19% de las emisiones… cifra inferior a la huella de carbono producida por la afluencia de espectadores o viajes de personal y prensa, alojamientos incluidos, que está cifrada en casi un 28%.

La iniciativa es imprescindible, pero ante todo debe ser comunicada convenientemente para que sea ejemplarizante, tanto para concienciar a los particulares como para servir de guía a muchos otros sectores. Y por supuesto, eficaz, no un mero maquillaje que tendría efectos contrarios a lo que se pretende. Si la Fórmula 1 quiere mantener su aureola de vanguardia tecnológica, ha encontrado un campo abonado donde demostrarlo. Lo presentado es sólo de momento una declaración de intenciones. Espero que se plasmen después en la práctica.

Y es que esta apuesta verde debe ir mucho más allá que las simples emisiones de CO2 de los coches y a buen seguro se irá trasladando a otras disciplinas deportivas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor McLaren
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
6 comentarios
Imagen de iron

Se equivoca la f1 en ir por un camino verde, no digo que no se busque eficiencia en los motores pero una carrera de autos a combustión no es verde. La f1 NO contamina el planeta, lo contaminamos todos en conjunto 1 vuelo trans atlántico libera mas dióxido que 1 año de F1.

Imagen de RenaultF1_fan

El concepto me parece interesante, del cómo se aplique dependerá si me parecerá bueno.

Imagen de Santi

Pues creo que llegan un poco tarde. Que yo sepa es la fórmulaE la que lleva liderando la Revolución Verde desde hace 5 años.

Imagen de Santi

Pues creo que llegan un poco tarde. Que yo sepa es la fórmulaE la que lleva liderando la Revolución Verde desde hace 5 años.

Imagen de avantij

¿Donde plantarian estos arboles? En los propios paises desarrollados, o tal vez ¿se plantarian en los paises en vias de desarrollo? para ser coherente NO deberian desarrollarse para no contaminat ¿Correcto? Cuantas dudas; y recordando que EEUU no quiso firmar protocolos para bajar emisiones de gases invernadero, parece muy utopico._ Saludos

Imagen de Farghis

Muy interesante desafio

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP