Blog de Blancafort

20
Nov
2019

El WRC, Citroën y el factor humano

AmpliarEl WRC, Citroën y el factor humano - SoyMotor.comOgier en Cataluña

La 'huida' de Citroën en el Mundial de Rallies es ciertamente una mala noticia para el Campeonato, pero nada inesperada. En estos últimos años se ha hablado en varias ocasiones de esta posibilidad y de las dudas de la marca del 'chevron' sobre su continuidad.

No me ha sorprendido. En el pasado el grupo PSA ha abogado por un cambio de reglas y cuando éste se ha aprobado, han decidido abandonar la especialidad. También pueden entrar otras razones importantes: PSA está en un proceso de grandes inversiones respecto a la electrificación, la transformación de su reciente adquisición, Opel, o la fusión con FCA. Quizás el retorno de Peugeot a Le Mans haya aconsejado centrar todos los esfuerzos en su objetivo mayor.

Pero, sobre todo, me parece relevante la razón –aunque a algunos les suene a excusa– aducida para su marcha: la decisión de su piloto estrella, Sébastien Ogier, de dejar el equipo y el hecho de no encontrar un sustituto de su talla. Y no por Citroën, sino porque pone de relieve un tema preocupante del WRC: sólo hay tres pilotos punteros: Ogier, Ott Tänak y Thierry Neuville. Todos los demás están claramente un paso por detrás en una especialidad donde el piloto cuenta y mucho, desde luego mucho más que en la Fórmula 1.

El factor humano en rallies es clave. En la Fórmula 1 hemos visto cómo un piloto se transforma en ganador simplemente con el coche adecuado. En el WRC esto no es así, sino casi a la inversa. Lo demostró Ogier estos dos últimos años, cuando conquistó el título con el Ford. No era el mejor coche, pero allí estaba él para echar el resto… quizás ayudado porque tanto Hyundai como Toyota estaban en fase de crecimiento.

Cuenta el talento del piloto, su valentía, su agresividad inteligente –es decir, sin pasarse del límite– su experiencia y el conocimiento de los tramos o de las zonas en las que se disputan las pruebas. Eso requiere años de experiencia en el Campeonato y, por tanto, años de inversión en los que creen en ti o esperan poder construir un campeón.

Así, estamos a la espera de que algunos talentos emergentes se consoliden. Kalle Rovanperä u Ollie Solberg son los más conocidos…. pero podrían ser también Jan Solans y Efrén Llarena, si se les apoya como se ha hecho con alguno de los dos anteriores. Luego están los veteranos y emergentes experimentados –Latvala, Sordo, Lappi, Mikkelsen, Meeke, Breen, Evans, etc.–, los que se juegan el 'cotarro'. Un coto todavía más cerrado que la F1 y con muchos menos volantes disponibles.

Es cierto que en este panorama otros grandes pilotos españoles –Nil Solans, Pepe López o 'Cohete' Suárez, por ejemplo– podrían aspirar a estar en el Mundial, aunque sea en WRC2 y consolidarse, pero la vía española siempre es dificultosa.

Citroën ha mirado a su alrededor. Es una marca que quiere ganar o, al menos, estar en la batalla por conseguirlo. Y ha visto que no encuentra un piloto consolidado con garantías de poder asumir el liderazgo y con la decisión de no continuar más allá de 2021 tomada, ¿para que seguir si el papel reservado es el de comparsa? Es en este contexto en el que deben medirse las cosas.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Citroen
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP