Blog de Blancafort

17
Nov
2019

Citroën no quiere un WRC híbrido y se va

AmpliarCitroën no quiere un WRC hybrid y se va - SoyMotor.comCitroën C4 WRC HYmotion4

Citroën abandonará el Mundial de Rallies en 2022, según confirmó un portavoz de PSA Motorsport. Una retirada que puede ser anticipada a 2020 según algunos rumores, que dan asimismo a Sébastien Ogier como nuevo piloto de Toyota, aunque no está nada decidido.

Aunque Linda Jackson, directora ejecutiva de Citroën, ha sido una de las impulsoras de la nueva normativa de los WRC Hybrid y, de hecho, hizo de la electrificación de la categoría una de las condiciones necesarias –aunque no suficiente– para seguir en el Campeonato, la marcha atrás ya es oficial.

No deja de resultar curioso que Citroën fue una marca pionera al presentar en su día un C4 WRC HYmotion4, el primer coche de rallies híbrido, revolucionario para la época, con el que hizo algunas demostraciones. Era un momento el Toyota Prius era prácticamente el único híbrido comercializado y todavía la Fórmula 1 se aprestaba a adoptar el KERS, la primera incursión de la categoría reina del automovilismo en la era híbrida.

Aquel coche, presentado por vez primera a finales de 2018, hizo algunas pruebas con Dani Sordo y Sébastien Loeb. Se basaba en el C4 WRC normal, que tenía tracción a las cuatro ruedas y un motor 2.0 turbo, como correspondía al reglamento de la época, con una potencia en teoría limitada a 300 caballos, aunque posiblemente daban 15 ó 20 más.

La innovación consistía en la aplicación al diferencial posterior de un motor eléctrico de 125 kilovatios –170 caballos de potencia–, con lo que la potencia total podía ser de hasta 500 caballos de potencia, digna de la gran época de los grupo B, mientras que el par superaba los 300 nanómetros. El motor eléctrico podía actuar como generador en las frenadas. Una batería de ion de litio de 990 células estaba situada sobre el depósito de gasolina.

En condiciones normales funciona con el motor térmico, pero al atravesar poblaciones se podía usar el modo eléctrico para hacer el menor ruido posible y en las grandes aceleraciones en tramo, se podía emplear la potencia total, la suma del motor.

"El C4 WRC HYmotion4 encaja perfectamente con el compromiso a largo plazo de Citroën con el deporte del motor y su consecuente política ambiental. Este concepto respalda la política de la marca de concebir automóviles de muy alto rendimiento que respeten el medio ambiente y es el primer paso antes de otros desarrollos que se guiarán por las futuras evoluciones de las regulaciones de la FIA", decía el comunicado de presentación del coche

Obviamente era más pesado que un C4 WRC, casi 120 kilos más. El reparto de pesos también estaba modificado. Dani Sordo, que lo probó en tramo, dijo que era más subvirador que el C4, pero que resultaba muy eficaz.

Pero esta decisión de Citroën, la de pedir el híbrido y en el momento de la verdad replegarse a los cuarteles de invierno, no puede sorprendenos. No es la primera vez que se da en PSA.  En su día Peugeot –otra marca del grupo PSA– desarrolló por completo el primer LMP1 híbrido, el 908 Hybrid, presentado a finales de 2011, después de haber ganado Le Mans con el 908 HDI. Respondía  a las nueva reglas de Le Mans, pero la cúpula de PSA decidió cancelar de golpe, con pilotos ya fichados –entre ellos Marc Gené– y en plena preparación de la temporada 2012.

Parece que el grupo PSA tiene suficiente con su futuro programa de Le Mans con un Peugeot Hypercar híbrido para 2021-2022, es decir una década más tarde, y con la participación de DS en la Fórmula E para defender sus tecnologías de hibridación.

La marcha de Citroën dejaría un hueco enorme el próximo año. Para 2020 hay al menos ocho pilotos de primer nivel buscando volante y quedarían sólo dos volantes libres y, sobre todo, se reducirían de forma notable los WRC en las listas de inscritos.

Los promotores del Campeonato intentan convencer a la marca francesa que retrase su salida hasta finales de 2021, a la espera de que para entonces puedan haber atraído a alguna marca más al Campeonato. Toyota, Hyundai y Ford tienen la intención de seguir en la era de los WRC-H.

Lo que no abandonará Citroën es su programa clientes y continuará ofreciendo el C3 R5 e incluso puede reforzar el desarrollo de este modelo.

En el fondo, querría pensar que Citroën da el mismo paso que cuando pasó del Xsara WRC al C4 WRC. Se tomó un año sabático, dejando que los 'viejos' Xsara fueran alineados de forma privada por el equipo belga Kronos –con Sébastien Loeb, Dani Sordo y Xevi Pons al volante– para poder preparar el C4, pero quizás la falta de competitividad mostrada por el actual C3, al menos frente a Toyota y Hyundai, haya pesado en la decisión.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Citroen
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP