Blog de Blancafort

13
Nov
2019

El minirally de Australia habría sido un buen test

AmpliarEl minirally de Australia habría sido un buen test - SoyMotor.comWRC

La anulación del Rally de Australia era cosa cantada. Los organizadores han intentado por todos los medios mantener la prueba aunque fuera con un recorrido amputado, pero la previsión de una meteorología adversa, favorable a la extensión del fuego, y la declaración de emergencia en todo el estado no dejaban más salida que la anulación.

Los equipos oficiales lo han entendido. Para los privados, un palo. Pero obviamente la situación no dejaba otra salida. Los equipos y pilotos oficiales se reunirán hoy con la comunidad local de Coffs Harbour, donde está el centro neurálgico de la prueba para estar junto a los aficionados y mostrar su apoyo a los afectados, antes de donar todo los alimentos que tenían para el catering de estos días al Centro de Evacuación de la Cruz Roja.

Lamento que no hayan podido hacer la prueba ni siquiera en el formato reducido que se intentó implementar el lunes. Sobre todo porque sentía una notable curiosidad por lo que podía dar de sí el formato con muchas especiales y muy cortas. También porque recordaba a los tramos 'Mickey Mouse' del Rally de Gran Bretaña de los 70, 80 y aún inicios de los 90, en parques públicos y circuitos, pensados para deleite dominical de los aficionados.

En más de una ocasión he pensado que a los rallies actuales les falta ritmo. Las idas y venidas al parque de trabajo y el tiempo de asistencia en los mismos les restan intensidad… Quizás porque recuerdo los tiempos en los que los rallies tenían 70 u 80 tramos, desde luego no menos de 50 y el doble, como mínimo, de kilómetros contrarreloj; cuando no había tiempos muertos para los aficionados porque en muchos casos estaban en marcha tres tramos de forma simultánea.

Son tiempos que no volverán, pero siempre he pesando que es mejor una etapa con tres tramos de 15 kilómetros que uno de 50. La acción es más intensa, más al sprint, no hay posibilidad de recuperar el tiempo perdido ni muchas veces para gestionar. Por eso me interesaba ver cómo salía este 'no-rally' de Australia, con poco más de 90 kilómetros divididos en 21 tramos.

Amán Barfull, el director del Rally RACC Catalunya y por años miembro influyente de las comisiores de rally de la FIA, me explicó claramente las razones por las que esto no volverá, razones puramente financieras. El personal que se precisa para un tramo largo es bastante menor al que se necesita para dos tramos y no digamos para tres, aunque sean cortos. Y no me refiero a controles, sino también a policía, ambulancias, coches de seguridad, etc.

Digámoslo claramente: la organización de un Rally del Mundial no cuesta menos de 2.000.000 euros. Es una cifra que no acaba de cubrirse con subvenciones y patrocinios, ya que en los rallies –salvo excepciones– no se cobra entrada y el club organizador debe poner encima de la mesa una importante suma para cuadrar el presupuesto, así que hay que evitar que el coste de la prueba aumente.

Y el promotor del Mundial, además, pone una serie de condiciones que implican un corsé al recorrido. Por ejemplo, la ubicación y hora de las especiales que se ofrecen en directo por televisión, especialmente la 'power stage', pero ésta ya es otra historia.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Toyota
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP