GP de Alemania F1 2018
Hoy se cumplen 38 años de esta curiosa prueba

Fórmula 1 en enero y el GP de Argentina de 1980

Hace más de siete lustros que la F1 no compite en el mes de enero

Cuando lo hacía, nos dejó algunas de las carreras más icónicas de la historia

AmpliarPodio del GP de Argentina de 1980 con Jones, Piquet y Rosberg – SoyMotor.comPodio del GP de Argentina de 1980 con Jones, Piquet y Rosberg

En toda la historia de la Fórmula 1, sólo ha habido cuatro países del hemisferio sur que hayan organizado un Gran Premio. Ya dejados en el pasado –por el momento aunque sea–, figuran en esta lista Argentina y Sudáfrica. Brasil –aunque parte del país está en el hemisferio norte– y Australia son los otros dos, aún vigentes en el calendario actual de la categoría reina.  

La ventaja de contar con los circuitos de Kyalami, East London, el Autódromo de Buenos Aires, Interlagos, Jacarepagua, Albert Park o Adelaide es que se pueden confeccionar mejor los calendarios porque estos circuitos se pueden visitar en enero, febrero, marzo, abril, noviembre o diciembre, cuando por las frías condiciones, en el hemisferio norte no se podría competir.

Eso nos ha dejado algunos extraños casos donde la Fórmula 1 ha tenido carreras en el mes de enero, aunque desde hace 35 años y 50 semanas que no se da esta situación y hoy en día, el mes de enero es un mero preparativo para la temporada de F1.

Brasil y Australia nunca han organizado una carrera en enero. Ese no ha sido el caso del GP de Sudáfrica, dado que entre 1965 y 1982 organizaron hasta cuatro carreras en el primer mes del año. La primera en East London y las otras tres en Kyalami. Como dato curioso, en 1965 y 1968 se corrió el mismísimo 1 de enero.

Por otra parte, Argentina hizo lo propio desde 1953 hasta 1958 de forma ininterrumpida. En 1960 se corrió en Buenos Aires en la primera semana de febrero. Desde 1972 hasta 1980, de nuevo se corría siempre en enero.

Esa última, el GP de Argentina del 13 de enero de 1980, fue pues el penúltimo GP de F1 organizado en el mes de enero hasta la fecha. Una carrera donde se dieron varios hechos históricos y que hoy, cumple 38 años.

alan_jones_1980_soy_motor_0.jpg

© Sutton Images – Alan Jones en 1980


EL GP DE ARGENTINA DE 1980

Después de una hora, 43 minutos, 24 segundos y 380 milésimas de segundo, Alan Jones llevó a su Williams Ford-Cosworth al primer lugar ante la línea de meta 53 vueltas después de haber pasado por allí por primera vez para sumar los nueve puntos que la victoria otorga.

Esa sería la sexta de las doce victorias del australiano en F1, y una de las más importantes de hecho. En 1980 Jones venció en Argentina, Francia, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos Este. Todo esto, para convertirse en campeón del mundo.

Jones venció con una autoridad incontestable al aventajar en casi 25 segundos a un Nelson Piquet que conseguía la segunda posición y el primero de sus sesenta podios en Fórmula 1. Fue curioso el caso de Piquet porque después de clasificar cuarto, le pidió al equipo que quitase las piezas nuevas del coche porque sufría demasiado subviraje, y quizá fue esa la clave para acabar en el podio.

Pero no sería el único que se llevaba un trofeo de Fórmula 1 por primera vez, dado que Keke Rosberg, con su Fittipaldi Ford-Cosworth, acabó la prueba a casi un minuto de Piquet, pero incluso así, en tercera posición. Rosberg partía 13º en esa carrera.

Argentina también vio como un joven francés de peculiares facciones faciales debutaba oficialmente en una carera de Fórmula 1 defendiendo los colores de McLaren. Una joven promesa que pronto se convertiría en uno de los mejores pilotos de la historia de la F1. Alain Prost.

Fue una carrera donde ni los Ferrari ni los McLaren rindieron al nivel que quizá 'les tocaría'. Por una parte, es verdad que McLaren venía de acabar 7º el Mundial de 1979, pero Ferrari había ganado ese año el Campeonato de Constructores y había hecho doblete en el de pilotos, con Jody Scheckter por delante de Gilles Villeneuve por una diferencia de cuatro puntos.

Scheckter defendía título por primera –y última– vez en Argentina y en la clasificación se quedó fuera del Top 10. Villeneuve, por su parte, clasificó 8º. Esa era una carrera especial para el sudafricano, dado que fue en el Autódromo Almirante Brown donde cumplió su carrera número 100 de Fórmula 1. Ambos Ferrari abandonaron en esa carrera.

alain_prost_1980_soy_motor_0.jpg

© Sutton Images – Alain Prost en su temporada debut con McLaren

 

En cuanto a McLaren, Prost había debutado con la 12º posición en clasificación, justo por detrás de Scheckter. Su compañero de equipo, John Watson, había acabado la jornada clasificatoria en 17º lugar.

Prost llegó esa tarde al hotel para descansar antes de su primera carrera en el Gran Circo. Allí, recibió un telegrama de su buen amigo Hugues de Chaunac –expiloto y posteriormente fundador del equipo Oreca–, que le había dicho: "Tráeme un punto". Y eso fue precisamente lo que Prost consiguió con su sexta posición final en carrera.

No fue una carrera sencilla, porque después de la última sesión de pruebas, el asfalto del Autódromo se levantaba a trozos y a pesar de que los operarios intentaron recolocarlo, algunos pilotos como Jacques Laffite querían suspender la carrera. Suerte que finalmente no lo hicieron. 

Después de la salida, Jones se hizo con el liderato de la prueba -y ya no se bajaría de allí prácticamente–, por delante de Piquet, Laffite, Andretti, Reutemann, Pironi, Scheckter, Prost, Rosberg y Mass.

Piquet estaba sufriendo para mantener su plaza porque Andretti y sobre todo Laffite tenían mejor ritmo que él, aunque Piquet se defendía en las rectas por su mayor velocidad punta. De hecho, sobre la vuelta seis, Laffite adelantaría a Piquet en la horquilla, aunque el brasileño recuperó la posición una vuelta después.

La lucha estaba lejos de acabar, porque en la vuelta nueve Laffite volvió a adelantar a Piquet mientras que los Ferrari recuperaban plazas y Villeneuve justo acaba de adelantar a su compañero de equipo por la quinta plaza.

Piquet estaba en problemas y a punto de perder su posición de podio cuando el héroe local, Carlos Reutemann, intentó adelantarle por el exterior de la chicane del Tobogán, con un ritmo visiblemente más rápido hasta entonces. Sin embargo, el 'Lole' se fue largo en la vuelta once y después de una salida de pista tuvo que parar en boxes y se reincorporó octavo.

A pesar de que las distancias eran amplias, la acción no cesaba en Buenos Aires. Rosberg estaba en séptima posición en el 14º giro de 53 que tendría la carrera, y la opción de podio se alejaba para él. Por delante, Prost patinaba en pista y se llevó un buen susto al pasar por encima del aceite que el Williams de Reutemann había dejado en pista antes de abandonar.

Después de la parada en boxes, Jones iba remontando posiciones con suma facilidad y de deshizo tanto de Villeneuve como de Piquet como si esos apellidos no significasen nada en pista. Adelantó a ambos en la curva a izquierdas de Ombú.

Laffite, que era claramente más rápido que Piquet y que se iba a hacer con la segunda posición sin problemas, abandonó en la vuelta 32 por un fallo de su motor que le dejó tirado en la Recta del Lago.

Así que Jones tenía una victoria clara y sin rivales, porque Villeneuve, que marchaba segundo, perdía constantemente tiempo contra el australiano hasta la vuelta 37, cuando el de Ferrari tuvo que abandonar. La ventaja de Jones sobre Piquet era de 15 segundos.

En tercera posición, Scheckter aguantaba con siete segundos de margen sobre Rosberg. Prost, por su parte, marchaba séptimo por detrás de Daly y Giacomelli. Esa era la primera posición que no otorgaba puntos.

Vuelta 45 de 53 y los motores empiezan a sufrir. Jones teme un posible fallo de fiabilidad y ante las primeras reticencias de su motor, frena su ritmo y permite que Piquet le recorte tiempo por el gran margen que tiene. Por detrás, el motor Ferrari de Scheckter dice 'basta' y fuerza el abandono. Esto permite que Rosberg sea tercero.

Piquet no sólo quería un podio, sino que iba a por la victoria. Estaba a falta de cuatro vueltas a tan 'sólo' cinco segundos de Jones, aunque por intentar forzar su ritmo, sufrió una salida de pista sin mayor gravedad, aunque le obligaría a contentarse con la segunda plaza.

Jones finalmente venció en Argentina bajo la bandera a cuadros que Juan Manuel Fangio agitaba. En el podio, Piquet y Rosberg a sus lados y con Alain Prost en el sexto lugar. Esto declaraba el francés al acabar la prueba: "Esto era mucho más difícil de lo que esperaba".

Al llegar la hotel de vuelta esa noche, el 'Profesor' recibió otro telegrama de Hugues de Chaunac, donde irónicamente le decía: "Ahora quiero dos".

 

 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top