GP Singapur F1 2019 en directo
CURIOSIDAD

Mercedes Clase G: 40 años son sólo el principio

El Mercedes-Benz Clase G comenzó a fabricarse en Alemania en 1979

Ha contado con infinidad de variantes distintas a lo largo de su vida

AmpliarAl Clase G le vuelan los años pero sigue al día y más vivo que nunca - SoyMotor.comEl Mercedes Clase G ha mantenido intacto su espíritu durante cuatro décadas

Uno de los todoterrenos más puros y veteranos del mercado llega este 2019 a su 40 aniversario. Se trata del Mercedes-Benz Clase G, un mito de la tracción a las cuatro ruedas que comenzó a fabricarse en 1979 y que se ha mantenido actualizado y fresco hasta el día de hoy.

La historia del Mercedes Clase G no empieza de una manera convencional. Su desarrollo comenzó en 1972 tras una propuesta del Sha de Irán, en aquel entonces un gran accionista de la marca, para un vehículo militar. Tras un acuerdo entre la marca y la empresa Steyr-Daimler-Puch, ambas concibieron el proyecto bajo la premisa de crear un vehículo eficaz en cualquier tipo de terreno pero sin obviar un comportamiento dócil en asfalto. El primer prototipo comenzó sus pruebas dinámicas en 1974 en entornos tan hostiles como el Sahara y el Círculo Polar Ártico. En 1975 finalmente recibió el visto bueno de producción mientras los servicios militares de países como Argentina y Noruega se hacían con vaias unidades de este todoterreno. El modelo pasaría a producción finalmente en el año 1979 en la fábrica de Graz, Austria

Su presentación tuvo lugar el 4 de febrero de ese mismo año en Toulon, Francia. Un Clase G 460 dio la cara ante la prensa como un coche con 'capacidad sin concesiones tanto dentro como fuera de la carretera'. El diseño de Bruno Sacco se anticipaba robusto, mientras que el interior era espartano porque donde verdaderamente habían centrado los esfuerzos era en el tren motriz. Contaba con una tracción a las cuatro ruedas con un diferencial central con bloqueo del 100%. Desde el lanzamiento hubo variantes de gasolina de 90 caballos y Diesel de 72 caballos hasta una de seis cilindros y 155 caballos que se dejó de fabricar en 1980 y se ofrecía en dos tipos de carrocería, de 2.400 y 2.850 milímetros.

mercedes-clase-g-4-modelos.jpg

A lo largo de los años ha adoptado las últimas soluciones tecnológicas tanto en el campo de la mecánica como otras orientadas al confort. En 1985 adoptó en todos sus modelos los ejes delantero y trasero con bloqueo de diferencial, en 1986 empezó a contar con convertidor catalítico y en 1987 recibió la dirección asistida. Para la década de los 90 recibió la gran novedad en seguridad de su época, el ABS. En 2001 recibió nuevos sistemas de ayuda a la conducción como el ESP, el asistente de frenada y el sistema de gestión inteligente de tracción 4ETS. Ese año, además, se empieza a comercializar en Estados Unidos, país que se vuelve muy importante para el mercado del modelo.

En cuanto a motorizaciones, en 1993 recibió una de sus mayores mejoras al introducirse una versión limitada a 500 unidades con el motor V8 del 500 SE, con 241 caballos y carrocería más larga –con 3,40 metros de batalla– que sirvió más adelante como base para las limusinas encargadas a la marca por jeques de Oriente Medio. En 1999 se presenta el que es entonces el Clase G más poderoso hasta la fecha, con firma de AMG. El G55 AMG monta un V8 con 354 caballos que en 2004 recibirá una actualización mediante sobrealimentación para llegar a los 476 caballos y hasta 500 en 2007. Pero el modelo más brutal llegó en 2002 cuando la firma puso a la venta el G63 AMG V12, con un motor de doce cilindros, 6.3 litros capaz de desarrollar 438 caballos, mecánica a la que con el paso del tiempo han podido llegar a  extraer cifras de más de 600 caballos.

En cuanto a su interior, la firma ofrecía unos asientos Recaro como opción en 1981 y en 1990 ya ofrecía inserciones de madera. Fue entonces cuando comenzó a llamar la atención de clientes algo más refinados y se convirtió en algo más que un burdo todoterreno, orientado también al lujo y a lo exquisito.

Durante su dilatada historia ha contado con infinidad de variantes. Algunas de las más destacadas son su uso como 'papa-móvil' desde el año 1980, el mastodóntico G 63 AMG 6x6 de 2013 y seis ruedas motrices, el lujoso G 650 Landaulet de 2017 con su V12 de 630 caballos y limitado a 99 unidades por el que se han llegado a pagar 1,2 millones de euros o el G500 4x42, que contaba con una puesta a punto más extrema y sobreelevado. Y eso sin contar los distintos preparadores como Brabus, Carlsson o Lorinser que han creado sus propias versiones.

g-63-amg-6x6.jpg

Su última actualización tuvo lugar en Detroit en enero de 2018, cuando se desveló la segunda generación del modelo, denominada como W463, a la venta en España desde los 114.500 euros de la recientemente presentada versión G 350 d con Motor Diesel y 286 caballos hasta los 173.750 euros de la variante más brutal, el G 63 AMG con motor V8 de 585 caballos y que nuestro compañero Rafa Alonso tuvo oportunidad de probar.

mercedes-clase-g-w463-2018.jpg

Tras estos 40 años de historia, sólo queda esperar que le depararán los próximos 40 a este veterano todoterreno. Su futuro tarde o temprano pasará por la electrificación, pero de lo que no hay duda es que lo que no cambiarán serán sus excelentes capacidades off-road, que es para lo que nació en 1979.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Mercedes
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP