INDYCAR

La IndyCar mantiene la hibridación de sus motores para 2022

AmpliarLa IndyCar mantiene la hibridación de sus motores para 2022 - SoyMotor.comMotor Chevrolet en Pocono

La Fórmula 1 y la Nascar han aplazado sus planes de cambios de reglamentos técnicos una temporada, mientras el Mundial de Resistencia también los ha pospuesto, pero en este caso de medio año a cambiar el calendario de la próxima temporada. Sin embargo la Indycar mantiene su calendario para la hibridación de sus coches a 2022, igual que ha hecho el WRC.

La razón es clara: F1 y Nascar saben que en las circunstancias actuales no podrían estar preparados para el próximo año. Confían en que en 2021 se pueda trabajar con cierta normalidad y estar listos en 2022. Así que, empleando la misma lógica –la de un 2021 'normalizado'–, Roger Penske espera estar listo para la fecha prevista originalmente, 2022. La IMSA, de momento, no se pronuncia, pero está claro que los nuevos LMDh, que deben ser su categoría reina, no estarán listos para la prueba inaugural en Daytona. Todavía no está listo el reglamento y eso impedirá que los coches estén preparados para finales de enero.

En cualquier caso, es impresionante el comprobar que la electrificación se impone también en Estados Unidos, un país cuyo máximo mandatario es negacionista respecto al cambio medioambiental, aunque la industria del automóvil vaya en este sentido. Y es que, mal que nos pese, el futuro de la competición es eléctrico o de reconversión en mero espectáculo sin componente tecnológico y sin poder asumir el papel de herramienta de mercadotecnia para las marcas.

De vuelta a la Indycar, los motores nuevos serán 2.4 V6 biturbo de 900 caballos de potencia y con un sistema de recuperación de energía, aunque quizás en los ovales éste sea de efecto casi nulo. Recordemos que en la actualidad los motores son 2.2 V6 biturbo.

"Nuestro tiempo para el cambio tecnológico es más largo que otras categorías, así que podemos centrarnos en la salvación de los equipos este año", señala Jay Frye, presidente de la Indycar.

Eso sí, no descarta tomar más adelante la senda del retraso de un año en las reglas nuevas. Dependerá de la situación general de los equipos. La Indycar es un negocio y nadie debe perder dinero, pero incluso en esto tiene una clara ventaja: los presupuestos de la Indycar son minúsculos con respecto a la F1, casi ridículos y eso allana muchos caminos.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor McLaren
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP