GP Sakhir F1 2020
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

McRae R4: el coche soñado por el campeón de rallies

Sobre la base de un Ford Ka, el R4 aspiraba a ser un coche rápido y económico

La repentina muerte del piloto dio al traste con el proyecto

AmpliarEl McRae R4 quedó como un sueño sin cumplir tras la muerte del piloto en 2007 - SoyMotor.comEl McRae R4 quedó como un sueño sin cumplir tras la muerte del piloto en 2007

Con la base de un Ford Ka, el legendario piloto escocés se propuso crear una máquina de rallies tan demoledora y eficiente en todos los terrenos como un WRC, pero alejada además de cualquier proyecto de marca oficial y con una fracción de su presupuesto. El R4 fue el resultado, un fruto que desgraciadamente no pudo disfrutar como quiso debido a su prematura muerte en septiembre del año 2007.

La historia da comienzo en 2003, cuando Colin McRae va a visitar los talleres de DJM Motorsport, en los cuales sus especialistas terminan de preparar su magnífico ejemplar de Escort MkII para rallies.

El piloto, al llegar, queda prendado de un proyecto sobre la base de un pequeño Ford Ka, al que habían ensanchado de vías y montado la legendaria mecánica Cosworth de los Escort y Sierra. En total 305 caballos y 515 Newton metro. Tras ello se enfrascó en una distendida charla con sus responsables sobre lo difícil que era lidiar en el campeonato mundial con las distintas obligaciones contractuales de pilotar para una marca oficial. En definitiva, de lo liberador que sería conducir un proyecto sin estas ataduras y a un precio lo más contenido posible.

ford-ka-djm-motorsport.jpg

DJM ya tenía sentadas las bases del proyecto con aquel Ford Ka, y únicamente les faltaba la ayuda de un experimentado piloto de rallies para ponerlo a punto, por lo que se sumaron al proyecto de inmediato. Sobre la base de éste, asentaron un chasis tubular de acero, al que se sumaron más tarde mejoras en todos los aspectos: mecánica, frenos, suspensiones, transmisión, etcétera.

El diseño de la carrocería corrió a cargo del conocido desarrollador de videojuegos Codemasters, aunque lo verdaderamente laborioso fue llevar esos paneles del mundo virtual al real. En total, el equipo tardó cerca de 18 meses en completar todos los trabajos. La transmisión sería a través de una caja manual o semi–automática y se podría pedir en formato de dos o cuatro ruedas motrices, en este caso con un diferencial central activo.

En cuanto al aspecto de los motores, estaba previsto que se ofreciera en dos variantes: un cuatro cilindros de 2.5 litros y aspiración natural utilizado en categorías inferiores de competición, con 355 caballos, y un V6 de 3.0 litros y doble turbo. Finalmente, por temas económicos, se decidió por utilizar el primero.

La presentación mundial del primer prototipo funcional se reservó para el Goodwood Festival of Speed de la edición de 2006. El equipo tuvo que darse prisa, y los paneles de la carrocería se terminaron de montar a tan solo dos días antes del comienzo del evento. Por suerte, fue todo un éxito, y el prototipo con el nombre del campeón del mundo de rallies fue una de las mayores atracciones.

mcrae-r4-goodwood-2006.jpg

Ya en el año 2007, el prototipo se encontraba completamente listo y registrado con un peso que apenas rozaba los 1000 kilos. Estaba homologado y, como no podía ser de otra manera, fue entregado al propio Colin para que lo pusiese a prueba en las circunstancias más exigentes. Volvió a Goodwood aquel año, donde se regodeó con donuts delante del público. Curiosamente, Peter Solberg marcó el tiempo más rápido aquel año con el legendario Impreza WRC de Colin, pero a la hora de conducir éste el R4 la gente lo vio calmado y contenido, y aún así se quedó a únicamente un segundo del tiempo de su rival. Al preguntarle por ello, el piloto respondió: ''¡No quiero molestar a los fans tan rápido!''.

Se dice que la primera unidad de producción –a un precio estimado de 255.000 euros al cambio actual– estaba reservada para el buen amigo de Colin, Peter Solberg. El vehículo ya tenía cuatro pedidos en firme y se planeaba en hacer una copa monomarca, pero por desgracia, en septiembre de aquel año el desarrollo se paralizó por completo debido al trágico accidente de helicóptero que se llevó la vida del piloto escocés.

Recientemente, el padre del malogrado piloto, Jimmy McRae, se ha puesto a los mandos del vehículo y ha declarado que "Colin quería ofrecer la experiencia de un WRC por el precio aproximado de un Grupo N. Quería además un coche que supusiera un desafío para el piloto, no entrar y tener todas esas ayudas a la conducción. Y consiguió lo que quería."


Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ford
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP