GP Portugal F1 2020
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Gasolina de 95, 98 y 100 octanos, ¿qué significa este parámetro?

Se trata de un valor referente a la resistencia a la detonación del combustible

No produce cambios apreciables en la conducción ni en las prestaciones

Ampliar¿Qué significa ese número de los surtidores? - SoyMotor.com¿Qué significa ese número de los surtidores?

Desde hace unos meses, es posible en algunas gasolineras españolas repostar con gasolina de 100 octanos. Para muchas personas, tal vez eso les de a entender que, cuanto más alto es este valor, mejor es la calidad de la misma o mayores prestaciones es capaz de extraer del motor. Pero esa explicación no es del todo cierta.

La evolución de los combustibles a lo largo de la historia de la automoción ha sido un camino de mejoras exponenciales en cuanto a términos de efectividad y contaminación. No solo eso, sino que petroleras, estaciones refinadoras y comerciantes de crudo en general han debido adaptarse a las nuevas normas y a los nuevos modelos que han llegado al mercado a lo largo del tiempo.

Actualmente, está completamente extendida la oferta de gasolina de 95 y 98 octanos, pero hace mucho tiempo, la gasolina de 84 octanos era una realidad, cuando los motores no estaban tan ''apretados'' y las relaciones de compresión no eran tan elevadas. Pero vayamos por partes, ¿qué significa el octanaje y cómo afecta al motor de mi vehículo?

En los motores de gasolina, la ignición se produce a través de la generación de una chispa que hace explotar la mezcla en el momento justo. Ello exige que la gasolina tenga una resistencia a la autoinflamación para que la mezcla no estalle por sí sola antes del momento óptimo. Si ésto ocurre, se producen picos de presión indeseados en el cilindro y se da lugar al fenómeno denominado como 'picado de biela', en el que ésta se dobla por las explosiones no controladas.

En este fenómeno de autodetonación se basan las mecánicas Diesel. No precisan de bujías y la explosión se produce por pura compresión de la mezcla, pero para ello, necesitan de grandes relaciones de compresión.

combustion-motor.jpg

El problema está en cómo medir esta tendencia o facilidad a la autodetonación, pues es un parámetro difícil de caracterizar. Es donde entra en escena el Número de Octano.

Este número toma como referencia dos combustibles completamente opuestos desde el punto de vista de la facilidad para la detonación. El n–heptano es muy detonante y tiene un valor en la escala de 0. Por otra parte, el isooctano es muy poco detonante y obtiene un valor de 100. El método para medir el octanaje–estandarizado para todos los combustibles– arroja como resultado un valor con equivalencia en volumen a una mezcla de estos dos combustibles de referencia. Por ejemplo, una gasolina de 95 presenta una resistencia a detonación igual a una mezcla de 95% de isooctano y un 5% de n–heptano.

¿Esto en qué se traduce?  Pues en que, a fin de cuentas, un mayor número de octano conlleva una mayor resistencia al autoencendido y la propagación del frente de llama a la hora de la detonación se realiza de forma más suave, lo que es mejor para la mecánica. Ni el conductor aprecia estos cambios a la hora de la conducción ni muchísimo menos se elevan las prestaciones al repostar gasolina de mayor octanaje, se trata de una leyenda urbana.

gasolina-100-octanos.jpg

Por ello, una gasolina con mayor o menor número de octano no la convierte en una de más o menos calidad. Lo que sí es posible es que para un motor más potente y diseñado para trabajar con altos ratios de compresión sea más adecuado el repostaje con gasolina de mayor octanaje.

EVOLUCIÓN Y OTROS COMBUSTIBLES

A lo largo de los años, son distintos los aditivos que se le han añadido a la gasolina para mejorar esta propiedad. Durante mucho tiempo se logró con la adición del plomo, que a la larga no solo resultó en un peligroso contaminante, sino que dañaba los asientos de las válvulas y estropeaba los catalizadores. Con el tiempo se han reemplazado por compuestos orgánicos como los alcoholes, obtenibles además de recursos no petrolíferos.

Reseñar por último en este aspecto que estos combustibles alternativos como los alcoholes –metanol y etanol– así como los gases GNC y GLP cuentan con números de octano superiores a la centena, lo que quiere decir que los hace prácticamente imposibles de detonar a no ser que se prenda con una chispa.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de RenNisMit
Ah GNC es imposible que cascabele el pistón pero había un inconveniente, el problema se daba en autos con carburador, algunos personajes adelantaban tanto el distribuidor para que el coche tenga la salida del naftero, que al pasarlo nafta cascabelea (pistonea, se autoenciende)
  • 0
  • 0
Imagen de Trompettel
#1 déjalo en E5, cuánto más “E” peor.
  • 0
  • 0
Imagen de Silhouetto
Buen artículo, pero por hacer una puntualización, no se habla nada de el retraso en en cambio de combustibles de E5 y B7 al E10 B10 , se supone que nuestro país esta a la cola en este cambio y que ha lo deberiamos haber hecho pero las gasolineras siguen sin ofrecerlo.
  • 0
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP