GP Portugal F1 2020
CURIOSIDADES

Ford Escort Híbrido: a punto de ser pionero

El Escort Híbrido fue un concepto presentado en 1993

Ofrecía cifras muy actuales, como 50 kilómetros de autonomía o una recarga rápida

AmpliarSe presentaba con carrocería familiar - SoyMotor.comSe presentaba con carrocería familiar

Es una máxima que se impondrá tarde o temprano. En la transición a la movilidad eléctrica, todos los coches pasarán antes por montar mecánicas híbridas. En este camino, todo el mundo considera al Toyota Prius como el pionero, por haber sido el primero de su tipo en comercializarse. Pero ese puesto estuvo a punto de ser ocupado por el Ford Escort.

Actualmente, la oferta de modelos híbridos crece de manera exponencial, prácticamente no hay marca que no ofrezca algún tipo de electrificación en su gama. Son tales las opciones, que incluso se hace difícil distinguir las diferencias entre híbrido convencional, ligero, enchufable o de autonomía extendida.

En la década de los 90, ya había constructores que habían coqueteado con la electrificación pura –ahí está, nada más lejos, el Seat Toledo eléctrico de las Olimpiadas de 1992–, pero rápidamente se hizo patente que la progresión lógica pasaba primero por una propulsión híbrida, que aglutinara las ventajas de ambos mundos. Podemos considerar a Toyota como la primera que logró con éxito trasladar esta idea a producción con su Prius, en 1997. Pero el gigante americano, Ford, no le anduvo nada lejos y pudo habérseles adelantado.

Hay que retroceder hasta el salón de Frankfurt de 1993, donde la marca del óvalo presentaba un Escort con carrocería familiar que, bajo su piel, montaba una mecánica híbrida enchufable. El vehículo en concreto fue un desarrollo en colaboración con la Universidad Politécnico de Aquisgrán, en Alemania, y combinaba un motor 1.2 litros de dos tiempos con tres cilindros y 80 caballos con otro eléctrico asíncrono alimentado por una batería de níquel–cadmio que ofrecía 53 caballos. El peso, se veía incrementado en 200 kilos debido a la pesada batería.

ford-escort-hybrid-esquema.jpg
 

En funcionamiento, el conductor podía elegir el modo en el que deseaba desplazarse, ya fuera con el motor térmico o libre de emisiones –no se podía elegir un modo automático como los coches actuales–. En este último, la autonomía se situaba en unos respetables 50 kilómetros a una velocidad máxima de 100 kilómetros/hora.

Lo más asombroso de todo el conjunto es que podía recargarse al completo en un enchufe doméstico en tan solo cuatro horas, tiempo que se veía reducido a unos 45 minutos si se utilizaba un puesto de recarga rápida.

ford-escort-hybrid-salpicadero.jpg

El coche finalmente no vio la luz verde de producción. Muy posiblemente fuese por ser un proyecto externo en el que únicamente se tanteaba el terreno de la electrificación, pues ni el público ni los fabricantes tenían la necesidad de este tipo de propulsión. Hubiese sido además fabricado en pequeñas series, lejos del propósito de lo que se pretendía con este tipo de movilidad.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Ford
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP