GP Estiria F1 2020
ACTUALIDAD

Depreciación en los coches de lujo británicos: ¿es un buen momento para comprar?

La depreciación en estos modelos llega a superar el 90%

Modelos como el Aston Martin DB9 o el Bentley Arnage son ejemplos de ello

AmpliarEl Aston Martin DB9 de 2004 supuso el reflote de la compañía británica - SoyMotor.comEl Aston Martin DB9 de 2004 supuso el reflote de la compañía británica

Los modelos británicos de marcas como Aston Martin o Rolls Royce fabricados durante la década de los 90 y comienzos del nuevo siglo han sufrido una depreciación con respecto al valor original que en algunos casos supera el 90%, incluso para ejemplares en buen estado. Al ver la tendencia al alza del mercado clásico en los últimos tiempos, vamos a ver algunos ejemplos e intentar descubrir las razones de este hecho.

Puede que el momento que vivimos no sea el más propicio para el sector de la compraventa de vehículos debido a la actual crisis sanitaria. No obstante, la gran mayoría de las marcas ofrecen suculentas ofertas y paquetes de descuento muy apetecibles para quienes pensaban cambiarse de coche antes del estado de alarma.

Los que deseen obedecer a un capricho y comprarse un coche más exclusivo de segunda mano seguramente no encontrarán cambios tan directos con respecto al mercado precrisis. No obstante, hay un sector que ha sufrido una gran depreciación, el de los coches de lujo británicos de los años 90 y mediados de la década del 2000. Modelos de finales de siglo pertenecientes a marcas como Aston Martin o Bentley son conocidos por tener un valor bastante bajo en el mercado de segunda mano en comparación con su precio original, un valor que puede verse reducido incluso más a causa de la crisis del Covid-19. Comprobemos los siguientes ejemplos.

El Aston Martin DB9 llegó en el año 2004 para sustituir al DB7. Inauguró un nuevo estilo estético en la firma, obra del diseñador Henrik Fisker, y se presentaba como el buque insignia de la firma alada que, junto al V8 Vantage, tenía el cometido de rescatarla o llevarla irremisiblemente a la quiebra. El precio original, si aplicamos la inflación de precios al año actual, era de 184.750 euros. Pero, según datos del portal web Hagerty, el valor medio de este modelo durante el pasado año 2019 era de unos 45.000 euros y, si se mira más adelante en el tiempo, algunas casas de subastas estiman el valor en apenas 33.000 euros como mucho, una depreciación del 85%.

Si hacemos una búsqueda rápida por los portales de venta principales descubrimos que, aunque todavía no existe una caída tan descomunal, la media de precios para este modelo en el mercado español es de poco más de 50.000 euros, un dato extrapolable al resto de Europa y que arroja una depreciación del 73%.

Su hermano pequeño, el V8 Vantage no sufre una depreciación tan acusada, aunque no deja de ser remarcable. El precio original en 2006 era de 127.000 euros al cambio actual que, frente a los modelos a la venta actualmente –si tenemos en cuenta únicamente el modelo base con motor V8–, es de alrededor de 50.000 euros de media, una depreciación de aproximadamente el 61%.

Cambiamos de marca para hablar de Bentley y su Continental GT. Lanzado en 2003, el primer modelo de la marca de lujo británica bajo el auspicio de Volkswagen tenía como objetivo globalizar la firma e incrementar sus ventas exponencialmente, y cumplió de largo con las expectativas –de 800 coches vendidos en 2003 a 7.000 en 2004–. Actualmente todavía es el modelo de acceso a la firma, con ofertas de motores tanto V8 como W12.

bentley-continental-gt-depreciacion.jpg

Su concepto era muy parecido al del DB9, aunque donde éste último primaba quizá más las prestaciones, el Continental era un GT de cuatro plazas para desplazarse grandes distancias transcontinentales en poco tiempo, sumergido en el máximo de los lujos. Originalmente su precio era de 184.000 euros, a día de hoy, los precios de unidades en buen estado se colocan en torno a los 32.000 – 36.000 euros. No obstante, hay ejemplares que apenas superan los 20.000 euros. Eso es un descenso en el precio de casi el 90%.

Para finalizar, también se encuentran en este sector los vehículos de lujo puros como los Bentley Arnage y Flying Spur o el Rolls-Royce Phantom. Éste último tiene un valor en el mercado de segunda mano de no menos de 100.000 euros, un precio que aún rebajado en gran medida, puede considerarse demasiado para un capricho.

El Flying Spur, la limusina derivada del Continental GT, tiene un valor actual que ronda los 40.000 euros para unidades en buen estado, en comparación con los 183.500 euros que la marca pedía en 2008 por uno nuevo. No obstante, si hay uno que ha perdido valor con el paso del tiempo es el Arnage.

bentley-arnage-depreciacion.jpg

Fue presentado en 1998 junto a su hermano gemelo, el Rolls-Royce Silver Seraph, primeros modelos nuevos de ambas marcas desde comienzos de los años 80. Bajo sus capós se encontraban mecánicas BMW, tanto V8 como V12. El Silver Seraph se vende actualmente por precios que oscilan entre los 50.000 y los 60.000 euros, debido principalmente a su exclusividad –hubo menos ejemplares–. Por su parte, el Bentley Arnage apenas supera el valor de 30.000 euros e incluso hay ejemplares por menos de 20.000. Ello significa que en estos 20 años se ha dejado en el camino un 93% de su valor original.

La preguna es, ¿cuáles son los motivos para esta depreciación? Los coches no están muy alejados de las prestaciones que ofrecen modelos actuales equivalentes, y el lujo de sus interiores no ha dejado de brillar. La verdadera razón está en el coste de las reparaciones.

En estas máquinas, la reparación de algo tan simple como la junta de culata puede suponer un desembolso de más de 13.000 euros, prácticamente el precio de urbanitas nuevos como el Dacia Sandero o el Toyota Aygo. Además, la mayoría de estos modelos son GT que acumulan gran cantidad de kilómetros, por lo que un fallo puede aflorar en cualquier momento. Es especialmente importante en estos modelos que se facilite el historial completo de mantenimiento a la hora de la compra.

¿Es un buen momento para comprar uno de estos modelos? Si el precio es importante, la respuesta es que sí, los precios de estos modelos están más bajos que nunca y nadie sabe si la crisis sanitaria los desplomará más. Sin embargo, se debe tener claro que una reparación, por pequeña que sea, va a suponer el una factura con muchos ceros.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor Aston Martin
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de KIMI
Que bueno, esto es una ganga para vicesat, lo compra por 20000, un par de arreglos caseros y lo vende cuando vuelva a subir el valor y se forra JAJAJA
  • 4
  • 0
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP