ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Así eran los CSL que BMW ocultó al mundo, Parte I

Las siglas CSL, de 'Competition, Sport and Lightweight', aparecieron por primera vez en 1971

La firma BMW creó hasta cuatro prototipos CSL sin anunciarlo al mundo

Todos ellos destacan por reducir su peso en mayor o menor medida de cara al dinamismo

AmpliarLa colección de modelos CSL propiedad de BMW - SoyMotor.comLa colección de modelos CSL propiedad de BMW

Las siglas CSL han identificado a lo largo de 50 años a las variantes más orientadas a la deportividad del fabricante bávaro. Por extraño que parezca, únicamente han existido de manera oficial tres coches son este sobrenombre, aunque recientemente la propia BMW ha confirmado que desarrolló en secreto hasta cuatro modelos más que jamás vieron la luz ni confirmaron su existencia al público.

No hay duda de que BMW es una de las marcas más fieles a su filosofía y más agradecida para con sus clientes incondicionales. Pero no es menos cierto el hecho de que nos ha privado de modelos muy prometedores, desarrollados en secreto y que ni siquiera ha desvelado públicamente, como por ejemplo el M8 de principios de los 90.

Recientemente, la casa BMW ha hecho las delicias de los aficionados con la presentación del nuevo M3 Touring, el primero de su historia –al menos de manera oficial–, con la carrocería familiar que alberga el mismo seis cilindros en línea con 510 caballos que sus hermanos coupé.

Asimismo, y con motivo entre otros del 50 aniversario de su división 'M', también ha presentado el nuevo M4 CSL, retorno de las siglas mágicas referentes a 'Competition, Sport and Lightweight' que, con 550 caballos, 650 Newton metro y 100 kilos menos de peso, estará limitado tan solo a 1.000 ejemplares. Este será el tercer modelo oficial con esta denominación tras el 3.0 CSL de 1971 y el M3 E46 CSL de 2003. Sin embargo, la marca nos sorprendió hace escasos días al desvelar que, en secreto, trabajó en su día con hasta cuatro variantes CSL, de distintos modelos, que jamás vieron la luz.

 

BMW M3 E46 CSL V8

Comenzamos con la variante más cotidiana del grupo, no porque sea menos espectacular, sino porque deriva del modelo que sí llegó a la calles, el M3 E46 CSL de 2003. Y es que en lugar del seis cilindros en línea de 360 caballos hacía uso de un V8 de 4.0 litros y 432 caballos que denominaron internamente como S65VB40 y que derivaba del S62 montado por los M5 E39 o el Z8.

bmw-m3-csl-v8.jpg

Esta mecánica se había concebido para girar a unos regímenes de revoluciones mayores y, aunque no llegó a comercializarse como tal, sirvió como campo de pruebas para el V10 del M5 E60 del 2005 y el V8 que finalmente se vería en el M3 E90 de 2007. El vehículo como tal era idéntico al CSL de calle, pues la unidad prototipo fue un ejemplar de prensa al que se le instaló directamente la nueva mecánica.

Curiosamente, no era el primer M3 E46 con V8, pues en 2001 la firma ya creó el M3 GT–R Straßensversion para homologar la variante de competición. Esta hacía uso del V8 creado para las carreras, pero con la potencia rebajada a unos 360 caballos. Apenas fueron fabricadas tres unidades con especificaciones de calle, todas ellas en manos del fabricante.

 

BMW M5 E60 CSL

Es la ligereza lo que de verdad otorga el dinamismo que hace brillar a este tipo de coches. La saga CSL se enorgullece de ello, por eso no es de extrañar que a este prototipo de M5 se le retirasen los asientos traseros, se sustituyesen los delanteros por unos Recaro y se recurriera a un techo de fibra de carbono para rebajar el peso del conjunto nada menos que 150 kilos.

Sin embargo, eso no fue todo, pues los ingenieros desarrollaron un nuevo V10 de 5.5 litros que erogaba nada menos que 630 caballos a 8.750 revoluciones por minuto. Para poner en contexto: el M5 comercializado llegaba con el V10 de 5.0 litros y 507 caballos a 7.750 revoluciones por minuto.

bmw-m5-csl.jpg

Otro elemento que cambiaba era la transmisión. Se sustituía la SMG semiautomática de siete relaciones por una nueva de doble embrague capaz de afrontar el torrente de par de susodicha mecánica. Estéticamente se destacaba por presentar una rejilla de ventilación extra en el lugar de la matrícula, con la que refrigeraba el aceite de la nueva transmisión.

Por supuesto, quedó como un prototipo secreto y único, pero según declaran, logró rodar en el Anillo Norte de Nürburgring en un tiempo de 7’50’’, lo que lo convierte en el M5 más rápido en el circuito, solo por detrás de la última generación, la F90.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Tienda SoyMotor BMW
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top
Update CMP